Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme
Un professor de la UNED desemmascara la plataforma '¡Basta ya!'
05 abr 2004
El professor d’Antropologia de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) Juan Aranzadi ha escrit un llarg i duríssim al·legat a El Periódico de Catalunya (5 d’abril) per desemmascarar l’estratègia de la plataforma ¡Basta ya!, arran dels darrers esdeveniments ocorreguts a l'estat, i acusar els seus principals ideòlegs de manipulació interessada i de constituir-se (els que no ho eren ja abans) en moviment de suport al nacionalisme imperialista d'Aznar i el PP.
Fins ara, Aranzadi no havia volgut mullar-se gaire entre ânacionalistesâ? i âno-nacionalistesâ? (segons la terminologia madrilenya), sempre sâha fet dir Juan (i no Jon) i havia repartit llenya cap a totes bandes. Lâany 94 va arribar a escriure un llibre amb Jon Juaristi. Escrivia fins fa poc a El Correo (ara del mateix grup que lâABC). Teniu un resum del pensament dâAranzadi en aquesta entrevista de fa tres anys.

Aranzadi, en la seva denúncia dâavui, esmenta com a principals responsables de lâactual maniobra suposadament âprogressistaâ? i en realitat desestabilitzadora, Fernando Savater i Jon Juaristi (aquests dos prou coneguts per tothom), Antonio Elorza (catedràtic de Polítiques de la Complutense, especialista en el món islàmic), Antonio Muñoz Molina i Iñaki Ezkerra (escriptors) Edurne Uriarte i Carlos Martínez Gorriarán (professors de la UPB), i uns quants mitjans de comunicació . D'aquests mitjans, ABC i La Razón són ânormalsâ? en aquest context, però ja no ho és tant que una persona com Aranzadi esmenti també el diari El País, amb el qual ha col·laborat. De fet, la denúncia contra El País per part dâun articulista que escriu a El Periódico, per temes de nacionalisme, també es pot qualificar dâhistòrica.

Aranzadi denuncia el fets següents:

â âLa unànime i incondicional adhesióâ? dels líders dâaquest moviment âa les mentides i manipulacions polítiques d'Aznar davant la matança d'Atochaâ?.

â El propòsit inconfessat de ¡Basta ya! i el Foro de Ermua per âsubstituir el moviment pacifistaâ? ciutadà en la lluita cívica contra ETA. El menysteniment absolut de plataformes pacifistes històriques com Gest per la Pau i altres.

â âLa promoció i lideratge dâun front constitucionalista PP- PSOEâ? amb la idea que âla defensa âconseqüentâ de la Constitució (progressivament identificada amb el vot al PP)â? és âuna obligació moral de tot aquell que rebutgi el terrorismeâ?; i, per tant, âqui no defensi la Constitució (qui no voti el PP) serà qualificat de còmplice del terrorismeâ?.

â La identificació interessada dâETA i el PNB, amb la idea que el nacionalisme basc, segons ells, âés incompatible amb la democràciaâ?.

â Un intent de âdesideologitzar i etnitzar el terrorisme (ETA passa a ser 'terrorisme basc' i Al-Qaida 'terrorisme islàmic')â? que ha conduït a la creació dâuna nova ideologia, 'lâantiterrorisme', que âal substancialitzar el que és adjectiu i instrumental (les accions terroristes) [...], permet subsumir problemes polítics tan diferents com els que plantegen ETA, IRA, Al-Qaida, la intifada palestina o les FARC colombianes, sota un únic conflicte metafisicoreligiós de caràcter maniqueu: el combat escatològic entre democràcia i terrorisme, entre el bé i el mal.â?

â âL'intent d'anul·lar l'autonomia política del Partit Socialista d'Euskadi [...], tasca en què inicialment va col·laborar amb entusiasme suïcida âper interessos foscos o per simple neciesaâ un ampli i important sector dels socialistes bascosâ?.

â La creació dâuna âguerra patriòtica d'Espanya contra el âseparatismeâ âal principi només basc, aviat també catalàââ? i l'apologia de la unitat d'Espanya, amb un Fernando Savater que ha arribat a denunciar âel gran frau del âprogressisme antiaznaristaââ? i a donar âraons suposadament d'esquerres per votar el PPâ? amb un objectiu polític clar: âperpetuar el PP en el poderâ?, ja que ânomés el PP ha lluitat i lluita contra ETA sense ambigüitats i de forma conseqüentâ?.

â La âinstrumentalització política partidista de les víctimes d'ETAâ?, quan aquestes víctimes es caracteritzen per una enorme pluralitat âsocial, política i ideològicaâ?; en canvi, es converteixen en una mena dââunitat sagradaâ? que parla per boca dels dirigents de ¡Basta ya!, els quals es defineixen a si mateixos com a âvíctimes prospectivesâ? del terrorisme, perquè han estat amenaçats per ETA, i parlen com si ells fossin els únics legitimats a fer-ho en nom de tots. âS'aconsegueix així âexplica Aranzadi en un paràgraf especialment lúcidâ una sacralització d'allò per què suposadament van morir els màrtirs, la Constitució, i es converteix en tabú la seva crítica i en obligació religiosa l'escrupolós respecte de la seva literal integritat: ¿com esmenar ni una coma d'allò per què tanta sang ha estat vessada? Potser no és casual que en el disseny d'aquesta estratègia martiriològica, mimètica de la que va permetre a ETA als seus inicis sacralitzar la seva causa, hi hagin participat tants exetarres.â?

â La promoció d'un âestil de pràctica, d'organització i de lideratge polítics d'inequívoca aroma feixistaâ?. Ãs un âmoviment nacional per sobre dels partits" liderat per algú que pot âexigir adhesió incondicional a la seva persona i una submisa acceptació, sense cap mena d'indici de crítica, de les seves idees-ordres i les seves condemnes i anatemes.â? Ãs un nou âMovimiento Nacional... Constitucionalistaâ?.

Lâarticle és molt més llarg que aquest resum apressat (és un dels articles dâopinió més llargs publicats mai a El Periódico), però crec que valia la pena fer lâesforç dâextractar-lo aquí, perquè sembla que pot marcar un abans i un després en determinats corrents de pensament dâEuskadi.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Un professor de la UNED desemmascara la plataforma '¡Basta ya!'
05 abr 2004
YA BASTA DE ¡BASTA YA!
El 'constitucionalista' ha sido un movimiento de apoyo al nacionalismo belicista de Aznar y a sus mentiras y manipulaciones
Juan Aranzadi (El periódico) [05.04.2004 22:40] - 20 lecturas - 7 comentarios



JUAN ARANZADI
PROFESOR DE ANTROPOLOGÃ?A DE LA UNED

La unánime e incondicional adhesión de los líderes de ¡Basta ya! a las mentiras y manipulaciones políticas de Aznar ante la matanza de Atocha invita a hacer un análisis de lo ocurrido entre las jornadas de Ermua y las jornadas de Madrid. Ese análisis permite llegar a una conclusión sobre cuál es la principal novedad que introducen en la lucha ideológica y política contra el terrorismo de ETA (y contra el nacionalismo vasco democrático) los nuevos grupos, como Foro de Ermua o ¡Basta ya!, que --tras las jornadas de Ermua-- aspiran a superar y sustituir al movimiento pacifista en la lucha cívica contra ETA, promoviendo y liderando el frente constitucionalista PP-PSOE cuyo democrático declive se inicia con su derrota en las elecciones autonómicas vascas y se consuma en las recientes elecciones generales.


Esa novedad es la resultante de la conjunción y síntesis de varias innovaciones ideológicas y políticas que pueden darse (y de hecho se dan) de forma independiente en distintos sectores del movimiento constitucionalista y que sólo se suman y unifican en sus promotores y líderes más consecuentes, derechistas, lúcidos y cínicos:

Falaz amalgama entre ETA y PNV

1.-- La promoción propagandística de la amalgama política entre ETA y el PNV, paralela a la amalgama ideológica entre terrorismo y nacionalismo étnico.


La falaz consideración de que el terrorismo etarra es una consecuencia necesaria de la ideología etnista del nacionalismo vasco y de que este último es incompatible con la democracia es paralela --en autores como Antonio Elorza-- a la falaz identificación entre terrorismo e islamismo y a la defensa de la incompatibilidad entre la democracia y el islam.


Paradójicamente, esta condena de sólo determinadas ideologías y opciones políticas --el nacionalismo vasco y el islam-- como intrínsecamente terroristas (olvidando o silenciando que también grupos judíos, protestantes, católicos, nacionalistas españoles y ultrademócratas estadounidenses han realizado acciones terroristas) sirve de puente para desideologizar y etnizar el terrorismo (ETA pasa a ser terrorismo vasco y Al Qaeda terrorismo islámico) y permite que se instale en el frente constitucionalista la ideología antiterrorista, una ideología mixtificadora que, al sustancializar lo adjetivo e instrumental (las acciones terroristas) y esencializarlo como sujeto transcendente omnipresente (el terrorismo), permite subsumir problemas políticos tan distintos como los que plantean ETA, IRA, Al Qaeda, la intifada palestina o las FARC colombianas, bajo un único conflicto metafísico-religioso de carácter maniqueo: el combate escatológico entre democracia y terrorismo, entre el bien y el mal. Por esta vía ideológica, tras el 11-S, Bush se convierte en el líder natural del frente constitucionalista y de ¡Basta ya!: Aznar lo era ya desde sus orígenes.

Guerra patriótica al separatismo

2.-- El intento de anular la autonomía política del Partido Socialista de Euskadi (y, a su través, del PSOE todo) absorbiéndolo en un frente constitucionalista hegemonizado por el PP y cada vez más rabiosamente nacionalista español, tarea en la que inicialmente colaboró con entusiasmo suicida --por intereses oscuros o por simple necedad-- un amplio e importante sector de los socialistas vascos encaramado a la mismísima dirección del partido.
Lo que empezó presentándose como una defensa política de la democracia y de la Constitución contra el terrorismo pronto empezó a revelarse como una guerra patriótica de España frente al "separatismo" --al principio sólo vasco, pronto también catalán-- y no tardamos en ver cómo intelectuales con un notorio pasado aberzale y/o socialista, como Jon Juaristi y Edurne Uriarte, se entregaban a la regeneración ideológica del nacionalismo español y a la apología de la unidad de España amenazada, mientras que otros intelectuales de pasado ácrata, como

Fernando Savater, sin llegar tan lejos y aparentando mantener un vínculo ideológico con ese pasado, denunciaban airados el gran fraude del "progresismo antiaznarista" y enarbolaban razones supuestamente de izquierdas para votar al PP.

Lo ocurrido en los días posteriores al 11-M y los pronunciamientos periodísticos sobre esos sucesos --en El País, en ABC y en La Razón-- de miembros y simpatizantes de ¡Basta ya! como Martínez Gorriarán, Iñaki Ezkerra, Jon Juaristi, Fernando Savater y Antonio Muñoz Molina, dejan muy pocas dudas acerca de cuáles habían llegado a ser los reales objetivos políticos del movimiento constitucionalista: perpetuar al PP en el poder.

Identificación de la Constitución con el PP

3.-- El intento de capitalización e instrumentalización política partidista, en beneficio del PP, del creciente rechazo ético a los crímenes de ETA que se había ido produciendo en la sociedad vasca y en cuya promoción y extensión habían jugado un papel esencial --a lo largo de muchos años y disputándoles la calle a las huestes batasuna-- grupos pacifistas como Gesto por la Paz, a los que los nuevos héroes de la lucha antiterrorista desprecian, repudian e intentan marginar socialmente.

Una campaña mediática intenta, y en gran medida logra, grabar en la mente de los españoles la falsa idea de que "sólo el PP ha luchado y lucha contra ETA sin ambigüedades y de forma consecuente".

Paradójicamente, lo que ¡Basta ya! se empeña en presentar como una superación política del previo rechazo sólo ético del terrorismo de ETA encubre en realidad la moralización de una opción política partidista: la defensa "consecuente" de la Constitución (progresivamente identificada con el voto al PP) se presenta fraudulentamente como una obligación moral de todo aquel que rechace el terrorismo. Con el corolario obvio de que quien no defienda la Constitución (quien no vote al PP) será calificado de cómplice del terrorismo. En esta operación desempeña un papel esencial la cínica utilización de las víctimas del terrorismo.

Instrumentalización de las víctimas

4.-- La instrumentalización política partidista de las víctimas de ETA, cuya enorme diversidad social, política e ideológica (lo único que tienen en común todos los asesinados por ETA es que a todos los ha asesinado ETA) se transmuta en unidad sagrada y en comunión de los santos --de la que se apresuran a beneficiarse los vivos-- mediante su transubstanciación ideológica en mártires de la Constitución que interpelan a los votantes desde el otro mundo --exigiendo el voto para el frente constitucionalista (para el PP)-- a través de sus representantes sacerdotales en éste: los líderes de ¡Basta ya!, ungidos con el óleo sagrado de la amenaza de ETA que les convierte en "víctimas prospectivas" con un pie en este mundo y el otro en comunicación mística con las víctimas efectivas, con los muertos.

Se logra así una sacralización de aquello por lo que supuestamente murieron esos mártires, la Constitución, y se convierte en tabú su crítica y en obligación religiosa el escrupuloso respeto de su literal integridad: ¿cómo enmendar una tilde de aquello por lo que tanta sangre ha sido derramada? Quizá no sea casual que en el diseño de esta estrategia martirio-lógica, mimética de la que permitió a ETA en sus inicios sacralizar su causa, hayan participado tantos exetarras.

Uno de ellos, Jon Juaristi, convertido al judaísmo y al sionismo, bautizó a los constitucionalistas, ebrio de retórica, como "los judíos de Euskadi". Tan desatinada analogía (ETA siempre ha estado, afortunadamente, muy lejos de ser un Estado y los judíos alemanes, desgraciadamente, jamás disfrutaron, como los constitucionalistas en Euskadi, de la protección de un Estado infinitamente más poderoso que quienes les perseguían) sólo adquiere sentido si se piensa que el modelo primigenio, nada inconsciente, de esa necrófila operación de márketing político con las víctimas de ETA es la capitalización de las víctimas de la Shoah por los líderes sionistas que construyeron el Estado de Israel: la inmensa mayoría de esos millones de muertos, de los que tantos réditos ha obtenido el Estado sionista, no eran sionistas y sólo se convirtieron en judíos étnicos porque así lo decretó el antisemitismo nazi.

Movimiento nacional de aroma fascista

5.-- La promoción de un estilo de práctica, de organización y de liderazgo políticos de inequívoco aroma fascista.
Muy poco democrático es el olor que despide un "movimiento nacional por encima de los partidos", liderado por un héroe cuyo arrojo, sacrificio, gallardía y valor en la guerra contra el terrorismo le sitúa por encima de los candidatos a lendakari cuyas manos y partidos unifica y sintetiza, y le autoriza a exigir adhesión incondicional a su persona y sumisa aceptación, sin asomo de crítica, de sus ideas-órdenes y sus condenas y anatemas.
Quien mejor representa la novedad aportada por la síntesis "sin complejos" de estas cinco innovaciones del movimiento nacional constitucionalista a la ideología antiterrorista es sin duda Jon Juaristi, quien --no contento con pasar de la crítica del imaginario nacionalista vasco en El linaje de Aitor a la reinvención del imaginario nacionalista español en El sueño de la España ancestral-- no ha tenido empacho en aplaudir públicamente en artículos de prensa los asesinatos premeditados de palestinos por el Gobierno de Sharon y su política terrorista de limpieza étnica ni en declararse --en La tribu atribulada y en numerosos artículos-- admirador y seguidor de la derecha neoconservadora norteamericana y decidido partidario de la política imperial y belicista de EEUU.

El artículo que Jon Juaristi publicó en ABC al día siguiente de la matanza de Atocha, en el que se lamentaba chulescamente por su "acierto" al predecir la autoría de ETA ("ya indistinguible --aseguraba-- del terrorismo islámico en sus formas de actuación") y llamaba a votar al PP y a recordar y maldecir para siempre, en nombre de los muertos de Atocha, los vilipendiados nombres de quienes nos habíamos atrevido a opinar que el poder mortífero de ETA estaba seriamente menguado, es una desoladora prueba de los extremos de ceguera, de servilismo y de vileza a que han llegado algunos constitucionalistas que llaman "antiterrorismo" y "defensa de la democracia" a la apología del nacionalismo belicista español, estadounidense y sionista de Aznar, de Bush y de Sharon.
Re: Un professor de la UNED desemmascara la plataforma '¡Basta ya!'
05 abr 2004
no trobo l'article d'en Juan Aranzadi al Periódico de Catalunya... algú té l'enllaço?
Re: Un professor de la UNED desemmascara la plataforma '¡Basta ya!'
05 abr 2004
http://www.contrastant.net/hemeroteca/aranzadi.htm
Re: Un professor de la UNED desemmascara la plataforma '¡Basta ya!'
05 abr 2004
en castellà: http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=5&idioma=CAS&idno

en català: http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=5&idioma=CAT&idno
Re: Un professor de la UNED desemmascara la plataforma '¡Basta ya!'
05 abr 2004
Fascistas por la Pasta...intelectuales pesebreros del PP,esbirros del Poder...Ahora que han perdido los suyos¿de qué pesebre comerán?
Re: Un professor de la UNED desemmascara la plataforma '¡Basta ya!'
05 abr 2004
PP FRANKISTES DE MERDA!!!
ELS PAÃ?SOS CATALANS...ENDAVANT!!!
Re: Un professor de la UNED desemmascara la plataforma '¡Basta ya!'
05 abr 2004
No només el Pp, que el PsoE hi està emmerdat fins al coll. No fa gaire en Zapatero encara es manifestava amb aquesta gent i els de la Falange pels carrers del País Basc "contra el terrorismo y por su constitución" o alguna conya similar.

Cal recordar també que tot això neix i es fomenta des del "Pacto por las libertades" que van signar el Pp i el PsoE. I que jo sàpiga encara no l'han trencat oi?

Aquesta és la seva democràcia nazional-constitucionalista!
Re: Un professor de la UNED desemmascara la plataforma '¡Basta ya!'
06 abr 2004
El título en castellano y la redaccion en catalán...cuanto pajeo linguistico habitualmente :P
Re: Un professor de la UNED desemmascara la plataforma '¡Basta ya!'
06 abr 2004
no he dicho nada
Re: Un professor de la UNED desemmascara la plataforma '¡Basta ya!'
06 abr 2004
Joder como son algunos; las pajillas se las deben hacer viendo como son de superingeniosísimas sus bromas. Desde luego que te superas, te lo dice un gnomo de verdad. Un dia te quejas de que escribimos en catalán y no lo entiendes, otro día te extraña que el título esté en castellano y el texto en catalán. A tí el tema este del catalán de pone, ¿no?
Sindicat Terrassa