Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: altres temes
El día en que Izquierda Unida desapareció
31 mar 2004
El día en que Izquierda Unida desapareció
El día en que Izquierda Unida desapareció
Pascual Serrano
Rebelión

La coalición Izquierda Unida no es que tenga cinco diputados en el Congreso, sólo son tres, porque dos corresponden a Iniciativa per Catalunya-El Verds, es que tampoco tiene portavoz porque es un miembro de esta última organización la persona asignada. Ningún representante, ni elegido en la última Asamblea Federal, ni miembro de Izquierda Unida será la cara visible de la organización en la Cámara.

Pero lo más importante vino después. El martes treinta, militantes, miembros de la Permanente -máximo órgano-, eurodiputados y trabajadores de la sede Federal se enteran por la prensa de que la "dirección" de IU ha propuesta al ex fiscal anticorrupción Jiménez Villarejo como cabeza de lista a las elecciones europeas. A las nueve de la mañana, Iñaki Gabilondo, en la Ser, entrevista al ex fiscal y confirma que acepta.

El día anterior por la tarde, en un momento en que las redacciones de algunos periódicos ya conocían la propuesta de IU a Jiménez Villarejo, el boletín de la coalición IU al Día, informaba a sus sucriptores/militantes/simpatizantes, por ejemplo, del velódromo del barrio madrileño de Carabanchel. Al parecer era algo más importante a transmitir a sus militantes que la propuesta de candidato a las europeas.

Por la tarde del martes ya todos los medios, desde televisiones y radios a teletextos o medios electrónicos y agencias recogen la propuesta de candidatura que ya dan por segura. Algunos ingenuos esperamos que Izquierda Unida envíe algún email informando, ante su ausencia entramos en la web de la organización federal, en el apartado "últimas noticias", lo más reciente es del día 25 de marzo, hace cinco días.

Entre los medios que recogen la información, descubro que el diario catalán La Vanguardia señala al final de la noticia que la Comisión Permanente de Iniciativa per Catalunya-Els Verds (ICV) ha ratificado un acuerdo que "también contempla una candidatura única en las elecciones europeas y que estará encabezada por el ex fiscal jefe de Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo. El siguiente puesto en la lista estará ocupado por alguien designado desde ICV".

Es entonces cuando entro en la web de ICV y descubro una nota de prensa titulada (traduzco del catalán) "IC valora muy positivamente que Jiménez Villarejo encabece la lista única con IU para las elecciones europeas". Posteriormente recuerda que ya Villarejo apoyó un manifiesto de apoyo a la candidatura de Joan Saura al Parlamento de Cataluña. El número dos -afirman- será Raúl Romeva, miembro de ICV.

Algunos militantes indignados amenazan con irse de la coalición. Yo les recuerdo que no hace falta, Izquierda Unida ya no existe.



-----------------


Varios sectores de Izquierda Unida critican la designación de Jiménez Villarejo para la candidatura europea


Rebelión/El Mundo

Representantes de los sectores críticos de Izquierda Unida expresaron ayer su disconformidad con la designación del ex fiscal jefe Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo como cabeza de lista de IU-IC para las próximas elecciones europeas, afirmando que esa decisión ha sido tomada sin contar con los órganos de dirección y sin conocer el posicionamiento de Villarejo ante la UE y la futura Constitución europea.

Susana López, miembro de la Plataforma de la izquierda, de la Permanente, de la Presidencia y del Consejo Político Federal, considera "inadmisible que los componentes de los máximos órganos de dirección de IU se enteren por la prensa de las decisiones más importantes que a lo largo de los últimos años se vienen tomando en esta formación, cuyos resultados electorales hablan por sí solos".

Según Susana López, "Gaspar Llamazares viene funcionando, sistemáticamente, con un grupo afín de consejeros y asesores, al margen de los órganos y de la organización misma, que sólo son convocados para refrendar y dar legitimidad a hechos ya consumados, bajo el chantaje de no dañar su imagen pública. Así ha ocurrido con la puesta en escena de la VII Asamblea, donde un vídeo que negaba una parte importante de la historia de IU tuvo que ser retirado entre abucheos, o con la reciente campaña electoral, sobre cuyos desastrosos resultados para IU nadie quiere asumir responsabilidades. Y ahora sucede con las negociaciones con IC-V para la formación de grupo parlamentario y con la candidatura para las próximas elecciones europeas"

En relación con estas últimas y los anuncios de candidatos hechos públicos ayer 30 de marzo, Susana López ha criticado que haya "propuestas en firme para el primer y segundo puestos, sin que siquiera exista esbozo de programa ni se haya consultado para nada a la organización". Este sector de Izquierda Unida, denominado Plataforma de la Izquierda ya votó en contra del informe del Coordinador General en el Consejo Político Federal y defendió la necesidad de una Asamblea Extraordinaria. Ahora, afirma López, "exigirá que las bases de la organización tengan la más amplia participación y sean consultadas sobre todos los extremos de la campaña (programa, composición de la candidatura, etc.) y que las decisiones se sustenten en dicha consulta y en el debate de los órganos legítimos de dirección".

Pero no ha sido esta la única voz crítica. La portavoz de Corriente Roja, Angeles Maestro, reconoció su «estupefacción» ante el anuncio de Gaspar Llamazares, y recordó que el consejo político de la formación se reunió el pasado sábado y no se mencionó el asunto.

Aunque subrayó su «máximo respeto» hacia Villarejo, recalcó que su elección es «una decisión unipersonal» de Llamazares «en una búsqueda desesperada de buscar legitimidad en imágenes o algún famosillo». En el mismo tono crítico, afirmó que antes hubiera sido necesario conocer la opinión de Villarejo sobre el futuro de Europa, la Constitución europea y el programa de IU en este tema.

El propio colectivo Corriente Roja elaboró un comunicado en el que critica que "trasladar la propuesta de candidatura a los medios de comunicación, 48 h. después de haberse reunido el CPF (máximo órgano entre congresos), es someter a los órganos de IU a una nueva humillación inaceptable". Para este colectivo "la propuesta de Jiménez Villarejo es una nueva imposición de IC que Llamazares pretende presentar ante IU como un hecho consumado".

Las críticas de este grupo de Izquierda Unida van más allá: "La degradación de IU está alcanzando cotas inéditas. Anteponer el cabeza de lista al debate programático, máxime para las próximas elecciones europeas cuando IU no ha fijado aún posición frente a la Constitución europea, supone la negación del patrimonio de dignidad política de una organización que hacía gala de anteponer su programa a cualquier tipo de negociación o de elección de personas".

Según el comunicado "la obsesión por buscar a toda costa caras conocidas sin contrastar las opiniones políticas de l@s propuestos y sin posibilidad de establecer compromiso programático alguno, pone de manifiesto una desesperada búsqueda de legitimidad en la fama de l@s candidatos, en el espectáculo en definitiva, en detrimento de la tan cacareada reconstrucción democrática de la organización".

Corriente Roja considera que "la primera gran responsabilidad de IU ante las elecciones al Parlamento europeo es pronunciarse contra la Constitución europea e incorporarse a la Campaña estatal constituida al efecto y que convocará manifestaciones en todos los países europeos el 9 de mayo, tal y como se acordó en el Foro Social Europeo. La negativa a pronunciarse sobre este tema antes de las elecciones generales, para evitar distanciarse del PSOE, ya ha pagado un elevado coste de credibilidad y coherencia ante los movimientos sociales. Insistir en la indefinición, como propuso Llamazares en el CPF, solo servirá para reafirmar la subalternidad de IU y su viaje a ninguna parte".

Por su parte, Jaime Pastor, de Espacio Alternativo, también mostró su respeto por la figura de Villarejo pero cree que Llamazares comete «un grave error» al proponerle porque «no da el perfil». En este sentido, hubiera sido más oportuno «alguien representativo de los movimientos sociales y con una posición crítica hacia el proyecto de construcción y Constitución europea».

La candidatura europea y el acuerdo con IC deberán ser aprobados por el consejo político, que podría celebrarse para tal fin en menos de dos semanas y que tendría carácter de conferencia, lo que supondrá una mayor participación y posibilidad de debate.

El propio Jiménez Villarejo confirmó ayer por la mañana que había aceptado la oferta de IU-IC para encabezar la lista de la coalición.Jiménez Villarejo aseguró que su respuesta «positiva» está condicionada a que se respete su estatus de independiente en el grupo parlamentario en el que integre, si finalmente resulta elegido y a que disponga de la «libertad suficiente» para afrontar los temas «fundamentales en la construcción de Europa».

This work is in the public domain
Sindicat