Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: laboral : amèrica llatina
Bolivia: minero se inmola en el congreso
31 mar 2004
Acción suicida de Eustaquio Picachuri Coriaca, de 47 años, ex empleado de la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL).

La explosión ocurrió la planta baja del anexo al edificio central del Congreso aproximadamente a las 15:05. Cinco minutos atrás, el presidente Carlos Mesa había salido de Palacio de Gobierno por la calle Ayacucho, una calle que usualmente es de ingreso a la Plaza Murillo.

El ex trabajador se declaró parte de la llamada "generación sandwich", resultado de la reforma de privatización de las pensiones aplicada en el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada que dejó a muchas personas sin capacidad de acceder a la jubilación.

El presidente boliviano, Carlos Mesa, que se encaminaba en el momento de la explosión a presenciar el partido de fútbol entre las selecciones de Bolivia y Chile, convocó a una rueda de prensa en la que aseguró que la acción del suicida no tenía "ninguna connotación política" y que se trataba de "un hecho completamente aislado".
Un ex obrero de la empresa minera estatal de Bolivia se inmoló en el edificio del Congreso al detonar una carga de dinamita que llevaba adherida a su cuerpo, provocando la muerte de dos policías que intentaban una salida negociada a sus demandas.

La explosión, que hirió al menos a diez policías, ocurrió a las 15.05 hora local (20.05 en la península) por la acción suicida de Eustaquio Picachuri, de 47 años, ex empleado de la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL), que hizo detonar aproximadamente diez cartuchos de dinamita a unos 50 metros del Palacio de Gobierno.

El ex minero había llegado al Legislativo al mediodía, pero no pudo superar el puesto de control de la planta baja del edificio anexo, ubicado detrás del Parlamento, donde los policías encargados de la seguridad le descubrieron los explosivos.

Los guardias no pudieron expulsar a Picachuri y, tras desalojar a los legisladores y al personal administrativo, un grupo especial de la Policía y expertos en explosivos de la Unidad de Bomberos intentaron sin éxito que desistiera de su actitud.

La alarma obligó a suspender la sesión en la Cámara de los Diputados, donde en ese momento se efectuaba una interpelación al ministro de Desarrollo Económico, Xavier Nogales.

Uno de los primeros en conversar con Picachuri fue el comandante de la Policía Boliviana, Jairo Sanabria, quien constató que el ex minero llevaba una decena de cartuchos de dinamita debajo de su chamarra y en la mano derecha sostenía un detonador.

Una devolución anticipada

El ministro de Gobierno (Interior), Alfonso Ferrufino, informó de que el desempleado reclamaba una renta anticipada o la devolución de sus aportes al sistema de jubilación y otra para la viuda de su hermano fallecido hace doce años para subsanar su falta de trabajo desde hace varios años.

Además del obrero inmolado murieron dos policías, entre ellos el jefe de la Unidad 'Pumas' que vigila el Parlamento, cuando intentaban convencer al suicida de que desistiera de su amenaza.

Los policías fallecidos fueron identificados como el coronel Marvel Flores, jefe de los 'Pumas', y el cabo René Amurrio, integrante de la misma sección.

La explosión causó también heridas en otros diez policías, de los cuales tres fueron hospitalizados en estado grave, entre ellos el coronel Juan Carlos Saa, director nacional de Inteligencia.

Flores y Saa habían conducido durante casi tres horas una negociación con el obrero para satisfacer sus demandas.

La explosión causó la destrucción casi total de las instalaciones de la primera planta del edificio anexo al Congreso, cuyos restos quedaron esparcidos en la calzada de la calle Comercio, frente a la Prefectura (Gobernación) del departamento de La Paz.

Tras la deflagración, los policías hicieron detonar la carga de dinamita que el suicida llevaba en una mochila en la espalda y que no llegó a explotar.

Un suceso aislado

El ministro Ferrufino subrayó que la inmolación del minero fue consecuencia de "peticiones personales" planteadas a la Dirección Nacional de Pensiones, al margen de la normativa vigente, y dijo que no tenía vínculos con organización alguna.

El presidente de la Nación, Carlos Mesa, visitó a los policías heridos y aseguró que el suceso "ha sido un hecho absolutamente aislado. No está referido a ninguna situación que pudiera crear zozobra e inseguridad" en el país.

"No hay ningún tipo de connotación política ni de otra naturaleza" relacionada con la decisión del obrero, declaró el mandatario a los periodistas.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Trabajadores Mineros sin Jubilación, Félix Condarco, declaró que la actitud de Picachuri será imitada por otros ex trabajadores de COMIBOL que no tienen respuesta de las autoridades.

"Sólo pedimos lo que nos corresponde. Vamos a terminarnos así como lo hizo el compañero Eustaquio, si el Gobierno y sus funcionarios no entienden (las demandas)", advirtió.

This work is in the public domain
Sindicat