Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: altres temes
MUCHO DOLOR Y MAS GANAS DE SOLUCION
29 mar 2004
Ante los retratos de Angel Berrueta y Kontxi Sanchiz, dos pebeterosencendidos significaron que mucho de ellos queda vivo. Tras estasdos «muertes anunciadas», el movimiento pro-amnistía resaltó ayer enIruñea que la solución al conflicto es más urgente que nunca, y secomprometió a impulsarla. Los siete hijos e hijas de los fallecidos trasel 11-M agradecieron el apoyo; la Policía, por una vez, les dejó en paz.
Del Gara de hoy .

Pese a que no paraba de caer agua y nieve, los pebeteros encendidos ante las fotografías de Angel Berrueta y Kontxi Sanchiz no se apagaron en ningún momento. Las llamas quedaron como el símbolo de que ninguno de ellos se ha ido del todo, aunque su corazón dejara de latir hace dos semanas en Iruñea y Hernani. De hecho, uno de los hijos del dueño de la panadería de Donibane aseguró que «a todos los que estáis trabajando para que se haga justicia, Angel os va a echar una mano». Y gritó su nombre y el de Kontxi con toda la rabia que llevaba dentro.

En el acto convocado por el movimiento pro-amnistía para recordar a los dos vascos fallecidos tras aquel «a por ellos» que se prolongó durante cuatro dias, portavoces de Etxerat se comprometieron también a tenerlos siempre muy presentes. «Vendréis con nosotros en cada uno de los pasos irreversibles y definitivos que vamos a dar», aseguró Gloria Rekarte.

Desde Gurasoak, el organismo en el que se integró decididamente Berrueta cuando detuvieron a dos de sus hijos hace unos años, se reclamó igualmente diálogo y abrir caminos de solución de una vez por todas. En Iruñea, entre las casi 1.000 personas reunidas en una mañana de perros, se sentía el dolor, pero se apostaba por convertirlo en acicate de solución más que en ansia de venganza.

Se subrayaron, eso sí, las responsabilidades de estas dos muertes, en ningún modo casuales como se recordó desde Gurasoak. Una de las madres del colectivo recordó que hace casi 20 años en Nafarroa ya había un presidente que instaba a escupir a los abertzales por la calle. En varias intervenciones se apuntó que ahora otro lehendakari reparte patentes de vascos y etiquetas de «alimañas». Y se recordó que desde Madrid el «A por ellos» de julio de 1997 se escuchó de nuevo el pasado 11-M, mirando directamente a Euskal Herria. «Nos pusieron en el punto de mira». La constatación fue contestada con gritos de «Herriak ez du barkatuko!», «Policía asesina» y «Zipaioak hiltzaileak».

Otro ex preso, Oskar Bizkai, remarcó la actitud de partidos y medios de comunicación que dirigieron aquella «mentira calculada» contra gentes como Berrueta y Sanchiz, pero que antes también descalificaron la tregua de ETA en Catalunya, y cualquier otro camino hacia adelante. Y alertó de que «no hay que relajarse, porque seguro que tienen nuevas ofensivas represivas en marcha».

El acto evidenció además el enfado de quienes ni siquiera pueden enterrar a sus muertos en paz: «¿Dónde están ahora las concentraciones? ¿Y las señales de duelo? ¡Habéis llegado hasta a reventar los homenajes! Hace tiempo que sabemos que no todas las vidas tienen el mismo valor para vosotros», afirmaron los portavoces de Etxerat en referencia a Ibarretxe.

La Policía española se limitó esta vez a controlar el acto a cierta distancia. No obstante, a primera hora de la tarde muchos de los que retornaban hacia otros herrialdes tuvieron que pasar al menos dos controles de la Guardia Civil en la A-15. Incluso algún autobús de línea fue registrado. -


http://www.gara.net/orriak/P29032004/art76426.htm

This work is in the public domain
Sindicat