Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: altres temes
Sobre la no condena a ETA.
26 mar 2004
A Carlo Frabetti, Santiago Alba y al resto de "intelectuales de izquierda" que piensan que no se debe condenar los atentados de ETA.
Carlo Frabetti ha explicado muchas veces en sus artículos publicados en Rebelión o en Gara las razones por las que no es partidario de condenar los atentados de ETA en público. El último que he leído, "Condenados condenantes" (http://www.gara.net/orriak/P01112003/art58609.htm), lo explica de nuevo muy claramente y de forma resumida.

Su argumento es lógico y es perfecto para plasmarlo en un artículo que será publicado en Rebelión. El problema es que, sin duda, los únicos que podrán "solucionar" álgún día el llamado "conflicto vasco" no serán los intelectuales ni los lectores de rebelión (o al menos no sólo ellos), sino la gente corriente, la gente de bien -la mayoría- a la que no le gusta que se bombardee, se mate o se torture a las personas. Y creo que cuando la gente normal se entera de esas cosas, se enoja, tanto más cuanto más segura está de la verdad de lo que escucha. Y lo que pasa es que es muy difícil enterarse de lo que sucede realmente en el país vasco.

Sabemos que para la mayoría de la gente la televisión es el único medio para enterarse de lo que ocurre en el mundo. Y cuando ETA pone una bomba en la casa de un Guardia Civil y mata a su hija de dos anos, lo que vemos en la tele es a Otegui diciendo que lamenta lo sucedido, pero que es consecuencia del conflicto político que se vive en Euskadi. Y el presentador del telediario vuelve a repetir que "el atentado ha sido condenado por todos los partidos políticos menos por Batasuna". Y la gente de bien, cuando ve esto -sólo esto-, se caga en Otegui y en toda Batasuna, y acepta como justo castigo a esa "maldad" toda medida represiva de nuestro gobierno. (Y lo sé porque no vivo rodeado de intelectuales sino de gente corriente). Y es normal: no van a entrar en las sutilezas de Frabetti y van a pensar que no condenar puede ser compatible con no aprobar.

Para cualquiera con dos dedos de frente, la muerte de la nina de dos anos hija de Guardia Civil no es consecuencia del conflicto político que se vive en Euskadi, sino otra confirmación de que ETA nunca tuvo reparos en cargarse a civiles inocentes que estuviesen en el lugar inadecuado.

Lo que quiero decir es que comprendo perfectamente a Carlo Frabetti y sus razones, pero creo que si lo que queremos hacer es avanzar hacia la resolución del enquistado conflicto de Euskadi, si queremos vencer al poder y a su mentira, debemos juntar a la mayor gente de bien posible, ser muy claros en nuestras posiciones básicas, y así quizá darnos cuenta de que estamos casi todos del mismo lado.

Tras la iniciativa frustrada del subcomandante Marcos por crear un espacio de diálogo para Euskadi (http://www.rebelion.org/internacional/cartas101202.htm), tras leer la absurda y decepcionante respuesta de ETA (http://www.uv.es/~pla/terrorisme/etamarco.htm), hemos vuelto a confirmar la sinrazón de ETA y del anterior gobierno neofascista espanol. Sólo quedamos la gente normal, somos la única esperanza.

Por tanto, lo que quiero pedir como un favor a Carlo Frabetti, y al resto de escritores de izquierda honestos, es que no se cansen de denunciar los abusos del poder, las torturas y la mentira constante, pero que -además- tampoco se cansen de dejar claro (aunque esto les pueda hacer parecer menos de izquierda) que hace tiempo que, aunque no condenamos, aborrecemos las acciones de ETA y sus métodos nazis (tiro en la nuca, secuestros de más de una ano en un zulo bajo tierra,...), su nula aportación a la solución del conflicto en Euskadi, su gran aportación al ascenso en las urnas del Partido Popular y su ceguera política. Y esto tiene que oirse bien fuerte. Esto tiene que escucharlo todo el mundo. Y si es verdad, -como dice Frabetti en su artículo-, que la no condena de Batasuna no equivale a su aprobación, que lo digan también bien alto. Ahora que han ilegalizado a Batasuna, ahora que cierran Egunkaria y realizan detenciones masivas con el pretexto de la "lucha contra el terror", ahora que impiden cantar a Fermín Muguruza. Ahora más que nunca ha de quedar claro que ETA no nos representa, ni tampoco el gobierno fascista y genocida que padecemos.

Aunque sabemos que no es ni de lejos el mayor problema de Espana, los atentados de ETA despiertan la sensibilidad de la gente de bien. Dejemos claro que también repudiamos sus crueles acciones, aunque sean minucias comparadas con las del poder. Que Batasuna lo grite en alto -si puede y aunque le duela-. Que los pequenos matices en las palabras o la cabezonería partidaria (casi futbolística) no nos separen del dolor de la gente; que no haya lugar a que nos llamen ambiguos.

No por ello nos convertiremos en "Savateres"; no por ello seremos menos de izquierda. Sino que, a lo mejor, a base de repetir esto, a base de gritar nuestro común rechazo a la muerte y a la barbarie -venga de donde venga-, quizá nos demos cuenta de que la mayoría de la gente quiere la paz, quizá podamos sentarnos todos a dialogar, quizá consigamos deslegitimar ante la gente de bien -la mayoría- toda la represión que está sufriendo Euskadi y que encuentra su justificación en la violencia etarra.

Por favor, ustedes, "Intelectuales de Izquierda", tienen una responsabilidad para con nosotros. No se trata de equipos de fútbol; se trata de dejar claro que la izquierda rechaza la muerte y la barbarie inútiles, sea a escala imperial o local; se trata de dejar claro que la izquierda siempre está con las víctimas de la barbarie y la irracionalidad, provenga ésta de Bush, Al-Qaeda, el Partido Popular o ETA.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Sobre la no condena a ETA.
26 mar 2004
Quina merda d'article. Obsessionat amb la condemna que no porta enlloc, ni molt menys a la solució del conflicte.

Fotre un tret a un guàrdia civil o segrestar un enemic no és bo, però és un mitjà que han utilitzat totes les guerrilles del món, si els intel.lectuals d'esquerres no són capaços de veure més enlla`i denunicar l'arrel del problema, i es limiten a condemnar això, o els atempatts dels palestins, de la resistència d'irak, la utilització de la força per part dels oprimits, l'únic que trascendirà als mitjans del poderés aquesta condemna, i es convertiran en aliats involuntaris de tota criminalització i repressió.

La solució és molt més senzilla, respectar l'autodeterminació i defensar-la com la solució del conflicte.

Haurien d'aprendre del paper de Sartre respecte a la guerra d'Algèria, on el FLN utilitzava tàctiques similars o encara més bèsties...
Re: Sobre la no condena a ETA.
26 mar 2004
L'únic interessant és la cita de Frabetti
http://www.gara.net/orriak/P01112003/art58609.htm
Per cert que Santiago Alba s'ha manifestat reiteradament en contra de les accions d'ETA
Re: Sobre la no condena a ETA.
27 mar 2004
¿pero como se puede condenar a un ejercito de liberacion nacional? al que hay que condenar es al invasor exrangero. Que yo sepa los vascos jamas han invadido ningun otro pais, los españoles llegaron hasta Filipinas... y continuan haciendo apologia de su imperialismo.
Es inmoral el proceso de paz irlandés?
27 mar 2004
Señor Max, según usted y su moralismo político de "izquierdas, el proceso de paz de Irlanda del Norte sería inmoral, pues el Sinn Feinn no condenó al IRA. QUEREMOS SOLUCIONES Y DIALOGO, no más de lo mismo.
Re: Sobre la no condena a ETA.
27 mar 2004
Yo no hablo de moral en ningún momento. Hablo de tratar de aunar posiciones para poder sentarnos a hablar. Y si lo que nos separa es una palabra, aunque en el fondo estemos de acuerdo, pues hablemos claro. ¿o no estás de acuerdo conmigo en que es una canallada cargarse a civiles o a una nina sólo porque su papá es Guardia Civil? Creo que todos estamos de acuerdo. Que no nos confunda Aznar, aunemos posiciones, nosotros, los que verdaderamente queremos que acabe esto.
Re: Sobre la no condena a ETA.
27 mar 2004
A CARLO FRABETTI, SANTIAGO ALBA RICO Y DEMÃ?S "INTELECTUALES DE IZQUIERDA", DE LOS QUE EMPIEZO A DUDAR DE SU HONESTIDAD.

Me siguen molestando los malabarismos dialécticos que Carlo Frabetti (por ejemplo en "Condenados condenantes", publicado en Rebelión y en Gara) o Santiago Alba Rico -los "intelectuales de izquierda" de nuestro Estado- siempre han hecho para evitar condenar los atentados de ETA. Dejémonos de gilipolleces y no justifiquemos lo injustificable. Puede que el término no sea el apropiado; muy bien, pues usemos otro. De lo que se trata es de aunar posiciones entre la gente honesta para intentar lograr una salida dialogada al conflicto. Y ya sabemos que lo que fundamentalmente nos separa es ETA y nuestra posición respecto a ella. Estoy convencido de que la gente de bien del Estado espanol no tendría problemas en reconocer el derecho de autodeterminación de los pueblos e incluso empujaría a sus políticuchos a esa dirección si ETA no existiese.
Por favor, "intelectuales de izquierda", no lo pongan más difícil y denuncien todo, no sólo la "violencia estructural" o los bombardeos a civiles iraquíes, sino también la violencia etarra que nunca tuvo reparos en cargarse a civiles que estuvieran en el lugar inadecuado o de usar métodos terribles como el secuestro de dos anos de duración a un funcionario de prisiones.
Otegui condenó rotundamente los atentados del 11-M de Madrid. No veo una diferencia más que cuantitativa entre asesinar a 200 civiles y a un civil como hace ETA.
En fin, por favor, un poco de honestidad. No se trata de equipos de fútbol, se trata de tratar de solucionar esto que está durando demasiado. Si no quieren usar la palabra "condena" usen otra, pero hablen claro.
Re: Sobre la no condena a ETA.
27 mar 2004
Confundes actos del opresor con actos del oprimido...y no son lo mismo.Se nota que no tienes ni idea de lo que pasa en el Pais Vasco,donde un Policía por el morro acaba de asesinar a un trabajador ,a sangre fría,delante de su mujer,por no querer poner un cartel de "NO A LA ETA" e su establecimiento.Pero despues muere una señora mayor en los actos de protesta...lee un poco más,informate,mira los informes de Amnistía Internacional sobre la tortura en España...que no te intoxiquen.
Estoy con Fabretti al 100 x 100
Re: Sobre la no condena a ETA.
27 mar 2004
¿La "gente de bien" ès la que aquesta vesprada está en Vistaalegre cridant "Rojos no" a l'homenatge a Aznar...?EIXA QUE ENVIA TROPES A ASSASSINAR IRAQUIANS.
Aixó si que ès terrorisme.Tinc el mateix dret a exigir que condemnen eixe terrorisme i que es possen una engaxina de NO A LA GUERRA...Mentres tant que no em parlen de comdemnar res de res !!!
Re: Sobre la no condena a ETA.
27 mar 2004
Angelical Haug...te recomiendo que leas en esta misma columna la noticia "AQUELLA MAÑANA"...y luego vuelve a escribir...a ver si se te abren los ojos sobre como ahora mismo se tortura en España.
Re: Sobre la no condena a ETA.
04 jun 2004
Frabetti ha dado en el clavo. Las palabras no son neutras, esconden detrás un determinado interés bien económico o político. Mirad lo que pasa con la palabra Paz o libertad, últimamente ¿quién se quiere apoderar de estos conceptos para utilizarlos en su beneficio y como ariete contra los demás? El pensamiento neoliberal se ha apropiado del concepto libertad, libertad hoy día es extender por el ancho mundo esta ideología, y paz significa prácticamente aniquilar cualquier tipo de resistencia para que el mundo sea una balsa de aceite y tengan carta blanca para campear e imponer a sus anchas.

Condenar significa DE HECHO, asumir las tesis del gobierno, es decir, rechazar la violencia de ETA y también aceptar las tesis de negativa a una solución política afrontando el conflicto e incluso en todo caso incidiendo en las políticas represivas, todo el "pack" completo. Cualquier persona que no comparta todo el "pack" debería negarse a utilizar la palabra/verbo condena/condenar. Es más, esto produce una gran injusticia puesto que quien no se avenga a conjugar esa palabra es lapidado políticamente cuanto menos. La palabra "condena" se usa otra vez como ariete.

¿Qué sucede? Pues que todo esto se produce en el ámbito mediático,dominan los mensajes cortos, simples flashes, sin a duras penas matices, el "condenamos el atentado" y a a partir de esta afirmación una serie de oraciones que conforman un simple predicado de lo anterior, un predicado donde incluso encontramos las mayores aberraciones pero obtienen una especie de apariencia de legitimidad por derivarse y subordinarse de la condena.

Y en ese canal de comunicación, fundamentalmente la televisión, no caben matices, no caben apreciaciones, se impone el silogismo del no condenas luego apruebas. Un líder político ante los micrófonos tiene que buscar su forma de emitir la esencia de su mensaje en una palabra o dos, "condenar", "lamentar"... cuando ante un hecho de tal relevancia y gravedad como un atentado lo normal es que se necesitase al menos 10 minutos para explicar con mínima nitidez una posición más o menos global, abordando todas las aristas y consecuencias del mismo. Pero esto no cabe en un mundo mediático que funciona a golpe de flashes que sólo contienen valoraciones de sal gorda que favorecen de hecho una determinada y concreta posición global.
Re: Sobre la no condena a ETA.
01 nov 2004
Sembleu imbècils. Vinga malabarismes i malabarismes... vinga palles mentals i circumspeccions político-sadomasoquistes. Tot per a aparèixer com a víctimes mentres els vostres angelets etarres (aquesta colla de psicòpates i idiotes morals, nius de neurosis segons tots els exàmens psicològics, com no pot ser d'una altra manera) posen les de veritat. No sé quin terme us escau més, si patètics o fastigosos. En tot cas, sectaris segur. Sempre heu viscut en una realitat a banda.

I als de fora, seguiu creient-vos la SEVA intoxicació. Seguiu pensant que el que està succeïnt allà és resultat d'un conflicte polític i una opressió nacional, i no senzillament l'actitud estúpida de quatre fanàtics que no veuen més enllà dels seus nassos, que confonen la regió més rica i privilegiada d'Espanya amb Palestina, que provoquen víctimes i que (lògicament) ho acaben éssent ells també.

"Opressió" l'assassinat del forner? Aixó és trist, però no és opressió, sinò conseqüència lògica de l'espiral absurda dels de sempre. Estrany és que no passi més sovint... perqué som en una democràcia i els GAL van ser perseguits com ho segueix sent ETA (ah, no, perdó, que és un estat feixista).

Sembleu -i sou- tots imbècils. Començant per aquest Carlo Frabetti i la resta d'"intel-lectuals" pseudoradikals ben amorrats a la polla de Batasuna, de la qual mamen per una barreja d'il-luminisme propi i de privilegis polítics i universitaris obtinguts per por (com gairebé tots els d'aquell món, en definitiva). I molt bascos, és clar (amb cognoms italians o extremenys o gallecs, com Xamardo i d'altres pilotes-psicòpates, com molts altres terroristes i simpatitzants amb complexe d'inferioritat pel seu origen no basc... una eficaç sopa de cultiu per a la promoció de l'odi que s'hauria de tenir present més sovint).

Aneu-vos a la merda amb les vostres fantasies estalinistes. Aquí (dic "aquí" volent dir Euskadi i tota la resta d'Espanya) a tothom els importaríeu una merda si no fos per la por que heu aconseguit imposar a bona part de la societat basca, del vostre "poble basc"... que calla davant vosaltres i la vostra intimidació i us odia en privat. Com qualsevol persona decent.
Re: Cambiar la izquierda
01 nov 2004
El título, aunque pueda parecerlo, no es el comienzo de ningún trabalenguas. Es el intento de transmitir una reflexión sobre las necesidades actuales en el ámbito de la izquierda.

El final de la era Aznar y la forma inesperada pero significativa en la que se ha producido, ha supuesto un estallido del tapón de intransigencia e intolerancia con el que se intentó contener las
reclamaciones de cambio. Se consuma así el fracaso de la política de criminalización y acoso hacia quienes pretenden desencadenar una nueva
fase política, que supere las limitaciones y el déficit del actual escenario.

Cambio de escenario que deje atrás definitivamente las prácticas y recursos usados para mantener el actual, y que no se ha tenido escrúpulos para acudir a formas antidemocráticas, dictatoriales e incluso criminales.

Durante la plomiza etapa Aznar, y ya en el campo de lo social, hemos sufrido retrocesos en la universalización y prestación pública de
muchos de los derechos básicos como la sanidad, educación, bienestar social, vivienda, empleo, etcétera. Políticas desarrolladas tanto desde el Gobierno del Estado por PP como en el de Navarra por UPN.

De igual forma las políticas de ataque a las libertades individuales y colectivas, al igual que las agresiones militares en el ámbito
internacional han marcado estos años de la derecha. Derecha que hoy todavía soportamos en Navarra.

En el ámbito de los derechos nacionales y modelo de estado, la presión vasca y catalana, especialmente, a la que también se han sumado otras, están forzando una reconsideración sin retorno del modelo de estado. Nadie va a regalar nada, pero ahora ya no es oficial aquello de que la Constitución no se cambia.

De hecho, ya estamos viviendo en el momento en el que lo que se cuece es el diseño y alcance del cambio, no la legitimidad de hacerlo. Aspectos
que parecían intocables se vuelven a cuestionar, plantear y reformar.

Es el momento de que también Navarra se plantee un nuevo marco de convivencia en el que quepamos y nos aceptemos todos, sin exclusiones. Es el momento de poner punto final también en Navarra a una fase que ya está agotada y que no puede seguir pretendiendo mantener ad infinitum la incapacidad para digerir la terca realidad social: El cambio exige poner fin a la insostenible marginación sindical, marginación política y marginación cultural que imposibilita la normalización política. Y el cambio hace imprescindible que nuestro marco de convivencia sea sancionado democráticamente.

Es más que significativo que en el actual tablero de ajedrez, con todas las autonomías moviendo el culo en un momento de cambio a nivel de estado, Navarra se encuentre desaparecida y se muestre incapaz de articular la mínima iniciativa. Es una evidencia que ilustra perfectamente en manos de quiénes estamos. La única idea que se le ha
ocurrido a nuestro presidente (finiquitar la Transitoria Cuarta) ha sido de signo inmovilista e inmovilizador. Justo en la dirección
contraria de lo que necesita la Navarra del siglo XXI.

La Navarra de UPN-CDN, rígida de sobredosis de naftalina foral, es hoy incapaz de echar ni un envido a pequeña. El guiñol navarrero no sabe o
no quiere defender que Navarra debe decidir el qué y el cómo, y que Madrid no puede alterar las decisiones de Navarra.

Por eso, la viabilidad y alcance del cambio es una posibilidad que nadie nos va a servir en bandeja. Para empezar, es necesario desalojar
a UPN-CDN del pedestal de gobierno y eso no va a ser tarea fácil. UPN tiene muchos apoyos y complicidades tan importantes o más que los votos.

Pero además el cambio que propugnamos no es un mero cambio de jinete. La necesidad de un punto de inflexión en nuestra vida política no se
reduce a cambiar el titular del gobierno foral. Punto de inflexión significa precisamente cambio de dirección, e implica una democratización del status de Navarra y un abandono definitivo de la
cultura política de Napartheid sindical, político y cultural actual.

Significa dar pasos decididos hacia un horizonte de democracia y libertad reales para todos los ciudadanos de Navarra, y una política social que ponga los recursos públicos en beneficio de la totalidad de la sociedad. En especial de los más necesitados.

Quienes nos definimos de izquierdas y abertzales en Navarra tenemos hoy la oportunidad y la obligación de posibilitar la agrupación de
fuerzas en torno a un Polo de Cambio que aporte innovación al sistema político, rescate valores democráticos y de solidaridad, genere una
cultura política democrática avanzada, y modifique el status de Navarra.

Engordar un Polo de Cambio tan fuerte o más que el PSN no es sólo una tarea posible, es una tarea que ya ha comenzado: Nafarroa Bai ha empezado con buen pie, y ha sido capaz de aglutinar un programa y espacio social progresista con gentes comprometidas y decididas por el cambio.

Queda muchísimo por hacer, pero desde Aralar consideramos que hemos dado un paso en la buena dirección. El feed back recibido no puede ser mejor. La gente lo ha apoyado con ilusión, ha visto que no es imposible ser la 2ª fuerza de Navarra, y ha intuído lo que ello podría provocar. UPN se ha puesto nerviosa y PSN ha empezado a modular sus posiciones. Cuanto más crezca ese polo más inclinaremos el escenario político navarro hacia el cambio político democrático.

Esta debe ser la aportación que Aralar traslade a NA-BAI, y el esfuerzo en buscar los puntos de encuentros necesarios que lo hagan posible.

Es evidente que hay una demanda social por el cambio, que desde la izquierda pretendemos impulsar. Pero también hay una demanda social de
cambios en las organizaciones políticas y en las de izquierda en particular.

Aralar, como formación nueva y en fase de construcción, ha de ejercitar espacios internos y externos abiertos para la definición ideológica, modelos organizativos o concreción en la acción política que permita configurar la alternativa de izquierdas moderna para la nueva sociedad.

Debemos repensar la izquierda y aprender a desaprender conceptos y valores erróneos o caducos, abandonar la comodidad de una concepción
cerrada de la ideología que tiene respuestas para todo, ejercitar la búsqueda de respuestas nuevas a problemas nuevos.

Repensar la izquierda es gestionar la pluralidad interna no como un problema inevitable sino como una fuente de reciclaje e innovación permanente. Es también aspirar a la cooperación y trabajo en red con otras organizaciones como forma genuina de articularla y de proporcionarle eficacia.

Repensar la izquierda es adaptarnos a las necesidades actuales de los sectores sociales a los que nos dirigimos para serles útiles. El
cambio para la Navarra de hoy, para la Euskal Herria del siglo XXI, necesita organizaciones de izquierda del siglo XXI.

No les fallemos. No nos fallemos.

Cambiar la izquierda es el primer paso para cambiar el mundo.

(*) Parlamentario de Aralar
Colera camping CNT