Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Agost»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: corrupció i poder
ANDALUCIA: NUEVA MAYORIA ABSOLUTA DEL PSOE
25 mar 2004
Analisis: En el Estado español la tragedia del 11-M trajo consigo el 14-M un Gobierno PSOE de carambola. En Andalucía, ese mismo día, en unas elecciones bis, el 14-M afianzó y consolidó tendencias previas. El PSOE obtuvo nuevamente la mayoría absoluta: 61 escaños y 2.241.000 votos (51%). La victoria del PSOE se construyó por meritos propios y deméritos ajenos.
PSOE Chaves crecido.jpg
Andalucía
Después de 22 años de Gobierno ininterrumpido
NUEVA MAYORIA ABSOLUTA DEL PSOE
Andalucía Libre


En el Estado español la tragedia del 11-M trajo consigo el 14-M un Gobierno PSOE de carambola. En Andalucía, ese mismo día, en unas elecciones bis, el 14-M afianzó y consolidó tendencias previas. El PSOE obtuvo nuevamente la mayoría absoluta: 61 escaños y 2.241.000 votos (51%). La victoria del PSOE se construyó por meritos propios y deméritos ajenos.

El 14-M los andaluces concurrían a las urnas con tres papeletas: al Congreso y al Senado español y al Parlamento andaluz. La comparación de sus opciones denota el orden de sus prioridades y el vigor de sus confianzas. Nunca el PSOE tuvo en Andalucía tantos votos en términos absolutos. Sacó 119.000 votos más para Madrid que para Sevilla; pero sólo porque ese día, Madrid era -desgraciadamente y como reflejo de la descarnada jerarquía del poder- mucho más importante para la mayoría de los andaluces que su propio y bien secundario Parlamento.

La mayoría absoluta del PSOE es consecuencia de su implantación, de su inmensa y atrincherada red de clientelismo y enchufados, del alineamiento en su trasero de las burocracias sindicales de CCOO y UGT y la compra al peso de intelectuales y arribistas; de su lugar en el sistema político. Pero sobre todo, su mayoría absoluta es fruto del eco social de su proyecto para Andalucía; que va mucho más allá y mucho más hondo que sus lemas de campaña o sus operaciones de imagen. No se gobiernan 22 años ininterrumpidamente y se gana otra mayoría absoluta para llegar a los 26 sin disponer de sólidos soportes de esta índole. El PSOE es la encarnación política e institucional de la Andalucía dependiente; la Andalucía española que amaga con el agravio comparativo pero se conforma con las migajas y el ir tirando; la Andalucía de la precariedad y la economía sumergida; la Andalucía que envidia y maldice entre dientes pero se siente impotente para tomar las riendas de su destino. La Andalucía alienada que se cree todavía -porque lleva siglos escuchándolo- que lo andaluz es sólo lo español, pero más chabacano. La Andalucía que mira atrás, cuya memoria aún ve cercana la miseria, la emigración y el hambre y por contraste embellece hasta casi dignificarlo al subsidio o el trabajo negro. El PSOE lleva 22 años mezclando mejor que nadie en su discurso político -con más autoridad y mayores recursos- los ingredientes que se repiten en todos los guisos de todas las otras fuerzas parlamentarias: andalucistas, PCE-IU, incluso PP. En 22 años nadie le ha plantado cara con un discurso alternativo que pudiera llegar a ser oído por los andaluces. El pueblo andaluz sólo ha escuchado a coro malas copias del discurso del PSOE; reproducciones de aspirantes que se han limitado a eludir las claves esenciales y han confiado en ganarle el tirón al original sólo con acentuar demagógicamente tal o cual perfil parcial de sus copias. El resultado está a la vista.

El PP retuvo 1.417.000 votos (31,79%). Retrocedió 9 puntos y 118.000 votos en relación a 2000 y obtuvo 88.000 sufragios menos para el Parlamento andaluz que para el español. Un gran fracaso; pero retengamos los datos con todo su alcance. Más de Millón y medio de andaluces (entre el 32 y el 34% del censo de votantes) apoyó el 14-M una opción que incluso desde la perspectiva más pedestre y mezquina iba contra sus directos intereses. El Gobierno español del PP se había distinguido hasta la provocación, por la discriminación de pagos e inversiones contra Andalucía, sin que esa evidencia afectara la fe del carbonero del electorado ultraespañolista.

El bloque central sostenedor del Régimen español (PSOE+PP) consiguió en Andalucía un apabullante 82,66% de los votos emitidos. Las fuerzas sucursalistas de obediencia española (PSOE+PP+PCE/IU), el 89,57%; por sólo el 8,43% la suma de todas las de ámbito andaluz, sin que esa cifra sea tampoco políticamente operativa dada su radical y contradictoria diversidad cualitativa. Las fuerzas españolistas -aquellas leales a España y al Régimen español- en resumen (PSOE+PP+PCE/IU+PA), ganaron el 100% de la representación parlamentaria.

En sus resultados autonómicos andaluces, el PCE-IU (y el PA) se beneficiaron de la minusvaloración social de la importancia de este voto. De ahí esos 50.000 votos de diferencia, conseguidos de más en las andaluzas por el PCE-IU el mismo día; que dan una falsa imagen de sostenimiento de Valderas frente al hundimiento de su clon Llamazares. Realmente, la traducción de los 335.000 votos del PCE-IU en las autonómicas es el porcentaje (7,6%) más bajo obtenido en unas elecciones de este tipo desde que comenzaron en 1982. El PCE-IU no recoge nada adicional de ninguna de las protestas habidas en Andalucía en estos años. Y es que una cosa es el trato en los despachos o la foto oportunista y otra encontrar alguna relación entre cualquier lucha honesta y dirigentes eternos de diente retorcido como los que encabezaban las listas del PCE-IU. Tampoco los intentos de reproducir a pequeña escala municipal el modelo clientelista del PSOE le reportan al PCE-IU provecho electoral sensible: el enchufe y la deshonestidad se comprueba que sólo pagan electoralmente cuando son de primera marca y tienen detrás estabilidad y fuerza suficiente. Habiendo apostado políticamente a complemento del PSOE (para copiar el modelo PA), el PCE-IU se encuentra por la mayoría absoluta del PSOE andaluz condenado a la oposición y con el agravante de la ausencia de emanaciones de su sucursal andaluza en el Parlamento de Madrid; con un grupo parlamentario español atado al PSOE y que además pensará, actuará y hablará -como mínimo la mitad del tiempo- en catalán y para Cataluña. Cabe dentro de lo posible que Alcaraz, líder espiritual del sector oficialista, quiera recolocarse encabezando la lista del PCE-IU al Parlamento europeo, para mantener abiertos los caminos hacia las redacciones y las salas de prensa, de las que tanto depende su influencia. De momento, la noche electoral ya avanzó en Canal Sur su respuesta personal ante los acontecimientos: vestirse en adelante, a la manera del tercer periodo, de españolismo republicano y esperar desde la demagogia -travestido de lagarterana tricolor según el modelo de la JCA/sector estalinista- que escampe y lleguen tiempos mejores en los que quepa volver a la respetabilidad. En lo tocante a los críticos, si antes de las elecciones ya no tenían proyecto político para Andalucía alternativo al oficial, el desastre ha acabado de noquearlos. Y Gordillo se ha limitado de momento a avanzar su acostumbrada petición de dimisiones de los sendos carteles electorales -Valderas y Llamazares- para, seguramente, luego volverse a refugiar en su pueblo, convertido en un fortin.

Al andalucismo regionalista del PA, ocho años de cogobierno con el PSOE, lo han dejado con 275.000 votos, diez mil votos menos que en 1996; cuatro décimas porcentuales menos (6,3%), 5 diputados (uno más) y el descrédito acumulado en este periodo. Algún ingenuo desde el exterior podría pensar que este racano balance sería motivo para alguna reflexión o movimiento interno. La presunción implica desconocer otros datos de la ecuación al menos tan importantes como los antedichos: la cantidad de sueldos percibidos en estos años, la ausencia de contestación previa significativa a la experiencia de coalición y la inexistencia de análisis y propuestas nacionalistas coherentes en su seno. En este periodo, el clientelismo y la derechización han perfilado la imagen del PA como una derecha regionalista -que, eso sí, incluye en sus filas a algunos despistados de izquierdas- estigmatizada socialmente como mercenaria y que sobrevive con el agravante de sostenerse en el aire sin ningún sostén social orgánico. Su discurso sigue tal cual se inicio en 1977: españolismo verdiblanco y agravio comparativo. El mantenimiento del numero de escaños, superando la nueva escisión pachequista y que no se haya producido un desastre aún mayor, tal cual temían, tiende a limitar además en lo inmediato el efecto político interno del fracaso. La reducción a la irrelevancia parlamentaria tampoco será especialmente sensible dado que antes -incluso estando en el Gobierno de coalición con el PSOE- los andalucistas, ante su ausencia de influencia y aportaciones sensibles, sólo sonaban a cuenta de escándalos o salidas de tono ocasionales de sus muy poco profesionales lideres. Su orfandad programática y su pasado ultrapragmatico tampoco les promete, por cierto, muy felices episodios en su oposición parlamentaria al PSOE, que muy fácilmente puede sacarle los colores evidenciando sus inconsistencias y contradicciones, amplificadas además convenientemente por sus respaldos mediáticos. Salvo por las consecuencias laborales de la necesidad de buscar acomodo a los desplazados por el cambio de situación, no se apuntan de momento particulares incidencias. El curso histórico andalucista, además, ha tenido la virtud -desde el punto de vista del actual equipo dirigente- de ir repeliendo o expulsando a quienes pudieran presentar una alternativa política consistente al regionalismo dominante en el PA.

Por lo demás, el Foro Andaluz de Pimentel ha obtenido 53.000 votos (1,19%). Su campaña ha sido modesta en inversiones y en resonancia, aunque ha contado con la benevolencia mediática del Grupo Joly (Diario de Cádiz, etc). Su discurso ha mostrado una especie de anticipación de laboratorio de lo que podría ser otra versión de la derecha española en Andalucía, tocada de regionalismo y punteada de tópicos regeneracionistas al uso en el mercado periodístico. El personal que ha organizado, se ha terminado aclarando en la decantación por el predominio de rebotados del PP. Pimentel ha ejercido, en resumen, de trasunto de Clavero Arévalo, adaptado a los tiempos de Internet. No ha triunfado pero, dadas sus condiciones de partida, sus discretos resultados le permiten seguir jugando en espera de tiempos u ofertas mejores.

El PSA de Pacheco no ha conseguido acercarse ni a sus expectativas ni a su principal objetivo; recuperarle un escaño a Pacheco en el Parlamento andaluz, que además ha conseguido bajas votaciones en Jerez. La relación Pacheco-PSA sigue tal cual nació: "no es un hombre para un partido sino un partido para un hombre". La segunda marca andalucista, lastrada por la gastada imagen de su líder y sus debilidades políticas, ha recibido un serio varapalo. La inversión financiera en campaña (vallas, panfletos etc) ha dado de si muy menguados resultados: sólo 42.000 votos (0,94%). Habrá que ver cuanto tiempo aguanta después de las europeas el actual modelo de PSA, construido en torno a Pacheco.

Finalmente, Asamblea de Andalucía -la coalición de izquierda soberanista, a la que desde este boletín apoyamos expresamente reclamándole el voto*- ha quedado relegada al noveno puesto nacional -detrás de los ya citados, más la NIVA y la secta Humanista- recogiendo sólo 5.012 votos en toda Andalucía (0,11%). AdeA no ha sido capaz siquiera de sumar las votaciones anteriormente obtenidas en 2000 por Nación Andaluza -recientemente integrada, que obtuvo entonces en solitario, 5.034 votos- y los de la propia coalición (4.380); lo que hubiera supuesto un mínimo de 9.414 votos. Tampoco allí donde obtuvo representación o votación significativa municipal alguno de sus componentes, se ha trasladado en proporción reseñable ese apoyo a sus listas. El reconocimiento al esfuerzo militante o a las dificultades encontradas, no ha de evitar calificar claramente como malos a los resultados obtenidos; que por otra parte no son sino reflejo de una previa realidad política marginal y una implantación organizativa extremadamente débil. Resumiendo en frase lapidaria: la izquierda nacionalista andaluza está casi en el cero absoluto. El balance autocrítico se impone, no tanto por espíritu cainita o masoquista, sino porque resulta premisa necesaria para afrontar las carencias y medirse con realismo cara al papel a desempeñar en el futuro inmediato en la recomposición de la izquierda andaluza. Vista la cuestión desde otra perspectiva, la izquierda nacionalista andaluza no teniendo prácticamente nada por perder tiene ante el futuro todo que ganar.

*Ver Andalucia Libre ante las Elecciones del 14-M

[BoletinAndaluciaLibre] nº 232 - Balances Elecciones (2) - Andalucía
martes, 23 de marzo de 2004 13:31

En este Correo:

Andalucía
*Andalucía, tal como es, Andalucía Libre
*Nueva Mayoria absoluta del PSOE. Andalucía Libre
*Dossier Criticos de IU - Balances y Perspectivas:
- Concha Caballero: "Pediría más cuentas a Llamazares que a Valderas"
- Luis Carlos Rejón: «Mientras IU no aprenda que el adversario electoral es el PSOE, iremos de fracaso en fracaso»
- Los críticos de IU no dan su apoyo explícito a Caballero como portavoz parlamentario de IU
- Asamblea Critica de Carmona: Cuatro horas de reflexión en voz alta sin un acuerdo unánime, sin un documento teórico
*Criticos de IU en la hora decisiva, Andalucía Libre
*Enlaces para Consulta Detallada de Resultados Elecciones Andalucia 2004
*El Estado sionista asesina al Jeque Yassin, Andalucía Libre
*Solidaridad con Palestina,
*Directorio de Andalucía en Internet,
*Música de fondo: El Lago,Triana
*Ayuda

Andalucia Libre es un Boletin Digital que se distribuye por Correo Electronico. Así nos definimos en nuestro sitio:

"Boletin de noticias y opinión desde la izquierda nacionalista andaluza. Una visión de Andalucía como nación desde la izquierda; una visión del Mundo desde la izquierda andaluza."

Puedes recibir Andalucia Libre en tu buzón gratuitamente al momento de editarse de forma regular, enviando un correo a esta dirección:
andalucialibre-alta ARROBA eListas.net.

Una vez suscrita una dirección de correo, puede solicitarse mediante envio de un correo en blanco, la remisión automática de un Boletin atrasado.

Modalidades de suscripción:
Correo Versión HTML y Web; Correo Versión sólo Texto y Web; Solo Foro Web-Lectura en la Red. La suscripción es libre.

Lectura de Boletines:

Andalucia Libre puede leerse tambien en la Red, accediendo a nuestro sitio.

Nuestro sitio:
http://www.andalucialibre.tk/
Mira també:
http://www.andalucialibre.tk/

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

Sindicat