Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina : guerra
Recrudecen acciones de hostigamiento y vigilancia en comunidades zapatistas. CHIAPAS
24 mar 2004
Realiza el Ejército federal sobrevuelos nocturnos en La Garrucha y La Realidad.

Recrudecen acciones de hostigamiento y vigilancia en comunidades zapatistas.
San Cristobal de las Casas, Chis., 23 de marzo. Aunque oficialmente no se ha registrado ningún cambio en la política del gobierno federal en relación con el conflicto de Chiapas, y en particular con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), en días recientes se han recrudecido diversas acciones de vigilancia y hostigamiento contra los rebeldes.

La Jornada confirmó este fin de semana sobrevuelos de rastreo nocturno sobre La Realidad y La Garrucha, donde se ubican dos caracoles zapatistas. "Como cuando estaba Zedillo", repetían los pobladores de estas comunidades.

Según revela un estudio reciente (La Jornada, 21 de marzo), existen al menos 90 puestos de control militar en Chiapas, la mayor parte en las zonas indígenas. Un centenar de campamentos y 24 cuarteles, muchos dentro de comunidades, se enmascaran tras una ausencia relativa de patrullajes terrestres. Con 231 posiciones confirmadas, las tropas federales (la Armada incluida) no necesitan moverse mucho, pues ya están dentro.

Del mismo modo, hace semanas que se acusa a los zapatistas de presuntas ilegalidades en la selva, Los Altos y la zona norte. Desde el pasado diciembre se suceden campañas informativas en las que luego todos esconden la mano. El gobierno estatal las ha desmentido en dos ocasiones, la primera muy tardíamente.

Tras una serie de "coincidencias", se pretende involucrar a los municipios autónomos en lo que éstos combaten explícitamente: saqueo de madera y cultivo de drogas. O bien se les sitia con asaltos violentos o traslado de indocumentados centroamericanos en las inmediaciones de sus comunidades. De "supuestos" se construyen versiones que sirven como acusaciones. De "problemas" ajenos y sospechosos de origen, se crean situaciones de tensión. Van unos cuantos ejemplos, de esta semana.

Primero. Dando seguimiento a una confusa información generada el sábado, el rotativo tuxtleco La Voz del Sureste dice hoy en su titular: "Zapatistas trafican madera. Bajo sospecha, 25 aserraderos en municipios autónomos. Aprovechan la situación política y social para cometer ilícitos: Semarnat". La acusación la hace el delegado en Chiapas de la dependencia federal, Ramón Francisco Aguirre, luego de que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) anunció la clausura de un aserradero en la ranchería Nantzé del municipio de Altamirano, "territorio del EZLN".

En realidad, como todos saben en dicha región, el rancho era operado por priístas sin ninguna relación con los municipios autónomos. Y la existencia de tala ilegal y clandestina allí y en otras partes no es nueva ni secreta.

En cambio, cuando las bases zapatistas han intervenido para detener el saqueo de los bosques, como ocurrió hace unas semanas en San Antonio las Delicias, dentro del municipio autónomo Francisco Gómez, los priístas (en este caso de Ocosingo) acusaron a los rebeldes de "bloquear caminos" y "secuestrar maquinaria". Ni Semarnat ni Profepa prestaron atención.

El segundo ejemplo lo constituyen los asaltos perpetrados por encapuchados que han asolado los alrededores del caracol Resistencia y rebeldía por la humanidad de Oventic en las primeras semanas de este mes, y que culminaron con la muerte de uno de los asaltantes la madrugada del sábado 20 en las inmediaciones de Tivó. Allí resultó muerto Víctor Manuel Ruiz Díaz, de 17 años, originario de San Cayetano e identificado como priísta; su hermano Abraham resultó gravemente herido. Ambos iban armados, según versiones oficiales, con "rifles de juguete". Se atribuyó el hecho a "un transportista que se resistió al asalto".

Decenas de indígenas de los alrededores, todos priístas, se congregaron en la carretera donde yacían el muerto y el herido, amenazando con prenderles fuego. Bajo ese pretexto permanecieron el día entero allí, armados de palos y en actitud agresiva contra los vehículos que pasaban. Todo esto, a escasos kilómetros de Oventic.

Una semana atrás, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas había denunciado la evidente ola de asaltos e intimidaciones en el tramo San Andrés-Oventic, a raíz de un atraco frustrado contra el investigador Andrés Aubry. Las acciones de los delincuentes continuaron. Sorprendentemente, ni la muerte del malhadado ladrón ni la amenazante movilización de priístas incendiarios pusieron fin a los atracos. La tarde del mismo sábado, y en el mismo tramo carretero, se registraron nuevos asaltos, según transportistas de esa región. Diversos testigos habían ya descrito a los atracadores como individuos no indígenas, de aspecto militar y fuertemente armados.

Suerte de profecías autocumplidas de informes que se atribuyen a los servicios de inteligencia civiles y militares, incidentes así preparan terreno para despliegues informativos como el que hizo el Ejército federal a principios de febrero, mediante la prensa estatal, sobre una destrucción de plantíos de amapola en el municipio de Chanal, presuntamente en territorio zapatista.

Es el tercer ejemplo. En diciembre pasado se "filtró" a la prensa nacional e internacional un "diagnóstico del EZLN del Grupo de Coordinación Chiapas", fechado en noviembre de 2003, donde, entre muchas otras cosas, se afirmaba con envidiable firmeza que Chanal era el municipio chiapaneco "con mayor presencia zapatista". A esa consideración bastante gratuita la siguió el operativo que promovió el Ejército federal, pero no contó con la presencia testimonial de nadie más.

En este clima, el coordinador gubernamental para el diálogo y la negociación en Chiapas, Luis H. Alvarez, encabezó este fin de semana un acto de los que acostumbra, ahora con priístas de Paz y Justicia en Roberto Barrios, comunidad donde se localiza el caracol Que habla para todos. Allí, el representante foxista hizo "un nuevo llamado al EZLN para que muestre su disposición a reunirse y cambiar impresiones con el gobierno federal". Como si no pasara nada. ¿Ofensiva de primavera? Modelo para armar.
Mira també:
http://www.jornada.unam.mx/2004/mar04/040324/016n1pol.php?origen=politica.php&fly=1

This work is in the public domain
Sindicat