Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: mitjans i manipulació : xarxa i llibertat : guerra
La guerra de los móviles. Las manifestaciones del 13M en Barcelona surgieron de los movimientos sociales
23 mar 2004
La guerra de los móviles
Las manifestaciones de la jornada de reflexión en Barcelona surgieron de los movimientos sociales.

MARICEL CHAVARRÃ?A - 22/03/2004
Barcelona
La larga lista de manifestaciones del año pasado contra la intervención armada en Iraq demostró la existencia, ante todo en Barcelona, de un importante tejido de movimientos sociales con una capacidad de convocatoria sin precedentes de la que, en todo caso, las formaciones de izquierdas se beneficiaban a remolque. En el contexto de una jornada de reflexión preelectoral, este veloz reguero de reacciones fue tentadoramente atribuible a la âmano negraâ? o la âmente grisâ? de un partido político rival. ¿Cómo si no âse preguntan algunos analistasâ se entiende que miles de personas permanecieran hasta las tantas de la madrugada protestando ante las sedes del partido en el Gobierno?

Dirigentes populares han denunciado el uso del móvil para âhacer política contra el PPâ? por parte de militantes de partidos de izquierdas la tarde del sábado 13 de marzo, y se ha abierto una investigación para descubrir de qué móvil procedía el primerísimo mensaje que convocaba a protestar por la falta de transparencia en la información del 11-M. âSe pretende eliminar la hipótesis de que fue una convocatoria espontánea âafirma el catedrático de Derecho Joan Subiratsâ y criminalizar a algún partido por haber disfrazado algo ilegal. Buscar culpables para entender por qué se han perdido las elecciones es una muestra de debilidad notable y tratar de plantear una demanda frente a la Junta Electoral Central por el uso partidista de esta jornada de reflexión está abocado al fracasoâ?, señala.

El manejo del móvil, en cualquier caso, no se halla en el origen de las manifestaciones de Barcelona, y su uso no sirvió para movilizar a nadie que no pudiera contrastar la información en los medios de comunicación, tanto nacionales como internacionales. âLas ediciones digitales de diarios europeos aportaban más información sobre los autores del atentado que el ministro del Interior aquella tardeâ?, asegura Oriol, miembro de un foro internauta en que participa un grupo de creadores conectados con gente de toda España.

VIERNES NOCHE. La reconstrucción de los hechos comienza con una asamblea de urgencia de los movimientos sociales: 150 personas de colectivos vecinales, por la paz, altermundistas, de solidaridad, contra la especulación... se reúnen en el centro cívico Espai Obert tras la gran manifestación del viernes, con la que no se identifican. âEn un paralelismo con el 11-S, previmos la posibilidad de un recorte de libertades, la represión de la participación política extraparlamentaria y, con el argumento de la seguridad, la vinculación al terrorismo de ciertas formas de reivindicaciónâ?, aseguran.

MAÃANA DEL SÃ?BADO. Webs como Indymedia, weblogs y listas de distribución de estas organizaciones sirven de plataforma de comunicación y disparan el mensaje: manifestación en Canaletes a las 18.30h y cacerolada a las 22h. âMucha gente esperaba una convocatoria de este tipo y aun no estando al corriente se sumaban. Estaba en la mente de todos que la guerra no se había acabado y también la hipótesis de una represalia. Nuestros motivos se sumaron a la rabia de la gente por la evidente manipulación informativa. La concentración ante el PP era lógica.â?

SÃ?BADO, 21h. La radio y la televisión informan sobre las concentraciones. Cinto (51), diseñador gráfico, es ácrata, proabstención, pero esta vez habría votado. Ve en la tele el comunicado de Acebes y la concentración ante la sede del PP en Madrid. Decide ir a la calle Urgell. Nadie le avisa por móvil. Aguanta seis horas de pie entre una multitud âindignada y tranquilaâ?. âEstábamos por lo mismo y cada uno con sus razones: unos independentistas, otros no; unos con 15 años, otros con 70. La gente se mueve por algo más que una consigna de partido.â?

SÃ?BADO, 22h. Adela (37), diseñadora de webs. Sin móvil. Revisa la prensa en internet hasta que unos amigos de Martorell la recogen a media cacerolada para ir a Urgell. âNo me gusta tener que gritar las cosas por la calle, es mejor sentir que te escuchan, pero con esos señores no se podía decir nada.â?

S�BADO, 22.30h. Caceroladas en forma de pasacalles alcanzan la sede incorporando a viandantes de la noche. La manifestación de Canaletes también ha arrastrado a gente de la Rambla, Sant Jaume, Pla de Palau y Laietana.

DOMINGO, 4.30h. Oriol escribe a sus compañeros de foro en internet: âVengo de gritar durante cuatro horas. Ha sido una noche del pueblo y para el pueblo, legítima y libre, espontánea, humana y dramática, pero cívica. Una de las experiencias más grandes en mis 28 años. Hemos salido conscientes de que esta democracia se está erosionando y hay que repensarla. Cuelgo en mi web las imágenes que he captado con la digitalâ?.

Comentaris

Re: La guerra de los móviles. Las manifestaciones del 13M en Barcelona surgieron de los movimientos sociales
23 mar 2004
jo me la vaig perdre per la borratxera d´alcohol i indignació que vaig començar a agafar sobre les 14 h. i que em va portar al llit a les 21h.vuit anys esperant aquest moment i ja veus. quin despertar però, el del diumenge 14. Aquest día la borratxera va seguir, però d'alegría i satisfacció. i no soc del PSOE ni molt menys. soc àcrata.
Re: La guerra de los móviles. Las manifestaciones del 13M en Barcelona surgieron de los movimientos sociales
23 mar 2004
jO VAIG ESTAR A PLACA SANT JAUME
I a mi no em va trucar ningú per mòvil
Sindicat