Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: pobles i cultures vs poder i estats
Arnaldo OTEGI - Mahaikide. "Si el PSOE confirma con hechos su voluntad, estamos abiertos al diálogo"
19 mar 2004
Arnaldo Otegi analiza el momento presente con la mirada anclada sobre los «terribles atentados» en Madrid, pero también con la vista puesta hacia un futuro en el que, según estima, se pueden «abrir oportunidades» para encauzar soluciones. Para ello ve obligada «la reflexión de todos sobre lo sucedido». Al tiempo, responde a las voces de diálogo que suenan por doquier «con la debida precaución, pero sin temor a avanzar».
otegi.jpg
Arnaldo Otegi habló con GARA el día en que se cumplía una semana de la masacre de Madrid. De este terrible hecho y de sus consecuencias arranca una entre- vista en la que el representante independentista solicita una reflexión sobre las consecuencias de un hecho «que ha cambiado y va a cambiar las cosas». Sin «dar pasos en falso», y con la «debida precaución, dada su herencia del pasado», traslada al nuevo inquilino de La Moncloa que «si comparte lo que afirma Ramón Jáuregui, el análisis de que no se puede oprimir con el marco jurídico lo que los vascos decidan... para nosotros también todo es posible». ­¿Repetiría una semana después de la masacre en Madrid lo que afirmó ese día? Corroboro en todos sus términos lo que yo mismo y la izquierda abertzale dijimos, desde el primer momento, de aquellos hechos. Otros muchos no pueden decir lo mismo. ­Particularmente crítico se ha mostrado usted con la intervención de dirigentes vascos. En momentos tan crueles como el vivido el 11-M es cuando la clase política debe demostrar su talla. De ahí la gravedad de lo actuado por dirigentes políticos, empezando por el señor Ibarretxe y siguiendo por los señores de IU, EA, Aralar. Acebes les escribió en el guión que pusieran en el disparadero a la izquierda abertzale y todos lo repitieron. Que cada cual extraiga consecuencias.

­¿Es atribuible sólo a la actuación política y mediática la angustia evidente con que se vivió en la sociedad vasca, y en particular en la izquierda abertzale, esa terrible jornada? Es evidente que con las mentiras y la manipulación a gran escala se situó a la sociedad vasca en el ojo del huracán. Es también evidente que toda la sociedad, y muy en particular la base social de la izquierda aber- tzale, vivió con redoblada angustia lo acontecido.

­De lo actuado y vivido por cada cual ese día a las solicitudes de reflexión. ¿Tiene en qué pensar la izquierda abertzale? Pienso que los efectos a todos los niveles del 11-M, que es la traslación del 11-S a Europa, obligan a una reflexión global. Y sus consecuencias deben ser objeto de una reflexión también global por parte de la izquierda abertzale, que, tengo la impresión, vivió desde el vértigo aquellas horas. Vivimos un momento histórico delicado en el que todos debemos reflexionar sobre cómo abordar los problemas cara a su resolución. ­¿Espera una ofensiva global contra los derechos y libertades similar a la vivida en nuestro país después del 11-S? A mi juicio, la tentación autoritaria, siguiendo la estela de lo que ocurrió el 11-S, va a estar muy presente. Y también es evidente que, en nombre de la seguridad, se va a combatir ideológicamente, y con grandes medios, toda forma de resistencia, y en particular la resistencia armada. Eso se va a dar y por eso merece la pena abordar, de forma absolutamente serena, esa reflexión global sobre las implicaciones del 11-S. La izquierda abertzale ha sabido enfrentarse a la ilegalización, a la represión con mayúsculas, y no ha perdido ni su base social ni mucho menos los nervios. No lo vamos a hacer ahora, en este momento clave.

­¿No le choca oir hablar al presidente Chirac de resolver las causas de los conflictos? Estoy convencido de que no es casual esa declaración, como lo estoy de que en los estados español y francés, y en el resto de estados europeos, una línea en favor de resolver los conflictos contaría con el apoyo masivo de la población. El shock ha sido de tal calibre que, necesariamente, sus efectos se dejarán sentir en todas las familias políticas. De ahí esas palabras.

­Siquiera por una situación extrema, ¿siente usted que ha ganado en credibilidad? La credibilidad es algo que se gana con dificultad y se pierde demasiado facilmente. Sí pienso que la izquierda abertzale debe gestionar inteligentemente esa credibilidad que ha ganado. ¿Para qué? Para poner sobre la mesa propuestas que sirvan para resolver el conflicto. En medio de una tragedia, aquí hay dos posiciones: de un lado, la que defiende Bush y la que defendía Aznar de aniquilar toda forma de resistencia y de lucha, y de otro, la que dice que hay que ir a las causas y resolver los conflictos. Eso que dice ahora Chirac lo hemos dicho siempre nosotros. ­¿Eso se traduce hoy en...? Se traduce en emplazar tanto a los estados como a los representantes políticos de nuestro país a dar pasos en esa dinámica cara a conseguir que esa alternativa de diálogo para la resolución, de respeto al derecho de autodeterminación, se construya para Euskal Herria.

­Decía Ramón Jáuregui a GARA que «todos los destinos políticos son posibles para los vascos». ¿Encaja esa declaración en el emplazamiento que realizó usted al PSOE la noche electoral? Habida cuenta de la experiencia del pasado, soy partidario de medir al PSOE más por lo que haga que por lo que diga. Dicho esto, el señor Jáuregui sabe que si el Estado y su Gobierno corroboraran esa tesis de que el Estado está dispuesto a respetar lo que los vascos libre y democráticamente decidamos, la solución del conflicto, por nuestra parte, estaría simplemente a la vuelta de la esquina. Pero eso es hoy una mera hipótesis, que exige compro- bación. Esperamos, de verdad, que lo que dicen ésa y otras voces se materialice en acción de gobierno.

­Una de las primeras decisiones de calado de la nueva etapa PSOE puede ser la excarcelación del ex general Galindo. ¿La herencia del pasado es una losa demasiado pesada o están ustedes más atentos a lo que haga a futuro Zapatero? No descubro nada si digo que la izquierda abertzale ha tenido una muy mala experiencia con el PSOE, pero eso no nos impide desear que haya alguien con talla de estadista en el Estado español para afirmar que va a respetar lo que decidan los vascos. Es evidente que tenemos motivos para la prevención política, y sabemos lo que hicieron en el poder. Ahora bien, no podemos afirmar taxativamente que éste es el mismo partido.

­Pero sí parece el mismo partido que impulsó o apoyó las principales medidas del PP, entre ellas la ilegalización de organizaciones de la izquierda abertzale. ¿Es preceptiva la rectificación previa? Del PSOE sabemos su pasado, e insisto, ese pasado es nefasto para este país. Lo que va a hacer a futuro es hoy una incógnita. Lo que nosotros planteamos a ese partido es que juegue con altura política para construir una alternativa a la guerra, a la violencia, que es la alternativa del diálogo y la resolución.

­Luego, sin prejuzgar, están a la espera de hechos. Si hay voluntad sincera de parte del PSOE, y si esa voluntad se materializa en hechos concretos, por nuestra parte no tenemos ningún complejo para abordar cualquier tipo de diálogo con cualquiera. Hoy con el PSOE, como antes con el PP, mantenemos que del respeto a este pueblo de seis herrialdes y del respeto al derecho de autodeterminación vendrá la solución al conflicto.

­¿Será ése su eje de actuación cara al nuevo ciclo político? El ciclo político está marcado por el reconocimiento generalizado de la crisis del Estado autonómico. No lo decimos nosotros, ahora cualquiera habla de la necesidad de abordar una segunda transición. Nosotros decimos: este país tiene una nueva oportunidad, y esa oportu- nidad pasa por, dejando a un lado la tentación de repetir el 77 con una refundación estatutaria ­que significa para el PNV 25 años de gestión y para este país 25 años más de conflicto­, sentarnos en una mesa todos los que estamos a favor del derecho de autodeterminación, ponemos encima de la mesa nuestras propuestas, y definimos, entre todos, lo que queremos hablar con quien gobierna en Madrid. Para dialogar como el pueblo que somos.

­Después de las elecciones del 14-M, ¿más luz o más sombra a la hora de alcanzar la paz? Quiero pensar que en el PSOE hay gente lúcida para constatar que la fórmula estatutaria y la la represión brutal han fracasado. La izquierda abertzale le dice: estamos dispuestos a buscar la solución. Ahora, si apuesta por el pasado, también debe saber que nos tendrán enfrente, luchando. -


«La propuesta de Bergara no se limita a la disputa electoral»

El periodo postelectoral permite múltiples lecturas. Hace unos días, en este diario, extrapolábamos datos para hacer una proyección de las opciones de la propuesta de Bergara: habría tenido 12 diputados.

­Con Bergara, los vascos le habrían disputado la victoria... incluso a Carod-Rovira.

(Sonríe). Nosotros estamos satisfechos con esos 120.000 votos obtenidos en las peores condiciones de clandestinización política y mediática. Dicho esto, es evidente que si la propuesta de Bergara hubiese cuajado habría ganado las elecciones de calle. No tengo dudas de ello. Pero esa propuesta sigue vigente, porque, al final, ¿qué dice Bergara? Dice que, si se abre una vía de negociación con el Estado, los vascos vayamos a ese diálogo una vez consensuado lo que queremos plantearle al Estado.

­Sin embargo, no parece que en la familia abertzale el 14-M, ni tampoco las elecciones del domingo en Ipar Euskal Herria, hayan servido para acercar posturas.

A partir de esas dos citas electorales, debemos seguir insistiendo en el trabajo por forjar esa interlocución nacional.

­Y en junio, los comicios europeos.

Si hace falta una interloción nacional ante los estados, con más razón hacia Europa.

­¿Qué plus de esfuerzo está dispuesta a hacer la izquierda abertzale para sumar cara a forjar esa interlocución nacional?

La propuesta de Bergara no es una propuesta que se circunscriba a la disputa de espacio electoral. Para entendernos, no busca disputar la hegemonía del PNV. Esta fase es la de resolución. Dicho esto, hoy es constatable que sociológica y políticamente hay más abertzales a la izquierda del PNV. Eso nos da la tranquilidad de que la capacidad de crecimiento de un polo o espacio de izquierda, abertzale, plural, es muy amplia. Y eso, algún día tomará cuerpo. Sin embargo, insisto en que aquí y ahora ese plus de esfuerzo que menciona será para conformar esa representación nacional que aborde la solución del conflicto.

­Si bajamos más a la calle, ¿no se percibe un enconamiento? Ahí están sus denuncias hacia el Gobierno de Lakua tras las muertes de Berrueta y Sanchiz, las cargas de la Ertzaintza...

Nos gustaría haber escuchado que ese modelo de Ertzaintza sobra y estorba, tras esas actuaciones, como se expresa en otros casos. Que hay un impulso político tras esas actitudes. Por lo demás, aquí parece que, otra vez, estamos con los muertos de primera y de segunda, y eso es terrible.

­¿Esas y otras actuaciones cierran puertas al entendimiento?

Esas actuaciones sobran y estorban, pero si algo ha demostrado la izquierda abertzale es responsabilidad y altura de miras. Antes y ahora.
Mira també:
http://www.gara.net

Comentaris

Arnaldo OTEGI - ¿Doble agente?
19 mar 2004
¿Este Otegi no podría ser un doble agente?

1- ¿Como sabía antes que nadie que no era ETA (lógico) sino también que era la resistencia /sic) árabe?

2-Nunca es detenido, a pesar de que el Estado podría fácilmente hacerlo si quisiera, ¿porqué le quieren en la calle?

3-Ahora está dispuesto a darle una segunda oportunidad al PSOE, ¿qué democracia hay en la izquierda abertzale que este hombre habla en su nombre?

4- Si ETA está inflitrada, ¿no puede estarlo la ex-Batasuna?

Si es un doble agente aquí le dais cancha como la voz de la izquierda.

A mí esto de ETA/AL QAEDA/ESTADO me parece un triángulo muy sospechoso, siempre se apoyan y se hacen el juego entre ellos.
Re: Arnaldo OTEGI - Mahaikide.
19 mar 2004
si, si.. "antifatxa"... bla, bla, bla..

GORA EUSKAL HERRIA ASKATUTA!!
Re: Arnaldo OTEGI - Mahaikide.
19 mar 2004
bé, antifatxa, l'arnaldo otegi fa molt temps q està relacionat amb l'esquerra abertzale i l'haurien d'haver fitxat d molt jove i portaria tota la vida fingint, si fos un doble agent... això sona com quan hi havia gent q es volia creure q el carod era un talp del cesid! (!)
Sindicat Terrassa