Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: corrupció i poder
INDIGNACION, MASACRE Y ELECCIONES
14 mar 2004
Analisis
domingo, 14 de marzo de 2004, 06:02 horas
Indignación, Masacre y Elecciones
Andalucía Libre
domingo, 14 de marzo de 2004, 06:02 horas



El viernes 12 a partir de las 19 horas, millones de personas de todas las naciones del Estado español llenaron las calles de ciudades y pueblos como muestra de dolor y de solidaridad con las victimas de la masacre del jueves en Madrid y de desprecio a sus asesinos. En algunos lugares -Madrid, Barcelona, Sevilla...- ya hubo algunos conatos, de diversa intensidad, de critica a la presencia de miembros del Gobierno español o de dirigentes del PP, con muestras de rechazo y desconfianza. Las dudas o el claro cuestionamiento de la versión oficial que se habían ido gestando a lo largo de la tarde del jueves y el mismo viernes -según se acumulaban datos que descartaban a ETA como posibilidad- pugnaba por expresarse de alguna manera y salir a la superficie. La presión del contexto y el ambiente hizo que la denuncia quedara limitada, aunque los abucheos al PP supusieron una primera rotura del muro de silencio y unanimidad mediaticas. Predominaba socialmente, no obstante, la confusión; trabada además de rabia y angustia.

Ese contexto estaba provocado por la misma convocatoria de manifestación -impuesta por el PP y aceptada por el PSOE y demás fuerzas parlamentarias- que reproducía en su lema y condiciones el conocido chantaje de la "unidad antiterrorista" y permitía ganar un día entero al Gobierno. Una muestra de solidaridad y dolor humano había sido marcada cínicamente por una consigna trágala -"por la Constitución"- que sólo podía entenderse como apoyo a las tesis y discursos del Gobierno español. El Gobierno del PP había llegado incluso a dar ordenes directas a sus embajadores en el extranjero de que sólo admitieran la autoría de ETA, desautorizando cualquier adscripción a Al Qaeda. Su empeño en llegar a las elecciones sin enfrentarse a la verdad ante la población y arrostrar los costes de su alianza con EEUU en la invasión de Iraq, no se detenian ante nada.

La renuncia a continuar con la campaña electoral -lo que implicaba renunciar a usar los espacios gratuitos en televisión- dejaba además a la oposición parlamentaria a expensas de los criterios y de la benevolencia de los medios para poder expresar en algún momento sus valoraciones. Esos mismos medios, marcados por años de rutina antiterrorista, tendían mecánicamente a homogeneizar el discurso; incluso en el caso de los controlados directamente por el PSOE. Todo el clima estaba sostenido en un "apagón informativo" que, especialmente en televisión, retenía o minusvaloraba la difusión de los indicios que iban filtrándose que adjudicaban a Al Qaeda la responsabilidad de los atentados y que reproducía a máximo volumen todo el conocido discurso antiETA. Ninguna fuerza parlamentaria, especialmente en Andalucía, se atrevió a atacar de frente el discurso monocorde del Gobierno. Todo lo más, se expresaba impaciencia y demanda de que se "aclarara toda la verdad".

Los medios seguían, entretanto, ciñéndose básicamente al discurso oficial que apuntaba a ETA (engrasado y apuntalado por dos llamadas personales de Aznar a todos los directores de cabeceras mediáticas, como luego ha podido saberse). Sólo aquellos más afines al PSOE, como los del grupo Prisa y por razones obvias, se permitían ya en sus ediciones escritas del sábado introducir algunas reservas especialmente bajo el recurso de reproducir los datos que desmentían la orientación gubernamental, pero sin afirmaciones editoriales rotundas; cuando ya la prensa internacional y esos mismos datos apuntaban racional y nitidamente a Al Qaeda (entendida como marca conocida del terrorismo islamista). A lo largo de las horas y según avanzaba el sábado, la recapitulación de hechos era a cada momento más abrumadora, pero el Gobierno español del PP seguía empeñado en mantener viva la acusación a ETA, quemando tiempo. Debieron de sonar algunas alarmas. Mientras los políticos del PSOE seguían callados y los de IU intentaban con circunloquios introducir donde podían alguna reserva, su lugar era ocupado por radios y ediciones digitales y por el boca-a-boca e Internet que iban dejando caer los hechos y sobre todo las valoraciones que podían cuestionar la manipulada versión del Gobierno.

Al mediodía del sábado un policía español asesinaba en Pamplona a un tendero por negarse a colocar en su panadería un cartel con la frase "ETA no" y un crespón negro. El crimen no era citado en televisión o todo lo más, remitido a la sección de sucesos. El hecho -más allá de sus circunstancias concretas- expresa bien toda la tensión contenida de la situación y especialmente el deseo desesperado por parte de toda la reacción de endilgarle la responsabilidad de la masacre a ETA -aunque no fuese suya- para "salvar" a su Gobierno y su creciente desasosiego por ver que ETA "se escapaba". En otro plano, esta actitud -cuyo extremo es ese policía de Pamplona- recuerda la respuesta españolista que provocó la tregua de ETA y el pacto de Lizarra-Garazi. Desprovistos entonces de su justificación tópica -no había muertos- y huérfanos de argumentos, el PP y sus afines no sólo pusieron en primer plano sus odios y deseos más profundos, sino que además los expresaron con mayor virulencia incluso que con ETA en activo, evidenciando así cual es su real orden de prioridades.

La tarde del sábado estuvo marcada por la convocatoria de concentraciones de protesta contra el apagón informativo y la difusión de las primeras reservas políticas duras, desde Euskadi -aparte de la izquierda abertzale, por razones obvias- y desde Cataluña. Las iniciativas de Madrid y de Barcelona fueron creciendo y difundiéndose; reproduciéndose cada hora que pasaba en nuevas ciudades en el caldo de cultivo de la indignación acumulada. No eran las masas inmensas del viernes, pero fueron en numero suficientes para inducir al pánico al candidato Rajoy y al PP, que compareció en televisión denunciándolas y pidiendo "protección" (!!), en un nuevo recurso al victimismo. Realmente, no estaba Rajoy demandando amparo ante los pacificos aunque colericos manifestantes, sino ante el espejo de sus pecados y el temor a tener que pagar sus culpas. El PSOE -al que se le acababa el tiempo- aprovechó raudo la percha para expresar ahora sus reservas y criticas; antes ocultas "por sentido de estado". Quizá pronto sabremos como fueron desarrollandose las cosas en la trastienda y cuantas maniobras tuvieron lugar en los desagues del Estado en esas horas. En todo caso, al poco, el ministro Aceves aparecía en televisión anunciando las detenciones de marroquíes e indios islamistas. Y luego, otra vez y ya de madrugada, mientras la mayoría de la población duerme, nuevamente para dar cuenta esta vez de la aparición del video con que Al Qaeda reivindica su crimen.

Dentro de unas horas se abrirán las urnas para elegir nuevas Cortes españolas y nuevo Parlamento andaluz. Ya esta claro que a todas sus medidas reaccionarias neoliberales, a su españolismo, a su criminal implicación en la guerra y ocupación imperialista de Iraq, el PP suma en su debe el ejemplo de manipulación dado en estos tres dias. El PP ha vuelto a demostrar la hipocresía consustancial de los españolistas cuando usan la sangre para defender sus intereses. La masacre de Madrid es un crimen de Al Qaeda (o del islamismo radical) pero es también responsabilidad del PP y su Gobierno y consecuencia de sus actos, al alinearse con Bush. Sus crímenes en Iraq han terminado rebotando en los cuerpos de inocentes en Madrid. Y aunque haya habido personas consecuentes, las fuerzas parlamentarias de oposición (PSOE, PCE-IU, PSA, PA) han vuelto a demostrar sus limites e hipotecas. No olvidemos tampoco que el PP no sería posible sin el PSOE y el resto de los que actuan y son de su cuerda.

Hoy, a partir de las 20 horas, veremos si han conseguido o no reproducir en Andalucía su modelo americano, también en cuanto al fraude de elecciones. De momento -incluso aquí abajo- que no se nos olvide que en este comicio no todas las fuerzas políticas pueden presentarse -ilegalizada Batasuna por arbitraria decisión de PP y PSOE con la abstención de IU- y que decenas de personas no pueden ni siquiera plantearse votar porque han muerto a causa de la acción de unos locos y de la política reaccionaria, imperialista y españolista del PP (y de los que en tantos temas y en tantas ocasiones le han dado cobertura y via libre).

Hoy precisamente es un buen dia para decir tambien con las papeletas: "Independencia y Socialismo o Barbarie". Y optar en consecuencia. Tenemos motivos.




[BoletinAndaluciaLibre] nº 230 - Indignación: Masacre y Elecciones
domingo, 14 de marzo de 2004 06:02

En este correo:
*Miles de personas piden saber quién fue el autor de los atentados
*La Protesta sigue de madrugada en Atocha
*Protestas en Andalucía contra la Manipulación del PP
*Al Qaeda reivindica los atentados en un vídeo hallado en Madrid
*Un Policía asesina un vecino de Pamplona por negarse a colocar en su panaderia un cartel con la frase "ETA no"
*Indignación, Masacre y Elecciones, Andalucía Libre
*Hoy Elecciones: Enlaces para analisis e información
*Solidaridad con Palestina,
*Directorio de Andalucía en Internet,
*Música de fondo: Llego el día,Triana

* Alta: andalucialibre-alta ARROBA eListas.net
Mira també:
http://www.andalucialibre.tk/
Sindicat