Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: laboral : amèrica llatina
ARGENTINA: Continúa la lucha de los trabajadores de Paty
02 mar 2004
Mientras la empresa amenaza con despidos, los trabajadores se rodean de solidaridad y reafirman sus medidas de fuerza.
Los trabajadores del frigorífico Quickfoods S.A continúan luchando contra la extensión de la jornada laboral que la empresa exportadora de carnes pretende imponer, manteniendo bajos los salarios. Junto a organizaciones de desocupados y partidos políticos de izquierda, se reúnen semanalmente frente a la fábrica de hamburguesas Paty (planta Martínez) en la Comisión de Solidaridad, buscando establecer medidas de lucha y tácticas a seguir en la disputa con la empresa.

Un mes atrás estalló el conflicto en la fábrica, cuando frente a la exigencia de mayor producción, los trabajadores se negaron a cumplir horas extras hasta tanto no se aplicara correctamente el decreto 392/2, que establece el aumento de $200 al salario básico. La compañía respondió imponiendo un incremento de horas de trabajo y cambiando de turno a todo el personal de la planta.

Reunidos en asamblea, los trabajadores decidieron rechazar las medidas de la compañía y propusieron agregar otro turno laboral, en lugar de extender las horas de los turnos vigentes. Pero la empresa se negó por completo a aceptar las reformas y comenzó a suspender por 48hs a siete trabajadores del turno mañana.

La respuesta no se hizo esperar: "Inmediatamente paramos la producción", comentó uno de los trabajadores, "la fábrica está automatizada, con 30 trabajadores que paren, se paraliza toda la planta."

Según explicó el delegado David Soria, una de las estrategias es recurrir a las "asambleas informativas", que legalmente corresponden al ejercicio del derecho de reunión, pero que se utilizan como "paro encubierto", ya que la producción en esas horas queda bloqueada. "Es donde más les duele", comentó Soria, "por eso nos dicen que somos saboteadores, delincuentes y esas cosas."

Los empresarios de Quickfood S.A se niegan a incorporar al sueldo básico de los trabajadores un plus por insalubridad que legalmente corresponde por el tipo de tareas que se realizan, especialmente en la cadena de frío. La negativa se impone sin ningún justificativo, ya que se trata de una empresa que cuenta con una alta tasa de ganancias. Uno de los trabajadores comentó que "Quickfood S.A es la segunda compañía exportadora de carnes en la Argentina, con empresas en Chile y Uruguay. Actualmente tiene una tasa de ganancias muy elevada, producto de la entrada de divisas por las exportaciones a Europa, el Sudeste asiático y América Latina." Explicó también que la gerencia de la empresa integra la COPAL (Coordinadora Industrial de Productos Alimenticios) y recibe un porcentaje de la cuota Hilton (colocación de cierta cantidad de productos cárnicos de alta calidad por parte de Argentina, Estados Unidos, Australia y Uruguay, en el mercado europeo; libre de aranceles o retenciones y con un derecho aduanero del 20 por ciento) para mantener las condiciones de higiene de la fábrica.

El miércoles 18 de Febrero el ministerio de trabajo decretó la conciliación obligatoria, que según los propios trabajadores, "es un arma de la empresa para desgastar el conflicto". En ese sentido se decidió reforzar las medidas de fuerza, buscando solidaridad y apoyo con otras organizaciones, especialmente con obreros desocupados. "Si los piqueteros se unen a la lucha de los trabajadores ocupados, evitarían el desprestigio ante la sociedad", comentó uno de los trabajadores. Precisamente en busca de unidad entre ambos sectores, los operarios del frigorífico proponen crear un tercer turno para dar trabajo genuino a desocupados, a demás de los reclamos por aumento salarial y la lucha contra la reforma laboral que ya llevan adelante.

Para aplacar la lucha, la empresa apunta a dividir a los trabajadores a través de suspensiones y amenazas de despidos masivos, utilizando la situación de desocupación estructural como arma de extorsión. Sin embargo, como señaló David Soria, "el apoyo de nuestros compañeros desocupados es lo que nos fortalece y hace que la patronal no nos pueda despedir."
Mira també:
http://www.anred.org
Sindicat