Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: globalització neoliberal : educació i societat : fòrum 2004
El hacha que rompa nuestra mar congelada.
23 feb 2004
Texto escrito por Wu Ming 6, publicado en Cádiz Rebelde y aparecido en rebelion.org el pasado 19 de febrero.
1.La biblioteca de Babel de pago

Borges afirmaba que mientras otros se jactaban de las páginas que habían escrito, a él le enorgullecían las que había leído, sobre todo, las que devoró encerrado en la extensa biblioteca de su padre. Muchos no tuvieron la suerte de cercarse de tratados y novelas, ni contaron con una habitación exclusiva para amontonar papel encuadernado. Otros ni siquiera tuvieron el lujo de una habitación. Pero a pesar de esos inconvenientes de tan marcado carácter genético-biológico para letrados deterministas, la herramienta de la lectura, como un acto de resistencia, se forjó en la calle, en parques, ateneos obreros y en las bibliotecas públicas. A veces, según la disputa simbólica al uso, lo llaman capital cultural, otras devorador autodidacticismo y las malas lenguas, convencidas de su legitimidad bajo la nobleza de un diploma, como gleba incómoda. Esta élite cultural, con amplia biblioteca propia, amplifica sus quejas cuando las estadísticas de lectura son paupérrimas en un país donde se editan tantos libros al año. País de analfabetos funcionales, dicen. Eso sí, las lecturas de la mayoría de ciudadanos, en demasiadas ocasiones, se quedan en hojeo, no más de diez minutos, del Lecturas y en el socorrido chiste de las dos ovejas que se comen un rollo de película: âme gustó más el libroâ?. Quizá por eso, la noticia pasó desapercibida: pronto las hordas de los derechos de autor, esos bárbaros de la ley de propiedad intelectual, se llenarán los bolsillos. Bruselas pretende que las bibliotecas públicas, esos refugios para parad@s, lectores y lectoras y revistóman@s, cobren por prestar los libros de su fondo bibliográfico. Los autores y editores recibirán como pago al canon un botín de unos millones de euros. El donoso escrutinio se realizará ahora por pay-per-read ya que los negocios amenazan la biblioteca alejandrina de cada barrio. Muchos de los que robábamos libros (humildes imitadores de Guglielmo Libri), antes de que pudiéramos pagarlos, sucumbimos al préstamo y al inverosímil fondo de alguna biblioteca de barrio quizá con la irrefrenable pasión por una cultura tantas veces robada. Quizá las bibliotecas públicas no sean de babel aún, pero mantienen la dignidad de atesorar libros que ayudan a vivir y aún âpor poco tiempo, ya que las bibliotecas norteamericanas andan por esos caminos- no están vigiladas por el ejercito y la policía. Es alarmante el incremento del index librorum prohibitum, pero aparentemente siempre ha estado ahí hambriento de títulos y autores.

Es sabido que, siguiendo esta lógica mercantilista, el acceso a los libros y a la cultura desde la industria del enterteiment está basado en la compra de un objeto cultural consumible, en el entramado de críticos y loas corporativas, los imprescindibles libros del mes y las irrefutables obras maestras cada año. La difusión de la lectura se favorece permitiendo la difusión de los textos, no restringiéndola. El copyleft, iniciativas como el bookcrossing, el proyecto robinson o el de Analfabetismo cero, las bibliotecas sin fronteras, las campañas de libros para todos, son parte del activismo contra una anacrónica forma de apropiación de la cultura, los derechos de autor. La industria del entretenimiento, inyectada de millones de euros, puebla nuestro tiempo libre con infumables productos culturales. Algún día leer cierto libros â ya casi lo es- es un acto de subversión y diversión. Debemos resistir, crear redes alternativas, fomentar la autoproducción, autodistribución, el boca a boca y si leemos o escribimos libros que sean, como escribió alguien, un hacha que rompa nuestra mar congelada.


2. El gran circo de las culturas

No sabemos que libro anda leyendo José Bové, pero el dandy campesino ha declinado su invitación a la fiesta del negocio de la Cultura, el parque temático que se prepara: El Forum 2004 de Barcelona. El "Forum Universal de las Culturas" se presenta con el despliegue lingüístico del discurso solidario (sostenibilidad, cultura de la paz, diversidad). Pero tras el velo políticamente correcto, el forum está patrocinado por un ramillete de empresas que han desarrollado sistemas informáticos para el ejercito, promocionan el trabajo infantil, la ausencia de sindicatos, la corrupción, han asesinado a defensores de los derechos de los trabajadores, y a poco que nos despistemos privatizan el agua, el aire y el espacio que ocupa nuestra sombra cuando se alarga ante el crepúsculo. Es fácil reconocer los mecenas por el logotipo del forum que incluyen en sus promociones y comerciales. Como escribía el antropólogo Manuel Delgado: "El evento va a ser una apoteosis de 'las culturas' como tema para la demagogia política y para la trivialización mediática, una diversión en que la pluralidad cultural se verá reducida a una pura parodia destinada al consumo de masas y a la buena conciencia institucional. Un circo en que la diversidad humana será exhibida como un grandioso y amable show de luz y de color." Asimismo, el Forum aparece como una enorme operación para esconder una realidad de especulación económica y represión de las diferencias, culminando el proceso de "limpieza" de la ciudad que empezó con las Olimpiadas de 1992. Aumento exponencial de los precios de la vivienda, de compra o de alquiler; cientos de viejos edificios derribados que dejan su espacio para construir nuevos hoteles y viviendas residenciales; barrios enteros destrozados y "recalificados", sus habitantes desalojados de sus casas; todo ello salpicado de un recrudecimiento notable de la represión y de la violencia institucional hacia la inmigración y la disidencia social.

Se habla de sostenibilidad mientras el Ayuntamiento se ha convertido en el mayor de los especuladores. Se privatizan espacios públicos, se permite la construcción de rascacielos, se convierte la ciudad en un gran parque temático destinado al turismo; se habla de la diversidad como un valor a defender, mientras el Otro es reconocido justamente para poder encadenarlo mejor a la explotación; se habla de la cultura de la paz: la tolerancia y el diálogo deben extenderse y convertirse en educación para todos. Pero el Estado-guerra avanza insidioso bajo la forma de cámaras de televisión en las calles, de policía privada... de control generalizado que persigue la localización del enemigo en cualquier lugar.

Desde la Agenda de Principios y Valores del Forum 2004 se asegura que: âserá una gran celebración y una manifestación de la creatividad y de la riqueza cultural de todos los pueblos. Al mismo tiempo ofrecerá un marco para la reflexión conjunta sobre cuestiones que afecten el desarrollo de las sociedades y que vienen condicionados por las nuevas formas de relación, comunicación y intercambio a escala mundial". Apenas 86 días restan para que comiencen 141 donde Mikjail Baryshnikov, Peter Brook, Carlinhos Brown, Patrice Chereau, Caetano Veloso, Bob Dylan, Norah Jones, Alejandro Sanz, Phil Collins, Sting y muchos más contribuirán aportarán su granito de cultura dominante. Salud. La miseria de la vida cotidiana de los espectadores de la cultura se endulza con bestsellers en un ocio colonizado en parques temáticos como el que se prepara. Las medidas de la unión Europea sobre el canon a pagar dificultarán el acceso a la información y al conocimiento. Pero ese importa poco mientras los payasos del gran circo de las empresas pululen por la pista mediática al son de sus satisfechos mecenas.
Sindicat Terrassa