Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
Advierte Washington que seguirá militarizando la Triple Frontera
01 feb 2004
Señala a Argentina que en la zona se financia a grupos árabes fundamentalistas

Advierte Washington que seguirá militarizando la Triple Frontera

Con el pretexto de la lucha antiterrorista buscan evitar reunión de organizaciones sociales
Buenos Aires, 31 de enero. El paso del coordinador de la Oficina Antiterrorista del Departamento de Estado estadunidense, Joseph Cofer Black, por Buenos Aires, dejó en claro que el gobierno de George W. Bush está decidido a continuar su estrategia de militarizar la Triple Frontera (Argentina, Brasil y Paraguay).

A pesar de que por insostenibles van cayendo los argumentos de que el lugar es o fue un nido de terroristas islámicos, y según una versión más delirante refugio de células de Al Qaeda, Estados Unidos insiste en adjudicar a la zona un lugar en el mapa del terrorismo que trazan sus expertos.

Lo único comprobable es que la Triple Frontera es un lugar estratégico geográficamente, que comprende también el subsuelo de la zona circundante, el llamado Acuífero Guaraní, la mayor reserva de agua dulce no contaminada del mundo.

Cofer Black llegó a Buenos Aires tras asistir a la conferencia del Comité Interamericano Contra el Terrorismo (Cicte), en Montevideo (creado a iniciativa de Argentina en los tiempos de Carlos Saúl Menem), y advirtió al gobierno que es necesario controlar el movimiento de fondos en la Triple Frontera.

Según él, desde esta zona se estaría financiando a "grupos árabes fundamentalistas", como Hamas o Hezbollah. Analistas en Brasil afirman que, para que el discurso del estadunidense tuviera un viso de realidad, Cofer Black señaló también los problemas de seguridad en el territorio. Como resultaba imposible fundamentar sus afirmaciones anteriores, el funcionario de Estados Unidos sostuvo que "en la zona no quedan células dormidas ni está actuando Al Qaeda", lo cual nunca fue cierto, según expertos de la región.

Habló también de lo vulnerable que son "los sistemas financieros de Argentina y de otros países para impedir el lavado de dinero, lo cual facilita actividades terroristas en cualquier lugar del mundo". También dijo que su país espera continuar trabajando con el gobierno argentino "contra el terrorismo en todos los frentes". Entre las "tareas conjuntas" se refirió al "intercambio de información que permita identificar a los terroristas para cortar los eslabones de la cadena que les permite operar y financiar sus acciones. Esto no es algo que hacemos sólo con Argentina". Consideró "muy fuerte" y en ascenso la cooperación entre ambas naciones. Destacó el trabajo de expertos realizado por el Cicte, al que calificó de "organismo técnico efectivo, formado por expertos en contraterrorismo y seguridad nacional", y como "proveedor de capacitación y vehículo de intercambio de información concreta".

Sin embargo, el Cicte está en la mira de organismos humanitarios y sociales, por las implicaciones que pueda tener y la similitud de sus trazos con la Operación Cóndor, la coordinadora criminal y de inteligencia de las dictaduras del Cono Sur en los años 70.

Cofer Black se mostró complacido de que en Argentina existan funcionarios determinados a proteger su país, "en una guerra en la que, para citar el presidente George W. Bush, el mundo entero es el frente de batalla".

Aunque nunca se ha mostrado ninguna prueba, Cofer Black sostuvo que la Triple Frontera fue "muy importante" para los terroristas de Al Qaeda, y lo fundamentó diciendo que en allanamientos a casas, en Afganistán, encontraron "carteles de las cataratas del Iguazú en las paredes".

La visita de Black coincide con una reunión que se realiza en Puerto Iguazú, la parte argentina de la Triple Frontera, que realizan organismos sociales, humanitarios, universidades regionales y otros en preparación de lo que será el primer Foro Social de la Triple Frontera 2004, que se efectuará ahí entre el 25 y el 27 de junio.

La idea de llevarlo a cabo surgió en una reunión de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) con la Universidad Nacional de Misiones, cuando miembros del Foro Social de esa provincia sugirieron que se hiciera énfasis en el tema de la Triple Frontera, ante la gravedad de los planteamientos estadunidenses para esa región.

A partir de una serie de trabajos e investigaciones se trabajará en la defensa de los recursos acuíferos y de la soberanía de la zona, para impedir que el lugar sea tomado con la justificación de la lucha antiterrorista.

Para ello se tendrá en cuenta la estrategia de Washington y Londres (falsos argumentos) para invadir a Irak.

En el triángulo fronterizo de la Triple Frontera viven, entre otras comunidades, unas 29 mil personas de origen árabe, que se dedican al comercio desde hace años. Algunas familias árabes son centenarias en el lugar. Desde los remozados trazos de los conflictos de baja intensidad, previstos por el Pentágono y algunos sectores de seguridad en Washington, esa zona quedó incluida en el vasto mapa de militarización de América Latina para los años 2000.

Fue durante la presidencia de Carlos Saúl Menem (1989-1999) que el tema de la Triple Frontera tomó vuelo. En estos momentos tropas estadunidenses están realizando ejercicios y entrenamientos en Paraguay, país que está bajo severa presión de Washington. Recientemente, organismos humanitarios paraguayos denunciaron que Estados Unidos y el gobierno de España han presionado abiertamente a la administración de su país para que esa nación envíe tropas a Irak.

El temor de los organismos humanitarios regionales es que, en el contexto de acuerdos antiterroristas, en la Triple Frontera se apliquen todo tipo de controles, como ya se está haciendo, para evitar el encuentro de movimientos sociales, sindicales y estudiantiles o para reprimir las protestas sociales que se multiplican.
Mira també:
http://www.jornada.unam.mx/2004/feb04/040201/030n1mun.php?origen=mundo.php&fly=1
Sindicat Terrassa