Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: corrupció i poder : guerra
Expedició "militar" o "visita": Guinea equatorial
01 feb 2004
El que per Zaplana és un viatge de cortesia, per l´oposició guineana és un desplegament armat. El secretisme del govern espanyol en aquest tema queda clar.

Article publicat al diari "la Voz de Galicia" (Galiza)
ANALISIS| Los motivos para el envío de los buques


Lo que para Zaplana es un viaje «de cortesía», para la oposición guineana es un despliegue armado. El secretismo español ha arrojado muchas sombras


A «una visita de cortesía». A eso iban a Guinea Ecuatorial dos embarcaciones de combate españolas, según aseguró el portavoz del Gobierno, Eduardo Zaplana. Pese a las inofensivas intenciones de un viaje previsto «desde hace tiempo», a los tripulantes de los buques les avisaron con el tiempo justo para liar el petate y el jefe de la misión se enteró cuando faltaban sesenta horas para zarpar.

No es ese el único dato peculiar de la travesía. En Malabo, los altos mandos del Ejército no tenían noticia de la llegada de un contingente procedente de España. Además, la situación en el país africano no es la más propicia para una visita armada: la tensión política hace temer un posible golpe de Estado.

En vista de estos detalles, a los que hay que sumar la rápida marcha atrás que dio el Gobierno en sus planes cuando se hizo pública la noticia, no es descabellado pensar que el envío del Patiño y el Canarias respondía a algo más que un gesto cortés.

Compromiso empresarial

La ministra Ana Palacio visitó Malabo en octubre del 2003. Allí abrió vías para el desembarco en Guinea Ecuatorial de empresas españolas. Aunque hasta hace bien poco carecía de interés comercial, el país africano se ha convertido en un objetivo goloso: su crecimiento económico en los últimos diez años ha sido el mayor del mundo.

Están en juego importantes concesiones de explotación que podrían recaer en un país como España, el antiguo colonizador, con quien las relaciones diplomáticas son óptimas. Un apoyo en tiempos difíciles (como, por ejemplo, una presencia militar que atemorice a posibles golpistas) predispondría a Obiang a un provechoso acuerdo comercial para Madrid.

Petróleo tentador

¿Qué tiene Guinea Ecuatorial que pueda desear Occidente? Petróleo. El país es el tercer productor de oro negro en �frica y su reciente explotación ha sido el motor del auge económico y también de la codicia de los países vecinos.

Conspiración internacional

El momento para que España demuestre que es un país amigo podría haber llegado. Se teme una conspiración internacional. Varias fuentes hablan de un apoyo de mercenarios de Oriente Medio a un movimiento insurgente. Malabo ya ha sufrido tensiones con países vecinos como Gabón y hay naciones extranjeras implicadas en la seguridad de Guinea Ecuatorial (en el Ejército hay fuerzas especiales marroquíes).

Por si acaso, el propio presidente firmó el jueves un pacto de no agresión con otros países de �frica Central (Congo, Gabón, Camerún, Chad y República Centroafricana) en un intento de aliviar la tensión.

Elecciones legislativas

Aún sin conspiración externa, a Teodoro Obiang le sobran motivos de preocupación sin salir de casa. Las detenciones de posibles golpistas han crecido últimamente, incluso en círculos cercanos al propio Gobierno.

Salvo sorpresa, en marzo habrá elecciones legislativas y nuevos rumores de pucherazo (el presidente controla a la población gracias al voto público). Cada vez que se acercan los comicios crecen las tentaciones de los insurgentes. Una presencia disuasoria sería bienvenida. La oposición en Guinea calificó ayer la «visita» de «expedición militar en toda regla».


Xurxo Fernández
Sindicat Terrassa