Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Entrevista :: criminalització i repressió
Entrevista a Josu Lariz en "Limando Barrotes"
31 gen 2004
En diciembre de 2001, Lariz recuperó la libertad, pero en julio de 2002 volvió a ser detenido como consecuencia de una nueva solicitud de extradición formulada por el juez Baltasar Garzón, quien fundamentó su petición en un requerimiento rechazado en 1991, y que motivó en su día un arresto domiciliario. El ciudadano vasco permaneció en Cárcel Central hasta el 22 de noviembre de 2002, día en el que la jueza Aída Vera le comunicó que la petición de la Audiencia Nacional había sido nuevamente rechazada, por lo que debía quedar en libertad. No obstante, un grupo de policías secuestró a Lariz dentro del juzgado y lo llevó por la fuerza hasta el aeropuerto de Carrasco, donde le esperaba un avión rumbo a Buenos Aires. Para posibilitar el traslado de Lariz a Argentina, la embajada española en Montevideo, a cargo de Fernando Martínez Westerhausen, entregó al viceministro del Interior uruguayo, Daniel Borrelli, un pasaporte español falso con validez por siete días.
josu-lariz01.jpg
-¿Compañero Josu, cómo empieza esta historia?
-Josu: La historia mía como la otros tantos compañeros vascos, empieza en la década del ´80, sin olvidar que nosotros veníamos de la década del ´70, plena dictadura franquista.
Ante la falta de libertades, represión y persecución policial, que había en esos momentos contra los militantes vascos - muertos en manifestaciones, por torturas- cientos y cientos de detenidos nos tuvimos que refugiar en Francia.
En donde desde el ´85 al ´87 el GAL Grupos Parapoliciales del Estado asesinan 46 refugiados vascos, entre ellos un diputado y un senador. A raíz de todo eso el Estado francés y español hacen un tratado de cooperación antiterrorista; ahí el gobierno francés nos empieza a quitar los documentos y a expulsarnos de policía a policía.
Con incomunicación de 10 días, por la ley antiterrorista, en menos de 2 años se llevaron a más de 300 personas. A raíz de todo eso muchos compañeros decidieron irse a otros países con sus familias, México, Venezuela, Nicaragua, El Salvador. Uruguay en el caso mío. Así y todo el Estado imperialista español no nos dejó de perseguir y en 19932 fuimos detenidos 13 vascos en un restaurante donde trabajábamos con nuestras familias. Después de 14 meses, salí en libertad. Después que la justicia uruguaya denegara la extradición por falta de pruebas y reconociendo que era un problema absolutamente político.

En el 2001 soy detenido - con una orden de allanamiento- en mi casa, donde entraron más de 20 policías encapuchados. Al mes salgo libre.

En el 2002 de nuevo España me pide la extradición. Después de 4 meses me es denegada. Pero el presidente Batle me expulsa a Argentina.

La Suprema Corte de Justicia uruguaya reconoce que la expulsión fue ilegal, porque no se le avisó ni al fiscal, ni a mi defensor, ni a mi familia de mi expulsión. Estuve 6 horas en paradero desconocido y en estos momentos me encuentro preso en Argentina, con pedido de extradición a España, el mismo pedido denegado 2 veces en Uruguay.

-Contános ¿Cómo está la situación en tu patria?
-Josu: Decir que yo ya llevo casi 20 años fuera de Euskal Herria pero siempre he vivido y conocido esa historia como la historia de una resistencia. El espíritu conquistador de los estados vecinos - francés y español- por conseguir nuevas tierras y posteriormente poder dominarlas económica, política y culturalmente, actualmente sigue en la misma, incluso diría peor. La represión es diaria, hay más presos políticos que nunca - Cerca de 700- y más de 3.000 exiliados.
Ilegalización de la izquierda; Abertrale Batasuna, que aglutina cerca de 300 mil personas, la 2º fuerza más importante de Euskadi; cierre de diarios, radios y organismos a favor de la lengua Vasca; torturas diarias; amenazas y simulacros de invadir Euskal Herria por medio del ejército español.
El estado español no quiere reconocer el derecho de autodeterminación de los pueblos. Derecho reconocido en la ONU, por el que la mayoría del pueblo vasco, se manifiesta, pide el derecho a autodeterminarse, que se haga un referéndum. Derecho no reconocido por la Constitución española. En 1978, fue puesto a referéndum esa constitución que la mayoría del pueblo vasco rechazó.

No se quiere reconocer el carácter absolutamente político del conflicto entre el estado español y Euskal Herria.

Seguimos teniendo las mismas fuerzas de ocupación que en tiempos de Franco, policía Nacional, Guardia Civil, Ejército Militar. Una monarquía heredera del franquismo. Los jóvenes son acusados y algunos condenados de 10 a 15 años por manifestarse y escribirse con los presos políticos vascos.

Los refugiados y presos políticos vascos somos tratados como mercadería de cambio, para colmar las ansias represivas del estado español, que no dudó en participar de la masacre del pueblo iraquí, ni en sumarse a cualquier aventura de guerra ideada por EE.UU.
Todo esto ocurre en un país chiquito llamado Euskal Herria de cerca de tres millones de habitantes. No pedimos ni más ni menos: sólo nuestro derecho como pueblo a ser libres.

-¿Cuál es el estado de tu causa en estos momentos?
-Josu: El 22 de noviembre acaba de hacer un año que estoy preso en Argentina; en todo este tiempo han pasado tres jueces: Servini de Cubría; Oyarbide y en este momento estoy en manos del Bonadío y mi causa se encuentra en la Cámara de Casación, ya que el juez no permitió a mi defensa ninguna prueba - ni de Uruguay ni de España-. Eso me da a entender que mi defensor va atado de pies y manos al juicio oral y que Bonadío ya tiene tomada su resolución que es la extradición a España.
Ahora hay que ver si la Cámara de Casación acepta las pruebas que pide mi defensa.
Y fuera de lo judicial está la petición de refugio que depende del gobierno argentino.

-¿Cuál es tu perspectiva?
-Josu: Esperar, ver como sale todo este proceso jurídico en la primera instancia. Está difícil por lo que cuenta mi defensor, Eduardo Soares.
Con un juez de tendencia fascista como Bonadío, que no acepta ninguna prueba que pide midefensa. Encima, hace poco en España le acaban de otorgar un premio, así es que huele peor. Recusado dos veces por mal desempeño de la justicia, famoso "juez de la servilleta".
Pero así y todo, no hay que perder las esperanzas y menos teniendo un pueblo solidario como el vuestro que me apoyó desde el primer momento desde organismos de DD.HH., organizaciones políticas, sindicales, Madres, Abuelas; piqueteros, HIJOS, etc, etc.. Reconociendo el carácter político de mi persona y haciéndole llegar al gobierno argentino la petición de refugio en vuestro país.
Desde estas páginas les quiero agradecer a todos los organismos todo lo que están haciendo para que meden el refugio. Con el apoyo y el esfuerzo de todos ustedes será más fácil la libertad y el refugio que me corresponde como perseguido político que soy. Todo está difícil pero nada está perdido. Vuestro apoyo solidario ayudará a abrir la cerradura que nos llevará a la ansiada libertad de todo preso político.

"Limando Barrotes" Nº 4 (publicación de la Coordinadora por la Libertad de los Presos Políticos de Argentina)

Apoya a la petición de asilo político para Josu Lariz: apoyo ARROBA josu-askatu.org
www.josu-askatu.org
josu_hebe-t.jpg
Mira també:
http://www.josu-askatu.org
Sindicat