Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: sanitat
Los países afectados por la gripe del pollo intentan que no se repita el «fenómeno SARS»
29 gen 2004
AGENCIAS
web_26.jpg
La OMS recomendará a propietarios de granjas y personal sanitario la vacunación contra la gripe humana para impedir una mutación que originaría una pandemia

BANGKOK. Detener el «fenómeno SARS», la extensión de la enfermedad que en el caso de la neumonía provocó la muerte de ochocientas personas en todo el mundo. Este fue el objetivo ayer de la reunión de emergencia que mantuvieron en Bangkok ocho de los diez países afectados por la «gripe del pollo». El encuentro terminó con un objetivo para conseguirlo: la coordinación y cooperación de todos ellos en la investigación, erradicación de la epidemia y en el desarrollo de vacunas.

El gran inconveniente del acuerdo de «mínimos» es que se toma mes y medio después de detectarse oficialmente el problema, y posiblemente seis meses después de que comenzase a afectar a las granjas de Vietnam, Tailandia y China. En el encuentro también participaron expertos de Estados Unidos y de la Unión Europea, que acaba de prohibir la importación de animales exóticos de estos países como loros, cacatúas, pinzones y periquitos.

La extensión de la epidemia a diez estados de Asia -Japón, Corea del Sur, Camboya, Taiwan, Indonesia, Pakistán, Laos, China, Vietnam y Tailandia-, el incremento del número de fallecimientos en los dos últimos y el temor a una pandemia mundial si el virus se mutase con el de la gripe humana han llevado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a involucrarse con fuerza en el problema. Además de haber dirigido esta cumbre internacional, la OMS quiere establecer mecanismos de control e investigación en red, similares a los que aplicó con éxito para el Síndrome respiratorio agudo y grave (SARS). Tras haber criticado a China y Tailandia, ha conseguido ya que el primero le pida ayuda. Eso sí, cuando ya son tres las granjas afectadas en su territorio, una en la frontera con Vietnam y dos en el centro del país que se confirmaron ayer, lo que habla a las claras de los poderosos mecanismos de transmisión del virus.

El ministro tailandés de Relaciones Exteriores, Surakiart Sathirathai, declaró al final de la reunión: «recalcamos el hecho de que nuestros esfuerzos individuales deben ser reforzados mediante una cooperación regional e internacional eficaz». A su vez, el ministro, que insistió en aceptar las medidas impuestas por las agencias de Naciones Unidas, destacó sin ofrecer más datos que el plan de acción implica «mayor transparencia y rapidez de reacción». Además, incluye mayor cooperación en investigación, de intercambio de informaciones y de investigación para la elaboración de análisis baratos y vacunas, así como posiblemente la organización de una red regional de supervisión veterinaria.

Sí a la continuidad del turismo

En la reunión hubo otro punto de acuerdo más concreto: ninguno de los países afectados ve necesario restringir los movimientos de las personas, es decir, impedir el turismo. Los estados presentes en la reunión consideran que al no existir la tan temida transmisión de la enfermedad entre personas no hay tantos riesgos como el pasado año con el SARS. A su vez, intentan impedir por todos los medios una crisis económica, que en el caso de la neumonía asiática supuso unas pérdidas de más de 60.000 millones de dólares, según el Asian Development Bank.

Mientras tanto, la epidemia sigue sumando nuevas infecciones y muertes en personas. Hasta el martes, sólo Vietnam y Tailandia habían contabilizado afecciones en el hombre, registrando entre ambos ocho fallecimientos confirmados por la OMS y, al menos, otros diez más con los mismos síntomas. Vietnam anunció ayer otros dos fallecimientos, dos hermanas de 23 y 30 años, con los síntomas de la «gripe del pollo» pese a que los análisis anteriores habían sido negativos, mientras Tailandia informaba de la muerte de una mujer de 57 años, todos ellos a la espera de la confirmación por parte de la OMS. Además, la también conocida como gripe aviar puede haber llegado a la isla de Bali, en Indonesia, donde un niño de tres años permanece ingresado con los síntomas de la enfermedad.

Las investigaciones se centran en las vacunas y mecanismos de transmisión. Once compañías farmacéuticas están interesadas en someter un prototipo de vacuna, que en el mejor de los casos estaría listo en entre uno y tres meses, a los exámenes clínicos. Pruebas que durarían al menos entre cuatro y seis meses más. Los investigadores analizan el papel de las aves migratorias, ya que se cree que éstas podrían estar llevando el virus por toda Asia, lo que explicaría la extensión a otros animales como los patos.

Al mismo tiempo, la OMS está preocupada por proteger a las personas especialmente expuestas a la «gripe del pollo» como son las que participan en el sacrificio de aves o los propietarios de las granjas. En este sentido, la OMS recomendará a todos los grupos de riesgo la vacunación contra la gripe normal, con el fin de reducir la circulación de esta última y así evitar que el virus aviar se fusione con el humano y de lugar a la temida mutación genética que originaría una pandemia.
Sindicat Terrassa