Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
        01 02 03
04 05 06 07 08 09 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Accions per a Avui
Tot el dia
11:00

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* %sArticle
Notícies :: educació i societat : especulació i okupació
¿Existe una burbuja inmobiliaria en España?
28 gen 2004
¿Existe una burbuja inmobiliaria en España?

No entiendo como un bien de primera necesidad contemplado por la
constitución y que está siendo utilizado para enriquecer a ciertos
sectores de la sociedad no provoca que haya una revolución social
equiparable a la de la guerra de Irak siendo que los precios actuales
van a condicionar las condiciones de vida de millones de personas en
nuestro país.
En esta parrafada voy a intentar desmontar los argumentos que usan los
interesados en el ladrillismo: la vivienda nunca baja, el ladrillo es
la inversión más segura, esta zona va para arriba, alquilar es tirar
el dinero, los tipos de interés no volverán a subir, España va bien,
etc. Todos estos argumentos se han grabado a fuego en las mentes de
muchos ciudadanos habiendo sido prodigados por sectores interesados a
base de años por lo que un cambio en la forma de pensar está siendo
muy difícil.
Hemos llegado a un punto en el que el actual modelo de crecimiento que
ha tenido el país durante los últimos años se está agotando. Después
de la crisis de la burbuja de acciones tecnológicas, los países
desarrollados han sufrido un proceso de crecimientos mínimos en sus
economías pero en España se ha usado el sector de la construcción para
mantener un PIB suficientemente alto para poder mantener la creación
de empleo que es uno de los principales problemas de nuestro país. El
sector construcción genera a su alrededor una cantidad tan importante
de actividad que provoca que por cada uno de los empleos directos en
construcción se generen otros tres empleos relacionados con este
sector. Todos sabemos la cantidad de inmobiliarias abiertas en los
últimos años así como la cantidad de gremios como fontaneros,
cristaleros y hasta el último que podría ser el sect or del taxi que
mueve mucha gente por las transacciones inmobiliarias.
Todos nos beneficiamos del auge del sector por lo que en consecuencia
se beneficia el consumo en general por la sensación de riqueza que
provoca no solamente el empleo generado si no los activos
supuestamente sobrevalorados en propiedad inmobiliaria.
La sensación de riqueza que provoca un supuesto aumento del valor de
nuestro piso promueve el consumo pero si esta sobre valoración es muy
alta y generalizada a la vez así como reconocida por el gobierno, el
tirón del consumo está garantizado. Tengo amigo que vende coches de
lujo que me confirma este supuesto.
Una pareja se compra un piso por 40 millones de obra nueva pero tardan
en darles las llaves año y medio. En este tiempo el piso saben que se
les revaloriza un 23 % por lo que a la hora de firmar la hipoteca
piden el 100 % de la tasación que les hace el banco por lo que el
banco les da 49 millones. De esta manera se compran el coche de lujo y
encima tienen para los muebles. Es conocida la actual guerra
hipotecaria de los bancos para hacerse con el mayor numero de
hipotecados por lo que financian lo que haga falta. Hasta ahora eso ha
funcionado así.
La sensación de riqueza llega a todo aquel que tiene un piso en
propiedad y sabe que su piso vale el doble que hace 4 años por lo que
la sensación del que no lo tiene es de que tiene que hacerse con uno
aunque realmente no lo necesite todavía. Todo provocado por el
sentimiento de que puede quedarse fuera del mercado. "Ya sabes, si no
compras ahora el año que viene estarán mas caros" "mi vecino ha
vendido el suyo por 30 millones, como el mió es mejor pido tres
millones mas" Entre unos y otros se ha alimentado la situación
ayudados por el sector inmobiliario y por los bancos que aportan el
dinero que haga falta.
Sabiendo el gobierno que el modelo está agotado y que el consumo se
empezará a resentir por el altísimo endeudamiento, ahora promueve que
los que tengan piso pagado lo hipotequen para poder seguir manteniendo
el consumo.
http://www.consumer.es/web/es/noticias/vivienda/2004/01/21/94384.php
Hasta ahora he comentado de manera objetiva la situación por lo que
ahora empiezo a especular sobre las consecuencias negativas y el
futuro próximo (aquí espero tu colaboración).
La eterna discusión de los últimos meses es: ¿hay burbuja inmobiliaria
o no la hay?
Bueno, por lo que he podido leer la opinión generalizada es que no la
hay pero que casualidad que siempre vienen esas declaraciones por
parte de sectores involucrados de alguna manera en la necesidad de
todo esto no decaiga. Hablo de sectores de la banca, constructoras,
economistas de medio pelo y políticos que reconocen la sobre
valoración pero que inmediatamente dicen que no hay burbuja para
intentar disipar el miedo ya que no les gustaría que les achacaran el
ser los culpables del estallido de la burbuja inmobiliaria. Es curiosa
la aparición en los medios de Botín y otros de manera que dejaban caer
de manera inesperada la coletilla "no hay burbuja inmobiliaria" siendo
que si realmente no hubiese, no seria necesario que se negara tantas
veces y desde tantos medi os. Hasta hace poco no se reconocía la sobre
valoración y hasta desde el gobierno nos decían que nos hipotecásemos
y que si los pisos valían tanto es porque los pagábamos.
Expertos en el sector construcción así como el representante de los
arquitectos y otros muchos personajes no interesados directamente en
este tinglado reconocen abiertamente que hay burbuja y que en la
situación actual solo importa la manera en que se reconducirán los
precios, si de manera abrupta o con aterrizaje suave de los precios.
Desde hace meses hay continuas advertencias desde instituciones
extranjeras como el diario The Economist, Fondo Monetario
Internacional, Banco Central Europeo, etc anunciando que la sobre
valoración y el endeudamiento actual son excesivos. Los artículos
especiales sobre vivienda de the Economist son particularmente
elocuentes diciendo que la burbuja en España es la mas alta de el
mundo con sobre valoraciones cercanas al 60%. Todos ellos advierten de
las posibles consecuencias por lo que el El Banco de España ya ha
advertido, en varias ocasiones a las entidades de crédito, para que
sean más restrictivas a la hora de conceder hipotecas. De momento,
está sucediendo todo lo contrario: los bancos y las cajas de ahorro
(salvo muy contadas y loables excepciones) siguen compitiendo en la
duración, en la flexibilidad y en el coste de los créditos
hipotecarios, generando un espejismo que anima a los potenciales
compradores a adquirir viviendas de precios desorbitados.
Rodrigo Rato también asumió su parte de responsabilidad en el problema
pero parece que lo que realmente tiene eco son las declaraciones que
niegan la evidencia y las noticias que anuncian año tras año subidas
insostenibles teniendo en cuenta que los sueldos ni de lejos suben en
la misma proporción.
El problema de la burbuja inmobiliaria se da en muchos países como
EEUU y Reino Unido y viene como consecuencia de la frustración sufrida
con la explosión de la burbuja bursátil de las acciones tecnológicas
de hace 3 años, la inseguridad sufrida por los atentados de Al queda y
en el caso de España todo lo que sabemos sobre blanqueo de dinero
negro, tipos de interés mínimos, etc. De momento parece que el
ladrillo sirve de refugio como inversión (compra de bienes raíces)
pero el problema es que está siendo utilizado de manera masiva por lo
que por muy seguro que sea un ladrillo nunca va a soportar mucho
tiempo el que haya opciones atractivas de inversión como pueda ser la
bolsa.
En España ha habido muchos condicionantes que han provocado la subida
desmedida pero eso ya ha acabado.
1. Los tipos de interés ya no pueden bajar de manera sustancial,
solo tienen recorrido al alza. El gobierno que sabe esto recomienda
ahora las hipotecas a tipo fijo para evitar la morosidad que pondrá en
peligro al sistema financiero.
2. La vivienda ya deja de ser interesante como inversión por los
precios alcanzados.
3. La bolsa sube y tiene recorrido. De momento al año pasado ya
subió un 30%
4. El sector de población del Baby Boom ya está prácticamente
colocado por lo que la demanda de pisos será menor.
5. Se aprueban medidas que harán que el alquiler sea rentable
para los propietarios y disminuirá la demanda de compra de pisos.
6. Se están construyendo pisos a un ritmo de 700.000 anuales
cuando la necesidad real no llega ni a la mitad. Tanto interés en
ganar por parte de los constructores hará que a corto plazo se inunde
el m ercado y a los precios actuales los posibles compradores no puedan
comprar. El mercado de segunda mano tendrá que bajar los precios ya
que los nuevos no podrán hacerlo.
7. Hace pocos meses entró en vigor la obligatoriedad a que las
tasaciones se hiciesen en función del mantenimiento sostenido del piso
en el tiempo a la vez que tiene en cuenta otros parámetros que evitan
la especulación

¿En qué se fundamenta un temor tan persistente? Ni más ni menos que en
el ciclo económico. Efectivamente, el sector inmobiliario, como el
resto de sectores de la economía, está sujeto a los vaivenes cíclicos.
Los teóricos de las fluctuaciones económicas señalan, en este sentido,
que el ciclo de la construcción se inscribe en un intervalo temporal
de aproximadamente 20 años y, llegado el caso, sus consecuencias
negativas rebajan el PIB nacional en varios puntos, conjuntamente con
el hecho de que la desaceleración de los niveles de actividad
acostumbra a ser de mayor magnitud y duración que el impacto que
ocasionan los descensos del ciclo financiero, en particular en
aquellas economías que, como en la española, éste es sector locomotora
para el crecimiento económico.
Hoy por hoy, no es previsible que el tipo de interés explosione la
burbuja inmobiliaria como consecuencia de desajustes financieros en
los presupuestos de las familias. El peligro residiría también en cuál
sea la trayectoria inmediata del ciclo de la construcción. Desde un
punto de vista teórico, podría darse la posibilidad de un cambio de
tendencia por el largo periodo de bonanza de que goza el sector. Desde
un punto de vista práctico, por disminuir a corto plazo la entrada de
capital fresco en el sector ante expectativas negativas respecto de
los actuales niveles de rentabilidad, y también por cuanto la demanda
de primera vivienda derivada del baby boom de comienzos de los años 70
no fuese compensada por las necesidades adicionales de la inmigración
y por las que origina, en este contexto, la opción al divorcio.
En uno y en otro caso, el cambio de signo sería de naturaleza cíclica,
algo, por otra parte, tan inherente como característico del sistema
capitalista.
Alemania sufre todavía los efectos de la burbuja inmobiliaria de los
años noventa
El precio de los pisos está estancado y en las regiones del este cae
desde hace siete años
Alemania tuvo su burbuja y aún sufre las consecuencias. A principios
de los años noventa, el Estado favoreció las inversiones en casas y
pisos de la antigua RDA. Los precios subieron unos años, pero el
sector no resistió. Desde entonces, ha quedado estancado. Y en las
regiones del este incluso se observa una caída de precios.
El resultado fue una burbuja que acabó por estallar a mediados de la
década pasada y cuyas consecuencias todavía hoy se dejan notar en el
mercado. En contra de las previsiones, muchos alemanes de las regiones
desindustrializadas del este se marcharon a otras partes del país.
Nadie ocupó muchas de las viviendas nuevas o renovadas. Y el precio
del metro cuadrado no ha dejado de descender en los últimos años. Una
ojeada a los voluminosos suplementos inmobiliarios de la prensa local
o un paseo por Berlín son suficientes para constatar la situación del
mercado.
La burbuja inmobiliaria de Japón ha supuesto que hayan padecido
deflación durante muchos años y los pisos a pesar de la escasez de
suelo se hayan desplomado y no hayan subido de valor desde hace 10
años.
¿Cómo empezará la descomposición? A través de los bancos. Las
entidades financieras están concediendo una gran cantidad de préstamos
hipotecarios, el ritmo de crecimiento del saldo de los préstamos
hipotecarios está creciendo a un ritmo más alto que el de los ingresos
personales y la renta disponible de los consumidores cada vez es
menor.
El saldo de los préstamos hipotecarios en los EE.UU. está en el nivel
más alto desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Tanto si la
economía se recupera, porque en tal caso subirían los tipos de
interés, como si se produce el "double dip" o la "triple dip", porque
en tal caso disminuiría la renta disponible (aumento del paro y
reducción de los ingresos personales), es indudable que los
prestatarios tendrán dificultades para atender el pago de las
mensualidades de sus préstamos hipotecarios. En tal caso, los bancos
tendrían que ejecutar sus préstamos hipotecarios impagados y, tras
adjudicarse el inmueble, enajenarlo mediante subasta. Vender un
inmueble no es problema, pero vender muchos indudablemente presionaría
a la baja el nivel de precios. Por la acumulación de riqueza que ello
supone, es comprensible que el problema de la burbuja pudiera
ocasionar un desastre de proporciones considerables. Primero, por el
mismo desequilibrio en el ámbito de las finanzas familiares y,
segundo, porque un parón en el sector sería un achaque importante en
la salud económica del país.
Pensar que la bajada de la vivienda es malo para la economía española
es incorrecto: a corto plazo si, como consecuencia de la
reestructuración de un sector desproporcionado que aporta el 12% del
PIB nacional (la media europea es el 5,2% y los nuevos países del este
alcanzan cotas de hasta el 7%). Pero a largo plazo seria mucho más
dañino que no bajara por el incremento de costes salariales (la gente
necesita salarios más altos de lo normal para costear la vivienda, en
especial con la tendencia a vivir solos). En cualquier caso, la
sobredimension de la vivienda en España respecto a los demás sectores
se ha producido en los últimos 7 años (por ejemplo, en 1996 había
oficialmente 900000 empleados en la construcción y ahora casi 2
millones): por ese camino no podemos continuar y tarde o temprano
tendremos que reestructurar la economía. No es lógico que el ranking
mundial de consumidores de cemento en 2002 sea este, en millones de
toneladas:
1-China (420), 2-EEUU (90), 3-India (70), 4-Japon (46), 5-España (44).
Por cierto, con datos de 2003 llevamos 45,5 millones de toneladas
entre agosto 2002 y agosto 2003, a este ritmo podríamos desbancar a
Japón como cuarto país consumidor de cemento en el mundo. Como todos
sabéis, somos 41 millones de habitantes (no 1300 como la China, 900
como India, 285 como EEUU ni 125 como Japón). En Europa ningún país
nos alcanza, ni siquiera Alemania con 82 millones de habitantes.
Construimos más que Francia y Alemania juntas.
Artículos que recogen opiniones sobre el tema de la vivienda:

LA 'BURBUJA INMOBILIARIA', UNA AMENAZA A LA ECONOMÃ?A
Desde The Economist proporcionan tres argumentos para afirmar, además,
que el pinchazo de una 'burbuja inmobiliaria' es mucho más perjudicial
para la economía que un proceso similar en el mercado de valores:
El primero de ellos es que el precio de la vivienda proporciona una
sensación de "efecto riqueza" superior que el de las acciones,
sencillamente porque el número de propietarios de una casa es mucho
más
elevado que el de accionistas.
De hecho, citando un estudio de tres economistas norteamericanos
-Case,
Quigley y Shiller-, The Economist advierte que el impacto del
estallido
de una 'burbuja inmobiliara' sería dos veces más perjudicial para el
gasto en consumo de las familias que un proceso similar referido a las
acciones.
En segundo lugar, la mayoría de las personas tienden a endeudarse para
adquirir su casa. Esto se traduce, en un escenario de
precios 'hinchados', en hipotecas cada vez de mayor cuantía, lo que
acaba repercutiendo en su capacidad de gasto.
Finalmente, una caída significativa en los precios de las viviendas
también deja a muchos propietarios ante la tesitura de que su hogar
vale bastante menos del valor de su hipoteca. El que asume estas
consecuencias, en última instancia, no es otro que el sistema
bancario,
con las repercusiones negativas que acarrea un escenario de impagos y
pérdida de capacidad financiera de los consumidores.
SEIS PAÃ?SES EN EL PUNTO DE MIRA
El último tramo del 'boom', además, ha inflado de manera espectacular
los precios en Estados Unidos, Australia, Gran Bretaña, Irlanda,
Holanda y España, como ya se dijo.
Por ello, The Economist afirma que estas seis economías se encuentran
al borde de conocer el impacto de un 'estallido' en la burbuja
inmobiliaria, lo que supondría un descenso en los precios de la
vivienda de entre un 15 o 20% en EEUU y de hasta en 30% o incluso más
en otros países, en línea con procesos similares ocurridos en el
pasado.
Sin embargo, existen opiniones posicionadas entre los agoreros del
desastre inmobiliario -y por ende, económico- y los escépticos. De
hecho, muchos economistas afirman que los precios de la vivienda
tenderán a nivelarse más que a caer dramáticamente.
Su argumento es que, al contrario de lo que sucede en el caso de las
acciones, por ejemplo, las caídas en los precios de la vivienda son
mucho más suaves y sostenidos en el tiempo.
La explicación es bien sencilla: el proceso de compra y venta implica
unos costes de transacción y un nivel de inversión tan importante como
para hacer disminuir por si solo el volumen de ventas pero no
necesariamente el precio de manera automática.
¿CU�NTO PODR�A CAER EL VALOR DE LA VIVENDA?
Pero, si finalmente se cumplieran todos los pronósticos...¿cuánto
caería el valor de la vivienda?. The Economist ha elaborado una tabla
que puede hacer sudar a los propietarios de vivienda españoles -un
porcentaje ligeramente superior al 80% del total del mercado
inmobiliario-
Efectivamente, trazando una serie de indicadores en base a la relación
que existe entre precio y la renta que se obtendría por el alquiler de
una vivienda y el precio y los salarios que se perciben en dichos
países, ha elaborado un escenario, de un lado, de descenso de precios
del sector en España de hasta un 30% en los próximos cuatro años.
Por otra parte, de todas las economías sospechosas de sufrir
una 'burbuja inmobiliaria', es España donde se ha producido una mayor
sobrevaloración de las viviendas desde 1975, que The Economist calcula
alrededor del 52%.
La existencia de una 'burbuja inmobiliaria', indiscutible para los
arquitectos
Que el sector inmobiliario español atraviesa en la actualidad una
situación de "burbuja" es una realidad "indiscutible" y "muy
preocupante", alertó el presidente del Consejo Superior del Colegio de
Arquitectos de España (CSCAE), Carlos Hernández Pezzi.
Hernández, que presentó el Informe sobre Coyuntura de Vivienda del
Primer Trimestre de 2003, elaborado por el CSCAE, destacó que la
evolución actual del mercado inmobiliario español, que confirma que el
sector sigue creciendo a ritmos no previstos, podría provocar "que la
burbuja estalle".
&n bsp;Dijo que los últimos datos sobre el sector, recogidos en el citado
informe, apuntan a que a finales de 2003 el número de viviendas
visadas se situará en 600.000, algo que consideró "insólito", ya que
las previsiones apuntaban a que el volumen iba a disminuir en el
periodo 2003-2016 de 500.000 unidades, tope alcanzado en 2002, a
300.000.
Hernández, que calificó esta oferta de "desproporcionada", ya que, a
su juicio, "se está comiendo la demanda futura", advirtió que esta
situación podría causar una reducción drástica de los precios, de
hasta el 30 por ciento.
No obstante, y aunque esta reducción no fuese tan acentuada, auguró
que los precios en el sector tenderán a moderarse, algo que podría
tener consecuencias negativas para las familias, actualmente
endeudadas hasta niveles "insostenibles" por el pago de hipotecas.
LAS FAMILIAS PODRÃ?AN PAGAR UNA HIPOTECA MÃ?S CARA QUE SU PROPIA
VIVIENDA
Aseguró que, de bajar los precios en el mercado inmobiliario, las
familias españolas actualmente en esta situación podrían encontrarse
en la "insólita situación" de estar pagando "una hipoteca más cara que
la propia vivienda".
El presidente del CSCAE también destacó otros datos, a su juicio
"alarmantes" para la futura evolución de la economía española, como
que España construye actualmente más viviendas que Francia y Alemania
juntas o que es el país de la Unión Europa con mayor sobrevaloración
de precios de vivienda.
Para Hernández, esta situación sólo mejorará si existe "un pacto desde
la Administración" que corrija los factores causantes de esta burbuja
inmobiliaria.
Entre estos factores, el presidente de CSCAE destacó "el excesivo
intervencionismo de los ayuntamientos" en materia de concesión de
suelos, la existencia de "criterios poco rigurosos" para calificar a
un terreno como urbanizable, así como "una política desmesurada de
incentivos fiscales para adquirir vivienda en propiedad", o "la falta
de voluntad política" para promover medidas fiscales que primen la
vivienda en alquiler.
CONSTRUCCIÃN DE NUEVOS PROTOTIPOS DE VIVIENDA
No obstante, matizó que existe una serie de elementos que pueden
contrarrestar esta burbuja, como son el continuado crecimiento de la
demanda implícita, a causa de la aparición de nuevos modelos
familiares, que exige la construcción de nuevos prototipos de vivienda
más pequeñas.
Asimismo, se refirió al crecimiento sostenido de la segunda vivienda,
fundamentalmente en el litoral español, propiciada por inversores de
extranjeros que ven en España condiciones para la compra de una
vivienda residencial más favorables que en sus pro pios países.
A pesar de ello, advirtió de que son tendencias en la demanda con las
que el sector no podrá contar siempre, y que si esta demanda
desapareciese, el sector inmobiliario español podría encontrarse en la
situación de contar con una infraestructura excesiva de vivienda y sin
la demanda necesaria, lo que estancaría el mercado y podría producir,
en consecuencia, una fuerte crisis.
ESPAÃA DEBE DEJAR DE INVERTIR TANTO EN EL SECTOR INMOBILIARIO
Para el presidente del CSCAE, España, en lugar de invertir tanto en el
sector inmobiliario, debería apostar por mercados que ofrezcan un
mayor valor añadido, como el de las nuevas tecnologías o la sanidad.
"Estamos enterrando nuestras inversiones en cemento", aseveró
Hernández, una realidad que, además, está perjudicando el medio
ambiente y saturando el suelo español, tanto el de las grandes áreas
metropolitana s como el del litoral".
El presidente del CSCAE denunció que tanto desde la Administración,
como por parte del negocio inmobiliario hasta incluso a título
individual, "no existe voluntad de corregir esta situación", lo que
está produciendo que la especulación continúe y que la burbuja, en
consecuencia, siga aumentando.

links
http://www.berrom.com/burbuja.htm

http://elmundodinero.elmundo.es/mundodinero/2003/07/02/Noti2003070209314
http://www.columbia.edu/~xs23/catala/articles/2003/davos2003/davos1.htm
http://www.antorcha.org/hemer/vivienda.htm
http://www.casagrande.es/g12.htm
http://www.rebelion.org/economia/031203brenner.htm
http://www.levante-emv.com/levhoy03116/opinion/9opinion.html

http://www.ricardoverges.com/pdf/CyL.Verg%E9s.pdf http://www.ricardoverges.com/pdf/articulo3.pdf
http://www.x-trader.net/portada/032.html
http://es.biz.yahoo.com/030701/73/2tibv.html
http://www.geocities.com/burbujator
Gentileza de Cercle Obert de Benicalap
Iniciativas Sociales y Culturales de Futuro


http://www.e-valencia.org

Comentaris

Re: ¿Existe una burbuja inmobiliaria en España?
30 gen 2004
Zorionak al que se ha trabajado este artículo.
Visión completa y objetiva de la situación, además de alentadora para los que alguna vez nos podamos plantear vivir en condiciones no sangrantes.
¿Cuanto tardará la gente en creerselo de una vez?
Re: ¿Existe una burbuja inmobiliaria en España?
27 ago 2004
Fantástico artículo, muy trabajado. Yo estoy ok en todo y creo que si existe burbuja inmobiliaria, se estan cargando a la gallina de los huevos de oro por avariciosos. Se empiezan a ver pisos en venta durante meses y meses (en mi barrio hay pisos q llevan 6 meses en venta) cuando hace dos años era impensable. Ponias un cartel y desaparecia a la semana. Pero claro entonces los precios estaban entre 20 y 30 millones y te lo podias plantear, pero ahora te piden 40 millones como minimo y claro, ¿eso quién lo paga? ¿a costa de que te avalen los "papas"? ¿a costa de hipotecas de 35 años?

Ahora bien, de momento todo el mundo dice que lo de la burbuja es una tonteria, que los pisos no bajaran nunca y yo me siento inútil cuando expongo mi opinión y me tachan de todo.

Lo peor de todo es que de momento les tengo que dar la razón.

Saludos
Re: ¿Existe una burbuja inmobiliaria en España?
08 mai 2005
Mil perdones,pero no hablo el catalan.
Mi felicitacion al Colectivo autor de este articulo, sin demagogia, con objetividad, conocimiento de causa y mucha lucidez se ataca a un grave problema de la poblacion espanola, victima de si mismo (la ignorancia) y de la voracidad de los explotadores de siempre : especuladores, bancos, grandes empresas.
Yo vivo en Paris desde hace 10 anos y la idea que tienen por aqui es la "idea manipulada" del milagro espanol de crecimiento, cuando victima de mi curiosidad (felizmente) me entero, gracias a vuestro trabajo de la triste realidad, no se si reir o llorar.
Espero y deseo que la juventud espanola recupere la lucided perdida entre tanta quimera estupida de enriquecimiento y luche por su derecho a la calidad de vida, protegiendo su entorno "et ses semblables"

Hasta pronto,
Maria Isabel Merida
Re: ¿Existe una burbuja inmobiliaria en España?
11 nov 2005
si existe burbuja inmobiliaria y pasara una fuerte factura.
Nota otra gran mentira es la de que los pisos no pierden valor con el tiempo, puesto que si se deterioran (yo no me fiaria mucho de la extructura e instalaciones de un edificio de 30 o 40 años). Y nunca jamas puede valer un piso de segunda mano tanto como uno nuevo. Los precios estan excesivamente inflados. Culpables politicos, banqueros, constructores, promotores, inmobiliarias. Pero todo exceso tiene su fin.
Un saludo.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more