Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: globalització neoliberal
Obsession with toughness
24 gen 2004
LA BRAVURA DE LOS MATONES NO VIENE DE SU ALMA, VIENE DE SUS âFIERROS.â?
Las palabras y las oraciones de un idioma a otro no necesitan ser necesariamente traducidas o interpretadas textualmente porque en el proceso, por razones culturales o idiomáticas, se pierde mucha parte de la belleza del significado. Para no hacernos la vida imposible, y para que agarres lo que quiero decir, te recomiendo que âObsession with toughness,â? el título que he escogido para este texto, lo entiendas como âLa posesión del demonio por el deseo de agresión.â?

Si has visto por la televisión o leído el discurso reciente del presidente George W. Bush, su State of the Union Address del 2004, y te sentiste tentado por aplaudir sus palabras bonitas como un obediente súbdito, hay una frase que a las mil maravillas podría describir esta tentación. Y es la que dicen las jovencitas de las telenovelas cuando están enamoradas: âme movió el tapete.â? Pero si no te bajas de la nube, corres el riesgo de quedarte arriba en el mundo de la ficción o del espectáculo.

No voy a perder el tiempo explicando la sarta de mentiras que ha dicho otra vez, como siempre, el mandatario gringo. De todas maneras, el mundo ya está harto de lo que este hombre ha dicho sobre Irak, sobre la economía nacional, sobre la educación, sobre la salud, el terrorismo, la inmigración, y todo lo que se le ponga en el camino hacia las elecciones. Y para que vean que no es una exageración, ¿Qué les parece la siguiente broma como muestra? :

âPARA QUE LA DIPLOMACIA SEA EFECTIVA, LAS PALABRAS DEBEN SER CREÃ?BLES. Y NADIE PUEDE AHORA DUDAR LA PALABRA DE LOS ESTADOS UNIDOS.â? [âFor diplomacy to be effective, words must be credible. And no one can now doubt the word of Americaâ?].

Me va usted a dispensar señor, pero si no me río es porque se me arruga el labio.

En primer lugar, me siento obligado a traducir la palabra âAmericaâ? por âEstados Unidosâ? porque âAméricaâ? es una palabra con un significado complejo y decente para que sea manipulada en la boca de un vaquero que no puede mirar las profundas contradicciones sociales entre las realidades del sur, del centro, y del norte.

¿De cuál âdiplomaciaâ? habla este señor? Hasta ahora, la única diplomacia de norteamérica que yo he conocido desde que nací, y la que conocieron mis abuelos, es la del âMAZO,â? o la del martillo grande de madera. Pero claro, tenemos que reconocer que toda âpalabraâ? que se respalda con el mazo hay que creerla, pero no porque sea una palabra de honor, o lógica, o razonable por sí misma, sino porque los golpes sirven para obligar a creer. Cuando el mandatario dice que âNADIE PUEDE AHORA DUDARâ? no sólo está haciendo un lujo de alarde, sino que también te está amenazando y recordándote la suerte de Afganistán y de Irak. Y es por éso que âLa posesión del demonio por el deseo de agresiónâ? es el fenómeno más reluciente del discurso, y la razón por la cual no hay que perder el tiempo con la sarta de mentiras.

Tenemos que concentrarnos por tanto en algo muy âcorrectoâ? que ha dicho el inquilino de la Casa Blanca: âLOS ESTADOS UNIDOS NUNCA SERÃ? INTIMIDADO POR MATONES Y ASESINOSâ? [âthe United States of America will never be intimidated by thugs and assassinsâ?].

Y es cierto. Mientras la doble moral del imperio prevalezca, y mientras el mundo no tenga un consenso sobre esos términos, es lógico que nos conformemos con la idea de que los matones y los asesinos no pueden sentir miedo de sí mismos. Yo no me puedo imaginar a Nerón o a Hitler que alguna vez hayan sentido miedo de sí mismos. Incluso los cowboys del gran oeste norteamericano, como todos sabemos, siempre han simbolizado la fiereza del hombre âtoughâ? o del âsuperman.â?

La historia del mundo, de hecho, está repleta de grandes ejemplos de la fiereza de los brutos: âNOSOTROS NO SOMOS COMO EL AVESTRUZ QUE HUNDE SU CABEZA EN LA ARENA ASÃ? COMO PARA NO VER EL PELIGRO.â? O este otro: âNOSOTROS NO SOMOS COMO AQUELLAS ALMAS TÃ?MIDAS QUE ESPERAN COMO EL CONEJILLO HIPNOTIZADO HASTA QUE LA SERPIENTE LO DEVORA.â? Te estoy hablando del tipo de obsession with toughness que el propagandista nazi Joseph Goebbels usaba en 1943 para llamar al pueblo alemán a pelear en la guerra contra âel mal,â? como nos llama ahora George a âla guerra contra el terrorismo.â?

Lo que el tejano ha dicho es básicamente un arquetipo de la misma calidad. Pero fijémonos bien para que no nos engañemos con el fenómeno. La bravura de los matones no viene de su alma, viene de sus âfierros.â? Cuando los matones se han armado hasta los dientes con los más sofisticados instrumentos de muerte para aniquilar a los pueblos indefensos, debe ser muy fácil ser valiente, y la âobsession with toughnessâ? de la que hablamos debe ser una mampara para esconder el corazón de los cobardes.

--Wilfredo Gutiérrez, sociólogo, radicado en Estados Unidos.
-------------/

Comentaris

Re: Obsession with toughness
25 gen 2004
Wifredo...no se puede criticar a los nazis viviendo de ellos...y más siendo latinoamericano.Lucha por tu verdadero país desde dentro,compartiendo sus penurias y sus problemaS,no desde un "dorado exilio".Algo no me concuerda en tus palabras...!
Re: Obsession with toughness
25 gen 2004
Esa traducción biblico-apocalíptica que haces,no tiene nada que ver con la realidad (soy traductora).
Obsession with toughness significa "Obsesión por la Fuerza(o por la Dureza)"...y lo demás te lo inventaS.Bastante bíblico-sectario-fundamentalista es Bush para que le imites "criticándole".
Sindicat Terrassa