Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
Carta del secretari general de CNT als grups parlamentaris
14 gen 2004
-
www.cnt.es
-
Carta del Secretario general de la CNT


Durante las movilizaciones, en Salónica, con motivo de la reunión de los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, fueron detenidas mas de 130 personas de las que la mayoría, menos 29, son puestas en libertad. A pesar de recaer sobre todas ellas idénticos cargos, 22 de estas últimas son liberadas. En ese momento, quedan en prisión tres menores de edad, un refugiado político y tres extranjeros, de los que dos son de ciudadanía española y uno, Carlos Martín, miembro del sindicato al que represento.
A partir de aqui, se produce un extraño baile de acusaciones y cargos, imputaciones peregrinas como conspiración Internacional, terrorismo, etc. de lo que se hace eco la prensa griega y española, creándose un clima desfavorable hacia los detenidos. Estos, desde el primer momento manifestaron indefensión jurídica, manipulación de pruebas por parte de la policía y malos tratos, además de su inocencia. Es de destacar que todos los cambiantes cargos contra ellos se basan en informaciones policiales.

Vista la inseguridad jurídica en que se encuentran, el 22 de septiembre uno de los presos inicia una huelga de hambre a la que se suman, el 5 de octubre, cuatro más, entre ellos los dos Españoles. Para el 7 de noviembre todos deben ser hospitalizados y los médicos advierten de su preocupante estado. El 26 de Noviembre se concede la libertad condicional sin fianza a los detenidos con prohibición de abandonar el país y a la espera de juicio.
Durante este tiempo, aparecieron grabaciones de un ente tan poco sospechoso de connivencia con los detenidos como la televisión Griega, en las que se ve como la policía cambia la mochila de uno de los detenidos por otra en la que aparecen las presuntas pruebas; por otra parte, Amnistía Internacional pide investigar los malos tratos sufridos, incluso en la estancia en centros hospitalarios, por los detenidos.
Son claras las irregularidades de todo tipo, la manipulación de pruebas y la indefensión con la que se enfrentan ante un juicio que no reune ninguna garantía.
Recuerdo la visita, interés y solidaridad mostrada por una comisión del Senado ante el juicio a un descendiente de Españoles en EE.UU., observo interés para con los detenidos en Guantánamo por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores, se hacen gestiones para el cumplimiento de penas en cárceles Españolas de presos en el extranjero y me asombro del desinterés hacia este caso y me pregunto la causa.

Mediante esta carta abierta les insto a tomar las medidas oportunas para que este disparate procesal no llegue a su fín; estas personas deben ser liberadas sin condiciones y se deben pedir responsabilidades por las condiciones en que han estado y continuan. Atentamente.
Sindicat