Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: corrupció i poder
VII ASAMBLEA IU: EL NUEVO PROYECTO DE GASPAR LLAMAZARES SUFRE UN CONTRATIEMPO Y LA OPOSICI脫N INTERNA AMPL?A SU PRESENCIA
14 gen 2004
La VII Asamblea Federal de Izquierda Unida no ha sido el paseo triunfal, plebiscitario, de unanimidades, que el grupo del Coordinador General Gaspar Llamazares deseaba.
VII ASAMBLEA IU: EL NUEVO PROYECTO DE GASPAR LLAMAZARES SUFRE UN CONTRATIEMPO Y LA OPOSICIÃ揘 INTERNA AMPLÃ?A SU PRESENCIA


La VII Asamblea Federal de Izquierda Unida no ha sido el paseo triunfal, plebiscitario, de unanimidades, que el grupo del Coordinador General Gaspar Llamazares deseaba.

Para empezar, el proyecto de modificación de Estatutos, pieza angular en la desnaturalización de Izquierda Unida, de su funcionamiento democrático y plural, y la propuesta de cambiar el nombre de IU por el de IU-Verdes fue derrotado en la Comisión correspondiente de la asamblea y ha sido relegado a su discusión en una futura Conferencia específica.

Si bien el Informe político y las tesis políticas han tenido el voto favorable del 72%, se han expresado un significativo número de votos contrarios y abstenciones.

Otro momento importante en el debate de la VII Asamblea fue la resolución presentada por el bloque de oposición alternativa que proponía un rechazo sin ambigüedades del proyecto de Constitución Europea. Si bien dicha resolución no pasó, obtuvo un significativo 35, 5% de votos favorables.

Finalmente, en la elección del Consejo Federal (la parte que se elige directamente en la Asamblea) no hubo una sola lista, sino tres:

§     La lista pactada entre los sectores agrupados en torno al Coordinador General Gaspar Llamazares y el Sec. General del PCE Francisco Frutos obtuvo el 72,7% de los votos. En la VI asamblea ambos dirigentes rivalizaron por el control de la dirección de IU y por la Coordinación general, encabezando sendas listas al Consejo Político Federal.

§     La lista del bloque unitario de izquierda compuesto por un amplio sector crítico de Andalucía, Plataforma de Izquierda, Espacio Alternativo y una parte de los miembros de Corriente Roja (Asturias, Cantabria, Canarias, etc.), obtuvo más del 13% de votos (13 miembros electos al Consejo)

§     La lista formada por la CUT y una parte de Corriente Roja (Madrid, Galicia, León, etc.) obtuvo el 9% (9 miembros al Consejo)

Si en la VI Asamblea, la candidatura de oposición impulsada por la Plataforma de izquierda obtuvo el 18 % de votos válidos, en la VII Asamblea las dos candidaturas opositoras de izquierda han sumado el 23,4%. También es significativo el 5% de votos blancos o nulos, votos que en gran parte podrían haberse canalizado en caso de haberse presentado una sola lista de oposición.


Espectáculo, lema y video

Una imagen, la escenificación de la VII Asamblea, vale más que mil palabras y discursos. El nuevo proyecto de Izquierda Unida ha quedado al desnudo.

El desarrollo de la Asamblea fue menos participativo que en anteriores ocasiones. Sus â渄iseñadoresâ?, privilegiaron el espectáculo, las intervenciones de los numerosos invitados, en definitiva la proyección hacia fuera, en lugar de garantizar las condiciones adecuadas para el debate de los delegados/as sobre los documentos presentados.

En el capítulo de invitados, la presencia de Santiago Carrillo es especialmente esclarecedora sobre los rumbos y afinidades del actual grupo dirigente en IU.

El lema que presidió la Asamblea "Capaces de soñar, capaces de gobernar" expresa, más allá de la retórica de la frase, la obsesión del tandem Gaspar Llamazares / Francisco Frutos por gobernar en coalición con el PSOE, aunque sea al precio de la renuncia programática, del seguidismo y subordinación hacia el PSOE (pacto antiterrorista, Constitución española, ambigüedad respecto del proyecto de Constitución Europea).

Finalmente el inicio de la Asamblea con el pase de un vídeo sobre la historia de Izquierda Unida, donde aparecen diversos personajes que rompieron o se marcharon de Izquierda Unida por considerarla demasiado radicalizada, Alonso Puerta, Nicolás Sartorius, etc., mientras se borra de la historia la existencia y papel de Julio Anguita, fue un escándalo que motivó la indignada protesta de una gran parte de la asamblea.

El proceso de construcción de una oposición anticapitalista en la VII asamblea

En las últimas elecciones generales hace cuatro años, la dirección de Izquierda Unida impulsó un giro político hacia la moderación y el posibilismo, mediante un acuerdo de programa electoral con el PSOE marcadamente socioliberal y trufado de renuncias políticas, a pesar del fracaso electoral y del triunfo del PP la orientación emprendida fue consagrada en la VI Asamblea, desde entonces esa deriva no ha hecho más que acentuarse.

Durante este periodo un número creciente de afiliados/as de IU se han desmoralizado y abandonado la organización. En diversas organizaciones de IU se han multiplicado los episodios de represión sobre quienes resistían el viraje hacia la derecha o simplemente mantenían posiciones honestas y de defensa de la democracia interna. La sangría de expulsiones y maniobras antidemocráticas ha propiciado que numerosos afiliados/as, organizaciones locales, sectores con peso en provincias andaluzas como en el caso de Almería, hayan dejado Izquierda Unida y constituido otras organizaciones.

A pesar del deterioro de la situación interna de IU, la removilización social de los últimos años, la agudización de la lucha social y política bajo el gobierno autoritario y centralista del PP, el seguidismo del PSOE respecto del PP en el conflicto vasco y su débil oposición en lo económico y social, y junto a todo ello, la creciente moderación del discurso y la práctica de Izquierda Unida en búsqueda de la â渞espetabilidadâ? para gobernar con el PSOE, ha acelerado la clarificación interna y que nuevos sectores, transversales a los grupos de Gaspar Llamazares y Francisco Frutos, hayan optado por comprometerse en una batalla política en la VII Asamblea e impulsar la creación de una candidatura plural y unitaria de izquierda anticapitalista.

En este proceso de conformación de un bloque opositor, el factor tiempo ha sido un obstáculo considerable. De hecho, los primeros movimientos para fraguar el bloque se inician en octubre del pasado año cuando se reúnen en Madrid delegaciones del Espacio Alternativo, Corriente Roja y la CUT. En esta reunión se adopta el compromiso de activar el proceso cara a la VII Asamblea sobre bases políticas: oposición a la contrarreforma de los Estatutos de IU, posición de claro rechazo al proyecto de Constitución Europea, defensa consecuente del derecho Autodeterminación, rechazo de la política de pactos de gobierno sin principios con el PSOE, defensa de la movilización social y por una posición no subordinada o acrítica respecto de las direcciones sindicales, etc. Por otra parte las informaciones sobre la evolución del debate en IU de Andalucía y la configuración de un amplio sector crítico, abre nuevas posibilidades en la perspectiva de la VII Asamblea de IU.

En este sentido, el resultado del congreso de IU en Andalucía donde el sector crítico (1) obtiene el 42% de la representación de la delegación andaluza, será decisivo en la creación de las condiciones para la articulación de un bloque de izquierda anticapitalista en la Asamblea estatal. En efecto, el sector crítico andaluz convoca una primera reunión en Córdoba donde se invitan a representantes estatales de Espacio Alternativo y Plataforma de Izquierdas, etc. Como resultado de esta reunión exploratoria se convoca una nueva reunión en Madrid para debatir un borrador de bases políticas del bloque crítico estatal, las características y las perspectivas de continuidad del bloque, así como la presentación de una lista alternativa en la VII Asamblea.

En la reunión celebrada el 16 de diciembre en Madrid. Se encontraron la delegación plural del sector crítico andaluz, y corrientes y colectivos del resto del estado, Espacio Alternativo, Plataforma de Izquierda, Corriente Roja de Asturias y Madrid, Rojos/es de Catalunya. Tras el debate y la incorporación al documento de bases políticas de la mayor parte de las propuestas efectuadas por los representantes de Rojos/es y Corriente Roja se alcanza un acuerdo sobre dicho texto (ver Anexo), así mismo se constata una amplia coincidencia en la necesidad de dar continuidad al bloque allí representado, por último se acuerda la presentación de una sola lista alternativa para la elección del Consejo Político Federal en la VII Asamblea.

Sobre la cabecera de la lista se presentan dos propuestas, Luis Carlos Rejón y JM Sánchez Gordillo, y se delega a la Asamblea del sector crítico de Andalucía para que encuentre una solución de consenso a esta cuestión, que en ese momento aparece de menor entidad. Sin embargo, el desacuerdo final sobre esta cuestión será la causa de la división del bloque en dos listas, y de la frustración de la expectativa de haber levantado una oposición capaz de atraer al 30% de delegados/as de la VII Asamblea.

En la responsabilidad de este desacuerdo hay varios factores, uno es la premura de tiempo que ha impedido un proceso más consensuado, y sobre todo, superar las desconfianzas del pasado, otro factor ha sido la cadena de vetos y actitudes sectarias (2), dificultades para conformar un bloque de la izquierda anticapitalista en la Asamblea Regional de IU en Madrid, etc. Finalmente, la posición de la CUT y de un sector de Corriente Roja de poner como condición innegociable que el dirigente de la CUT Sánchez Gordillo encabezara la lista, así como el rechazo a la propuesta de establecer un proceso democrático para elegir la cabecera entre los diferentes candidatos (3) hizo imposible la presentación de una sola lista alternativa.


Por una Refundación de Izquierda Unida democrática, Plural, Federalista,
Anticapitalista y Alternativa

El Coordinador General Gaspar Llamazares, a pesar de las apariencias, no sale más reforzado de la VII Asamblea.

En primer lugar porque el curso adoptado ha sido esclarecedor para muchos de los que avalaron, como Julio Anguita, la candidatura de Gaspar Llamazares en la VI Asamblea.

El propio Julio Anguita en una reciente tribuna de opinión en la revista "La Clave" realiza una crítica durísima del resultado de la VII Asamblea, con el sugestivo titulo de "Vuelta a casa".

En segundo lugar, porque una parte significativa de organizaciones y dirigentes de IU que le acompañaron en la VI Asamblea han roto con su proyecto y su política y han apoyado una de las listas alternativas.

En tercer lugar, porque su alianza con Francisco Frutos, aunque es coincidente en la estrategia de gobernar con el PSOE sin excesivas exigencias programáticas, diverge en otros aspectos que tienen que ver con la recomposición hacia la derecha de IU que pueda alterar los presentes equilibrios y correlación de fuerzas. Diferencias que se manifestaron en la VII Asamblea en relación a la propuesta de nuevos Estatutos, cuya derrota en la ponencia fue posible por la confluencia con el bloque crítico de delegados/as vinculados al sector Frutista.

En cuarto lugar, porque el proyecto de recomposición a la derecha de IU a través de reestablecer los vínculos rotos con IC, etc., la moderación del perfil político de IU para atraer nuevos sectores del electorado, o el ejercicio de ganar â渃redibilidadâ? ante la dirección del PSOE, choca con la evolución de los movimientos sociales, especialmente con el proceso de radicalización anticapitalista entre la juventud. En la hipótesis de un cambio de gobierno en las elecciones generales de marzo, y la incorporación de IU a un gobierno de coalición con el PSOE, las contradicciones internas en IU conocerán una exacerbación a medio plazo conforme la experiencia de la versión española de gobierno de "izquierda plural" demuestre su verdadero rostro de gestor del sistema capitalista.

Ante esa perspectiva, es necesario reforzar la articulación de todos los sectores y corrientes que han desarrollado una actividad o expresado una posición crítica , anticapitalista y alternativa en la reciente Asamblea General de Izquierda Unida, superando la división que se manifestó en la presentación de dos listas al Consejo Político Federal sobre la base de la reflexión autocrítica y la ruptura con el sectarismo, profundizando y cohesionando su carácter anticapitalista, construyendo en fin un bloque de izquierda anticapitalista y transformador, plural, unitario y democrático en Izquierda Unida.

Firman:

Ana Gabarró y Diosdado Toledano, delegados de Rojos de Catalunya a la VII Asamblea de IU.

Notas:

(1) El sector crítico en Andalucía reúne una pluralidad de grupos, organizaciones (CUT, ERA-EA, Corriente Roja, etc.), así como a destacados dirigentes históricos de IU en dicha comunidad.

(2) Un sector de Corriente Roja vetó la participación de la Plataforma de Izquierda en la primera reunión que se celebró en octubre en Madrid, y posteriormente Corriente Roja no fue invitada a la reunión de Córdoba.

(3) En la asamblea de Corriente Roja celebrada en el Palacio de Congresos durante el transcurso de la VII Asamblea fue desestimada la propuesta formulada por un representante de Rojos/es de Catalunya de encontrar una alternativa de consenso, y si no era posible, elegir democráticamente la cabecera de la lista en la asamblea de delegados/as del bloque crítico que estaba prevista aquella misma noche.




Anexo

POR LA REFUNDACION DE UNA IU DEMOCRATICA, PLURAL, FEDERALISTA, ANTICAPITALISTA Y ALTERNATIVA

La VII Asamblea Federal de IU se va a celebrar en un momento especialmente importante en la historia de esta formación. En la anterior Asamblea much@s de quienes promovemos ahora esta Lista apoyamos entonces la encabezada por el actual Coordinador General, mientras que otr@s lo hicimos a otra. Tres años después, a pesar del relativo frenazo al declive electoral y ante las esperanzas engendradas por la nueva ola de luchas, no podemos ocultar nuestra preocupación por el rumbo que se está tomando y por eso hemos decidido presentar conjuntamente esta Lista, con el fin de evitar falsas unanimidades y poner en primer plano el debate sobre la política y la organización que consideramos necesario construir en estos momentos. Más allá de las diferencias existentes entre quienes tomamos esta iniciativa, creemos que los puntos que a continuación vamos a exponer justifican el acuerdo al que hemos llegado:

1. La crisis de legitimidad que están sufriendo el capitalismo neoliberal y el â渘uevoâ? imperialismo belicista, resultado tanto de la agravación de las desigualdades, injusticias y fenómenos de barbarie cotidiana que fomentan sus políticas como de la creciente respuesta a las mismas por parte de movimientos sociales en muy distintos ámbitos y lugares, está generando nuevas expectativas de que pueda abrirse paso un nuevo ciclo histórico en el que la lucha por hacer realidad otro mundo y otra Europa radicalmente diferentes, justos, solidarios y en paz, sea posible. Todo ello exige de la izquierda alternativa extraer enseñanzas del pasado, comprender y aprender de los cambios que se han ido produciendo y mirar el futuro con un profundo optimismo de la voluntad que ayude a encontrar nuevos caminos que permitan avanzar hacia ese horizonte utópico.

La experiencia de las décadas pasadas nos obliga a constatar que esos caminos no pueden ser los de una izquierda que, pese a mantener su denominación de socialdemócrata, se ha ido adaptando de forma creciente a las políticas neoliberales hasta el punto de hacerlas suyas cuando ha formado gobiernos, como ha ocurrido en el pasado en nuestro país, luego en Italia y Francia y, ahora, en Alemania. Tampoco pueden ser los de partidos que, aun queriendo compartir en sus discursos el rechazo del neoliberalismo y de la guerra global, terminan anteponiendo su voluntad de gobernar con aquélla frente a la centralidad de la movilización social y de los rechazos y demandas populares.

Por eso nos esforzaremos por que IU exprese claramente su voluntad de defender un proyecto autónomo anticapitalista que priorice su alianza estratégica con los movimientos sociales y subordine a ese objetivo los acuerdos tácticos con otras fuerzas políticas que puedan ayudar a echar del gobierno al PP de Aznar y Rajoy. Obviamente, compartimos la voluntad de luchar contra esta derecha cada vez más beligerante pero también pensamos que sin un reforzamiento de la movilización social y de una izquierda alternativa intransigente en la lucha contra el neoliberalismo y la guerra global, corremos el riesgo de la repetición, esta vez como farsa, de etapas de gobiernos PSOE que terminarían facilitando el retorno de la derecha. Consideramos que la orientación que propugnamos no es la que se desprende de las Tesis políticas que se presentan ni, sobre todo, la que observamos en los discursos y la práctica desarrolladas en determinadas Comunidades Autónomas o por parte de la dirección federal, al parecer tendente más a alcanzar pactos globales de gobierno con el PSOE, como ha ocurrido tras el 25-M y sin que en ese debate hayan podido participar en muchos casos las Asambleas afectadas. Nos manifestamos contrarios a cualquier pacto global con formaciones políticas social-liberales y socialdemócratas, entre las que debe incluirse el PSOE, que no contemple el principio democrático de sujeción coherente a nuestro proyecto político de transformación socialista.

2. El proyecto de Constitución europea es también un nuevo reto para la izquierda dispuesta a apostar por otra Europa. Coincidimos plenamente con la crítica que de su texto actual ha hecho la Asamblea de Actores y Movimientos Sociales, reunida recientemente en París-St. Denis tras el II Foro Social Europeo, por considerar, entre otras cosas, que ââ檆onstitucionalizaâ el liberalismo como doctrina oficial de la UE; consagra la competencia como fundamento del derecho comunitario y de todas las actividades humanas, ignorando los objetivos de equilibrio ecológico; otorga un papel a la OTAN en las políticas exteriores y de defensa europea y promueve la militarización de la UE; en fin, mantiene la política y los derechos sociales como un añadido artificial a una construcción europea basada en la primacía del mercado y sanciona, de hecho, el desmantelamiento ya programado de los servicios públicosâ?. Junto con ella defendemos la necesidad de luchar por otra Europa, â渦na Europa abierta al mundo, que permita a todas las personas moverse en ella libremente, que reconozca la ciudadanía de residencia a todas y todos los habitantes extranjeros y que respete el derecho de asilo, una Europa que realice una igualdad real entre las mujeres y los hombres, que promueva la diversidad cultural y el derecho de los pueblos a la autodeterminación, es decir, a decidir su futuro de forma democráticaâ?. Defenderemos que esta VII Asamblea rechace ese proyecto y apruebe la necesidad de promover un amplio bloque del No al mismo en el referéndum que ha de convocarse.

Así mismo, IU debe pronunciarse claramente por el restablecimiento urgente de la soberanía del pueblo iraquí y por su derecho a la resistencia, exigiendo la retirada inmediata de las fuerzas ocupantes y evitando cualquier fórmula de sustitución de las mismas por tropas al mando del Consejo de Seguridad de la ONU.

3. La propuesta que desde la legitimidad de su mayoría electoral y parlamentaria ha hecho el gobierno presidido por Ibarretxe, con el fin de redefinir sus relaciones con los pueblos del Estado español sobre la base de un nuevo Estatuto de Libre Asociación que debería ser refrendado por la ciudadanía de la Comunidad Autónoma Vasca, ha tropezado con un muro de incomprensión y rechazo que ha de ser contundentemente contrarrestado por una izquierda dispuesta a defender la soberanía de pueblos como Euskadi, Catalunya, Galicia o Andalucía para que puedan decidir su futuro, es decir, su derecho a la autodeterminación. Además, la nueva situación creada en Catalunya ha abierto la puerta a nuevas demandas de autogobierno procedentes de esta Comunidad que, si bien tienen que ir acompañadas del refuerzo de los lazos de solidaridad entre todos los pueblos y del respeto a la soberanía de cada uno de ellos, plantean ya abiertamente la necesidad de una reforma constitucional que supere el marco del Estado autonómico actual y sirva para avanzar hacia un proyecto federal y republicano a escala española y europea, libremente construido. La opción por este camino no debería verse obstaculizada por la complacencia con las presiones institucionales y mediáticas y por falsas equidistancias a través de tomas de posición públicas que cuestionaran, pese a nuestras diferencias en su contenido concreto, la legitimidad de la Propuesta Ibarretxe así como de la presentada por EB-IU y, sobre todo, el libre debate y el necesario respeto a la libre decisión de la ciudadanía vasca.

Denunciamos también el acoso y las restricciones crecientes a las libertades democráticas, la ilegalización de las ideas y de las formaciones políticas, la política de criminalización de los movimientos sociales, los inmigrantes y las nacionalidades, así como de atemorización de la sociedad â損olicial, judicial y mediáticamente- y de endurecimiento creciente del Código Penal que este gobierno reaccionario sostiene, bajo el nefasto pretexto del terrorismo.

4. Izquierda Unida tiene que reforzar también sus señas de identidad alternativas y anticapitalistas: ha de saber articular mejor que hasta ahora las ya viejas luchas que tienen que ver con la emancipación del mundo del trabajo frente al del capital, junto con las de las mujeres frente al patriarcado y las del conjunto de la Humanidad por la preservación de la biosfera y de su propia supervivencia frente al productivismo y al militarismo. Un proyecto político que quiera construir una alternativa al neoliberalismo pasa por construir la autonomía y la libertad de las mujeres. Requiere colocar el derecho a su autonomía en el centro de una estrategia que tenga como principal referente a las personas, la mejora de sus capacidades y oportunidades, así como entender e interpretar el mundo desde la perspectiva de la reproducción y el sustento de la vida humana; en definitiva, redefinir la relación entre producción y reproducción social en todas sus vertientes.

Todo ello desde la voluntad de reconstruir un internacionalismo capaz de volver a poner de actualidad la necesidad de ruptura con el capitalismo. Ese proyecto roji-verde-violeta debería desarrollarse sin subordinar un color a otro y sin perder de vista la necesidad de articular un sujeto social plural y alternativo en el que el movimiento obrero, desde el reconocimiento de la nueva figura social del precariado, vuelva a ocupar un lugar central enfrentándose a las políticas neoliberales.

5. Pero lo que nos une por encima de todo a quienes promovemos esta Lista es el creciente malestar y descontento frente al tipo de formación política que se está configurando y que tiene en el Documento sobre Política Organizativa y en el proyecto de Estatutos su plasmación formal, muchas veces no suficientemente explícita. Ese proyecto supone una regresión contraria a principios democráticos básicos y por eso vamos a oponernos a su aprobación. Defenderemos unos Estatutos que garanticen la mayor democracia y la mayor pluralidad posibles y exigiremos su respeto y aplicación estricta a todos los niveles.

Consideramos que, pese a las autoproclamaciones y a los discursos, IU ha conocido en los últimos tiempos una deriva hacia un partido de tipo meramente electoral, cada vez más dependiente de la aparición mediática y de la agenda y los tiempos que ésta impone, tomando decisiones importantes al margen del grueso de la afiliación y del funcionamiento incluso de sus propios órganos dirigentes; en ese proceso el debate político y el respeto a la pluralidad se han visto cada vez más deteriorados en beneficio de falsas homogeneidades o consensos. Esto ha sido más patente si cabe en determinadas Federaciones y se ha reflejado en un constante deterioro de la vida política interna y en el abandono, por activa o por pasiva, de esta formación por parte de muchas personas.

Con la decisión que hemos tomado queremos hacer un llamamiento al conjunto de la afiliación para que no caiga en la pasividad y en la resignación ante el proceso que estamos viviendo en IU y responda con una mayor demanda de participación y de implicación en la acción política y social con los y las de abajo. Creemos que es necesaria la refundación de una IU profundamente democrática, pluralista, federalista y alternativa y esta Asamblea tendría que ser el punto de partida para emprender el esfuerzo común por hacerla posible. Porque, si bien la aprobación de los documentos oficiales que se presentan puede servir, en el mejor de los casos, para mantener una presencia institucional en las sucesivas confrontaciones electorales, no es desde luego a eso a lo que prioritariamente debe aspirar una formación que se proclama alternativa y transformadora. Queremos por eso mismo apelar a la repolitización de la organización, a no temer a las discrepancias y al diálogo entre posiciones diferentes pero no necesariamente confrontadas en todos los aspectos, a compartir ese nuevo soplo de aliento fresco que nos viene del ciclo de luchas que estamos viviendo en todo el planeta y a confluir con esa nueva generación que está buscando otra política, otra democracia y otras formas de construirlas. ¡Otra IU también es posible si nos ponemos todas y todos a ello!

Estas son las razones que nos llevan a presentar una Lista propia en la VII Asamblea Federal de IU.
Mira també:
http://www.pangea.org/cpea/

Comentaris

Re: VII ASAMBLEA IU: EL NUEVO PROYECTO DE GASPAR LLAMAZARES SUFRE UN CONTRATIEMPO Y LA OPOSICI脫N INTERNA AMPL?A SU PRESENCIA
14 gen 2004
jajaja, y supongo qe esta resumido...
Re: VII ASAMBLEA IU: EL NUEVO PROYECTO DE GASPAR LLAMAZARES SUFRE UN CONTRATIEMPO Y LA OPOSICI脫N INTERNA AMPL?A SU PRESENCIA
14 gen 2004
ESTALINISTAS Y BOLCHEVIQUES, LA MISMA MIERDA FASCISTA Y ASESINA.
MORIOS YA !!!!!
Re: VII ASAMBLEA IU: EL NUEVO PROYECTO DE GASPAR LLAMAZARES SUFRE UN CONTRATIEMPO Y LA OPOSICI脫N INTERNA AMPL?A SU PRESENCIA
14 gen 2004
zzzzzzzz
Re: VII ASAMBLEA IU: EL NUEVO PROYECTO DE GASPAR LLAMAZARES SUFRE UN CONTRATIEMPO Y LA OPOSICI脫N INTERNA AMPL?A SU PRESENCIA
08 des 2004
Espero que salga adelante la candidatura de Felipe Alcaraz, por entenderlo como polítio y persona integra y honrada, de palabra mansa y juicio noble.
Llamazares queda en entredicho debido a los resultados de las anteriores elecciones generales, donde la bajada de escaños de IU, respezto a anteriores legislaturas, se traslada a un valoración negativa hacía su máximo dirigente, que quizás no ha transmitido de forma clara los ideeles de la izquierda democrática que representa.
Sindicat