Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió : amèrica llatina
Sobreviviente de ataque policial a Nam Qom se atiende en Buenos Aires por falta de garantías
06 gen 2004
Actualización del Martes 6 de Enero.

Indymedia Argentina - Pueblos Originarios
Web: http://argentina.indymedia.org/features/pueblos
Publicá tu noticia: http://argentina.indymedia.org/publish.php
Email:

originarios-arg@indymedia.org


Sobreviviente de ataque policial a Nam Qom se atiende en Hospital Posadas por falta de garantías

Mario Vega es un indio toba que sobrevivió al ataque de la policía formoseña contra el barrio Nam Qom de la capital de Formosa -perpetrado en agosto del 2002- y que, tras ser baleado en el abdomen y permanecer durante un año y cuatro meses sin adecuada atención médica fue operado en el Hospital Posadas.

Vega decidió atenderse en el Hospital bonaerense luego de comprobar la falta de garantías que había para él en la provincia de Formosa, donde le ofrecieron dádivas y una "adecuada atención para cerrar la colostomía" pero que "no" aceptó, según dijo a Indymedia Israel Alegre, delegado de la asamblea del barrio Nam Qom.

En el Posadas, el sobreviviente y testigo ante la justicia de la barbarie policial fue atendido por el cirujano Federico Fiusky -quien le dijo "sobreviviste solo por suerte"-. El médico fue el encargado de cerrar en 16 horas de operación, el 5 de diciembre pasado las secuelas de los balazos que recibió en el abdomen Vega, además de otra herida en el brazo.

La historia clínica que formará parte de la demanda contra las autoridades provinciales, estará lista el próximo 2 de febrero cuando el indígena regrese a Buenos Aires para el necesario control médico.

La situación que atravesó Vega se suma a la lista de denuncias del barrio Nam-Qom, ubicado en la periferia de la capital formoseña y que, la abogada Roxana Silva, asegura que se da en el marco de, básicamente denegación de justicia porque los reclamos "están cajoneados" por la justicia provincial.

Se expresa del mismo modo el Equipo de la Pastoral Aborigen (ENDEPA) que en su boletín número siete del corriente año recordó la denuncia colectiva que presentaron los tobas (qom) del llamado Lote 68 bajo la "carátula de apremios ilegales y violación de los derechos humanos, comprobada por el parte médico y que fue cajoneada por la justicia de Formosa".

La suerte de Mario Vega, aquel fátidico 17 de agosto, está detallada en la foja 19 del acta de prevención que recibió el número de expediente 18.421 y que según constató la médica generalista Ardelis Alderete el "paciente sufre herida por arma de fuego a nivel abdominal, ingresando a quirófano donde se le efectúa la parotimia mediana supra, lesion infraumbilical".

También "se constata lesión de arteria gastro-epiplaica izquierdo, lesión de colon. Se le efectúa ligadura de arteria gastro epiplasca, resección segmentaria de colon y colostomía a cabos. Según informe de protocolo quirúrgico, no se encontró proyectil". El informe de la médica hace hincapié que las heridas "son de carácter grave".

"El 16 de agosto de 2002 la policía de la provincia de Formosa irrumpió violentamente en nuestra comunidad indígena Toba, Nam Qom de Formosa, más conocida como Lote 68. Más de 100 policías ingresaron a nuestro barrio sin exhibir orden judicial, maltratando a nuestros hijos, mujeres, niños, adolescentes, mujeres embarazadas y ancianos", denunciaron los qom.

Sin embargo en el lugar estaban presentes el juez Ricardo Shur y el Procurador General Carlos Ontiveros, quienes, asegura Silva, "legitimaron los actos de la policía con su presencia".

El estado de salud de Vega fue comprobado tambien por la médica forense del poder judicial formseño, Elba G.de Taire, tras lo cual a Vega le "ligaron la arteria gastroepiploica izquierda y se le resecó un segmento del colon el que finalmente se abocó al exterior mediante una colostomía de cabos divorciados", por el cirujano Juan Fernandez en el Hospital de Formosa.

Alojado en el pabellon de enfermería de la Alcaidía, "donde no se le efectuaron las curaciones indicadas ni se le suministraron los medicamentos, que fueron provistos por indígenas del barrio Nam-Qom, era sometido a malos tratos por parte de los policías que realizaban las guardias", denunció la abogada Silva.

La joven letrada, recordó haber visto a Vega "esposado a la cama situación que provocó una denuncia en fiscalía contra el director del hospital y contra los oficiales de guardia", causa que lleva el número 2264/02 en el juzgado número 1 del Ruben Spessot.

Vega, además de ser un sobreviviente es un testigo de la causa que los tobas llevaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pero que por razones formales -hay que agotar la vía interna- el entonces secretario Ejecutivo de la entidad y actual secretario de Política Exterior de la cancillería, Jorge Taiana, se limitó a recepcionar.

Malherido y desangrándose, relató a Télam el delegado de la asamblea de Nam Qom Israel Tito Alegre, Vega escuchó cuando uno de los efectivos le preguntó al Procurador provincial, Carlos Alberto Ontiveros, "qué hacemos con él?". "Deje que se muera ese indio", le respondió el funcionario, según consta en la denuncia que presentaron los qom y que piden ahora que "avance para poder llegar al juicio oral", porque "nada ha sucedido, ningún trámite se ha impulsado", subrayó Alegre.

"La denuncia penal pasó a fiscalía y hasta el día de la fecha no subió a la cámara para un juicio oral y público, por lo tanto la fiscalía no tiene interés en dar curso a la demanda. Si no se producen avances el Fiscal puede pronunciar que no existen elementos suficientes para seguir investigando la causa", agregó el qom.

En ese marco de batallas en el plano legal, cuando se dispuso la libertad "por falta de mérito" de Mario Vega, quien no sabe leer ni escribir, la policía lo dejó ir del lugar donde lo habían operado a "altas horas de la noche y recorrió a pie, solo y en ese estado -con dos bolsitas a cuestas y con mucho miedo- 10 km hasta su barrio", rememora la abogada del caso.

Los qom normalmente son personas muy comunicativas, casi extrovertidos y de un notable fino humor en su trato con no indígenas (con los que pueden relacionarse de igual a igual), pero Vega lucía minutos antes de subir al omnibus, callado y seguramente ansioso por volver a su tierra. De todos modos fue muy firme el "sí" que pronunció cuando la cronista le preguntó si será finalmente testigo en la causa que llevan para pedir justicia.

Alba Silva - Especial para Indymedia Argentina

Foto: Ana Vivaldi

Noticias anteriores:
Formosa: un pueblo cautivo
Policía persigue abogada de Endepa
Marcha contra la impunidad del caso Nam Qom
Comunicado del delegado de la Asamblea Nam Qom
Crónica del espanto

Archivo Indymedia 2002:
Informe de la Asamblea de Nam Qom del 26 de Agosto
Reportaje telefónico a la hermana Rosita
Fotos de la marcha de repudio realizada en Buenos Aires
Texto completo de la denuncia penal contra la Policía de Formosa
Pronunciamiento de todos los curas de Formosa
Denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
Solidaridad desde España

Ver también el apartado Brutalidad y racismo en la Argentina: el caso de Formosa en la editorial "Villa La Angostura: comunidad mapuche acampa en defensa de su territorio"

>>> Agregá tus comentarios

Sindicat