Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anunci :: corrupció i poder : amèrica llatina
Campaña contra la Impunidad en Chile
02 gen 2004
Compañeros los invitamos a sumarse y firmar esta campaña que presentaremos en diferentes instancias Europeas y Latinoamericanas a partir de Enero 2004 .

En la senda de la Verdad y la Justicia

No a la Impunidad !!!!







CHILE: NO A LA VERGONZOSA IMPUNIDAD





Las organizaciones abajo firmantes manifestamos nuestra honda preocupación por la reciente propuesta de derechos humanos (agosto 2003) que, bajo el título de âno hay mañana sin ayerâ?, diera a conocer al país el presidente de la República Ricardo Lagos. Nos parece sintomático que los únicos sectores de la sociedad chilena que, en aras de una supuesta âreconciliaciónâ?, se pronunciaron en favor de dicha propuesta, hayan sido la derecha y de las Fuerzas Armadas, precisamente los más comprometidos con las gravísimas violaciones a los derechos humanos cometidas en Chile entre 1973 y 1990. En cambio, la rechazaron unánimemente todas las organizaciones de derechos humanos â Sección Chilena de Amnistía Internacional, Codepu, Fasic, Odep - , así como los abogados de derechos humanos, diversas Agrupaciones de familiares, ex-presos, torturados y, diversas organizaciones políticas y comités de chilenos en todo el mundo.



Esta propuesta es una propuesta insustancial y ambigua, detrás de la cual existe una expresa y peligrosa voluntad en favor de la impunidad, que se inscribe en la estrategia de reconciliación sin justicia de los gobiernos que le precedieron, basada en el perdón y el olvido -constituye un nuevo retroceso en materia de derechos humanos. Otros hitos en el camino hacia la impunidad fueron el Informe Rettig - que si bien reconoció la existencia de violaciones a los derechos humanos, igualó a víctimas y victimarios y excluyó a los sobrevivientes del genocidio -, la mesa de diálogo, que no avanzó en la búsqueda de los detenidos desaparecidos, pero en cambio entregó una perversa interpretación del golpe de Estado de 1973, al hacer recaer su responsabilidad sobre el conjunto de la ciudadanía -, la tenacidad de los partidos de la Concertación para evitar que Pinochet fuera enjuiciado en España y su posterior sobreseimiento en los tribunales. Tres iniciativas parlamentarias de Punto Final, la aprobación, al inicio de su gobierno, de la Ley del Secreto Profesional, que amplió los márgenes de la impunidad, etcétera.



Además, a trece años del inicio de la âtransición a la democraciaâ?, están vigentes en lo fundamental, el injusto modelo económico y la espuria institucionalidad impuestos por la dictadura y administrados por los gobiernos de la Concertación. Pese a la poderosa campaña mediática internacional de su gobierno, que pretende ocultarlos tras las cifras macroeconómicas y la firma de tratados comerciales con las grandes potencias, especialmente con los Estados Unidos y la Unión Europea, para nadie es un secreto la injusta distribución del ingreso - una de las peores del mundo -, la explotación de la mano de obra infantil, la pobreza y marginación de millones de chilenos que viven por debajo de la línea de la pobreza, el crecimiento de la deuda externa, la sobreexplotación de los trabajadores sometidos a la arbitriaridad patronal amparada en el injusto código laboral, el saqueo de las riquezas naturales y la contaminación del medio ambiente por los capitales extranjeros, que nos hacen temer por el presente y el futuro de nuestro país.



Por otra parte, el modelo político-institucional vigente en Chile es un obstáculo a la gestión democrática del Estado, impide la participación ciudadana en materias que comprometen su calidad de vida y el futuro de su país y constituye un lastre para avanzar hacia una verdadera democratización de las instituciones y la vida pública. La vigencia de la Constitución dictada por Pinochet, la existencia de organismos como el Tribunal Constitucional y el Consejo de Defensa del Estado, el sistema electoral binominal, los tribunales militares que procesan a civiles y mantienen en prisión desde hace más de una década a 40 presos políticos, las leyes represivas heredadas de la dictadura que se ciernen permanentemente sobre los movimientos y líderes sociales chilenos y mapuche que promueven y defienden sus legítimos derechos, ponen en evidencia la demagogia concertacionista y sus falsas promesas de avance hacia una democracia plena



La propuesta de derechos humanos, que pretende consolidar la impunidad para los autores de los gravísimos crímenes cometidos por la dictadura militar al amparo del terrorismo de Estado, constituye una afrenta no sólo para quienes nos movilizamos en todo el mundo por el fin de la dictadura militar sino también para la memoria de los miles de chilenos que resistieron y dieron la vida en aras de este objetivo. En sus aspectos centrales, la propuesta cubre todas las violaciones de los derechos humanos cometidas durante la dictadura de Pinochet, por cuanto plantea:



- inmunidad penal - con prescindencia de la fecha en que ocurrieron los hechos, âotorgar inmunidad penal a quienes, sin estar imputados ni procesados, se presenten voluntariamente a los tribunales de justicia y proporcionen antecedentes fidedignos, efectivos y comprobables acerca del paradero de la víctima o de las circunstancias de su desaparición o muerteâ?. Este párrafo, textual e íntegro de la propuesta, no es otra cosa que su columna vertebral, el núcleo esencial en donde se expresa en toda su magnitud la real voluntad y opción por la impunidad-que es lo mismo que inmunidad..





- aplicación de la Ley de Amnistía a todos los responsables de los crímenes cometidos entre el 11 de septiembre de 1973 y abril de 1978, decisión que queda en manos de los tribunales de Justicia. Al no pronunciarse explícitamente sobre la amnistía, el ejecutivo desoye las demandas del electorado que durante su campaña se pronunció claramente sobre la necesidad de hacer justicia, deja en completo desamparo a la sociedad y atenta contra la precaria estabilidad institucional existente en Chile. La justicia ajustada al derecho y la jurisdicción internos, y al respeto de los tratados y convenios internacionales de derechos humanos suscritos por Chile son requisitos fundamentales para el ejercicio de una convivencia social sana y pacífica y el Estado de derecho. Jamás sobre el perdón individual y privado.



- indulto presidencial para los condenados por violación a los derechos humanos por crímenes cometidos entre el 11 de septiembre de 1973 y 11 de marzo de 1990, y examen de âotras situaciones de reos condenados por delitos de similar gravedad en períodos anteriores -al 11 de marzo de 1990-, que soliciten el perdón presidencial, siempre que hayan manifestado genuinamente su arrepentimiento, hayan estado encarcelados por largo tiempo y hayan reconocido sus crímenes cooperando con la verdad y los tribunales de justiciaâ?. Justamente, ésta es la situación de los poquísimos casos en que la justicia dictó condenas, como el degollamiento de tres profesionales, los crímenes de Orlando Letelier, Tucapel Jiménez, José Carrasco, etc.



Para nosotros y, ciertamente, para la gran mayoría de los chilenos -sin posibilidad de expresar su desacuerdo, dado el férreo monopolio privado sobre los medios de comunicación-, la exigencia de justicia es una demanda irrenunciable, tanto desde el punto de vista ético, político y jurídico. En lugar de atender el clamor que desde hace 30 años remece las conciencias, la propuesta es un nuevo zarpazo a nuestras aspiraciones de justicia y a nuestra esperanza de construir una convivencia basada en el respeto a la vida, la igualdad ante la ley y la justicia social para todos.



Por todo lo anteriormente expuesto, nos sumamos a las voces que en Chile y en todo el mundo se pronuncian en favor de la justicia, contra la impunidad, en favor del cambio de la Constitución de 1980 y del injusto modelo capitalista, hoy en día aplicado en su versión neoliberal.



Con la propuesta de âno hay mañana sin ayerâ?, se cierran las alamedas e impiden el paso del hombre por el sendero de la justicia, de la paz y la libertad y el ayer de la dictadura se funde con la impunidad



Hay que descorrer el velo de impunidad que cubre la propuesta ya que abre las anchas alamedas de la impunidad. Sin verdad no hay justicia y sin justicia no hay paz.





Colectivo Rodriguista (Bélgica)

Centro Cultural Chile ( Belgica )

Centro Cultural Subterra ( Belgica )

Coordinadora por la Libertad de los Presos Politicos ( Chile )

Anibal Gonzales Glezz ( Periodista - Belgica )

Nadin y Dinko Giadrosic ( Belgica )

Claudio Escobar Caceres - Brigada Nicolasita - Inti Simon ( Chile )

Radio nueva America ( Estocolmo - Suecia )

Asociacion de Cultura Informacion de Jarfalla ( Suecia )



Bruselas, Diciembre 2003
Sindicat