Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
10 de diciembre: dia internacional de los derechos humanos
10 des 2003
Jon Barrena - Miembro de Etxerat, colectivo vasco de apoyo a los represaliados
10 de diciembre
Durante los últimos meses, la tremenda presión mediática a la que inevitablemente estamos sometidos nos está mostrando una realidad totalmente distorsionada y parcial en clave de vulneración de derechos fundamentales y de las dolorosas consecuencias del conflicto político que enfrenta a Euskal Herria con los estados español y francés. Si bien son incuestionables las consecuencias de la actividad de Euskadi Ta Askatasuna, no lo son menos las de la actuación de los estados para con los ciudadanos y ciudadanas de Euskal Herria y, en especial, para aquellos que disienten políticamente del marco establecido.

Pese al sistemático ocultamiento al que se ve sometida, la vulneración de derechos fundamentales por parte de los estados en Euskal Herria es constante. Así, derechos individuales básicos, como los de expresión, manifestación y asociación, son cercenados, arbitrariamente utilizados o perseguidos, en función de los intereses políticos y de la necesidad o no de más o menos éxitos policiales.

Derechos fundamentales de la persona, tales como el de presunción de inocencia, respeto a la integridad física, a un juicio justo, jamás han sido aplicados a muchos ciudadanos y ciudadanas vascas.

Del mismo modo, podemos decir que derechos colectivos como el de poder decidir libremente lo que queremos ser, como ciudadanos vascos, son imposibles de ejercitar bajo amenaza expresa de una legalidad creada y adaptada a unos intereses políticos concretos.

La proliferación de leyes creadas a la carta o la utilización de tribunales especiales para ciudadanos vascos son esclarecedoras de la vulneración del derecho a la igualdad entre todos los hombres y mujeres del mundo.

El derecho a la vida, derecho fundamental por excelencia, es vulnerado sistemáticamente sin ningún coste. La muestra más reciente es el asesinato de Sara Fernández en la condena de las carreteras de la dispersión. Un asesinato que ha pasado desapercibido para las instituciones y partidos (ésta es la verdadera talla moral de nuestra clase política e instituciones) y que, sin embargo, ha quedado grabado a fuego en el corazón de todos y cada uno de nosotros, familiares y amigos de los represaliados políticos vascos.

Ocultar esta otra realidad es colaborar con la barbarie de dos estados, firmantes ambos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en el genocidio de todo un pueblo. Mostrarla y colaborar en su superación es colaborar en la resolución del conflicto. Es por ello que, en breve, comenzaremos un proceso de reflexión con todos los agentes y sectores sociales de Euskal Herria en el que esperamos vuestra implicación. Tenemos que ser capaces de realizar un diagnóstico común y tomar decisiones contundentes con compromisos serios que, de una vez por todas, desbloqueen esta situa- ción que se agrava día a día.

Estamos convencidos de que el cumplimiento íntegro de la Declaración Universal de los Derechos Humanos por parte de los estados francés y español para con Euskal Herria, en la medida que haría innecesaria cualquier expresión violenta de respuesta, sería decisiva para la consecución de la paz, entendiéndose ésta como una paz justa y duradera.

Por el contrario, la inhibición de sectores importantes de la sociedad vasca ante la vulneración de dere- chos fundamentales puede perpetuar el sufrimiento para nuestro pueblo. Nos brindamos nuevamente como catalizador de todos estos sectores en su rebelión contra el horror y la injusticia.

Queremos que hoy, Día Internacional de los Derechos Humanos, jornada importante para nosotros, pase de ser un compromiso testimonial a ser el punto de partida de un compromiso personal y colec- tivo por la exigencia de su cumplimiento. De todos y cada uno de nosotros depende su consecución.
Sindicat Terrassa