Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: pobles i cultures vs poder i estats
La Constitución y el Amejoramiento
07 des 2003
Las multinacionales amenazan constantemente con marcharse si no se cede a sus pretensiones, UGT y CCOO forman el tándem del régimen, huelgas en Kayaba, ISN o Viana y la clase obrera se desangra en los tajos con muertes constantes, mientras siguen los viejos caciques explotando los bancos, las empresas o los geriátricos.

Para la casta política franquista, estos años han supuesto un mayor afianzamiento en las estructuras del poder. Para la jerarquía católica, una buena ocasión para reciclar sus estructuras económicas. Para el empresariado, momentos de pelotazos, altos beneficios sin compromiso social y debilitamiento del sindicalismo.
Consecuencias de la Constitución y el Amejoramiento

Pernando Barrena (*)

Al franquismo le gustaba alardear de que en España reinaba una paz social y política sin precedentes. Decenas de años después de la masacre de la guerra española, la posguerra y una dictadura férrea, la población se resentía sin duda por los cuatro costados, aunque la situación estaba lejos de la calma chicha que vendían entonces los voceros del régimen.

En estas fechas nos vemos inmersos también en una nueva campaña para vendernos las excelencias de la Constitución española y su hijuela, el Amejoramiento del Fuero Navarro. A ellos debemos supuestamente años de democracia, prosperidad y libertad. Pero eso dice la propaganda, porque la realidad es muy otra. Basta ojear las páginas de los periódicos para que nos demos cuenta de que en 25 años la evolución política ha sido pobre y escasa. Más bien convendría decir que estos años han servido para que los mismos que controlaron los resortes del poder durante la etapa franquista lo sigan haciendo también ahora.

Las irregularidades de Gallipienzo, las de Barcina, las de Iturriagagoitia son ahora fiel reflejo de una costumbre arraigada en cierta casta política. En los años del nacimiento de la Constitución Del Burgo, hijo de un pistolero fascista, presidía la Diputación y se veía inmerso en el conocido como caso FASA, de donde volaron 80 millones de pesetas. Después vendría Urralburu, el que llamaba a escupir a las personas de Herri Batasuna, con un currículum de corrupción que asustaba; después sería Otano y ahora estamos en éstas.

Los guerrilleros de Cristo Rey, las FOP, el Tribunal de Orden Público, el asesinato de Jose Luis Cano en Calderería, los Sanfermines del 78, los miles de detenidos, el Batallón Vasco-español son los antecedentes de lo que sería el GAL, las torturas y muerte de Mikel Zabalza a manos de la Guardia Civil, más detenciones, para llegar al cierre de periódicos, ilegalización de organizaciones sociales y políticas y más detenciones sin garantías básicas, simples razzias.

Las ikastolas naciendo en la ilegalidad, una generación buscando sus orígenes de modo autodidacta, el euskara abriéndose paso a golpe de esfuerzo y sacrificio de madres y padres comprometidos, las gau-eskolas, el insulto y el desprecio de la administración. Pasamos por una Ley de la partición de Navarra en tres distritos como a los indios de América, AEK marginado y perseguido, sigue el futuro del euskara en manos de la sociedad y los colectivos populares. Ahora se quiere abrir una guardería en inglés a pesar de la demanda del barrio de la Rotxapea en euskara, el Ayuntamiento de Iruñea incumple permanentemente su propia ordenanza, la cruzada del Gobierno de Navarra contra la lingua navarrorum no tiene límites, la Universidad no está para atender en euskara según el PSN y la ikastola de Ilunberri espera en la solidaridad de la sociedad lo que la administración con nuestro dinero le niega.

Las huelgas en Potasas, el paro galopante, el sincato vertical, los empresarios franquistas, los caciques esperando aprovechar las nuevas condiciones; se abren luego las puertas a las multinacionales, el endurecimiento de las condiciones laborales, el sindicalismo amarillea y se inicia una involución en el elenco de derechos de la clase trabajadora. Las multinacionales amenazan constantemente con marcharse si no se cede a sus pretensiones, UGT y CCOO forman el tándem del régimen, huelgas en Kayaba, ISN o Viana y la clase obrera se desangra en los tajos con muertes constantes, mientras siguen los viejos caciques explotando los bancos, las empresas o los geriátricos.

La Iglesia católica declarada de interés general por el Ayuntamiento de Iruñea, millones en subvenciones a los centro educativos religiosos, el OPUS sigue construyendo nuevas instalaciones con subvenciones pú- blicas, sigue sin poderse abortar en esta tierra, cambia el Arzobispado el Seminario por la explotación de un geriátrico y los mandatarios rinden homenaje a Escrivá de Balaguer con una misa en la catedral de Iruñea. ¿Alguien se atrevería a qué época corresponde esta situación? Son cosas ocurridas en este último año, lo que ocurre es que da igual empezar a contar la situación empezando por los años setenta o por el momento actual. Terminaremos siempre describiendo una situación general parecida. Porque lo que ha ocurrido en estos 25 años es que se han afianzado en el poder los mismos que estaban entonces. Nada de cambio político, nada de transformación social profunda, nada de revuelta cultural.

Para la casta política franquista, estos años han supuesto un mayor afianzamiento en las estructuras del poder. Para la jerarquía católica, una buena ocasión para reciclar sus estructuras económicas. Para el empresariado, momentos de pelotazos, altos beneficios sin compromiso social y debilitamiento del sindicalismo.

¿Cómo todavía hay quien pueda dudar de la necesidad de un cambio del marco político y jurídico en Navarra? La cuestión fundamental es que probablemente no sirva sólo con eso, sino que necesitaremos además una auténtica revolución social y cultural para superar años de enmohecimiento falangista, más los de empobrecimiento ideológico del PSN de Urralburu y compañía, más los de vuelta al populismo franquista de UPN.

Navarra necesita un cambio político profundo para poder respirar libremente, expulsar de nuestras vidas el provincianismo españolista, y alcanzar un estadio de calidad democrática, social, cultural e institucional en nuestro ámbito natural: Euskal Herria. Desde la izquierda abertzale lanzamos desde ya un órdago en este sentido, que esperamos tome cuerpo de mayoría social y política en la etapa venidera. Esperamos encontrar muchos compañeros y compañeras de viaje.

(*) Junto a Pernando Barrena firman este artículo Angel Rincón, Anika Gil y Josu Goia
Sindicat