Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: pobles i cultures vs poder i estats
Los "Acuerdos de Ginebra": La última maniobra contra el pueblo palestino
03 des 2003
"Lo que establece el documento de Ginebra refleja que no hay renuncia real por parte de Israel, sino reiteración de las exigencias que se establecieron ya en Camp David, con Clinton y Barak, a la Autoridad Palestina. [...] El anuncio de que a finales de este mes Powell se reunirá con los autores de este documento, pone de relieve el respaldo implícito que la Administración Bush puede darle a pesar del silencio formal que ha guardado en las últimas semanas ante esta iniciativa"
f03.jpg

CSCAweb http://www.nodo50.org/csca
3 de diciembre de 2003

El lunes, 2 de diciembre se llevó a cabo la ceremonia de la firma de los llamados Acuerdos de Ginebra [1], un documento acordado en secreto para la resolución del conflicto palestino-israelí y publicitado a finales de octubre como no oficial que encabezan individuos de la izquierda israelí y palestinos próximos a la Autoridad Palestina (AP) bajo la dirección del laborista y ex ministro de Justicia Yossi Beilin y de Yaser Abed Rabbo, asistente de Yaser Arafat y miembro del equipo negociador palestino.

La publicación de los Acuerdos de Ginebra ha generado en las pasadas semanas un importante rechazo por parte de amplios sectores palestinos al considerarlo ajena a sus intereses nacionales y colectivos: no solo anula el Derecho al Retorno de los refugiados palestinos, tal y como les reconoce la resolución 194 de Naciones Unidas [2], sino que opera en contra de las reivindicaciones legítimas palestinas al formalizar la solución de "dos Estados" haciendo caso omiso de la legalidad internacional y salvaguardando las exigencias israelíes de que cualquier futuro Estado palestino habrá de quedar sujeto al control territorial -fronteras de tierra, mar y aire- poblacional, económico y securitario de Israel.

El mismo lunes, 2, miles de palestinos y palestinas tomaron las calles en diferentes puntos de Cisjordania y Gaza para expresar su rechazo a los "Acuerdos de Ginebra" que calificaban de "documento traidor". En la ciudad de Gaza, cientos de dirigentes políticos de las principales corrientes palestinas, incluidas figuras relevantes de la OLP, denunciaron públicamente los Acuerdos y reclamaron a Arafat que los rechace pública y claramente. El presidente del Departamento de Refugiados de la OLP, Abdullah al Hurani, suscribió estas peticiones añadiendo: "Que todo el mundo se entere: aquéllos que han participado en la fiesta de Ginebra no nos representan y si dicen hacerlo, no les crean" [3]. Igualmente, Rafik Natshe, portavoz del Consejo Legislativo Palestino (CLP), recordaba a "la gente de Ginebra" que la cuestión palestina comenzó en 1948 con los refugiados y solo concluirá con su retorno a sus hogares y aldeas. El Buró Político del Frente Popular para la Liberación de Palestina igualmente se ha posicionado en contra [4].

Lo que establece el documento de Ginebra refleja que no hay renuncia real por parte de Israel sino reiteración de las exigencias que se establecieron ya en Camp David de 2000, con Clinton y Barak, a la AP; exigencias que, igualmente han sido ya respaldadas por Paul Wolfowitz, Colin Powell, y muchos ex dirigentes dentro del ejército israelí y del Shin Bet, sus servicios de información. El anuncio de que a finales de este mes Powell se reunirá con los autores del documento pone de relieve el respaldo implícito que la Administración Bush puede darle, a pesar del silencio formal que ha guardado en las últimas semanas ante esta iniciativa [5].

El consenso histórico del sionismo

Los "Acuerdos de Ginebra" se están publicitando como una iniciativa emanada de los círculos progresistas israelíes -"la izquierda israelí", se dice, en una supuesta contraposición a la derecha del Likud- que "abra una vía alternativa" a la política del actual gobierno de Sharon. Sin embargo, el Acuerdo de Ginebra, de firma laborista, lleva implícito el sello del consenso establecido por el sionismo israelí -invariable desde los años 70- para dar una solución a la cuestión palestina que no contempla la aplicación de los legítimos derechos nacionales palestinos. La consideración de que individuos muy próximos a la AP han formado parte de la elaboración y firma de estos Acuerdos confirma la aceptación de una nueva rendición por parte de la elite política oficial palestina, tal y como se plasmara en 1993 en el marco de los Acuerdos de Oslo.

Pese a haberse presentado como un acuerdo informal, la ceremonia de Ginebra ha sido cautelosamente diseñada para presentarse como vinculante a pesar de que el gobierno de Israel la ha criticado formalmente. La presencia de más 700 invitados entre los que se encuentran destacadas figuras políticas internacionales como Jimmy Carter, más de 200 representantes de la llamada "izquierda israelí", así como la asistencia de representantes oficiales y no oficiales de los diversos estados árabes (la mayoría de los cueles todavía no han reconocido al Estado de Israel) como Omán, Bahrein, Arabia Saudí, Marruecos, además de Egipto y Jordania, y también de la UE, pone de manifiesto el respaldo oficial a una iniciativa negociada en secreto y surgida a espaldas de la voluntad popular palestina y de la mayor parte de sus fuerzas políticas -tal como ocurriera con los Acuerdos de Oslo- en un momento en que la presión militar y política se cierne sobre los Territorios Ocupados y muy especialmente contra la Intifada.

A pesar de la negativa de Arafat inicial a enviar una carta de apoyo a la firma de los "Acuerdos de Ginebra" mediante sus enviado, la AP ha estado formalmente representada por el asesor del Consejo Nacional de Seguridad palestino y próximo al presidente palestino, Yibril al Rayub. Finalmente, el propio Arafat enviaba a la ceremonia del lunes en Ginebra un mensaje de apoyo a los Acuerdos. Ello da cuenta del respaldo de la AP a un acuerdo del que solo se podrá obtener, del lado palestino, réditos políticos temporales para una elite palestina hostigada por Israel y chantajeada en su supervivencia política bajo la amenazada del "cambio de régimen". En estas condiciones, es fácilmente entendible que la legitimidad de este documento, firmado en secreto cuando Israel y EEUU siguen presionando a la AP para que cumpla con su función de acabar con la Intifada y con la resistencia armada palestina, esté siendo ampliamente contestada tanto desde los sectores populares como desde las formaciones políticas, incluida Fatah, y las organizaciones palestinas de los TTOO, al igual que está siendo cuestionada la representatividad de una AP anquilosada y sometida a Israel y a EEUU.

Notas:

1.Véase en CSCAweb: Roni Ben Efrat: Los 'Acuerdos de Ginebra': más allá del tiempo y del espacio
2. Véase en CSCAweb: Roni Ben Efrat: Los 'Acuerdos de Ginebra': más allá del tiempo y del espacio
3. Amayreh, Jalil: "More Palestinian say 'no' to the Genova Accord", IAP News, 2 November, 2003.
5. Véase su comunicado en la columna de la izquierda en esta misma página.
5. Véase en CSCAweb: Nuevo gobierno de la Autoridad Palestina: ¿retomar la "Hoja de ruta"?

Mira també:
http://www.nodo50.org/csca

Comentaris

No a los "Acuerdos de Ginebra"
03 des 2003
Comunicado del Buró Político del Frente Popular para la Liberación de Palestina

FPLP / CSCAweb: 3-12-03
Traducción del árabe: FPLP

"Durante los últimos dos años Suiza viene siendo escenario de largas conversaciones secretas mantenidas a espaldas del pueblo palestino entre una delegación palestina no oficial -pero con la cobertura de algunos ámbitos de la Autoridad Palestina (AP)- y una delegación israelí, derivándose de las mismas los denominados "Acuerdos de Ginebra". El Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), partiendo de su adhesión a los principios nacionales irrenunciables del pueblo palestino y de los principios [del conjunto] de la Nación �rabe, manifiesta su condena total de los Acuerdos por cuanto afectan esencialmente los objetivos e intereses supremos del pueblo palestino y el futuro de sus generaciones. El FPLP señala:

1. Los "Acuerdos de Ginebra" persiguen el objetivo de imponer una solución al conflicto árabe-sionista mediante lo que denominan -en un acto de desinformación, engaño y falsificación- la "reconciliación histórica" entre el pueblo palestino y la entidad sionista y racista [de Israel] [...], haciéndolo sobre la base de la consagración de la visión sionista-estadounidense que estipula una solución liquidacionista y con el objetivo de obtener la legitimidad palestina, árabe e internacional a dicha solución, que contradice nuestros derechos nacionales, la legitimidad de los derechos humanos y las convenciones internacionales.

2. El objetivo principal de los "Acuerdos de Ginebra" es liquidar el Derecho al Retorno de los refugiados palestinos en la diáspora que fueron arrancados de su patria, preludio de la anulación de la resolución 194 de Naciones Unidas (NNUU), que consagra su derecho al retorno a sus tierras, hogares y pueblos de donde fueron expulsados coercitivamente en 1948. [...]

3. Los "Acuerdos de Ginebra" consagran el carácter étnico [judío] del Estado sionista, lo cual no sólo amenaza la liquidación del derecho de los refugiados palestinos al retorno sino el futuro y el destino de un millón doscientos mil palestinos que sobreviven en los territorios ocupados en 1948 [1], proporcionado las justificaciones [..] de las operaciones del transfer [traslado forzoso] de esa parte del pueblo palestino que vive en su tierra histórica. [...]

4. Los "Acuerdos de Ginebra" no sólo significan la liquidación de los derechos de los refugiados palestinos y la imposición de los planes de asentarlos [en los países árabes de acogida], sino que convierten al [futuro] Estado palestino independiente y soberano, por cuyo establecimiento lucha el pueblo palestino, en una simple y endeble entidad totalmente sometida a la entidad sionista, [cuya población] viviría en bantustanes y reservas sin soberanía ni continuidad [territorial], y cuya perdurabilidad se basará en la [continuidad] de la ocupación [israelí] y la presencia de fuerzas multinacionales.

El documento establece con claridad que el Estado [palestino] prometido [en los "Acuerdos de Ginebra"] estará desmilitarizado y no podrá acantonar ninguna fuerza armada [propia] palestina, que coordinará y cooperará en los asuntos de seguridad con Israel (que mantendría su derecho a conservar su presencia militar en el valle del Jordán y puestos de control militar al norte y centro de Cisjordania, teniendo las fuerzas aéreas israelíes pleno derecho al uso del espacio aéreo palestino), y [finalmente] que los pasos fronterizos serán vigilados por una fuerza [conjunta] palestina y multinacional [...].

5. Los "Acuerdos de Ginebra" establecen el principio del "intercambio territorial", es decir, que no habrá retirada total de los Territorios Ocupados el 5 de junio de 1967 y que habrá que aceptar la existencia como un hecho consumado de los [...] asentamientos y [...] el dominio [israelí] efectivo sobre Jerusalén, así como su judaización [...].

6. El FPLP ve en los "Acuerdos de Ginebra" una grave amenaza, no solamente para los derechos nacionales palestinos sino también para la seguridad nacional árabe en su conjunto [...]. Los "Acuerdos de Ginebra", con sus graves contenidos y su presentación en estos momentos, tras la alevosa ocupación anglo-estadounidense de Iraq, están directamente vinculados al proyecto sionista-estadounidense global, que busca dominar completamente la región árabe, rediseñar sus mapas, saquear sus riquezas e insertar a Israel en el espacio árabe a fin de impedir su unidad y su progreso [...]. En pocas palabras, los "Acuerdos de Ginebra" convierten a la entidad palestina en un baluarte para la dominación sionista sobre la región árabe, para dividirla y separar a sus países unos de otros.

7. El FPLP exhorta a la dirección oficial palestina y al Comité Ejecutivo de la OLP a que declaren su rechazo rotundo a los "Acuerdos de Ginebra", que retiren cualquier cobertura dada a los palestinos que rubricaron el documento, destituyéndoles de cualesquiera cargos y pidiéndoles responsabilidades por infringir las resoluciones de las instituciones palestinas.

8. El FPLP exhorta a los Estados árabes a que no otorguen ninguna legitimidad árabe oficial a los "Acuerdos de Ginebra" y llama a las fuerzas políticas, partidos y actores populares árabes a lo largo de la patria árabe a que se movilicen masivamente para rechazar el documento y desenmascarar sus contenidos, porque su objetivo esencial y verdadero consiste en intentar hallar soluciones a la crisis de la existencia histórica que está viviendo Israel debido a la firmeza legendaria y a la lucha heroica del pueblo de Palestina y de su valiente Intifada.

30 de noviembre de 2003"
Re: Los
04 des 2003
s'han de cremar aqets acords de ginebra!!!!!
llibertat x al poble PALESTÃ? SENSE CONDICIONS, a buenu l'unica condicio podria ser qe !SRAEL retorni els territoris ocupats i destrueixi el mur de la vergonya!!!!!
Sindicat Terrassa