Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme : criminalització i repressió
Fabricar delitos
30 nov 2003
Dice el futuro candidato a presidente de gobierno de âel partidoâ?, que "todo aquello que pueda garantizar el cumplimiento de la ley hay que hacerlo".
Pero lo que el candidato y âel partidoâ? se proponen no es garantizar el cumplimiento de la ley. Lo que van a hacer es muñir una ley para transformar en delito un proyecto político que sin ella no lo es...

La táctica está en la línea de las imposturas habituales en âel partidoâ? y el gobierno, embriagados ambos por el vapor etílico de la mayoría absoluta. Un gobernar que se caracteriza por un constante menosprecio del tacto y de la prudencia pero también por la provocación. Un estilo sólo atento a ajustar la lógica elemental que hasta ayer informó al Arte político, a la "lógica neoliberalâ? compuesta con ingredientes del más repulsivo autoritarismo dictatorial. Y así, inventando o diseñando para cada coyuntura los silogismos que les conviene, es muy difícil a una sociedad vivir en armonía por mucho que âel partidoâ? cuente con una caterva de adictos a su Régimen.

Así, con esa construcción mental retorcida, es como nos metieron en una guerra, si es que lo fue. Así es cómo decidieron la suerte del Prestige y la de miles de gallegos... Así, con maniobras típicas de dictadores y ajenas a una democracia seria, es cómo ahora se disponen a zurcir un asunto político por definición, después de fracasadas las soluciones policiales (y parapoliciales) y sociológicas, en el País Vasco. Soluciones, por cierto, que desde el principio de su mandato prometieron para resolver la sangría terrorista, aunque ya es obvio que, lejos de conseguirlo, no hacen más que empeorar las cosas...

A través de ese mismo procedimiento, el de convertir en delito una iniciativa simplemente orientada a sondear una voluntad hasta ahora inexplorada con un mínimo rigor, ha de haber mucha gente que piense que también ella podría callarles la boca. Simplemente basta una ley que configure como delito, los argumentarios impresentables a que nos tienen acostumbrados el gobierno y âel partidoâ?.
Sindicat