Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: criminalització i repressió
Los presos de Salónica
25 nov 2003
El Periódico
Opinión
EL ARTÃ?CULO DEL DÃ?A // CARLOS TAIBO

Los presos de Salónica

El caso de los manifestantes detenidos en la cumbre de Grecia demuestra que la agresión a los derechos y libertades alcanza a la civilizada Europa
Carlos Taibo
Profesor de Ciencia Política de la Universidad Autónoma de Madrid

El uso invita a concluir que este espacio se reserva a la opinión de un articulista. La convención sugiere que a éste le corresponde glosar algo que, al menos en su sentido más elemental, obra ya en conocimiento del público aun cuando merezca --cabe suponer-- una aproximación singular. Las líneas que siguen están obligadas a romper, sin embargo, con ese molde y a hacerlo para poner en manos del lector un puñado de circunstancias, no ya opiniones, que por razones varias le son probablemente desconocidas.
El pasado mes de junio se celebró en la ciudad griega de Salónica una cumbre de jefes de Estado de la UE que fue contestada por diversos actos y manifestaciones. De resultas de estas últimas se practicaron más de 100 detenciones, 29 personas fueron colocadas a disposición judicial y 8 acabaron en prisión preventiva (una de ellas accedió, luego, a la libertad condicional), con acusaciones de resistencia a la autoridad, desórdenes, alteración de la paz pública, incendios y posesión y uso de armas.

Las únicas pruebas contra los detenidos las aportaron las declaraciones de la policía griega, que afirma que algunos de aquéllos llevaban tirachinas, tuercas y cócteles molotov. En un vídeo doméstico se puede apreciar cómo un policía cambia la mochila de Simon Chapman, uno de los acusados, por otra distinta. Según las declaraciones de uno de los detenidos de nacionalidad española, Carlos Martín, su mochila, llena de ropa, fue sustituida por otra portadora de tirachinas y tuercas; también a Fernando Pérez, de nuevo español, y acusado de lanzar cócteles molotov, le cambiaron su bolsa.
La policía hizo un uso manifiesto de la fuerza, contra los manifestantes, primero, y contra los detenidos, después. Varios de entre éstos han declarado malos tratos en la forma de golpes continuados realizados con porras, puños y martillos. Al mencionado Carlos Martín le arrancaron mechones de cabello y le provocaron hematomas en los brazos. A Fernando Pérez le rompieron un diente y le provocaron problemas varios de respiración y dolores pectorales. El recurso a la fuerza y a las amenazas se vio completado, por lo que parece, con un reguero de irregularidades. Mencionemos entre ellas la intimidación derivada de la presencia de miembros de la policía secreta durante las declaraciones ante el juez; la ausencia de garantías procesales elementales, tanto más grave cuanto que las únicas pruebas son las aportadas por la policía; la posibilidad de que a los detenidos se les aplique la prisión preventiva durante nada menos que 18 meses, y el nulo respeto de la presunción de inocencia. Agreguemos, para ilustrar la condición infame de los centros de reclusión, que los dos ciudadanos españoles que decidieron declararse en huelga de hambre fueron trasladados inicialmente a una celda de cuatro metros cuadrados, sin agua y con luz permanente.
Una prueba más del comportamiento, no precisamente edificante, de las autoridades griegas la ofreció la campaña mediática que desplegaron: llena de toques alarmistas, constituye una auténtica ceremonia de la confusión conscientemente programada. Sin aportar ninguna prueba al respecto, de uno de los detenidos españoles se ha dicho que era "un vasco, líder anarquista buscado en tres países de la UE" y responsable de "una conspiración internacional".

Como ya hemos avanzado, varios de los detenidos se encuentran, desde semanas atrás, en una huelga de hambre que ha entrado en su estado crítico. Suleiman Dakduk, sometido a un proceso de extradición a su país, Siria, en donde podría enfrentarse a una cadena perpetua por razones políticas, la inició el 21 de septiembre. Carlos Martín, Fernando Pérez y Simon Chapman le siguieron el 5 de octubre, en tanto Spyros Tsistas se les sumó tres días después, sin que los medios de comunicación muestren mayor inclinación a ocuparse de su situación.
Si los hechos que acabamos de mal describir son inquietantes por sí solos, su relieve se antoja tanto mayor cuanto que ilustran una deriva planetaria que se ha hecho singularmente palpable tras los atentados del 11-S. Lo que ha ocurrido en los últimos meses en Salónica no es en modo alguno una excepción: se trata, antes bien, de un fidedigno termómetro que ilustra que la agresión frente a derechos y libertades, y con ella la conculcación de garantías elementales, no es privativa de EEUU. Ha alcanzado de lleno, muy al contrario, a nuestra civilizada UE de la mano de un conjunto de prácticas cuyo objetivo no es hacer frente al terrorismo, sino amedrentar a quienes disienten. El procedimiento, por lo demás bien conocido, reclama una abrupta distorsión de los hechos, la demonización de sus supuestos responsables y, en suma, la franca criminalización de los movimientos de contestación.

Comentaris

Los siete de Salónica: Una tragedia griega en los tiempos del cambio
25 nov 2003
Los siete de Salónica: Una tragedia griega en los tiempos del cambio

Francesc Sánchez
El Inconformista Digital

"Suleiman, Fernando, Carlos, Simon y Spiros, se han declarado en huelga de hambre para denunciar a la opinión publica unas acusaciones falsas, un montaje policial y una manipulación por parte del Estado y prensa griega de los hechos acaecidos."

El pasado mes de Junio durante las protestas y disturbios de grupos antiglobalizadores y anarquistas en contra de la Cumbre de Ministros de Defensa de la Unión Europea que se realizaba en la ciudad griega de Salónica, más de veinte manifestantes fueron detenidos. Siete de ellos permanecen aún en la cárcel, cinco de ellos se han declarado en huelga de hambre negando los cargos que se les imputan, su vida esta en peligro.

En las protestas y disturbios de la cumbre de Salónica, como en todas las anteriores que las han precedido, un gran numero de personas fueron detenidas. La militarización de las ciudades que han acogido las cumbres europeas y el excesivo gasto en seguridad, la organización y difícil traslado de las comitivas europeas, han hecho tomar la decisión de omitir estas cumbres en los países que acogen la presidencia europea. Actualmente ya se realizan todas en Bruselas.

Siempre ha habido procedimientos dudosos por parte de las fuerzas de seguridad del Estado contra los manifestantes. Siempre ha habido, en mayor o menor medida, disturbios en las contra cumbres. El endurecimiento de las leyes referentes a Seguridad, han hecho homologar por los estados de la Unión, los disturbios con el terrorismo, apareciendo la nueva denominación de "terrorismo de calle", aplicándose a los detenidos un trato y unas penas homologas a las del terrorismo convencional.

Suleiman, Fernando, Carlos, Simon y Spiros, se han declarado en huelga de hambre para denunciar a la opinión publica unas acusaciones falsas, un montaje policial y una manipulación por parte del Estado y la prensa griega de los hechos acaecidos.

Según la Justicia y policía griegas, los siete encarcelados cuando fueron detenidos se encontraban en posesión de explosivos. La prensa griega en los días posteriores a las detenciones señalaba a los siete como integrantes de un grupo armado y peligroso anarquista. Antipruebas emitidas por un canal de televisión griego desvelan la posibilidad del cambio por parte de los antidisturbios de la mochila de Simon, uno de los detenidos, por otra cargada de cócteles molotov y martillos.

Los apoyos y protestas por esta injusticia en estos momentos críticos para los detenidos que están en huelga de hambre se han multiplicado. Quedan atrás los meses de silencio por parte de la prensa y de los movimientos sociales ajenos al movimiento anarquista, también la falta de comunicación exterior de estos últimos.

Carlos, uno de los españoles en huelga de hambre, en una entrevista telefónica realizada por su sindicato (CNT de Aranjuez) el día 30 de Octubre comunicaba "me faltan las fuerzas y mi aspecto ha empeorado bastante", aún así parecía tener animo, y resolvía que continuarían él y los demás con la huelga de hambre para denunciar todo lo que esta pasando.

Desde hace unos meses se han realizado tanto en España como en Grecia y en los demás países de origen de los detenidos, multitud de actos de protesta. El próximo sábado día 29 de Noviembre hay convocada una movilización a nivel estatal en Madrid para pedir la libertad incondicional de estos siete chicos.

Poco se sabe de Fernando el otro español detenido y declarado en huelga de hambre. Spiros el sirio es el que esta en peor situación, por no disponer de papeles en regla en Grecia, pese a que lleva más de quince años trabajando en ese país puede ser deportado a Siria, su país de origen, donde le esperaría la cadena perpetua por estos hechos y la deserción de su Estado y obligaciones.

Todos denuncian los malos tratos recibidos por la policía griega, y las condiciones insolubles en que se encuentran en la cárcel.

En lo que respecta a las gestiones del gobierno español para Carlos y Fernando, llegan tarde y mal. Durante meses el gobierno del Partido Popular no ha hecho nada, solo ahora y a instancias de otras fuerzas políticas del país, la ministra de Asuntos Exteriores Ana Palacio se ha preocupado por la salud de los españoles, requiriendo en sus palabras a su homologo griego Yorgos Papandreu "un trato humanitario para ellos".

El Estado griego, promete acelerar el procedimiento judicial para los detenidos, pero el tiempo pasa. Los declarados en huelga de hambre empezaron su protesta el pasado 5 de Octubre, y su estado físico se ha visto deteriorado considerablemente.

Según un informe medico realizado por la doctora Olga Kosmopoyloy y el doctor Athanasisos Karampelis desde el hospital prisión ateniense de Korydallos el día 20 de Noviembre, "su tensión arterial ha bajado mucho y han entrado en un estado de inestabilidad, siendo incapaces de regularla por ellos mismos" *.

El organismo fisiológico de una persona, después de estar semanas sin recibir ningún tipo de alimento empieza a funcionar mal, llega un momento en que no hay fuerza de voluntad para nada. Aunque estos chicos abandonen la huelga de hambre voluntariamente o se les obligue a ello, su organismo se encuentra cerrado, mostrando ya a día de hoy rechazo a los liquidos, tardaran días en recuperarse y pueden quedar secuelas en sus cuerpos. Los siete detenidos en Salónica protestaban por las injusticias de este mundo, querían y quieren un mundo mejor, terminaron con sus huesos en la cárcel, cinco de ellos ahora pueden perder la vida.

* Certificado Medico aparecido en Alasbarricadas Especial Salónica 2003
[http://www.alasbarricadas.org/modules.php?name=salonika&file=article &sid=3046]

Para más información:

– Alasbarricadas Especial Salónica 2003 - http://www.alasbarricadas.org/modules.php?name=salonika
– Noticias aparecidas en el web de Confederación Nacional del Trabajo - CNT/AIT – http://www.cnt.es
– Libertad a los 7 de Salónica – Nodo50 - http://www.nodo50.org/salonica/
– La agonía griega de dos anarquistas, El Mundo - http://www.el- mundo.es/cronica/2003/422/1069077767.html
– Video que enseña como la policía griega coloca una bolsa con cockteles molotov y martillos para incriminar al Simon Chapman. La primera imagen del vídeo enseña claramente que Simón lleva una mochila azul mientras es apaleado por los agentes. Luego se ve como la policía le coloca una mochila negra - Indymedia Italia - network di media indipendenti - http://italy.indymedia.org/uploads/simon.avi

Francesc Sánchez – Marlowe. Barcelona, 23 Noviembre 2003. Equipo de Redactores, El Inconformista Digital.
enlace a El Mundo
25 nov 2003
– La agonía griega de dos anarquistas, El Mundo - http://www.elmundo.es/cronica/2003/422/1069077767.html
Sindicat Terrassa