Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juliol»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: globalització neoliberal
Ayer y hoy 3
23 nov 2003
Y es que la índole, la naturaleza del ser humano, el yo interior, han evolucionado poco. La condición de la humanidad como especie viviente no varía.
El progreso general se debe, en todo, sólo a la inteligencia y perseverancia de un puñado de hombres y mujeres ajenos generalmente al destino final de sus desvelos. El resto parasita de ellos. Los siglos pasan pero las flaquezas son las mismas de siempre, y en muchos aspectos más acentuadas y repulsivas. La crueldad persiste; se ha tornado simplemente más refinada. La pereza mental y la insolidaridad son monedas de cambio. Y en los países en que por su vida regalada podrían sus gentes permitirse el lujo de pensar, es sabido hasta qué punto tratan de evitarlo. Es más, diríase que nadie tiene una sola idea "personal", y mucho menos al margen de la "trama" filosófica socrática. La sociedad es esclava de la lógica formal en la medida que la necesita para el pensamiento práctico...

Las masas, por su parte y en cuanto a tales, siempre carecieron de voluntad propia y se entregan a la voluntad de los grupos, a veces minúsculos, dispuestos a todo. Pero las masas actuales se creen libres porque los políticos y los media, como el almuédano desde el alminar, tocan tres veces al día el clarín para decir que lo son. Ignoran la urdimbre del cómo son trajinadas con cálculo científico por unos dirigentes políticos, mediáticos, económicos y mercantiles cuya catadura no varía con el paso de los siglos: sólo el método del engaño, más complicado. Apenas se perciben de que son movidas como piezas de ajedrez. Y si las gentes creen tener opinión, es porque así llaman a los diversos narcóticos. No hay más que ver cómo razona y se comporta en el momento crítico el hombre de la calle pero también el que por cualquier razón despunta, el nulo interés por la cultura superior y el menosprecio de la emoción estética. No hay más que observar cómo se manifiesta en los asuntos generales y con qué uniformidad y fidelidad a un patrón conocido responde a todo...

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more