Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme : guerra
20-N: Huesca dice no al fascismo y a la guerra
21 nov 2003
Alrededor de un centenar de personas respondieron a la convocatoria antifascista y antimilitarista de la Coordinadora Contra las Guerras, que tuvo lugar ayer (20/11/03) a las 20:00 horas en la Plaza de Navarra de Huesca
El acto consistió en una concentración, en la que se desplegó una pancarta con el lema âNo a la Guerra - No al Fascismoâ? y se exhibió una exposición de fotografías-denuncia sobre las pintadas de carácter nazi que ensucian la ciudad. Sobre las 20:30 horas, un portavoz de la Coordinadora dio lectura al manifiesto elaborado para la ocasión, titulado âLas Múltiples Caras del Fascismoâ? (el manifiesto íntegro se reproduce más adelante).

La Coordinadora Contra las Guerras (de la cual forma parte el Ateneo Libertario Ramón Acín) anunció las próximas actividades que ha organizado. El próximo sábado (22/11/03) a las 12:00 horas de la mañana ha convocado un âpaseo ciudadanoâ? para borrar pintadas nazis. El lugar de partida será la nueva mezquita de Huesca, para mostrar la solidaridad con este centro frente a los ataques que ha sufrido últimamente. Por otra parte, el próximo martes (25/11/03) la Coordinadora ha organizado un video-fórum sobre Chiapas en el que se contará con la presencia de una compañera que ha estado en la zona recientemente.

âLas Múltiples Caras del Fascismoâ?

Manifiesto de la Coordinadora Contra las Guerras de Huesca (20-11-2003)

En una fecha de marcado carácter antifascista, como es el 20 de noviembre, la Coordinadora contra las Guerras de Huesca desea hacer públicas una serie de reflexiones y de consideraciones en torno a la situación actual tanto en el plano local como en el internacional.

La creciente tendencia, por parte de los gobiernos, al aumento del control social, con la excusa de la salvaguarda de nuestra seguridad, supone una preocupante pérdida de derechos y de libertades individuales. En lugar de buscar las causas de la supuesta âinseguridadâ?, se afanan en buscar enemigos y peligros potenciales para proceder al aumento de sus medidas de seguridad: policía, seguridad privada, ejércitos, Ley de Extranjería, Ley de Partidos Políticos, cárceles, represión, endurecimiento de condenas, criminalización de ideas y de movimientos sociales... en resumen, buscando una hipotética âpazâ? a través de la violencia y, en última instancia, de la guerra.

Los regímenes fascistas âclásicosâ? son totalitarios, altamente jerarquizados, enaltecedores del patriotismo, ultrarreligiosos, excluyentes, racistas, militarizados... demasiado parecidos a lo que nos está tocando vivir. El fascismo tiene múltiples caras, y algunas de ellas las vemos día a día con preocupante nitidez.

Hoy, 20 de noviembre, no solo queremos mirar al pasado para recordar la represión y el sufrimiento que produjo el franquismo en esta tierra, sino que también queremos mirar al presente, en el cual el fascismo se enmascara, con mayor o menor sutileza, detrás del capitalismo neoliberal, y de su democracia formal, que no real. Veamos algunos ejemplos:

En Bolivia, el gobierno tomó la decisión de regalar a EEUU el gas natural, ignorando la voz del pueblo, que ve en ese recurso una posibilidad de sustento de sus maltrechas economías.

EEUU inventa una vez más una legalidad construida a base de mentiras y apoyada por gobernantes con ansias entrar en la Historia como libertadores del mundo (o como fascistas, quién sabe), para invadir un país estratégico para el control del mercado del petróleo como es Iraq. El gobierno español nos ha metido en esta guerra en contra de la voluntad del pueblo, suficientemente expresada en las multitudinarias manifestaciones que se celebraron al comienzo de la invasión militar.

Las multinacionales manejan a los gobiernos par que sus interese económicos no se vean afectados por algún acuerdo internacional, ya sea para parar la destrucción del planeta o para hacer más soportable la vida a los habitantes del mundo.

Grandes empresas, bajo su lógica de obtención de beneficios, derriban pueblos enteros para construir pantanos, como es el caso del desalojo de los paisanos de Itoiz y Artozki, para el llenado del pantano ilegal de Itoiz. En Aragón, proyectos similares (Yesa y Biscarrués) amenazan seriamente las posibilidades de futuro de pueblos y gentes.

Recientemente, en el valle de Benasque, los cuerpos de seguridad del Estado realizaron auténticas âbatidasâ? por calles y centros de trabajo, en busca de inmigrantes en situación irregular. Actuaciones similares ocurren regularmente en Huesca.

A pesar de lo anterior, no olvidamos el resurgimiento lento pero constante del fascismo âclásicoâ? que con un lenguaje lleno de exaltación de episodios y pensamientos de líderes del pasado quieren, como todo fascismo, imponer su ideología intolerante, racista y demagógica. Agresiones físicas, aquí en Huesca, por causas racistas, ataques a lugares frecuentados por inmigrantes (como la nueva mezquita de Huesca, atacada por dos veces en menos un mes), pintadas callejeras con mensajes nazis, xenófobos y racistas, candidaturas políticas (en el caso de Monzón) que dan cobertura legal a la ultraderecha nazi...

El fascismo tiene múltiples caras, y ante todas ellas hay que gritar que âotro mundo es posibleâ?. Hay que desenmascar el fascismo capitalista, para acabar con la miseria, con el hambre, con la desigualdad y con la exclusión. Para que la Humanidad pueda vivir en libertad y que el fascismo caiga junto con las injusticias que le dan sustento.

Hoy, 20 de noviembre de 2003, la Coordinadora contra las Guerras de Huesca desea unir su rotundo â¡No a la Guerra!â? con un no menos rotundo â¡No al Fascismo!â?

Huesca-Info
Página web: http://ateneo-huesca.antifa.net
Correo-e: huescainfo ARROBA ateneo-huesca.antifa.net
Sindicat Terrassa