Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
situación de los presos anarquistas en huelga de hambre desde hace 35 días
13 nov 2003
Hace una semana los 5 compañeros (castro, spiros, fernando, carlos y simon) que estaban en la carcel de tesaloniki, haciendo la huelga de hambre, fueron llevados al hospital "Papanikolaou", que esta a unos 20 km fuera de Thesaloniki. Alli la situacion fue muy dura, no se les permitio ver a sus abogados ni familiaries, y tampoco habia nadie para traducir y ademas no podian ver a "sus" doctores, solo los del hospital con quienes no se podian comunicar bien (excepto Kastro y Spiros, porque hablan griego).
Tampoco se les les permitia tener acceso a ningun periodico o fuente de informacion y la policia los trato muy mal. En estas circustancias los 5 decidieron hacer huelga de sed durante unas horas protestando por esta situacion.

El lunes, a las 2 de la madrugada y en una operacion "grande y conspiradora" (con muchos coches de la policia, bloqueos en las calles etc) les llevaron a Atenas (una distancia de casi 500 km...) a la carcel mas grande del pais, "Koridalos" que esta dentro de la ciudad.

Fernando y Carlos fueron los unicos que vinieron en ambulancias, aunque todos sufrieron el maltrato de la policia.

Este martes, dos personas (del indymedia atenas) fueron secuestradas por estar grabando fuera de la prision.

Fernando, unas horas despues de llegar a Koridalos, fue mandado a un hospital cercano. Tanto el hospital como las calles alrededor de la prision estan consideradas ahora como zona roja...

El miercoles hubo una reunion para organizar y coordinar acciones y algunos de estos compañeros decidieron ir espontaneamente con motos al hospital para gritar lemas y dar apoyo al companero Fernando. La policia les paro a 10 min del hospital. Para hoy jueves, se ha decidido hacer una mani con motos desde el centro de la ciudad hasta la prision.

Desde el lunes 10 de Noviembre al lunes 17 (que es un dia simbolico, porque es la fecha de la insureccion estudiantil contra la dictadura, antes de 30 anos) los otros 2 compañeros que estan en la prision de Avlona estan en huelga de hambre en solidaridad.

Todo muestra que el estado esta dando "mano dura" y es posible que les haga parar la huelga a la fuerza y/o que los divida en varios carceles.

Somos el viento antes del huracan,Libertad a todos.

RELATO DE CARLOS, ANTE LO OCURRIDO EN SU TRASLADO AL HOSPITAL

Es así como Carlos Martín, preso en Grecia desde hace ya cuatro meses, y en huelga de hambre desde hace más de un mes, nos cuenta lo ocurrido el día dos de noviembre cuando tras llevar un mes sin comer es traslado al hospital, dandole un trato que deja mucho que desear.

Aproximadamente a las 5 de la tarde, y debido al malestar producido por la huelga de hambre (30 dias) salgo al exterior de la prisión, conducido por 8 agentes (policias- carceleros), y en 2 coches 4x4 grandes a un hospital pequeño no muy lejano de la prisión. Durante el transcurso de ida y vuelta son esposadas mis munecas a la espalda fuertemente, y es colocada en mi cara una mascarilla médica (para hacer creer a la gente que soy una persona contagiosa y peligrosa). Pasados pocos minutos vuelvo a ser conducido a la prisión y me meten en lugar de mi celda con los demás compañeros, en otra celda vacia, diafana y con las ventanas abiertas, a parte de ser pequeña y estrecha. Me meten en dicha celda, según decían, con el objeto de esperar a la ambulancia que me llevaría a un nuevo hospital donde me ingresarían. Pasan dos horas o más y en lugar de que venga ninguna ambulancia para llevarme al hospital, me dicen los carceleros, que como no viene mejor que espere en mi celda original. Por fin puedo volver a ver a mis compañeros y les cuento lo sucedido. Pasada una hora de estar encerrado cada uno en su respectiva celda de aislamiento, a mi me sacan para llevarme al hospital en la supuesta ambulancia, en lugar de esto me vuelven a meter en la celda en la que estuve anteriormente durante hora y media. Cuando por fin me sacan un despliegue policial inimaginable de unos 20 policias de diferentes cuerpos apostados en la entrada de la prisión, y en lugar de una ambulancia me encuentro un gran coche celular - policial para traslado de personas "peligrosas", y otros cuantos coches más escoltándome. Soy trasladado en el citado coche y metido en una jaula con las munecas esposadas fuertemente amarradas a mi espalda. Cabe destacar que entre los diferentes cuerpos policiales había uno de élite llamado "EKAM" (los GEOS en España) con las caras tapadas con pasamontañas, cargados de armamento, con gran alboroto y con todo el continjente de diferentes coches policiales, soy conducido a un hospital de las afueras de Tesalónica, que se llama San Pablo, y durante el transcurso soy tratado de muy malas maneras. Una vez en este hospial descubro que la presencia policial se duplica y además con otros cuerpos policiales diferentes. Una vez dentro soy llevado a una pequeña habitación del hospital plagada de policias y carceleros de todos los colores. (Casi ni cabia !) Al cabo de un rato, el médico se presenta y acepto que me haga un reconociemiento médico y una radiografía, ésta última a reganadientes (la radiografía con esposas), pero de las demás pruebas que exigian intervención ultravenosa me negue rotundamente si antes no conseguía hablar con mi abogado, por miedo a que me intentaran administrar suero o algún tipo de alimento aprobechando la confusión, además que no veía las situaciones idoneas ni adecuadas. Los policias intentaron en vista de mi nula colaboracion que firmase un papel para que yo manifestase voluntariamente la negación y rechazo de la asistencia médica y volver así a la prisión, de nuevo me negue a ello, y debido a mi decisión, tenía que esperar hasta la manaña siguiente para que acudiese de nuevo el médico o para proceder si asi lo había decidido, a dichos análisis. Mientras tanto yo tenía que esperar en esa minuscula habitación acompañada y atestada de policias y carceleros con las luces encendidas, las ventanas abiertas, con el maltrato constante, insultos, desprecios de mis acompanantes, como medida y tortura persuasiva y para que por la manaña del día siguiente no me quejara a lo expuesto, tuve que pasar toda la noche fuertemente esposado con las manos a la espalda, sentado en la camilla sin poder tumbarme ni moverme y obligado a no poder dormir. Si por algún motivo no cumplía sus ordenes, era empujado, insultado y en algún caso golpeado con alguna patada (3 o 4), provenientes de los "EKAM" (el cuerpo de elite parecido a los GEOS) enfocado con los lasers y linternas de sus ametralladoras, con las luces dadas y las ventadas abiertas como ya he mencionado antes. Durante el trascurso del tiempo que pase en esa habitación los policias y carceleros estubieron fumando constantemente. A la manaña siguiente en lugar de presentarse el médico soy trasladado a otro hospital situado más bien por el centro (sobre las 9 o 10 horas ). Durante el traslado sigo siendo maltratado y conducido a empujones y sigo teniendo todo el sequito policial entorno a mi vigilancia. Una vez dentro del hospital me introducen en una habitación con rejas y demás dispositivos previstos para pacientes presos. Alli los médicos se preocupan más por mi y me repiten el reconocimiento médico, pero me sigo negando a los análisis si no me dejan hablar con mi abogado. Al final, médicos, policial, y carceleros acceden a que se presente mi abogado y viendo mi empeoramiento me dejan tumbarme y descansar unos tres horas, siempre en custodia constante de la presencia desmesurada de los agentes. Al cabo de estas horas se presenta mi abogado y conseguimos hablar de lo ocurrido y de la situación. Ya aclarado el asunto accedo a que me practiquen las pruebas de sangre en el hospital, una vez finalizadas y pasada una hora aproximadamente, los médicos me comentan que no me encuentro bien, que cada día que pasa pongo en grabe peligro mi salud, y que si no acepto romper la huelga de hambre en el hospital y me dejo administrar suero y demás farmacos en ese mismo momento no querrían hacerse cargo de mi, y en vez de ingresarme en el hospital me llevarían de nuevo a prisión. Yo rechace la propuesta de los médicos, asi que a la media hora más tarde me volvieron a trasladar a prisión (como siempre con sus "buenos tratos"). Llegue de nuevo a la prisión de Diabata sobre las 15:30 horas.


Carlos Martín Martínez. Diabata 10 de Noviembre del 2003.

Los padres de Carlos Martín Martínez y de Fernando Pérez, los dos presos españoles detenidos el pasado 21 de junio durante las manifestaciones contra la cumbre europea de jefes de Estado, rechazaron hoy todos los cargos que pesan contra sus hijos y contra el resto de los siete encarcelados desde entonces y aseguraron que inmediatamente después de su detención y durante el tiempo en que llevan encarcelados han sido sometidos a malos tratos e incluso a torturas.

Los españoles, ambos anarquistas (lo cual fue confirmado por Ana, la madre de Carlos, no sin recordar que "ser anarquista no es un delito"), fueron detenidos por la Policía griega junto con un centenar de personas.

Desde entonces, siete de ellas siguen encarceladas a la espera del juicio, para el que aún no se ha fijado fecha. Entre ellos se encuentran los dos españoles, tres griegos, un británico y un sirio (de nombre Suleiman Dakduk, quien podría ser extraditado a su país, donde pesa contra él una cadena perpetua).

La acusación ha pedido entre 5 y 20 años de cárcel por los cargos de "terrorismo" que pesan contra ellos. Mientras se celebra el juicio pueden estar en prisión preventiva durante 18 meses. Desde el pasado 5 de octubre, están en huelga de hambre para exigir el adelanto del juicio o al menos la libertad condicional.

Las únicas pruebas presentadas por la Policía son las mochilas que "dicen haberles incautado" y los testimonios policiales, llenos, a su juicio, de irregularidades, señaló Julián Pérez, padre de Fernando Pérez, durante una rueda de prensa celebrada en la sede de la Fundación Ramón Rubial (coordinadora del Programa de Presos Españoles en el Exterior), en Madrid. Asimismo, aseguró que la Policía les cambió sus mochilas por otras llenas de tirachinas y les acusó de cargar cócteles 'molotov' en sus bolsas (lo cual calificó de "absurdo") durante las manifestaciones.

"NO LE RECONOCI"

Por su parte, Ana, la madre de Carlos Martín, pudo visitar a su hijo en el hospital del penal de Salónica (en el que fue ingresado por empeoramiento de su salud), tras visitar la ciudad griega (norte) entre los pasados miércoles y domingo. "Vi a mi hijo y no le reconocí", aseveró.

El padre de Carlos Martín, Juan Carlos, recordó que los presos se encuentran en un "momento apremiante" por los 38 días que llevan en huelga de hambre --que calificó de "desproporcionada"--, 19 de ellos consumiendo sólo agua y sin recibir glucosa, lo cual supone un grave riesgo para la salud de éstos, que podrían sufrir por ello daños "irreversibles" y "lesiones cerebrales importantes".

Juan Carlos Martín insistió en respetar la independencia del poder judicial, pero precisó que "sospechamos que son presos politicos y como tal son los políticos quienes estan tomando las decisiones". Por ello, pidió más apoyos, porque "los políticos sólo deciden según la presión que tengan".

El padre de Carlos Martín denunció que su hijo sufrió torturas tras su detención, en las dependencias policiales. Según él, se le arrancaron mechones de cabello y tenía hematomas en los brazos. Las familias de ambos pidieron un estudio forense de sus lesiones (Fernando Pérez tenía, afirmó su padre, un diente roto y hundimientos pectorales), pero les fue negado.

"Ahora ya no hay secuelas", afirmó Juan Carlos Martín.

Martín denunció también que durante su reciente traslado a un hospital, el pasado 3 de noviembre, su hijo sufrió malos tratos de la Policía griega, que le impidió dormir toda la noche, pese a su estado de salud, y le mantuvo esposado dentro de un furgón policial con las ventanas cerradas, toda la noche y a la espera de su ingreso. Estuvieron "tocándole las narices continuamente", afirmó.

RECURSOS Y PRESIONES POLITICAS

Desde su detención, las familias de los detenidos ya han presentado tres recursos ante la Justicia griega contra la prisión preventiva, que les han sido rechazados, y se encuentran pendientes de un cuarto recurso cuya vista se celebrará el próximo 20 de noviembre. Asimismo, sus representantes tienen previsto presentar otro recurso de tipo humanitario, en atención a su estado de salud, en las próximas horas (de momento desconocen cuándo lo harán), con la intención de que se resuelva en los dos o tres días siguientes a su presentación.

Los presos fueron trasladados ayer de madrugada, "sin previo aviso", a un penal de Atenas de alta seguridad, "quizá por motivos de salud, porque hay mejores hospitales, o quizá para dificultar sus contactos con sus abogados, que están en Salónica", precisó Jimena Sanclemente, coordinadora del Programa de Presos Españoles en el Exterior de la Fundación Ramón Rubial.

Por su parte, la senadora socialista Cristina Agudo exigió al Gobierno español que ofrezca "mayor proteccion consular" a los presos españoles, "por causas humanitarias y por las cirncunstancias que se dferon en su detención".

Asimismo, anunció que se ha puesto en contacto con los europarlamentarios españoles y que están "trabajando muy activamente" los eurodiputados socisliastas españoles Enrique Barón, Anna Terrón y Francisca Sauquillo, los cuales a su vez han trasladado su preocupación a los eurodiputados griegos.

También se ha buscado el apoyo del comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa (y ex Defensor del Pueblo), Alvaro Gil Robles. Aparte, en su condición de miembro de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, Agudo escribió ayer una carta a los parlamentarios griegos del Partido Socialista (gubernamental) pertenecientes a la misma Cámara europea para expresar su preocupación por la situación de los presos.

Una delegación parlamentaria, presidida por la socialista Amparo Rubiales, miembro de la Mesa del Congreso, visitó hoy a Carlos Martín en el hospital del penal de Atenas. A Fernando Pérez, que se encuentra en un hospital civil por la mayor gravedad de su salud, no se le pudo visitar.

Según Agudo, los miembros de la delegación (que incluye a diputados populares y de IU), encontraron a Carlos Pérez "muy delgado y en buena situación anímica".

Por último, la subdirectora de la ONG Fair Trals Abroad --encargada de defender que se aplique la justicia a los ciudadanos de la UE presos--, Sarah de Mas, afirmó que el hecho de "que un país de la Unión Europea trate a los ciudadanos de esta forma no es aceptable, ahora que vamos a acoger a diez países nuevos a los que se va a exigir un nivel alto de comportamiento".

Eduardo González
Rebelión.org

Comentaris

Boicot al turismo en Grecia
13 nov 2003
Boicot al comercio Griego
Boicot al turismo en Grecia

Boicot a las olimpiadas del 2004 en Atenas

desobediencia civil en solidaridad con los compañeros antiglobalizacion presos en grecia
Re: situación de los presos anarquistas en huelga de hambre desde hace 35 días
13 nov 2003
que es fotin
Boicot turismo en grecia
13 nov 2003
envieu e-mails de protesta per la situcacio dels companys empresonats a grecia

OFICINAS DE TURISMO DE GRECIA
info ARROBA gnto.gr
turismodegrecia ARROBA infonegocio.com
enet.info ARROBA tiscali.it
turgrec ARROBA tin.it
eiot ARROBA club-internet.fr
info ARROBA gnto.co.uk
Boicot negocis grecs
13 nov 2003
resctifico
eot ARROBA club-internet.fr

aquesta es la oficina de paris
Sindicat