Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juliol»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Comentari :: corrupció i poder
¿Inflación o burbuja?
11 nov 2003
Una de estas ideas fuerza es: no hay burbuja. Y claro no es una burbuja toda la escalada empobrecedora de los precios de las viviendas pero es inflación.
Lo mejor de Fitur, un año más, el entusiasmo de profesionales y gente, a pesar de todo. Y se constata otro derroche más de esta sociedad dominada estúpidamente por el software neoliberal: hay un enorme derroche tecnológico que se desaprovecha socialmente y que crearía trabajo para todos y más eficiencia y seguridad en nuestro sistema social-económico. ¿Qué pasaría si en vez de gastar y gastar en infraestructura-keynesiana del ladrillo, al tun tun, insostenible y empobrecedora, invirtiéramos en know how en redes y tecnológico (ojo no en compra de equipos)?¿Qué pasaría si invirtiéramos en cubrir las verdaderas necesidades de nuestra sociedad absolutamente insatisfechas?  

De como intentan ocultar la realidad de la especulación en la vivienda

Vamos a analizar este punto con detalle con objeto de que nos demos cuenta lo descarado que es ocultar el empobrecimiento generalizado de los españoles que se está produciendo cuando además lo venden como un éxito económico modélico en Europa y a la vez se llenan los bolsillos y consiguen mucho dinero para propaganda política [un negocio redondo]. Pero ello solo es posible por la complicidad de todo el sistema político que en alguna medida esta pringado-inmovilizado, como se demuestra con el golpe de Tamayo-Tejada que devuelve el poder al PP, consiguiendo que fuera inviable un gobierno de izquierdas (que ganó por un error de los contrarios, el PP, ningún merito de Zapatero, como se demostró, justo es reconocerlo).

Como con el Prestige, se trata de inutilizar al contrario [que somos los ciudadanos que vemos el desastre que esto supone porque los políticos ninguno se atreve a poner medidas que hagan que los precios bajen a niveles aceptables para todos los residentes compradores de primera vivienda] con propaganda y dinero público. Saben que los medios viven de las noticias que les echan-manipulan los gabinetes de prensa así que se inventan una y otra información para imponer una forma de ver las cosas que impide el debate serio y oculta la verdadera naturaleza de los problemas.

Una de estas ideas fuerza es: no hay burbuja. Y claro no es una burbuja toda la escalada empobrecedora de los precios de las viviendas pero es inflación [se aprovechan del despiste que supone hablar todo el rato de especulación porque especulación y âburbuja financiera que puede explotarâ? van unidas pero no es lo mismo en acciones, que son ventas piramidales rápidas, que con la vivienda]. Y ¿como machacan este punto?: desviando la cuestión a los tomates (una hay más). Menuda polémica en los medios con el precio de los tomates que le supone a un consumidor a lo mejor 12 yuros al mes, como mucho. ¿Y como es que no se escandalizan igual que con los tomates y ponen medidas con un empobrecimiento generalizado como es el encarecimiento exponencial de la vivienda? Que supone que muchos ni se planteen comprar una vivienda (o alquilar) o a los que las pueden comprar conformarse con otras más pequeñas y en todo caso pagar más de 5 a 10 millones de pesetas (el sueldo completo de 3 a 5 años) y también crisis en muchas áreas económicas que podían aprovechar el bienestar de las familias si la mafia financiadora de esta democracia (grandes empresas y âempresariosâ? que viven de nuestros impuestos) no se llevara la mayor parte. 

Caraduras a todo ritmo: la inflación galopante que dicen que no existe

Es un tema que tiene muchas aristas, así que hoy trataremos ¿el coste de la vivienda es inflación? Claro que si, por supuestísimo, se recuerda que desde los Pactos de la Moncloa (España se encontraba con unos desequilibrios económicos de caballo) la tasa de inflación se utiliza para negociar con los sindicatos y las pensiones. Por lo que se ha fabricado una tasa de inflación que interesa, y con ello los sindicatos tranquilizan su conciencia âpor responsabilidadâ? (aunque también tiene alguna ventajilla para los pensionista).

· Y aquí está el primer dato para mantener viva toda esta campaña de mentiras: el ipc solo recoge bienes de consumo y no incluye el coste de la vivienda (en la USA de Bush, que tanto admira Aznar, se incluye un 20% del coste de la vivienda, datos manifestados por algún experto en los medios). Hay sin embargo precios que se contemplan como incrementos del ipc que no lo son como por ejemplo los derivados de la calidad, del tomate biológico o de la mejora en hoteles turístico (menuda cara dura Rato criticando los incrementos en los precios de los hoteles cuando apoya, consiente, protege y se beneficia del expolio y empobrecimiento que significa la especulación-inflación en la vivienda, ¡el mejor ministro de economía de âla democraciaâ?!, diga esto así sr. Zapatero, atrévase, y verá como le salen votos de debajo de las piedras, arrasará, en todo caso es su obligación). Al final ver: el otro precio del tomate porque no importa que suba o como puede bajar aumentando la calidad. 

¡Señor, que se le ve el plumero!

Sin embargo, ¿paradógicamente-contradictoriamente?, si hay un grupito que critica la inflación esto son los vendidos-neoliberales [burócratas vendepatrias como el tal Iranzo del Instituto de Estudios Económicos, profesor Iranzo le llamó el solchaguita del PSOE en un supuesto debate, que es la madre-directora de todas estas campañas, se lleva una pasta en un programa de tve que nadie ve, con sus âideasâ? de sabio-experto económico], veamos como se escandaliza de la inflación un economista [la que ellos se inventan y se creen, que no es la real que va por barrios claro], Julio Pascual, supongo que neoliberal porque escribe en la Actualidad Económica 3-11-3.21 [a ver para cuando una publicación para empresarios, sin complejos, y antineoliberal ¿hay alguien por internet escuchando?]:

--[empieza nuestro espadachín economista:] El rechazo social de la inflación es hoy general pero no siempre fue así.

--Desgraciadamente aún defiende eso algún que otro practicón mal formado [¿profesor Iranzo estás escuchando? que te ven el plumero], pero ciertamente nadie responsable sostiene ya que la inflación pueda ser buena aunque se administre en pequeñas dosis.

--Felizmente la cultura económica ha mejorado y el consenso social rechaza hoy la inflación [¿y entonces como es que Rajoy y su tropa apoya, consiente y se aprovecha de la especulación en la vivienda, y encima tiene la caradura de decir que nuestra economía es la mejor de Europa?]

--[Y más, no se en que país vive este señor] Quizá no esté de más hacer un nuevo canto a la estabilidad de precios, pues todavía de vez en cuando se oye esa errónea monserga de que âun poquito de inflación lubrifica el sistemaâ? [¿qué si lubrifica? pregúntale a los sombra-golpistas detrás de Tamayo-Tejada]

--Y es que suprimir la inflación o aminorarla es de enorme trascendencia para todos y especialmente para los trabajadores, los parados y los pobres [y que lo digas ¿qué raro un neoliberal ocupándose de los parados, los pobres?], por lo que las autoridades que la suprimen o reducen son verdaderamente progresistas [y que lo digas pero decir esto simplemente como vemos más abajo es de âeconomistasâ? mediocres]

--[Pues sigue, pensando que Rajoy-Rato combaten la inflación lo cual es una falsedad enorme, propia de esta gente] Hacer inflación convierte en malos empresarios a empresarios buenos y transforman a los peores en protagonistas de pelotazos mediante los que tratan de sacar ventaja en el escenario de rapiña general [véase los sombra-golpistas tamayo-tejada], que es siempre una sociedad donde los precios suben rápidamente.

--Hacer inflación es paralizar la inversión porque la desigual e impredecible subida de los precios en que se traduce aumenta la incertidumbre de las empresas y deja muchas inversiones productivas para mejor ocasión.

Los pocos defensores de la inflación que quedan [¿profesor Iranzo, bastardo, pensionista de tve, estás escuchando?], aún los de las pequeñas dosis [¿pequeñas dosis? La especulación en la vivienda es galopante, descarada], son vestigios de otras épocas de mayor ignorancia, dignos de figurar en un museo de errores económicos [por eso aquí llamamos catastrófico a Rato]. 
 
Pues muy divertido, sr. economista, Julio Pascual, estaría de acuerdo si usted criticara con tanto ahínco la inflación galopante y empobrecedora de los precios en la vivienda. Pero usted se refiere a otra cosa, mucho más compleja como para ser creíble sus soflamas de sabio incuestionable que solo el tal profesor Iranzo y su subvencionado Instituto de Estudios Económicos puede aplaudir. Como se ve su teoría, neoliberal-bastarda, es absolutamente falsa como se demuestra con los precios galopantes y empobrecedores de la vivienda, la peor de todas las inflaciones que son posibles porque

--empobrecen a la población, 

--la condenan a una relación neofeudal con la banca y los tipos de interés (inseguridad también), 

--estancan el desarrollo de importantes sectores económicos, 

--nos hacen mucho menos competitivos y 

--paralizan el desarrollo familiar-población (que también en ello estamos en la cola en Europa desde hace años). Tome nota que la inflación en la vivienda, bestial y monstruosa, se produce con déficit cero (más o menos) o sea que sus teorías, como ya muchos sabemos, solo sirven para enriquecer a unos pocos y sobre sus problemas-comentarios con el déficit se recuerda que estamos en el euro (con un riguroso control monetario, incluso excesivo, al contrario que el amigo Bush que tanto veneran los neoliberales, su discurso si no se refiere a la inflación en la vivienda es ridículo) y hay que ser flexibles también en los presupuestos públicos aunque dentro de un orden (para nada hace falta déficit cero año a año).

Lo que está claro es que la burbuja de la especulación en la vivienda puede que explote o no, pero no hay duda de que es inflación, la más insoportable para la mayoría.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more