Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
Manifiesto de apoyo al pueblo boliviano
01 nov 2003
Ante los hechos acontecidos en Bolivia durante los últimos días, las entidades abajo firmantes recordamos y denunciamos que:

1.- La situación de injusticia que generó la rebelión del pueblo boliviano todavía persiste. La huida del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada y su sustitución por el vicepresidente, Carlos Mesa Gisbert, no resuelve la situación de injusticia crónica en la que sobrevive la inmensa mayoría del pueblo boliviano. Rica en recursos naturales, Bolivia ha visto una y otra vez cómo la explotación de sus riquezas desembocaba únicamente en más miseria para su pueblo. De hecho, son precisamente los departamentos en los que en el pasado se concentraba la mayor riqueza -como Oruro o Potosí- los que hoy ostentan los peores indicadores de desarrollo humano.

Toda la plata y todo el estaño que salieron de las minas de Potosí no han servido para que las mujeres potosinas del año 2003 puedan gozar de un eficaz sistema sanitario o de las oportunidades necesarias para formarse. Nada hace prever que con el gas natural vaya a pasar algo distinto. Repartido el botín entre empresas transnacionales que tampoco respetan la vida de sus trabajadores en Europa (varias personas subcontratadas por Repsol perdieron recientemente la vida en Puertollano, España), es evidente que la explotación del gas en los términos planteados por Carlos Mesa sólo generaría mayor miseria y pobreza en el pueblo de a pie. Nos solidarizamos con las reivindicaciones del movimiento popular boliviano, que reclama la nacionalización del gas natural y de todos los recursos naturales que, como el petróleo, las maderas preciosas o el oro, son hoy objeto de la codicia de grupos transnacionales sin escrúpulos.

La incorporación de dos ministros indígenas al Gabinete de Mesa puede suponer una buena noticia, pero no está de más recordar que el Gabinete lo forman 16 ministros. Son dos sobre 16, un porcentaje del 12,5%, cuando en Bolivia el porcentaje de población indígena alcanza el 55%. Además, el hecho de pertenecer a un pueblo originario tampoco supone automáticamente que la acción de gobierno vaya a beneficiar a los indígenas, como tristemente quedó demostrado con la vicepresidencia del aymara Víctor Hugo Cárdenas durante el primer mandato de Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997).

2.- La esperpéntica huida de Gonzalo Sánchez de Lozada a Estados Unidos no puede eximirle de sus responsabilidades con la justicia. El asesinato de más de 70 personas durante las últimas dos semanas (140 a lo largo de su mandato) no debe quedar impune. Exigimos el encausamiento de Sánchez de Lozada y del ministro de Defensa, Carlos Sánchez Berzaín, su posterior extradición a Bolivia y su sometimiento a un juicio justo. La lucha por la democracia en América Latina tiene una deuda pendiente con la justicia. Los precedentes de Abadalá Bucaram o Alberto Fujimori, fugados de sus países con el apoyo de los gobiernos occidentales, no pueden servir de excusa.

3.- La actuación de la compañía española Repsol, que junto a las empresas Pan American y British Gas ostentaría la propiedad del gas natural boliviano, no debe pasar por alto. Queremos denunciar la complicidad de esta empresa con la represión que el depuesto Gobierno boliviano efectuó sobre manifestantes indefensos. En la estrategia de expansión internacional que está empresa se ha fijado, el gas boliviano aparece como una apetitosa golosina, olvidando que los recursos naturales pertenecen, en primer término, a los pueblos vinculados a la tierra. Nos preocupan sobremanera las declaraciones de Ramón Gil Casares, un alto cargo del ministerio español de Exteriores, quien ha manifestado que "queremos que todo se resuelva cuanto antes y que los intereses de Repsol no queden afectados". Unas declaraciones hechas cuando aún quedan decenas de heridos en los hospitales y el impacto de los 70 asesinados es todavía muy profundo en la sociedad boliviana. Por ello, apoyamos la demanda popular que exige la derogación de la Ley de Hidrocarburos y la anulación de los contratos de venta que el Gobierno de Sánchez de Lozada -un presidente prófugo- hubiera podido firmar.


CONCENTRACIÃN DE APOYO AL PUEBLO BOLIVIANO.

VIERNES 7 /11 A LAS 19.00
CONSULADO DE BOLIVIA
PLAZA FRANCESC MACIÃ?, 6-8

Comentaris

Re: Manifiesto de apoyo al pueblo boliviano
01 nov 2003
El gas es el futuro del campesinado boliviano, el gas es la soberanía. Es el último tren para el desarrollo de las naciones originarias que conforman ese estado virtual llamado Bolivia. De cada tres dólares que entran en Bolivia dos son en concepto de ayudas a fondo perdido (el dólar restante espero que no sea el del narcotráfico). El estado boliviano se ha mantenido de estos fondos hasta ahora.
En encuestas recientes realizadas en La Paz, el 65% de su población se AUTODEFINE como perteneciente a los pueblos originarios.
Ya es hora de que la inmensa mayoría tenga la posibilidad de ser dueños de sus destinos.
Ya es hora de que los líderes naturales Evo Morales, Felipe Quispe y muchos otros sin relevancia mediática pero con un contundente apoyo de sus bases, asuman el reto histórico de dotar al país de un nuevo marco político a partir de las propias culturas y los aportes de una minoría urbana "kjara" (blanca). Un marco radicalmente diferente a la felizmente extinta (espero) democracia neoliberal.
Sindicato Sindicat