Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: amèrica llatina
BOLIVIA EN REVOLUCION
23 oct 2003
Analisis
Bolivia Protesta en La Paz.jpg
BOLIVIA EN REVOLUCION,
Andalucía Libre


La Revolución no ha triunfado en Bolivia pero el levantamiento popular sí que ha conseguido exilar al Presidente Goni, el gringo carnicero. A esta fecha no puede saberse si finalmente la Revolución Boliviana vencerá pero lo que sí puede constatarse es que Bolivia está en Revolución. La ultima ofensiva obrera, campesina, indigena... popular, ha pagado cerca de 140 muertos para avalar esta constatación. Los apoyos recibidos en plena represión por el Presidente Goni desde EEUU, la OEA, la Unión Europea y específicamente el Estado español, no han sido efectivos para mantenerle en el puesto.

El proceso político y social que vive Bolivia desde Enero de 2003 supera el nivel de la protesta masiva o incluso de la mera revuelta, por profunda que sea. En Bolivia se anda dando vueltas en torno a la cuestión del Poder (no sólo del Gobierno) y de lo que allí se trata es de quien y para qué ocupa el Poder. Y eso es una Revolución. Siguen planteándose demandas pero cuando el Gobierno se niega a ejecutarlas y reprime, la reacción no es someterse o esperar a las próximas elecciones sino movilizarse para exigir su renuncia. Conviene recordar -eso también- que las revoluciones pueden abortarse, frustrarse; o ser derrotadas, traicionadas o interrumpidas.

El Goni sigue ahora la senda del argentino De la Rua pero la correlación de fuerzas en Bolivia es más favorable para las fuerzas obreras y populares que la que se vio en Argentina. En otras palabras, el ascendido Presidente Mesa, aunque lo pretenda, lo tiene más difícil para reproducir en La Paz el papel de Duhalde-Kirchner. El temor que pretenden imponer las FFAA bolivianas ya se ha visto convenientemente acotado y respondido por la insurrección de El Alto (una ciudad de la periferia de La Paz, de mayoría obrera y aymara) o por el mantenimiento de los cortes de carreteras resistiendo la represión; su operatividad ha sido cuestionada además por la insumisión de soldados de reemplazo, reprimida por oficiales con asesinatos. La fuerza intimidatoria actual del imperialismo yanqui, enfangado en Iraq, atento a Venezuela, pringado en Colombia y enfrascado por la supervisión de Brasil, ya no puede operar como un condicionante terminal objetivo.

Bolivia es un país empobrecido. La rapiña se arrastra desde la Colonia, pasando por la República criolla y llegando incrementada exponencialmente hasta hoy, tras sufrir un decenio de expolio neoliberal y privatizador. Pero esa misma pobreza y la polarización social que conlleva, al acompañarse de un movimiento popular con tradición de lucha y fuerza respetable, no es un lastre sino una plataforma para alcanzar la emancipación, a poco que se asuma consecuentemente con decisión, como dato y palanca.

La resistencia al proyecto de robo descarado de la riqueza nacional boliviana impulsado por el Gobierno Goni ha actuado como resumen y síntesis del malestar acumulado y de las otras demandas populares: por la tierra, contra el ALCA, contra la erradicación del cultivo de la coca, contra el despido libre, contra las privatizaciones, contra los recortes saláriales, contra los asaltos tributarios... El rechazo al orden neoliberal -que en Bolivia es la forma actual del capitalismo dependiente- se ha hecho amplísimo y a su par se ha llevado por delante, si no todas, sí una gran parte de las ilusiones y confianzas populares en el régimen parlamentario. No hay que olvidar que el presidente derrocado había ganado las elecciones (aunque por poco) en fecha tan reciente como junio de 2002 y con una participación del 71,9%.

La secuencia y formulación del ultimo mes de ofensiva popular es significativa. Cortes de ruta en el Altiplano que resisten la represión militar; llamamiento a la Huelga General indefinida y paulatina incorporación de sectores y territorios; extensión de los bloqueos por la zona cocalera; insurrección en El Alto estructurada a través de juntas vecinales; manifestaciones y enfrentamientos por todo el país recrudecidos e incrementados por el rechazo a la represión y marchas de mineros hacia La Paz; acoso al Palacio Quemado y declaraciones de protesta de las "clases medias" con huelgas de hambre. Tras el ejercicio frustado de mantenerse en el poder a toda costa, el Goni intenta confundir al movimiento popular sin éxito; la Iglesia y la Embajada yanqui admiten que su tiempo ya ha pasado y que para evitar males mayores ha de renunciar en su vice Mesa, que se desmarca a toda prisa de su jefe sólo cuatro días antes de su renuncia. Las FFAA aclaran que "defienden la institución pero no a quien la ocupa" y las fuerzas políticas neoliberales del Parlamento se suman al cambio de caballo a galope tendido. Goni, renuncia; se nombra a Mesa y el expresidente depuesto escapa en avión a Miami.

El movimiento popular

El movimiento popular boliviano, tras una rica, compleja y accidentada historia, tiene hoy una composición articulada en torno a tres ejes fundamentales. La COB, dirigida por Jaime Solares, central sindical histórica, debilitada en relación al pasado pero que conserva capacidades aglutinantes y representativas. El Movimiento Indígena Pachacuti-Confederación Sindical Ãnica de Trabajadores Campesinos de Bolivia (MIP-CSUTCB), liderado por Felipe Quispe, el Mallku, nacionalista aymara (6.1% en las ultimas elecciones presidenciales), implantado especialmente en el Altiplano. El Movimiento al Socialismo (MAS) encabezado por Evo Morales (20,9% en las presidenciales), originario de Oruro pero establecido en Cochabamba, donde alcanza la dirección sindical campesina de los cocaleros, de la que surgirá como brazo político el MAS, expandiéndose luego a nivel nacional. Los tres componentes son movimientos sociopolíticos o político-sindicales, con predominancia repartida entre sectores y territorios. Si tanto como consecuencia de la fuerte tradición sindical como por herencia del funcionamiento comunitario indígena, en su conjunto, tienen un peso significativo las practicas de deliberación y decisión colectivas; estas coexisten con una influencia determinante de sus respectivos lideres, que se expresa en formas que hoy pueden resultar sorprendentes vistas desde fuera de Bolivia. Las relaciones entre estas tres formaciones pueden caracterizarse como de competencia conflictiva. Tambien merece reseñarse la capacidad que muestran, en ocasiones, para compatibilizar discursos intransigentes con practicas muy negociadoras, lo que aconseja una lectura cuidadosa y contrastada de sus pronunciamientos.

Bolivia es una nación plurietnica con una amplia mayoría indígena secularmente explotada, oprimida y despreciada desde la Conquista española hasta hoy. Además arrastra problemas de cohesión territorial, con soterradas tensiones segregacionistas desde Tarija (donde están los yacimientos de gas) y Santa Cruz (cabeza del Oriente boliviano en expansión), derivadas de los conflictos internos de poder entre los diversos componentes locales de la oligarquía boliviana.

Coyuntura y Perspectivas

En Bolivia ahora se vive un compás de espera donde priman los dobles discursos y la ambiguedad. El movimiento popular se siente victorioso con razón por haber sido capaz de expulsar al Goni. El nuevo Presidente Mesa hace equilibrios e intenta ganar tiempo, buscando disociarse de su anterior socio, diciendo unas cosas en la calle y otras en la prensa o ante enviados extranjeros. Tambien busca dividir al movimiento popular y cooptar al máximo posible de sectores, para desarticularlo. De forma confusa, se ha comprometido a consultar al pueblo boliviano sobre la cuestión del gas mediante referéndum (es decir, no se ha comprometido a derogar directamente ya las leyes, decretos y proyectos que han provocado la ultima protesta) centrando además la cuestión en el embarque del Gas boliviano en Chile y no en la renacionalización de la extracción y la facturación. Paralelamente discursea sobre la necesidad de someterse a la racionalidad económica (léase FMI; léase Tratado de Libre Comercio con Chile, que implica sumarse al que este país mantiene con EEUU). Tambien se ha comprometido a convocar, sin aclarar cuando ni cómo, una Asamblea Constituyente, a la que deriva sistemáticamente la satisfacción de las demandas populares esenciales, siempre "según establece la ley".

Ante ello, Felipe Quispe (MIP-CSUTCB) le ha concedido "90 dias de plazo", es decir hasta enero de 2004. Jaime Solares (COB) ya visitó en solitario al nuevo presidente la misma tarde del sábado 18, declarando que "hemos indicado que Mesa va a tener el respaldo siempre que pelee enérgicamente contra la corrupción, porque no olvidemos que este punto le ha hecho mucho daño al país. Hay más de 3 mil millones que se han defraudado por culpa de la corrupción". La COB aprobó plantearle su pliego de reivindicaciones -más o menos, el mismo que tres días antes consideraba innegociable y de aplicación inmediata- y desconvocar la Huelga General tras una votación en que esta postura obtuvo el apoyo de once organizaciones laborales, mientras ocho plantearon presionar de inmediato a Mesa para lograr ahora los objetivos sindicales y diez se mantuvieron a la expectativa. El MAS por su lado, plantea un apoyo critico al Gobierno Mesa, ejerciendo de su conciencia en el Parlamento, donde ubica el escenario clave del periodo inmediato, a la vez que expresa su temor ante un posible golpe militar y duda sobre la conveniencia de realizar primero las elecciones municipales o las de la Constituyente.

Desde aquí resulta imposible medir el grado de adecuación a la coyuntura de una tregua, una vez que tuvo tanto peso la personificación en Goni de todos los males que afligen al pueblo boliviano. Lo que sí parece contradictorio es la general constatación de la condición de Mesa como discípulo político de Goni y al tiempo la expresión de tan corteses y sobrevenidas confianzas en su capacidad de cambio. De otra parte, resulta preocupante que no se responda con contundencia el truco de dilatar los cambios exigidos hasta la reunión de la Constituyente (por cierto, hubo alguno hace casi un siglo en otro país que intentó hacer lo mismo, pero a este le impusieron los cambios, le echaron también del Gobierno y una vez en curso, mandaron al diablo a la Constituyente cuando se reunió). Tambien intriga que tras tanto énfasis en la necesidad de modificaciones estructurales y en su incompatibilidad con la Bolivia actual -hasta el punto de haber utilizado la consigna de "Refundar Bolivia"- otros centren en el actual Parlamento -además hegemonizado por neoliberales y tránsfugas de diverso pelaje- el eje esencial de su acción política, apuntando a una solución electoral de la crisis (como si en ese caso, no siguieran estando ahí también esas FFAA de las que se preocupan).

En general en la crisis boliviana se han planteado demandas reivindicativas articuladas y lógicas pero parece que no les acompañan al mismo nivel de claridad y definición el establecimiento de los medios necesarios para implantarlas. Y un programa que recoge objetivos políticos y sociales sin medios afines para aplicarlos es un programa cojo. Sea ayer con Goni, hoy con Mesa o con el que venga, sin una ruptura política que reapropie a la nación de sus riquezas naturales, desconozca su deuda, controle el comercio exterior, no hay forma de comenzar a satisfacer las inmensas necesidades de los bolivianos. Quizá aterre reconocer no ya de palabra sino de hecho que no terminó la historia. Pero si es así, ¿para qué los 140 muertos?. A Bolivia la han hecho pobre, primero el colonialismo español y luego el dominio oligárquico criollo sometido al imperialismo. Bolivia seguirá siendo seguramente pobre por cierto tiempo, pero la cuestión a decidir es si esa pobreza será una miseria impuesta y creciente sostenida en la indignidad y la desigualdad o se trasmuta en una austeridad con dignidad controlada por las mayorías bolivianas en beneficio de las próximas generaciones de bolivianos y en la perspectiva de una emancipación continental. Según se responda a esta pregunta clave será uno u otro el destino boliviano. Y es verdad que incluso respondiéndola bien, quedan muchas tareas pendientes (cómo superar las divisiones; cómo saber conciliar las autopresentaciones ideológicas con las practicas reales; cómo articular y coordinar las luchas y darles representación reconocida y operativa; como protegerse de la represión y como trascender de las demandas a un proyecto nacional estructurado...).

De cómo se resuelvan todos estos desafíos dependerá que la Bolivia en Revolución de hoy se transmute en Bolivia Revolucionaria, cerrando quinientos años de opresión.

ANDALUCIA LIBRE nº 200
jueves, 23 de octubre de 2003 2:18

TAMBIEN SOBRE BOLIVIA EN ESTE NUMERO DE ANDALUCIA LIBRE:

Materiales de la Revolución Boliviana - Enlaces
Orden cronológico inverso, artículos más recientes arriba

*"Con Gobierno Mesa, el MAS espera principio del fin del neoliberalismo", MAS
*Un balance necesario, Movimiento al Socialismo (MAS)
*Después de la renuncia, ¿qué hacer? Entrevista a Felipe Quispe, MIP-CSUTCB
*Mesa se humilla ante los campesinos, pero Gobierna con grandes hacendados
*El Gobierno Mesa promete lealtad al FMI, La Paz, octubre 20, 2003
*Los Yerros de la Rebelión del Altiplano, Miguel Pinto Parabá
*Mesa pide tiempo para reconstruir el país - COB, CSUTCB y COR de El Alto respaldan, BolPress
*Discurso de posesión del presidente Carlos Mesa, Documento
*Discurso del presidente Mesa ante las Fuerzas Armadas Bolivianas
*Mesa, el nuevo prisionero de Palacio, EcoNoticias Bolivia
*La COB hace una pausa en la ofensiva antineoliberal, EcoNoticias Bolivia
*Bolivia obrera y campesina: ¡Abajo Goni! Ni Carlos Mesa ni ârecambioâ? del régimen. LOR-CI
*La Sangre del Pueblo No se Negocia, Central Obrera Boliviana (COB) 17/10/2003
*En La Paz se está jugando el futuro del ALCA, Raul Zibechi
*Argentina y Brasil apaciguan crisis boliviana
*Bolivia, la suave patria tan amarga, Adolfo Gilly
*Goni, una empresa transnacional
*Bolivia: Falta estrategia revolucionaria de poder, 7 de octubre de 2003
*¿Por qué la guerra del gas?, Edgar Ramos Andrade
*Imperialismo español (Repsol-YPF) pringado en rapiña contra Bolivia
*Recuperemos los hidrocarburos para los bolivianos, Enrique Mariaca
*¿Qué es una situación revolucionaria?, Leon Trotsky
*LA REBELIÃN DE LOS POBRES / cronología e historia

Enlaces Bolivianos

Organizaciones populares:
Movimiento al Socialismo; Movimiento Indigenista Pachakuti & CSUTCB; Central Obrera Boliviana; LOR-CI

Informaciones y analisis de Bolivia:
BolPress; EcoNoticias Bolivia; El Juguete Rabioso; Indymedia Bolivia; Rebelión-Bolivia; La Fogata-Bolivia

Otros:
AymaraNet; Bolivia-Guia del Mundo; Bolivia en Datos; Constituciones de la República de Bolivia; Elecciones en Bolivia-Resultados; Centro de Documentación e Información de Bolivia; Fundación Che Guevara;
Bolivia en ANDALUCIA LIBRE: nº 151; nº 157; nº 161; nº 199


ADEMAS EN ESTE NUMERO:

Andalucía
*"Andalucía en la escuela. La conciencia silenciada", Fernando C. Ruiz Morales. Reseña de Manuel Hijano del Río
*Sevilla: Ingresa en Prisión dirigente sindical de CGT acusado de "hacer pintadas"
*USTEA gana elecciones sindicales en Administración Pública de la Junta de Andalucía
*Producción agraria creció un 7,32% - Agroindustria, primer sector industrial
*El caso Allouni: EEUU y Garzón contra los medios independientes árabes, Amira Howeidy
*Testimonio: La guerra contra Al-Jazeera, Dima Tareq
*Iraq, Coherencias e Incoherencias, Andalucía Libre - Enlaces
*200 ANDALUC�A LIBRE 200, Andalucía Libre
*Sugerencias - Enlaces: Sitios y Documentos
*Las Musicas de Andalucia Libre
*Solidaridad con Palestina,
*Directorio de Andalucía en Internet, Ayuda

--oOo--


Nuestro sitio:
http://www.eListas.net/lista/andalucialibre


Modalidades de suscripción:
Correo Versión HTML y Web; Correo Versión sólo Texto y Web; Solo Foro Web-Lectura en la Red.
La suscripción es libre.


También puedes suscribirte, enviando un correo a esta dirección:
* Alta: andalucialibre-alta ARROBA eListas.net


Si deseas recibir por correo el ultimo ANDALUC�A LIBRE u otros números anteriores, una vez suscrita tu dirección, recibirás la forma de tenerlo en tu buzón. También pueden leerse en Red desde la pagina Archivo de Boletines.

Andalucia Libre es un Boletin Digital que se distribuye por Correo Electronico. Así nos definimos en nuestro sitio: "Boletin de noticias y opinión desde la izquierda nacionalista andaluza. Una visión de Andalucía como nación desde la izquierda; una visión del Mundo desde la izquierda andaluza."

Saludos

ANDALUCIA LIBRE
INDEPENDENCIA - REPUBLICA - SOCIALISMO
Mira també:
http://www.eListas.net/lista/andalucialibre
Sindicato Sindicat