Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: corrupció i poder
La bicoca del chapapote (cómo enriquecerse a costa de la desgracia)
08 oct 2003
Corrupción con las subvenciones. El «negocio» de la limpieza. Las playas aún no limpias.
LA BICOCA DEL CHAPAPOTE
(CÓMO ENRIQUECERSE A COSTA DE LA DESGRACIA)

Por Celestino Alfonso
Publicado en «El Otro País», núm 19, septiembre-octubre, p 7-8. Fragmentos.

(...)
Tras la más que discutible justificación de las indemnizaciones en el caso del buque Mar Egeo, ya desde los primeros momentos del desastre del Prestige, se empezó a hablar de petición de facturas falsas en las lonjas de pescado de la provincia de A Coruña por parte de famosos empresarios afines, votantes o cotizantes del PP. Con ello pretendían apoyar su solicitud posterior de subvenciones por perjuicios inexistentes, en actividades supuestamente marítimas que no ejercían o, como en el caso de Fernández Arévalo, difícilmente justificables en el volumen de negocio que ellos aseguraban haber perdido. Pero esta vez los beneficios a partir de la tragedia iban a provenir además de otras actividades: la limpieza y el procesamiento de los residuos tóxicos recogidos en las playas representaría la nueva mina de oro, que a día de hoy continúa produciendo pingües beneficios a unos pocos. Fueron empresas de personas afines al PP las que se hicieron con las concesiones para vender o intermediar en productos para la limpieza de las costas, como los monos de plástico de protección.Un comerciante de una población costera de A Coruña regalaba los trajes a los voluntarios mientras maldecía al alcalde, que le había pedido que los suministrase con los precios inflados para llevarse él una comisión, ya que todo el que llegase al ayuntamiento lo enviaría a su tienda.
(...)

Del lado oficial, TRAGSA fue seleccionada como intermediaria por el Gobierno central y el autonómico para coordinar las tareas de limpieza. El estatus de esta empresa como sociedad anónima, que sin embargo es de capital público, significa, entre otras cosas, que puede contratar o subcontratar a dedo servicios que en instancias oficiales hubieran tenido que someterse a los condicionantes de un concurso público. De esta forma se pudo mantener lejos del dinero destinado a paliar los devastadores efectos del Prestige a personas o colectivos que se hubieran manifestado en contra del Gobierno, como es la ya conocida Plataforma Nunca Máis.

Todo se ha dejado en manos de los directivos de TRAGSA, algunos de ellos bien conocidos en altos cargos del Gobierno autonómico del PP, con un historial poco recomendable, como Francisco José Simón Vila o Roque Jesús Manresa Mira, presidente ahora de TRAGSA. Otro de los directivos es el ex director general de Ganadería Quintiliano Pérez Bonilla, tristemente famoso ya por el expediente que se le abrió cuando se descubrieron intereses en el sector porcino ocultos tras los nombres de su esposa y un hijo. Bonilla declaró sobre su mujer en aquellos momentos: «Es agricultora desde que nació.» Todos ellos han resultado, desde su papel en TRAGSA, definitivos a la hora de adjudicar partidas, acordar precios y presupuestos en las obras y servicios contratados, sin otro control que el papeleo acumulativo de facturas. (...)

En este contexto, los voluntarios que se desplazaron a Galicia han sido una molestia, sobre todo por lo que suponen en tanto que testigos directos de lo que está pasando, mano a mano con los escasos y precarios asalariados de TRAGSA a pie de playa, elegidos con cuidado entre los hombres y mujeres de mar en paro forzoso. A unos y otros casi no se les ofrecieron materiales e infraestructuras para poder trabajar, y los solidarios consiguieron a duras penas malvivir en los polideportivos municipales a base de bocadillos de mortadela.
(...)

La dialéctica caciquil también se puso en marcha para direccionar el voto antes de las elecciones del 25 de mayo. Aparte de precarios contratos para trabajar en TRAGSA mientras durase el parón por contaminación, a las costas gallegas llegaron abundantes subsidios procedentes de la Xunta, tanto a manos de verdaderos perjudicados como de los menos afectados. En algunos hogares de la Costa da Morte llegaron a reunir sueldos de distintos miembros de la familia hasta sumar ingresos que nunca antes, con el desarrollo de su trabajo normal, habían entrado en sus casas. Y aunque saben que este pan de hoy sólo significa hambre para mañana, el éxito electoral demostró hasta que punto esta política resulta efectiva. Inmediatamente tras las elecciones, la Xunta dio por terminada la operación de los voluntarios y, al poco tiempo, se anunciaba la salida del Ejército de las playas de Galicia.

En plena campaña veraniega, la propaganda oficial de banderas azules no se hizo esperar. En el mes de junio, el rey se acercó a festejar su santo para promocionar el turismo, felicitándose por la limpieza de las aguas y de las costas. (...)

Pero esta vez las mentiras no han calado lo suficiente. (...)

Playas vacías y hoteles semiocupados en plena campaña fueron la tónica de la realidad.

Los testimonios de los visitantes no han dejado de contradecir las informaciones oficiales sobre la supuesta pulcritud de las playas. Y a pesar de que los trabajadores de TRAGSA a pie de playa han continuado a lo largo de todo el verano, con jornadas que comenzaban a las 7 de la mañana para hacer desaparecer las galletas de chapapote más visibles, varias toneladas al día en playas como Samil, en Vigo, antes de que llegara el primer bañista (...) Nadie ha podido evitar que los turistas vieran de cerca la catástrofe. Vientos y mareas con chapapote que continúan llegando a las playas en contra de la propaganda oficial del PP y la Xunta.

Comentaris

Re: La bicoca del chapapote (cómo enriquecerse a costa de la desgracia)
08 oct 2003
¡Con que júbilo solidario, aparecieron por Galicia los voluntarios a limpiarles el chapapote a los caciques gallegos.
mientras que los informes médicos avisan a todos los voluntarios de la necesidad de pasar continuos analísis clinicos a todos los que hayan tenido contacto con el chapapote por los compuestos cancerígenos, unos cuantos hijos de puta se frotaban las manos y se las siguen frotando pensando en los beneficios que les ha reportado ese desastre.

A toro pasado se descubre la estupidez del voluntariado,sobre todo cuando ese voluntariado es susceptible de ser utilizado por los mismos criminales de siempre.
Re: La bicoca del chapapote (cómo enriquecerse a costa de la desgracia)
15 nov 2003
En parte comparto tu cabreo.Sin embargo comparto co much@s galleg@s que no son caciques la immensa gratitud por l@s volutari ARROBA s.No solo nos han ayudado a limpiar de veneno nuestra,vuestra costa,ademas han hecho de Galicia el escenario de una de las mas hermosas imagines de la solidaridad humana.Ademas nuestros ojos,la informacion mas autentica. .
Voluntari@:"A Costa da Morte e Galiza enteira nunca vos esquecera.Gracias."
Karmen
Sindicat