Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: laboral : pobles i cultures vs poder i estats
Tiempos modernos
25 set 2003
Se puede vivir con un sistema horizontal, sin que unos aplasten a otros. la igualdad existe,
Tiempos modernos.

Con la era tecnológica y la revolución industrial se aceleró el proceso de deshumanización que carcome a los `pueblos, igual que una de esas larvas parasitarias que devoran la madera hasta convertirla en podredumbre. Hace demasiado tiempo ya que dejamos de ser individuos, y pasamos a ser meramente números que engordan las estadísticas de los gobernantes. Ni siquiera podemos presumir de ser el peso que, de alguna manera, pueda hacer inclinar la balanza de la justica, ya que ésta ha sido desvirtuada para transformarse en una caricatura de sí misma. Nosotros, el pueblo, no tenemos más importancia de la que pueda tener el petróleo o la piedra: somos materia p`rima a la que explotar.

No es alarmante el hecho de que los que tienen poder y dinero traten de subyugar a la masa; no lo es en la medida de que ha sucedido siempre, por ese instinto depredador con el que nació y se desarrolló la especie. Pero parece que la evolución no ha servidoara nada más que para hallar la manera de incrementar las diferencias.

Ahora somos como esos niños burbuja que tan de moda estuvieron hace años: encerrados en una atmósfera insana de competencia y narcisismo. Nos educan para no pènsar, para seguir unos dogmas y unas normas que a veces son contrartias a nuestra naturaleza o nuestro instinto. Nos oprimen de la manera más abyecta, mediante subterfugios y falacias, cohartando libertades y mutilando derechos. No puedes enarbolar la bandera de un ideal que no sea el establecido. No puedes encararte con los estamentos.De facto te conviertes en un molesto insecto que hay que aniquilar.

Vivimos los tiempos modernos, encadenados, presos de nuestros prejuicios y nuestros miedos. no nos atrevemos a levantar la voz no vaya a desentonar con el monocorde ritmo grisáceo de la masa. Nos hemos convertido en un ente informe sin ideas.

Cuando me encuentro en el trabajo, recuerdo a Chaplin bregando con una de esas máquinas en cadena que son la base de nuestro trabajo, y me avergüenzo dce lo poco que hemos avanzado nosotros, los proletarios, en las exigencias de nuestros derechos. Insisto, no somos personas, somos números, somos materia prima. Como gusanos de laboratorio, pequeños experimentos alienados con la televisión y la bazofia cotidiana. En vano intento que la gente a mi alrededor se movilice para cambiar esta rutina y exigir los derechos que una ley mediocre nos concede. Sencillamente se encogen de hombros, como si se enfrentasen a un destino infausto, ante el cual no tiene derecho a protestar. Dicen algunas: "qué le vamos a hacer, la vida es así" y continúan con su trajín sin concederle mayor importancia. Soy una mosca que ha sido espantada de un manotazo por este sistema que doblega espíritus...

La mejor manera de hacer que la gente obedezca es arrebatárle sus deseos creándoles nuevas e inútiles necesidades. Esto es la sociedad de consumo, que ha sido tejida con sutileza desde tiempos remotos, con la pacienca de las arañas que intentan atrapar en su red a los insectos para engullirlos. Así ellos, los políticos, los empresarios, los monarcas, han hilado muy fino este tapiz de injusticias, de modo que la gente se queda muy satisfecha con tener un coche, un ordenador, un v estido máas caro, unos altavoces más ruidosos, una televisión más grande, a costa de una calidad de vida óptima. Vale más ser mejor que el vecino: nos educan en la competencia desleal, traidora y trapacera.

Entonces, cuando alguien llega y dice: "esto no está bien. Se puede vivir con un sistema horizontal, sin que unos aplasten a otros. la igualdad existe, hay que remodelar las estructuras" la gente se piensa que no es más que alguien ebrio de utopía al que ignorar.

A nadie le interesa escuchar, reestructurar su pensamiento y la comodidad de su existencia. Nos ahogamos en un mundo moderno que se mantiene en el eje de la ignorancia.

Lucha.

Comentaris

Re: Tiempos modernos
25 set 2003
Anímate chaval. No dejes que te hagan creer que eres un mero número.

Mantén la cabeza despejada y tendrás lo que pocos tienen en occidente.

Salud
Sindicat Terrassa