Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center

Warning: error_log(/srv/www/indymedia.org/barcelona/site.tree/private/log/dadaphp.log): failed to open stream: S’ha denegat el permís in /srv/www/indymedia.org/barcelona/site.tree/public/imc_classes/imc_FunctionLibrary.inc on line 494

Warning: error_log(/srv/www/indymedia.org/barcelona/site.tree/private/log/dadaphp.log): failed to open stream: S’ha denegat el permís in /srv/www/indymedia.org/barcelona/site.tree/public/imc_classes/imc_FunctionLibrary.inc on line 494
Notícies :: antifeixisme
Pornopolítica
25 set 2003
Mucho preocupa la pornografía. Ahora incluso Microsoft trata de evitarla y cierra chats. En esto está ocurriendo como en otros tiempos con el sexo a secas.
Todos los remilgos en tiempos de la dictadura se centraban en el asunto del sexo para ocultar mejor las miserias del régimen. Ahora que el sexo se ha liberado, los poderes públicos y fácticos centran su preocupación en lo pornográfico, fingiendo querer controlarlo o promoviendo subrepticiamente lo pornográfico... para ocultar las suyas. Sobre todo desde que el contubernio se ha hecho entre Aznar y el cristianísimo Bush.

La trampa es la misma que en los tiempos de la oprobiosa. Interesa dar vueltas a una cuestión en el fondo secundaria y privada, ora para perseguirla ora para ofrecerla, para tapar la descomunal pornografía gubernamental que hiere tantas sensibilidades, tanto de nuestro país como del resto del mundo.

Vivimos tiempos terriblemente confusos. De la pornografía prohibida se pasó, efectivamente, con la irrupción de la neodemocracia española en 1978, a la pornografía permitida y luego a la exaltación de la pornografía. Todo ello en relación a la conducta sexual estricta. Pero es que, desde ahí, se ha pasado a la obscenidad, a la indecencia y a la pornografía en el comportamiento político de este gobierno, que tiene mucha mayor importancia e incidencia pública. Pues la pornografía de sexo se consume voluntariamente, mientras que a la pornografía política no podemos evitarla.

Y esto enlaza con la prostitución. La prostitución como práctica sexual vende sexo. Pero se alcanzan unas proporciones insoportables de prostitución moral, cuando una conciencia se somete a otra conciencia o unos gobernantes comprometen y venden el país que manejan o mangonean, a otro país...

En resumen, todos estos gestos pornopolíticos de Aznar que arrecia desafiante cada día por los Foros del planeta, interpretados desde la orilla opuesta de un régimen político simplemente "normal" donde no se hubiera abolido la pena de muerte, no tendrían perdón, y, de vuelta de sus arengas nazis y hitlerianas al lado de sus compinches ladrones de países, después de un juicio, eso sí justísimo, un pelotón de fusilamiento le estaría esperando en estos momentos.
Sindicato Sindicat