Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: laboral : amèrica llatina : mitjans i manipulació
Lula y el MST
22 set 2003
GARA destacaba en portada el día 14 un titular de "Igandeko Geltokia": «El Movimiento Sin Tierra decepcionado con Lula». Se refería a la entrevista central del suplemento, realizada por Jesús Ramírez Cuevas a Sergio Antonio Gorgen, fundador del MST, titulada «Con Lula no nos hacemos ilusiones».
Pasé el mes de agosto con una brigada de SODEPAZ en el estado de Paraná, en el sur de Brasil. Un mes no es mucho tiempo para conocer en toda su complejidad un país tan grande y variado como Brasil, pero esta brigada nos dio la oportunidad de ver esa realidad desde el MST, visitando ocupaciones, cam- pamentos, asentamientos y cooperativas agrícolas... Tenemos mucho que aprender de este movimiento que tiene como principios el respeto a la tierra y la dignidad de las personas, y, como objetivo, un cambio radical en las estructuras económicas y sociales de Brasil, e internacionalmente participa en la defensa de los agricultores y la naturaleza en contra de la mercantilización de la vida. Actualmente, el MST engloba unos 600 campamentos y 1.500 asentamientos, esto es, más de un millón de personas organizadas.

Al leer la entrevista del domingo reviví los días que compartimos con el MST, pues el artículo refleja muy bien la trayectoria de este movimiento, su organización descentralizada, la situación de Brasil... Pero mi sensación fue que los titulares no reflejan ni el contenido del artículo ni la posición del MST ante una cuestión de gran interés: la actuación de Lula durante estos ocho meses.

El primer problema es que esa entrevista no es muy reciente. Hay que reconocer que, aunque describe muy bien el origen y planteamientos del MST, ha perdido actualidad. El 2 de julio Lula se reunió con miembros del MST, se puso la gorra del movimiento y reafirmó públicamente su compromiso de realizar la reforma agraria. La actitud de Lula provocó la rabia de los latifundistas y los sectores conservadores, los medios de comunicación se mostraron escandalizados. En cambio, en el editorial del "Jornal dos Sem Terra" la reunión se describe como un intercambio de puntos de vista, destacando el ambiente distendido «entre compañeros»; los comentarios de los miembros de la Coordinación Nacional del MST remarcan su confianza en el compromiso de Lula con la reforma agraria. Según el MST, la reacción exagerada de los sectores conservadores demuestra que ellos también creen en las palabras de Lula.

Es por eso que me sorprendí al leer ese titular, pero, además, al leer la entrevista me parece que es muy difícil llegar a la conclusión de que el MST se siente decepcionado. Todo lo contrario, el fundador dice que el movimiento mantiene unas expectativas «sin ilusionarse», lo cual es muy diferente. La entrevista refleja muy bien la inde- pendencia entre el Partido de los Trabajadores y el MST, tanto antes de asumir la presidencia como ahora. Ante las promesas presidenciales sobre la reforma agraria, el MST es consciente de que su papel es continuar organizando a las y los trabajadores sin tierra, continuar con las ocupaciones, impulsar la formación de las personas, reforzar la producción de alimentos... Para el MST, ocupar latifundios improductivos es una forma de apoyar a Lula, de adelantar las reformas.

En nuestras reuniones con coordinadores nacionales o estaduales del MST y las conversaciones con campesinos de este movimiento, pudimos comprobar que Lula goza de la confianza de muchas personas, que muchos miembros del movimiento son militantes o cargos electos del PT, pero saben que sólo la organización y la lucha permitirán avanzar, con este o con otro gobierno, en la consecución de una sociedad más justa. Son conscientes de las grandes dificultades existentes en ese camino: la correlación de fuerzas en la Cámara de Diputados y en el Senado, gobiernos estaduales conservadores, la corrupción del poder judicial por los latifundistas, la violencia de los sicarios...

Los campesinos sin tierra valoran algunos cambios positivos en el Instituto de Reforma Agraria-INCRA, con la entrada de nuevos funcionarios más comprometidos con la cuestión de la tierra, y también se han percibido cambios en las subvenciones a agricultores, que se han pagado más rápido que otros años. No son cambios estructurales, pero sí están relacionados con el día a día del trabajo en el campo o la vida en los campamentos, y esta es una cuestión de vital importancia para miles de familias.

La relación entre el PT y el MST siempre ha sido utilizada interesadamente por los conservadores y, antes de ganar la presidencia, su sintonía era criticada como radicalización de Lula. Ahora los medios de comunicación hablan de «distanciamiento» para cuestionar el apoyo popular del presidente. Este discurso también es utilizado por algunos sectores de la izquierda. Nuestra sensación es que el MST no desea ser utilizado en esta polémica: prioriza cuestiones relacionadas con la reforma agraria y las condiciones de vida de los campesinos, aunque sin olvidar cuestiones generales que también afectan al país, manteniendo la autonomía que le ha dado credibilidad ante los trabajadores sin tierra y ante la sociedad. Esta autonomía le permite tener una dinámica firme que no depende de los entresijos de la lucha por el poder.

Es necesario contar con información plural y contrastada sobre la realidad de Brasil para poder desde nuestro pueblo apoyar a los sectores más comprometidos con una sociedad más libre y justa. La discusión sobre la gestión de Lula es vivida con intensidad dentro y fuera de Brasil, y debemos seguir con atención ese proceso: analizar los retos y dificultades de realizar cambios estructurales tras un triunfo electoral de sectores de izquierda, el de los movimientos sociales en ese proceso...

El respeto a la autonomía de organizaciones como el MST debe ser uno de los principios de nuestra solidaridad. -
Mira també:
http://www.kaosenlared.net

Comentaris

Re: Lula y el MST
22 set 2003
A pesar de que el camino es dificil, las estrecheces muchas, la presión internacional es bestial y el apoyo de los que se confiesan "amigos de Lula" es casi nulo, sigo apostando por Lula, como la mayoria de sus conciudadanos.

Lula aumenta su popularidad, pese a que muchos se dediquen a ponerle palos en las ruedas. Lula es esperanza, es una posibilidad de salir del pozo.

Algunos preferirian como solución la lucha armada, destrozar el pais en una guerra civil, la destrucción. Ayudemos a Lula, mantener su popularidad internacional puede ser su garantia de no acabar como Allende.
Re: Lula y el MST
22 set 2003
Hace poco, leí una entervista a uno de los líderes de los Sin Tierra que advertía que uno de los objetivos de la oligarquía mediática brasileña era enfrentar a Lula con los MST....el Mal se guarda todo tipo de ases en la manga, que saca cuando loa izquierda toma el poder....
Re: Lula y el MST
21 feb 2005
entonces...yo soy brasilleno... yo se lo que ocurre aqui ... y yo creo que Lula quiere ayudar el MST,perolos membrros del govierno que lo manipulan lo impiedem de agir.... entonces la mejor atitude son las invasiones... que asi... forzan el govierno a tomar una atitude... mismo que no seya una atitude drastica..enctonces invaciones pra siempre.. hasta una atitude real...
Re: Lula y el MST
06 abr 2006
COM IZQUERDAS ASI YA NO SE NECESITAN DERECHAS
Sindicat