Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme
Las amenazas "reales"
21 set 2003
"Amenazas reales que pesan sobre el mundo..." Por ahí, más menos, suelen empezar cada día los artículos de fondo sobre el asunto...
Y para que no falte nadie, sobre esa frase construye prácticamente el ex presidente Felipe González su artículo "La trampa iraquí" publicado en El País el 19 de setiembre.

Jamás en el planeta, como consecuencia de la perniciosa globalización de la que menos que ninguna otra cosa se libran las ideas, se había instalado un tópico, el de las "amenazas reales", de semejante envergadura.

Pero ¿qué es lo que amenaza ahora al mundo que no haya amenazado siempre? Porque el mundo ha estado amenazado siempre por lo mismo: en el ámbito internacional, por la codicia, por las ansias expansionistas y por las apetencias militares del país o los países hegemónicos de turno. Y en el local, por una opresión asfixiante y permanente del poder sobre el pueblo, contestada ocasionalmente por asechanzas en forma de emboscadas, de guerrillas... hasta llegar al coche bomba.

Lo que ocurre es que en el último cuarto del pasado siglo, a esa amenaza eviterna, esto es, a los abusos de los recientes conquistadores, se ha sumado la respuesta "lógica" de los débiles, esto es, el mismo terrorismo de siempre ahora convertido en espectáculo —un terror en el fondo de bagatela en comparación con las inveteradas violaciones de aquéllos—, que se nos presenta envuelto en una atmósfera deliberadamente cinematográfica e irrespirable para justificar, con un ardid a la altura de los tiempos, la violación proverbial que los fuertes siempre ejercieron sobre los débiles. Es decir, la perfidia de unos cuantos justicieros universales nos ofrece en bandeja la hidra del terrorismo como si estuviésemos ante una tragedia universal nueva, gracias a la que la rapiña a secas se hace catarsis.

Pero el caso es que el mundo nunca ha dejado de exudar "terrorismo" -si por terrorismo entendemos ataques al sistema provinientes de las sombras, en la misma medida que nunca ha dejado de sufrir abusos terribles y colosales injusticias.

La amenaza real que pesa sobre el mundo, no es el hastiante hasta el bostezo concepto de "terrorismo internacional". En todo caso lo será para Estados Unidos, principal afectado... La amenaza real procede justamente de la máquina de aplastamiento ciego que Estados Unidos ha puesto en marcha desde el día que entró en Afganistán y luego en Irak.

Por eso ha llegado la hora de abandonar los eufemismos contemporizadores para no contrariar al Leviatán. Ha llegado el momento de la denuncia valiente para enfrentarse a él, al menos dialéctica y diplomáticamente, ya que su potencia militar y su fuerza bruta no permiten otra contestación posible.

Es muy probable que haciendo que el monstruo se sienta acorralado moralmente por el resto del mundo, acabe derrotada la insania que anida en él.

La fuerza moral puede ser mucho más poderosa que todas las armas de destrucción total. A fin de cuentas en ella, en la energía invisible, se han cimentado durante siglos los imperios desarmados espirituales.
Pero darle vueltas al asunto aceptando la vaguedad de las "amenazas reales que pesan sobre el mundo" es otra forma pusilánime de aliarse con el diablo que tiene su residencia en la Casa Blanca, en Down Street y en la Moncloa. Pues admitir que existen "amenazas reales" sin añadir que ellas tienen su foco precisamente en las amenazas quizá no tan "reales" pero sí ciertas de un imperio económico respaldado por el militar, equivale a hacer el deporte odioso de apuntar nuestras armas más o menos literarias, aparatosa pero débilmente, hacia los efectos con el fin rastrero de dejar intactas e incólumes las causas.
Sindicat