Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Agost»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
01 02 03 04 05 06 07
08 09 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: immigració
Inmigración: Miserias y Contradicciones
20 set 2003
Articulo del ANDALUCIA LIBRE nº 197
inmigrantes zodiac.jpg
El Remate
Inmigración: Miserias y Contradicciones
Andalucía Libre

Con la cuestión de la inmigración tal y como esta planteado mayoritariamente el debate en nuestro país y en nuestra izquierda es difícil resistir la tentación de sumarse al coro de los silenciosos o huidizos. La hipocresía y el cinismo de los dobles discursos (aún esta reciente la complicidad sindical en la exclusión de los marroquíes del renovado Subsidio Agrario) y el sucursalismo y neoliberalismo implícito de los análisis, presionan fuertemente de una parte para intervenir; pero de otra, incluso entre quienes mantienen su independencia de criterio y por tanto no reproducen los tópicos dominantes, hay en muchas ocasiones motivaciones practicas comprensibles para optar por eludir o aplazar el tratamiento del asunto. Los riesgos de aislamiento, condena y descalificación furiosa por mantener una posición política alternativa son evidentes; más aún teniendo en cuenta los beneficios materiales, políticos u orgánicos que obtienen de momento quienes desde diversas asociaciones, organizaciones o comunidades actúan en la cobertura e implementación del pensamiento políticamente correcto, situándose de hecho políticamente bajo el paraguas del social-liberalismo. Si subleva escuchar o leer tonterías del estilo de que "en Andalucía no hay problema inmigratorio porque en Luxemburgo, Suecia, Alemania o Suiza hay muchos más inmigrantes" (como si nuestra economía, ingresos y derechos fueran siquiera equiparables a los referentes citados); aún más lo hace condicionar la cualificación de "apertura, generosidad y solidaridad" de un país y una izquierda no a su disposición a la igualdad e integración de los presentes o a su compromiso internacionalista real con la emancipación y la justicia en otros lugares sino a la complicidad en el mantenimiento y agudización de su desarticulación y precariedad. De ahí que, pese a todo, no quepa callarse y sea necesario contribuir en lo posible a situar justamente el problema y eliminar desorientaciones entre quienes honestamente intervienen sobre este sector y esta problemática.

Resulta muy clara la razón coyuntural del ultimo acuerdo PP-PSOE sobre inmigración: el PSOE ha querido retirarle al PP munición preelectoral por la vía de sumarse a su ultima reforma de la Ley de Extranjería. La razón de fondo es que -aunque ello implique patéticas sorpresas imprevistas para algunas ONGs afines- PP y PSOE como fuerzas neoliberales que son comparten el núcleo duro de la política inmigratoria. A saber, uno como otro, quieren que exista inmigración temporal, que se determine su regulación y cuantificación en Madrid y Bruselas y que se desenvuelva en condiciones precarias. En otras palabras, quieren una inmigración constante pero indefensa, que contribuya -junto al resto de medidas desregulatorias que afectan al mercado de trabajo- a presionar a la baja a la fuerza de trabajo autóctona, induciéndola a aceptar situaciones de sobreexplotación e inseguridad, sosteniendo la economía sumergida y sustentando la condición dependiente de Andalucía. Y quieren a la vez aparentar que controlan la inmigración para apaciguar el temor social que provoca por sus consecuencias tanto en el mercado laboral como en el terreno social, en un contexto de desmantelamiento y privatización de los derechos y prestaciones sociales. Para desactivar cualquier imagen de mayor debilidad, es por lo que el PSOE se suma ahora expresamente al PP en este ultimo endurecimiento.

Esta política neoliberal no se puede combatir cuando se comparte su más profundo fundamento; tal y como manifiesta la APDHA, cuando erróneamente para denunciarla valora precisamente que "son políticas que en la práctica entran en clara contradicción con la rapidez y las necesidades del mercado de trabajo y de una economía cada vez mas globalizada".

La contradicción no está obviamente ahí. Las políticas de PP-PSOE son extremadamente funcionales para las necesidades del mercado de trabajo capitalista de un país dependiente sometido al neoliberalismo. Donde se ubica la contradicción real es en la pretensión de este sector humanitario de compatibilizar la defensa de la integración y regularización de todos los inmigrantes extracomunitarios hoy residentes en Andalucía con la asunción de la falsa concepción de que la inmigración es económicamente necesaria per se para una nación como Andalucía con su realidad de dependencia, desempleo y precariedad o en el fatalismo pretendidamente objetivista que endosa falsamente a la inmigración la caracterización de fenómeno incontrolable. Donde se manifiesta esa inconsecuencia con virulencia es al animar la reivindicación de "papeles para todos", entendida como orientación constante y practica indefinida y no como acto terminal que acompaña a la solución equitativa de una situación heredada con la instauración de una política efectiva de inmigración cero (premisa necesaria, además, para recuperar en la practica, políticas de asilo político), que en absoluto asumen ni PP ni PSOE, operativa al menos por un largo espacio temporal en tanto no se altere la situación andaluza. Con esa contradicción a cuestas, lo único que consiguen estas asociaciones y comunidades es ser inoperantes para conseguir la integración y regularización de todos los inmigrantes ya residentes y a la vez contribuir de hecho a la preservación de los intereses económicos clasistas y egoístas que, presuntamente, deberían combatir.

Todavía -pero quizá no por mucho tiempo- es socialmente posible plantear la regularización total y temporalmente indefinida de todas las personas inmigrantes extracomunitarias hoy residentes en nuestra Nación -al margen de cual sea en este momento su status legal- y que esta sea acompañada del reagrupamiento familiar en su caso de padres e hijos; asimilándolas plenamente en sus derechos laborales y sociales a los autoctonos. Pero la credibilidad política y el sostén social de la medida depende de que, al mismo tiempo, se supriman contingentes y se proclame un cierre efectivo y total de la inmigración; imponiendo a partir de ahí medidas de internamiento y repatriación sin fisuras, realmente disuasorias para evitar la reproducción del problema. Cuando la contratación de un inmigrante sin papeles implique el riesgo cierto de años de cárcel y sea denunciable por el contratado, conllevando su inmunidad y automática regularización; cuando el recurso a las pateras sólo conduzca al internamiento hasta la repatriación sin excepciones, se cegará esa vía por si misma.

Aún así, restaría por resolver las cuestiones de las inmigraciones estatal y comunitaria; que responden a otros amparos e implican otras complejas tareas políticas. Y por supuesto, también quedaría pendiente la erradicación de las condiciones políticas y sociales de fondo que impulsan a la emigración en los países emisores pero esta cuestión, en todo caso, como resulta obvio y sabemos además por propia experiencia, depende de la resolución política de sus causas allá y no se afronta ni con la emigración ni con el comercio justo ni con cualquiera de las otras zarandajas políticamente correctas al uso que pretenden eludirla.

En tanto se siga como hasta ahora, seguiremos en Andalucía envueltos en paradojas conceptuales, sin capacidad para intervenir eficazmente sobre la situación, al pairo de las hipocresías e intereses momentáneos de PP-PSOE; sin orientaciones políticas para defender tanto a inmigrantes como a autóctonos en tanto trabajadores, acosando y atacando la precariedad, el trabajo negro, la sobreexplotación, el desempleo... y temiendo además que cualquier día la degradación de la situación tome proporciones de escalada incontrolada dando lugar a escisiones sociales injustificadas y reaccionarias y a la cristalización del neofascismo.

Para más detalle, ver:
- La inmigración, ¿Nos hace falta?, en Andalucía Libre nº 193
- Hablemos claro sobre la inmigración, en Andalucía Libre nº 156 y Andalucia y la Inmigración
Para ver la posición patronal:
- El fenómeno de la Inmigración, Aportación a un debate, Circulo de Empresarios

SOBRE ESTE ASUNTO TAMBIEN EN ANDALUCIA LIBRE Nº 197:

*Inmigración en el Estado español, Acuerdo PP-PSOE para frenar la llegada de inmigrantes ilegales
*Andalucía, Con su pacto PP-PSOE empeoran la situación de la inmigración, Declaración SOC-USTEA
*Andalucía Acoge califica como "vergüenza política" el pacto entre PP y PSOE, Andalucía Acoge
*Ante la nueva reforma de la Ley de Extranjería, APDHA
Mira també:
http://www.eListas.net/lista/andalucialibre

Comentaris

Re: Inmigración: Miserias y Contradicciones
07 feb 2004
no hi a dret de tot aixio!no es just

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more