Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió : fòrum 2004 : mitjans i manipulació : altres temes : guerra
Ralladura de coco
18 set 2003
He de reconocer que harta paciencia han tenido los gobernantes de todo el mundo hasta que se han decidido a actuar contra el terrorismo a lo largo y ancho del planeta;
porque, en puridad, motivos no les han faltado. Como no les han faltado tampoco presuntos terroristas a los que empaquetar. Veamos:

Hace unos meses, la eficiente policía americana remitió a las autoridades españolas unos informes acerca de un presunto comando de Al Qaeda que operaba en Barcelona; nuestras autoridades, más eficientes todavía, se pusieron manos a la obra y detuvieron a los presuntos integrantes del comando.

Los presuntos estuvieron una temporada encarcelados y se procedió a liberarles tras comprobar que los materiales que se requisaron como arsenal armamentístico eran detergente, lejía y ralladura de coco. Con semejante arsenal no había prueba documental que resistiera una acusación en ningún juicio, por bananero que sea el Estado en el que se juzguen tales pruebas, ni por mucho y bien que quiera quedar el gobierno de ningún Estado con el tío Sam.

Los detenidos se reintegraron a sus ocupaciones respectivas y aquello quedó como un patinazo político-judicial inmerso en la maraña que se está tejiendo, en la cual es muy difícil saber si las autoridades están luchando contra el terror o están potenciando que el terror se eleve a la quinta potencia mediante actuaciones como las invasiones de Afganistán, Iraq o Palestina.

Cuando parecía que el presunto comando de Al Qaeda en Barcelona era una hipótesis más que fallida, la policía americana vuelve a la carga y emite nuevos informes por medio de los cuales demuestra que la intención de los magrebíes detenidos entonces era la de proceder a la elaboración de napalm; y, para ello, se basan en que el napalm se elabora a partir de lejía, detergente y ralladura de coco.

Mi pasmo no conoció límites cuando escuché la explicación. Rápidamente procedí a tirar por el retrete todo el detergente, toda la lejía y todo el coco rallado que guardaba para el hipotético caso de que me diera por hacer dulces algún día. Y es que el horno no está para bollos en estos tiempos que corren.

Desconozco a qué nivel hay que llegar para conseguir una elaboración casera del napalm. Lo desconozco y justo es decir que no tengo el menor deseo de ser informada al respecto; pero lo que me sume en el espanto es imaginar la inmensa cantidad de presuntos terroristas que andan sueltos por ahí sin que nadie haga nada por evitarlo.

¿Imaginan la gran cantidad de hogares en los que estos tres productos están presentes?; sólo de pensar que cualquier hogar es un arma letal se me ponen los pelos de punta. Y no vean ustedes si piensan en un horno de panadería. Ahí sí que hay coco rallado y no en el gobierno.

¿Imaginan ustedes que cualquier día se subleven conjuntamente amas de casa, panaderos, cocineros..? Hiroshima y Nagasaki se quedan en nada comparadas con el fabuloso potencial armamentístico del que disponen.

Si nos limitamos sólo a los hogares es difícil encontrar, en Occidente, un hogar en el que no se encuentren, en cantidades más que apreciables, el detergente, la lejía y la ralladura de coco, amén de colorantes alimentarios: canela, pimienta, cominos, pimentón, ajo, cebolla, aceites varios, gel de ducha, amoniaco, aguafuerte, aguarrás... como se puede ver, estamos bien surtidos en general. Si por disponer sólo de tres cosas eres reo de presunta intención de elaborar napalm, con todo lo que he añadido (y me quedo corta) seguro que se puede conseguir armamento doméstico nuclear. A todo lo anterior he de añadir el potencial altamente explosivo que tienen las inofensivas albóndigas enlatadas. Prueben a olvidarse de que han puesto a calentar una lata de albóndigas y procedan a su apertura cuando caigan en el olvido, eso sí, provéanse de una armadura para evitar lesiones irreversibles.

Con todo lo anteriormente expuesto hay indicios más que razonables para exigir a las autoridades que tomen, pero ya, las medidas que impidan que se aboque a la humanidad a una catástrofe sin precedentes. Si para ello hay que eliminar los productos citados, se eliminan y santas pascuas, aprenderemos a comer lechugas (si es que no acaba la CIA por incluirlas también en sus listas de productos colaboradores con el terrorismo). Y si nos quedamos sin detergente para lavar la ropa, pues pediremos que el gobierno nos subvencione con ropa nueva cada mes y así no hay que lavarla. Es mejor eso que dejar al alcance de cualquier perturbado un tambor de detergente. Y de desinfectar con lejía que se vaya olvidando la peña; la peste era muy saludable, diezma a la población y se pagan menos pensiones.

Pero si hay un producto a extinguir por excelencia es la ralladura de coco. ¿Qué puede pensar la CIA de un fruto que procede del tercer mundo? Así ha pasado lo que ha pasado: que han mezclado las churras con las meninas y han terminado por implicar al coco en la lista de terroristas más buscados (¿le habrán asignado ya alguna carta de la baraja?).

Y eso sí, mientras nuestras autoridades, siempre tan prestas a ejecutar lo que el tío Sam les pide, ponen manos a la obra, nosotros vamos a ver si conseguimos que nos dejen de rallar el coco metafóricamente. Detener y acusar de terrorismo a alguien por haberle encontrado en casa detergente, lejía y ralladura de coco supone colocar en el punto de mira por presunta colaboración con el terrorismo al 90% de la población de los países occidentales.

Si fuesen un poco más sensatos posiblemente el mundo funcionaría bien y todo. Pero con esta CIA y estos gobernantes, estamos abocados al desastre colectivo.
Mira també:
http://www.comunistas.net

Comentaris

Re: Ralladura de coco
07 oct 2003
alba yo, por si acaso tire de mi despensa la ralladura de coco y de mi fregadero ,la lejia y el detergente, valla a ser que un dia de estos le caiga mal a un madero y la pague comtra mi...acusandome de terrorismo, hoy con la nueva ley antiterrorista cualquiera puede ser de Alquaeda o Eta
Sindicat