Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center

Warning: error_log(/srv/www/indymedia.org/barcelona/site.tree/private/log/dadaphp.log): failed to open stream: S’ha denegat el permís in /srv/www/indymedia.org/barcelona/site.tree/public/imc_classes/imc_FunctionLibrary.inc on line 494

Warning: error_log(/srv/www/indymedia.org/barcelona/site.tree/private/log/dadaphp.log): failed to open stream: S’ha denegat el permís in /srv/www/indymedia.org/barcelona/site.tree/public/imc_classes/imc_FunctionLibrary.inc on line 494
Notícies :: globalització neoliberal
Propósitos de Año Nuevo: ¡romper con la lógica de la guerra y la polarización!
15 gen 2024
Personas queer, personas que no se categorizan y anarquistas 3 de enero de 2024 Análisis y discurso

El nuevo año 2024 trae consigo una nueva escalada en la región de Oriente Medio. La guerra entre Ucrania y Rusia se congelará "en el mejor de los casos", pero también aquí cabe esperar nuevas escaladas. Junto con muchas otras atrocidades, la "guerra" será uno de los temas definitorios en 2024.

No estamos dispuestos a quedarnos mirando sin intervenir, como hicimos con el coronavirus o en la guerra entre Rusia y Ucrania, y dejar así espacio para que los fundamentalistas y los partidarios de la guerra marquen la pauta. Por tanto, nos encantaría que mucha gente se uniera a nuestro propósito de Año Nuevo. Por ejemplo, podemos intercambiar ideas a través de Indymedia, analizar experiencias y sacar adelante una resistencia antimilitarista, antifascista y antipatriarcal en 2024.
Cuatro observaciones fueron decisivas para que revisáramos el folleto de abajo y lo pusiéramos en línea aquí en Indy. Sugerimos ir a las manifestaciones con este folleto, distribuirlo allí y buscar el debate. O hablar con la gente de nuestro barrio o pegar este folleto.

Tomamos esta iniciativa porque queremos acabar con los estereotipos, las dicotomías y las polarizaciones bélicas. Ni Hamás ni las razones de Estado, ni Irán ni Netanyahu. Ni los mulás ni el movimiento de colonos. Ni armas alemanas ni armas iraníes, rusas o chinas. Ni para un lado de los gobernantes ni para el otro.

No podemos esperar a que se rompa la polarización de la guerra. Tenemos que movernos nosotros.

Contra todo dominio, contra toda guerra.

Hemos retomado, revisado y desarrollado un folleto de una manifestación.

Esto fue impulsado por algunas observaciones que lo precedieron.

Primera observación:

A mediados de diciembre, unos jóvenes repartían octavillas en la Sonnenallee. En la brillante octavilla, escrita íntegramente en alemán: "Liberemos Palestina - Abajo el orden colonial en Oriente Próximo". A primera vista, esto parece inofensivo y, por supuesto, una postura que comparten muchos BIPoC a primera vista. Si se sigue leyendo, se encuentra la indicación de que hay que poner fin al genocidio. Y al mismo tiempo se aporta la solución: Esto no puede hacerse mediante una "solución de dos Estados, sino únicamente aboliendo el orden colonial y sustituyendo los Estados nación artificiales por el orden islamista que anteriormente garantizó la coexistencia pacífica de musulmanes, cristianos y judíos durante 1300 años".

Esto es interesante porque un planteamiento muy similar se formuló también en los documentos políticos de Hamás. Si uno echa un vistazo a la página web en las redes sociales, se da cuenta de que está bien hecha, es comprensible y directa y representa a Hamás en los países de habla alemana.

Por tanto, Hamás intenta ganar puntos con la retórica anticolonial en los círculos de izquierdas, izquierdistas poscoloniales y antirracistas.


Hay que trazar una línea radical entre nosotros y Hamás.


Segunda observación:

En un mitin organizado por el Estado contra las masacres de Hamás y en solidaridad con los judíos en Alemania, se pide desde el escenario la deportación de los "criminales antisemitas" si son "extranjeros". Uno se frota los ojos asombrado de cómo la crítica al antisemitismo a) produce eslóganes que también defiende la AfD de forma ligeramente modificada, salvo que no se molestan en sutilezas y se refieren a todos los "extranjeros criminales". Y b) cuánto ignoran los amigos alemanes de los judíos en Alemania la alta proporción de delitos penales cometidos por derechistas alemanes. c) Según el Estado alemán, el derecho de legítima defensa legitima las masacres de las FDI contra la población de Gaza. En consecuencia, por supuesto, ni una palabra sobre las miles de muertes de civiles causadas por el ejército israelí.


Hay que trazar una línea radical entre nosotros y el antisemitismo positivo del gobierno antialemán/alemán.

Tercera observación:

En todas las manifestaciones que se pronuncian justificadamente a favor del cese de los bombardeos contra la población palestina en Gaza, se ocultan la masacre, las atrocidades, las violaciones y la toma de rehenes de civiles precedentes por parte de Hamás.

Desde nuestro punto de vista, esto es inaceptable. No nos queda claro por qué es así. Una parte simpatiza más o menos con Hamás, según la manifestación, o lo considera el mal menor. Otra parte ignora todo lo que pueda empañar la imagen de los combatientes anticoloniales. Pero no sabemos hasta qué punto es fuerte la oposición interna palestina en relación con Hamás. No podemos reconocerlo de inmediato, pero tenemos motivos para creer que dentro de las comunidades palestinas también se debe prestar atención a su propia seguridad o a la de sus familiares y amigos en Gaza. Sabemos de personas de origen alemán que en manifestaciones propalestinas portaban pancartas que hacían hincapié en la solidaridad con los palestinos y al mismo tiempo rechazaban a Hamás. Los palestinos les dieron las gracias explícitamente.


Cuarta observación:

Aparte de viejos antiimperialistas y jóvenes comunistas post-leninistas, no hay otros grupos del entorno alemán de izquierdistas emancipadores en las manifestaciones pro-palestinas. Los mencionados no son un punto de referencia para una perspectiva emancipadora, aúllan con los lobos y entran en alianzas ideológicas con una ideología anticolonial, antisemita glorificada, antiemancipadora e inhumana - encarnada por Hamás. Muchas personas del discurso académico anticolonial también ignoran los crímenes de Hamás y estrechan su visión del conflicto. Con demasiada frecuencia, el antisionismo oculta una actitud que también puede leerse como antisemita.

Creemos que nosotros, que no estamos ni de un lado ni del otro de quienes detentan el poder, ni queremos someternos a su lógica de guerra, tenemos que dar un paso hacia el pueblo palestino que no sigue ninguna ideología. Creemos que sería bueno enfrentarse a esa gente, hablar, escuchar y, cuando la solidaridad sea posible, discutir. Deberíamos formar una alianza con quienes también intentan rechazar la lógica de la guerra. No tenemos que distanciarnos de Hamás para dialogar. Pero tampoco tenemos que guardarnos nuestras opiniones.

Debemos intentar el acercamiento allí donde veamos puntos en común.

Estas observaciones fueron decisivas para que revisáramos el folleto que figura a continuación y lo pusiéramos en línea aquí en Indy. Sugerimos ir a manifestaciones con este folleto, distribuirlo allí y buscar el debate. O hablar con la gente de nuestro barrio o pegar este folleto en pegatinas. Puede que haya fuertes reacciones, pero también puede que haya aprobación. Podemos analizarlas para ver qué ocurre como resultado. En este sentido, el folleto es también una herramienta para establecer contacto y sondear qué funciona y dónde están los límites. No estamos dispuestos a quedarnos mirando sin intervenir, como hicimos durante la crisis del coronavirus o la guerra en Rusia/Ucrania, dejando espacio para que los fundamentalistas y los partidarios de la guerra marquen la pauta.

Tomamos esta iniciativa porque queremos acabar con los estereotipos, las dicotomías y las polarizaciones bélicas. Ni Hamás ni las razones de Estado, ni Irán ni Netanyahu. Ni los mulás ni el movimiento de colonos.

Por una vida libre para todos, para todos los géneros, para palestinos y judíos por igual.

No podemos esperar a que se rompa la polarización de la guerra. Tenemos que movernos nosotros mismos. Nos odiarán los antialemanes y los islamistas por ello, pero hay algo más importante:

Contra toda dominación, contra toda guerra.

PROPUESTA DE PANFLETO:

¡PAREN LAS BOMBAS EN GAZA!

¡Detengan a los fundamentalistas de todos los bandos!

¡Romper la lógica de la guerra!

CONTRA TODA GUERRA - CONTRA TODA DOMINACION

Creemos que es muy importante entablar un diálogo con los demás.

Mucha gente sigue la razón de Estado alemana. Criticar al gobierno radical de derechas israelí en torno a Netanyahu se hace pasar por un acto de antisemitismo. Esta crítica es lo contrario del antisemitismo. La lección del fascismo alemán fue "¡Nunca más la guerra! Nunca más Auschwitz" - que también significa no a la guerra y no a la inanición de la población civil en Gaza.

Algunas personas interpretan a Hamás como una "organización de liberación anticolonial". Es todo lo contrario. ¿Quién quiere vivir bajo una organización islamista que odia a las personas queer y a las mujeres y quiere suprimir otras religiones, creencias y movimientos de oposición? Y odia a los judíos con delirios.

La Nakba fue un crimen.

La Shoah fue un crimen.

Ninguno de estos crímenes justifica las masacres.

Ni la Nakba justifica el asesinato de civiles. Ni la Nakba justifica ni una sola violación. Ni justifica la toma de civiles como rehenes. Estamos hablando de la organización islamista Hamás y de organizaciones y Estados aliados con ella.

La Shoah no justifica el asesinato y la mutilación de miles de civiles mediante bombardeos. La Shoah tampoco justifica las ejecuciones extralegales del "movimiento de colonos" ni el robo de tierras y el racismo. Estamos hablando del ejército israelí, los radicales de derechas del gobierno y sus organizaciones y estados aliados.

La Nakba y la Shoah tienen su propio lugar en la historia. No se pueden comparar. Y un crimen no relativiza el otro. Quien lo haga, o quien oculte el otro crimen, persigue un interés ideológico y no se interesa por el sufrimiento de cada ser humano.

El dolor de la Nakba, el dolor de los numerosos asesinatos y expulsiones y de las continuas injusticias contra los palestinos tiene su propio lugar en nuestra historia humana.

El dolor de la Shoah, el exterminio industrializado de personas de origen judío y/o fe judía por parte de los fascistas alemanes, los siglos de pogromos y la hostilidad hacia el pueblo judío tienen su propio lugar en nuestra historia humana.

Como personas queer, como personas que no se categorizan a sí mismas o que se niegan conscientemente a hacerlo, y como anarquistas que distribuyen este folleto, no comparamos el dolor de unos con el de otros. No comparamos el dolor para juzgarlo. Un niño quemado vivo por Hamás tiene nuestro infinito dolor tanto como un niño despedazado por las bombas israelíes.

Porque sólo si reconocemos el dolor de ambas partes podremos encontrar una salida a la lógica de la guerra y de la escalada sin fin.

Y este camino sólo puede encontrarlo la gente que tiene el valor de tenderse la mano en medio de todo el dolor e interrumpir el odio. El camino hacia una solución que haga justicia a todas las personas no está siendo tomado por los líderes religiosos y políticos de ambos bandos. Se frotan las manos ante cada escalada y se regocijan en secreto cuando corre nuestra sangre. Porque la escalada hace posible un nuevo terror, una nueva guerra como "respuesta" y, por tanto, el afianzamiento de la dominación. ¡En ambos bandos!

Nuestra ira, nuestra rabia se dirige contra los gobernantes de ambos bandos.

Porque nuestro sueño es un país liberado, un país en el que judíos y árabes y todos los demás se levanten codo con codo contra los criminales de ambos bandos.

Eso es lo que más temen los representantes de ambos bandos: que dejemos de masacrarnos unos a otros y les arrebatemos todo su poder.

De nosotros depende desarmar a Hamás, a los yihadistas y a los mulás de Irán. Y apoyar también allí la resistencia contra los fundamentalistas. Y de nosotros depende desarmar a Israel, Alemania y EEUU y no detenernos tampoco en ningún otro país.

Como personas cercanas a las ideas anarquistas, estamos en todas partes del mundo. Pensamos de forma internacionalista/transnacional. Y no queremos la dominación en ninguna parte.

Cuando gritamos: "Sólo seremos libres cuando ningún ser humano deje de serlo", lo decimos sin excepción. Y eso incluye tanto a las mujeres como a los hombres y a todos los demás géneros, así como a todos los judíos y palestinos.

Hamás es una organización islamista de odio, patriarcal y violadora que se interpone en el camino de cualquier libertad. Qatar, Irán y otros países han armado a Hamás. Alemania es un país de racismo (institucionalizado), donde el 30% vota a la extrema derecha, y donde el racismo y el antisemitismo campan a sus anchas. Alemania contribuye a la guerra suministrando armamento a Israel por valor de 300 millones de euros.

Reconozcamos el dolor que se infligen unos a otros. Hablemos los unos con los otros. No unos sobre otros. No aceptemos más argumentos ideológicos. Dirijamos toda nuestra ira contra quienes utilizan las armas para hacerse dueños de la vida y de la muerte.

Nuestra resistencia social tiene como objetivo el desarme de todo dominio.


¡Cese inmediato de los bombardeos contra la población civil en Gaza!

¡Liberación inmediata de los rehenes en Gaza!
¡Emasculación de los violadores!
¡Ataque a la industria armamentística en todos los países!
Mira també:
http:// https://kontrapolis.info/12010/

This work is in the public domain
Sindicato Sindicat