Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Febrer»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29      

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software


Warning: error_log(/srv/www/indymedia.org/barcelona/site.tree/private/log/dadaphp.log): failed to open stream: S’ha denegat el permís in /srv/www/indymedia.org/barcelona/site.tree/public/imc_classes/imc_FunctionLibrary.inc on line 494

Warning: error_log(/srv/www/indymedia.org/barcelona/site.tree/private/log/dadaphp.log): failed to open stream: S’ha denegat el permís in /srv/www/indymedia.org/barcelona/site.tree/public/imc_classes/imc_FunctionLibrary.inc on line 494
Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: altres temes
Contra la academización del anarquismo
09 gen 2024
Escribimos este texto con la mayor preocupación, pena, rabia y frustración. Muchos de nosotros hemos sido conscientes de la cooptación por parte de muchos académicos e instituciones académicas; hemos sido conscientes de cómo los círculos académicos cooptan constantemente teorías, análisis y autores anarquistas. También hemos experimentado un mayor número de académicos anarco-curiosos que piensan que el anarquismo es un marco teórico "interesante" para que ellos exploren, mientras que luego traen consigo un naufragio de la crítica social, política y económica que décadas de activismos anarquistas han desarrollado en torno a nuestros principios. Creemos que esta es la consecuencia natural del método científico que se incrustó en el neoliberalismo, que fragmenta todo y destruye las conexiones entre nuestras luchas cotidianas y el análisis político, haciendo que perdamos las partes radicales y militantes que nos ayudan a entender y adaptarnos a estos tiempos históricos. Al "estudiar" el anarquismo, lo utilizan como si fuera un nuevo juguete en sus experimentos mentales, mientras intentan constantemente meterlo en sus cajas académicas pulcramente etiquetadas y se niegan a reconocer que (como muchas cosas) nunca encajará realmente. Esto es, por supuesto, visto desde una perspectiva europea blanca, porque somos conscientes de que muchos grupos y espacios fuera de esa región son mucho más conscientes de la importancia de la resistencia contra la academización del anarquismo, y tienden a ser mucho más coherentes y consistentes en su praxis.
En las últimas décadas, hemos experimentado cómo los académicos han utilizado el anarquismo como una herramienta teórica, aunque no han hecho nada para provocar cambios con respecto al creciente ecofascismo, corporativismo y globalización del neoliberalismo en los últimos 40 años. Además de esto, tenemos una miríada de ejemplos de personas anarco-curiosas que destruyen los grupos anarquistas desde dentro cuando se infiltran en los espacios anarquistas con sus propios valores capitalistas donde la jerarquización, la opresión y la individualización. Esto ayuda a destruir nuestra capacidad organizativa porque crean y mantienen dinámicas de poder que nos dan a muchos de nosotros aún más trabajo que hacer. No sólo tenemos que intentar crear nuevos espacios radicales contra nuestros enemigos comunes clásicos, sino que también tenemos que luchar contra nuestros saboteadores internos. No es extraño que muchos camaradas estén absolutamente quemados. Este sabotaje interno de los anarco-curiosos ha ocurrido en muchos espacios diferentes, desde editoriales radicales a okupas o ferias del libro. Una y otra vez, experimentamos una alienación de nuestros propios principios y espacios porque no nos enfrentamos a nuestras propias actitudes opresivas interiorizadas que nos impiden comportarnos de forma alineada con los principios anarquistas, y permitimos una destrucción adicional cuando nuestros propios espacios se ven alterados por los desradicalizados, disolviendo todo nuestro análisis teórico.


Ni dioses, ni amos, ni maridos... ni ídolos académicos.

Queremos centrarnos en la última parte de esta frase. En nuestras luchas cotidianas, queremos asegurarnos de que damos espacio a los activistas que la mayoría de las veces están en la cárcel, defienden comunidades locales, son criminalizados o simplemente intentan sobrevivir en esta fase poscapitalista ecocida.

Aquí es donde surge nuestra ira: Toda esta gente anarco-curiosa son impostores del mundo académico, y sólo están cooptando nuestros principios para fingir que son radicales y seguir subiendo en la escala académica. En lugar de participar activamente en los espacios anarquistas y comprometerse realmente con cualquiera de los proyectos de su entorno que buscan rechazar el capitalismo, vienen simplemente a visitar y extraer información para su propio beneficio personal. No hay límites éticos en la forma en que abordan su trabajo y menos aún en lo que respecta a su impacto directo en el apoyo y la ayuda que reciben nuestros compañeros en las calles.

Por otro lado, tenemos algunos académicos que en cierta medida intentan practicar la coherencia ética que se exige al definirnos como anarquistas, y no academizamos nuestro activismo. Al contrario, mantenemos nuestras raíces directamente en las luchas, teniendo muy claro que trabajar en el mundo académico sólo nos ayuda a pagar las facturas. Somos trabajadores con un estatus social, pero somos trabajadores al fin y al cabo.

Por eso nos enfurece que, en las últimas semanas, nos hayamos encontrado con algunas situaciones que ejemplifican otra lucha que debemos emprender. Se trata de la utilización de ciertas figuras anarquistas que son simbolizadas por académicos con el fin de fingir que su trabajo aporta radicalidad y un cambio real en el mundo. Esto, por supuesto, se hace en espacios liberales absolutamente repugnantes y en estructuras organizativas que no tienen absolutamente ninguna pretensión ni de abrirse al trabajo teórico anarquista ni de abolir las estructuras opresivas o los valores neoliberales. Abusan de ciertas figuras anarquistas occidentales en su propio síndrome del impostor para poder reunir fondos que luego se utilizan para apoyar las carreras de ciertos individuos académicos, pero nunca para apoyar a grupos o espacios anarquistas y otros radicales alineados, y ni siquiera intentan prestar ayuda mutua a las personas oprimidas. En otros casos, tenemos grupos de investigación autodefinidos como anarquistas que se manchan utilizando palabras de moda neoliberales o que sólo acogen a académicos abiertamente anarco-curiosos en sus espacios de investigación como un veneno ideológico.

Sería encantador saber en qué demonios están pensando el Instituto David Graeber, los Premios Emma Goldman, la Fundación Ferrer i Guardia o la Universidad Virtual Anarquista: Ivan Illich están pensando cuando, o bien no mencionan el trasfondo político de las personas cuyos nombres están siendo idolatrados, o bien confunden abiertamente a personas con ideologías que no reivindicaron. Tampoco explican cómo demonios van a defender el uso de estas figuras en las prácticas neoliberales, aunque eso sería bastante difícil de hacer cuando las están manteniendo tan claramente. Algunos de estos grupos tienen su base en contextos académicos y están dirigidos principalmente por académicos, al tiempo que utilizan estructuras y normas académicas; otros cuentan con el apoyo directo de los gobiernos o se inscriben en un plan gubernamental, lo que literalmente pone cada vez más trabajo radical bajo el control del Estado y sus instituciones. De acuerdo con las misiones de estas organizaciones, algunas afirman abiertamente que hay que seguir contribuyendo al trabajo de su individuo elegido y continuar su visión, volviendo a poner el foco totalmente en ese individuo idolatrado por encima de cualquier otra cosa. Nos preguntamos cómo se sentirían estas personas al ser recordadas de esta manera. ¿Regresarían de sus tumbas sólo para sufrir un infarto al verlos y morir en llamas una vez más?

La traición y la peligrosa disolución de la coherencia ética radical en el anarquismo entre nuestras luchas cotidianas y la teorización de los principios anarquistas podría ser una de las razones por las que el anarquismo ya no se percibe como una amenaza real. Somos conscientes de que tanto en EEUU como en la UE se criminaliza a los anarquistas, pero no podemos aceptar academizarnos y neoliberalizarnos sólo por nuestra propia supervivencia y la de nuestras ideas. En realidad, deberíamos defendernos de estos horribles ataques; deberíamos luchar contra la academización y la tokenización de las figuras históricas, las teorías, las prácticas y el trabajo anarquistas. Al centrarnos sólo en unos pocos nombres e ignorar sus propias posiciones anarquistas y cómo esas posiciones impactaron en su propio tiempo en este planeta, estaríamos luchando contra lo que debería ser visto como nada más que un ataque abierto a nuestros propios principios.

No queremos ídolos académicos. De hecho, no queremos ningún ídolo. Una cosa es estar agradecido por tener gente que nos ha ayudado con su activismo y a través de sus escritos a continuar la construcción de sociedades libres basadas en principios anarquistas, pero es algo completamente diferente abusar de sus nombres sólo para pretender ser radical cuando lo único que haces es destruir largas tradiciones radicales que han sido constantemente atacadas y por las que un montón de individuos han pagado y siguen pagando el precio con su libertad y sus vidas porque siguen luchando contra toda jerarquía que amenace la liberación de todas las personas.

Somos conscientes de que el reconocimiento del trabajo individual es importante, pero aún así debemos matar a nuestros ídolos, incluso cuando trabajan en el mundo académico. Esperamos que varios compañeros puedan tomar conciencia de que todos somos humanos imperfectos y que cualquier figura anarquista histórica, como nosotros mismos, nunca ha sido perfecta. Las luchas siempre han sido colectivas y nuestra resistencia también, por lo que nuestra lucha debe seguir siendo abolir cualquier opresión al mismo tiempo que construimos alternativas fuertes fuera del Estado, el capitalismo y otras instituciones opresoras.
Mira també:
https://anarchistnews.org/content/against-anarchism%E2%80%99s-academisation

This work is in the public domain

Comentaris


Warning: error_log(/srv/www/indymedia.org/barcelona/site.tree/private/log/dadaphp.log): failed to open stream: S’ha denegat el permís in /srv/www/indymedia.org/barcelona/site.tree/public/imc_classes/imc_FunctionLibrary.inc on line 494

Warning: error_log(/srv/www/indymedia.org/barcelona/site.tree/private/log/dadaphp.log): failed to open stream: S’ha denegat el permís in /srv/www/indymedia.org/barcelona/site.tree/public/imc_classes/imc_FunctionLibrary.inc on line 494
Re: Contra la academización del anarquismo
10 gen 2024
No es solament l'anarquisme, també d'altres movimentsd antagonistes pateixen la captura per part de les academies. Així si mirem qui dona xerrades o pseudodebats sobre globalització, ecologia, feminieme... solen ser persones, no ja titolades, sinó amb llocs de treball a universitats i fundacions subvencionades, com si no es pugues fer un debat sense la tutela "d'investigadors" catedratic i doctorands.
Fins i tot moviments d'acció directa programen acters on en la publicitat es dona un lloc a institucions (museus, universitats, diputacions, ajuntaments...) i a la condició acadèmica dels participants (investigador, doctorand...etc).
Un exemple, però hi ha molts més cassos https://www.facebook.com/2020TheWalk/

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more