Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Agost»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
01 02 03 04 05 06 07
08 09 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: altres temes
Ucrania: Quinto mes de asedio parcial. Una entrevista con los medios de comunicación libertarios de Kharkiv
29 jul 2022
The Final Straw Radio / Publicado en Libcom / Traducido por alasbarricadas

- ¿Podrías presentarte (o si es como individuos psuedónimos con algún nombre, afiliaciones políticas, pronombres de género) y decir más o menos en dónde te mueves? ¿Cómo identificarías tu perspectiva política y en qué proyectos trabajas?
- Hola a todos, queridos Bursts, queridos oyentes... Soy Cheh y soy cofundador del grupo de contrainformación de Kharkiv llamado assembly.org.ua. Kharkiv es la ciudad ucraniana más grande después de Kiev, a unos 45 km de la frontera rusa y actualmente asediada por el norte desde la primera mañana de la invasión. Personalmente, soy anarco-comunista desde hace unos 10 años. La política editorial de Assembly, en general, también se acerca al anarquismo social y, en este sentido, somos el primer medio de comunicación de este tipo en Kharkiv desde el periódico Nabat en 1920. Al mismo tiempo, no tenemos pruebas estrictas de ideología y teoría como las que se encuentran durante la admisión en un partido marxista. Estamos dispuestos a cooperar con diferentes personas e iniciativas, si no están controladas por políticos o estructuras burocráticas, si apoyan la acción directa horizontal desde abajo y quieren ser útiles a la comunidad local... en general.
- ¿Podrías hablar de Assembly.org.ua, que se describe como un portal de periodismo independiente e iniciativas de base en la zona de Kharkiv? Veo publicaciones que se remontan a 2020, durante los primeros días de la pandemia de coronavirus. ¿Puedes hablarnos de cómo empezó el proyecto, de su finalidad y de cómo éste y sus lectores han cambiado con la invasión rusa?

- Sí, realmente hemos estado activos desde el 30 de marzo de 2020, tan pronto como hubo una sensación en el aire de que este statu quo habitual se había resquebrajado finalmente. El inicio de una pandemia mundial nos cogió por sorpresa. Era inusual quedarse en casa todo el tiempo. En algunos de los centros de trabajo de nuestros compañeros, el salario se redujo en un 20% y se temía el despido de personal. Pero un par de semanas después del inicio de la cuarentena, empezamos a desarrollar nuestra página web y así empezó a hablar de problemas sociales agudos y a ayudar a la gente para unirse y para ayudarse directamente ante la crisis.
Nuestro razonamiento era algo así: si al menos el 10% de la población de nuestra ciudad entiende, por ejemplo, el sistema de transporte público mejor que el alcalde y el ayuntamiento, entonces ¿por qué necesitamos la Administración? Algo así... Nuestra revista pronto se convirtió en un lugar de encuentro entre el segmento pacífico de la lucha social y la autoorganización y el underground radical, y empezó a hacer honor a su nombre. Cubrimos los acontecimientos de la calle, las luchas en los centros de trabajo y las cuestiones de desarrollo urbano en nuestra metrópoli. También hemos tratado de recuperar la memoria histórica sobre las tradiciones obreras revolucionarias.
Desde el estallido de las hostilidades, nuestra revista se ha convertido en una plataforma para presentar y coordinar actividades humanitarias autoorganizadas, así como en una plataforma para poner de manifiesto cómo la clase dominante local se está beneficiando de esta masacre. ¡Y si el año pasado teníamos entre 20 y 30 mil visitas al mes, desde el comienzo de la primavera se ha disparado a entre 80 y 120 mil!

-Hemos hablado con algunas personas de Kharkiv en el pasado en el programa desde que comenzó la guerra con Rusia, pero hace un par de meses. ¿Puedes hablarnos un poco de la ciudad y del oblast o región en la que se encuentra, antes de la guerra?

- En general, Ucrania, sobre todo con la reducción de cualquier perspectiva de vida tras el levantamiento de Maidan, se ha convertido en un país de alconautas y pensionistas, y Járkov es conocida como una "ciudad de caras aburridas" incluso para los estándares ucranianos. En consecuencia, el clima político es generalmente depresivo y conservador, y es extremadamente difícil hablar de otra cosa que no sea la supervivencia diaria - incluso los capitalistas de Ucrania tienen un horizonte de planificación muy corto. ¿Puede cambiar esta situación con la recuperación económica tras la guerra? No lo sé. Ya veremos...
- Si has estado en la ciudad o cerca de ella durante este tiempo, ¿puedes compartir con el público un poco de cómo ha sido? A pesar de estar tan cerca de la frontera rusa y de que la ciudad ha sobrevivido al rechazo de la invasión rusa, los bombardeos continúan, ¿verdad? (No puedo imaginar lo traumático que ha sido y nuestro proyecto definitivamente envía solidaridad y condolencias por sus pérdidas).

- En pocas palabras, nuestra ciudad, debido a su ubicación, es un gran campo de tiro para los invasores. Los misiles balísticos sobrevuelan todas las noches en cuanto la gente se acuesta (o al amanecer, hacia las 3 o 4 de la mañana). Y los sistemas de cohetes múltiples atacan en pleno día, cuando hay mucha gente en las calles, de nuevo, para matar a tantos civiles como sea posible. Ninguna defensa aérea del mundo puede interceptar los Iskander hipersónicos a tan corta distancia - incluso la alerta aérea no tiene tiempo de avisar de ellos y empieza a sonar después de las primeras explosiones (no siempre pero sí a menudo). Los militares rusos quieren persuadir a las autoridades ucranianas para que negocien a cualquier precio y esperan que las bajas civiles obliguen a la población a exigir concesiones a favor de Rusia a los dirigentes políticos del país. Por supuesto, los HIMARS ucranianos podrían destruir todas las posiciones de tiro en varios minutos, pero los socios estadounidenses prohíben expresamente los ataques en territorio ruso, por mucho que nos disparen desde allí, porque se considerará una agresión ucraniana contra la Federación Rusa y empeorará las relaciones ruso-estadounidenses... Así vivimos.

- Varias de las historias recientes en Assembly.org.ua se han centrado en cómo las élites locales, los especuladores y los capitalistas y bancos a escala nacional (en Rusia y Ucrania) han estado maquinando para aprovecharse de la inestabilidad o la destrucción o aumentando su violencia económica sobre una población cada vez más inestable económicamente. ¿Qué has visto del capitalismo del desastre en esta zona de guerra y cuáles son sus visiones de futuro?

- Hay un gran número de ejemplos de este tipo. La venta de bienes humanitarios, el robo de los salarios de los empleados, o el mismo proyecto de ley para suspender los pagos de las hipotecas y los préstamos para automóviles mientras dure la guerra, aprobado el 9 de julio en primera lectura, que has mencionado. Este proyecto de ley no suspende el devengo del cuerpo y los intereses del préstamo. Es por eso que, al final de la ley marcial, los prestatarios se verán obligados a pagar grandes cantidades de deuda pendiente - de lo contrario serán objeto de sanciones establecidas por la ley o un acuerdo de préstamo. En el mismo contexto, podemos recordar los precios de los alquileres por las nubes en las regiones más seguras. O los planes de las autoridades de Kharkiv (y de los promotores asociados a ellas) de demoler edificios históricos dañados por los bombardeos para la construcción de instalaciones comerciales en lugar de su restauración. Por cierto, en primavera, el Ayuntamiento de Kharkiv presentó una supuesta iniciativa de voluntariado para restaurar la ciudad, encabezada no por un arquitecto o urbanista, sino por un diseñador de ropa afiliado al Ayuntamiento -obviamente, para robar el presupuesto bajo esta tapadera por parte de los funcionarios-, pero después de que publicáramos la exposición de quién es este cabrón y lo que se sabe de su parte, se echó atrás el proyecto.

- ¿Puedes hablarnos de la experiencia de la Ley Marcial y del reclutamiento militar en Kharkiv?

- En general, nada interesante. Desde las 10 de la noche hasta las 6 de la mañana tenemos toque de queda, los policías intentan atrapar a todos los que están en la calle sin un permiso especial, pero en las zonas marginales las patrullas son casi invisibles. Las citaciones al ejército se distribuyen en muchos lugares públicos -las entradas de las estaciones de metro, los supermercados, las empresas, los parques-, pero como la ley exige que se presenten por adelantado, y no en presencia de los funcionarios, rellenarlas en la calle es ilegal y la gente suele ignorar esos papeles. Como el sistema judicial está prácticamente paralizado, nadie puede ni siquiera multar a los infractores. A finales de la primavera, apareció un canal de Telegram asociado con 65.000 suscriptores sobre dónde se están emitiendo ahora las citaciones. Por lo tanto, los residentes se enteran de tales redadas con antelación y tratan de evitarlas.
Al parecer, la tarea de los comisarios militares no es sólo reabastecer el ejército, sino más bien presionar al mayor número posible de reclutas, con la esperanza de que al menos algunos se asusten y ofrezcan dinero para que se queden atrás. Por la misma razón, muchos de los que acuden a las oficinas de registro y alistamiento militar por voluntad propia no pueden alistarse en el ejército, y la salida del país está cerrada para todos los varones sanos asignados de 18 a 60 años. Aunque haya motivos legales para salir, los guardias fronterizos no siempre permiten esta salida.
En general, el dominio de los fundamentos de los asuntos militares por parte de la población no es tan malo, porque incluso 1905 demostró que sin esto podemos olvidarnos de la revolución. Y el rechazo de la invasión también es necesario, pero no debemos ayudar a que nuestro Estado se fortalezca como resultado de la victoria, porque en este caso se convertirá en la misma dictadura que la rusa. Por lo tanto, apoyamos tanto el sabotaje antibélico en Rusia, como algunos conocidos anarquistas en las Fuerzas Armadas de Ucrania, y la demanda de abrir las fronteras ucranianas para la libre salida de todos los que no quieran servir.

- ¿Podrías hablar de las iniciativas de ayuda mutua de base que has presenciado o de las que has podido informar que se están llevando a cabo contra y a pesar de la invasión en el oblast de Kharkiv?

- Bueno, acabo de mencionar una de estas iniciativas en la respuesta anterior. Además, nuestro equipo organiza de vez en cuando viajes a la zona gris de la región o simplemente a los suburbios de Kharkiv para conocer cómo viven las personas atrapadas allí fuera del Estado y distribuir entre ellas alimentos o medicinas humanitarias. Además, hemos preparado un plan de campañas horizontales para la restauración colectiva de edificios devastados (junto con algunos grupos amigos, como uno llamado Building Aid). Por supuesto, sólo podremos empezar a ponerlo en práctica cuando los ataques con cohetes hayan terminado por completo...
Resumiendo, debido a todas las especificidades de las condiciones ucranianas, la lucha anarquista en un país tan periférico requiere una solidaridad internacional global. El primitivismo tecnológico de la economía ucraniana y el hecho de que la mitad de ella sea subterránea significa, paradójicamente, que es más fácil adaptarse en tiempos de crisis. Sin embargo, al mismo tiempo, se forma aquí una atmósfera de indiferencia ante cualquier proyecto grandioso para el futuro debido a la concentración de toda la población en sus problemas momentáneos y cotidianos. Y como el pensamiento social en la periferia depende en gran medida de la situación en el núcleo capitalista, los éxitos de los compañeros occidentales contribuirán a la difusión del anarquismo revolucionario en Ucrania, donde durante estos pocos y sangrientos meses las clases trabajadoras ya han demostrado una excelente capacidad de autoorganización.

- Nos enteramos de vuestro proyecto periodístico gracias a los posts en inglés en Libcom y otros sitios que hablan del alcance de la resistencia a la guerra en forma de sabotaje y desclasificación de los militares rusos. Desde marzo hemos visto fotos y vídeos de ataques a centros de reclutamiento en Rusia, hemos escuchado historias de sabotaje ferroviario y hemos oído hablar de la creciente desconfianza y desagrado en los militares rusos por esta guerra contra los ucranianos. Es difícil calibrar desde EE.UU. lo que es propaganda del régimen estadounidense. ¿Puede hablarnos de vuestros reportajes sobre esto, de qué tipo de fuentes utilizáis (obviamente para mantener a la gente a salvo en su respuesta) y de vuestra impresión sobre esta creciente resistencia en Rusia?

- Oh, nuestra cobertura en inglés de las cuestiones militares en Libcom es muy diferente del contenido de nuestra propia revista. En Assembly publicamos materiales exclusivos sobre noticias locales de nuestras propias fuentes locales, pero no tenemos ninguna persona con información privilegiada en Rusia y Bielorrusia. Tomamos toda la información para esta rúbrica con la ayuda de la inteligencia de datos abiertos en los medios sociales y de masas, aportando nosotros mismos sólo la sistematización y algunas conclusiones.
Nuestros lectores británicos expresaron con mucha precisión lo que está sucediendo allí. Dicen: "Aunque a menudo se afirma que muchos rusos deben apoyar esta guerra, tales niveles de resistencia no se vieron en los países de la coalición cuando esos estados invadieron Afganistán e Irak, incluso entre aquellos estados en los que la población estaba generalmente en contra de la guerra". Unas palabras muy acertadas, en mi opinión.

- Hemos mantenido una conversación con la Organización de Combate Anarco-Comunista, o BOAK, con sede en Rusia, sobre la resistencia y el sabotaje dentro de Rusia. Tienen la clara esperanza de que no sólo el sabotaje y la resistencia se desarrollen contra el derramamiento de sangre en Ucrania desde dentro de Rusia, sino que este es un momento para hacer crecer la resistencia contra el capitalismo autoritario en la región, incluida Bielorrusia. ¿Ves prometedora la resistencia a la guerra y a las dictaduras de una política de izquierda antiautoritaria en la zona?

- Estos ataques supondrán una grave amenaza para todo el sistema del Estado totalitario ruso cuando la maquinaria represiva falle, como en febrero de 1917. A grandes rasgos, cuando las masas vean que la policía, los servicios secretos y los tribunales ya no funcionan como antes, la lucha revolucionaria se desarrollará en una progresión geométrica. Por el momento no hay todavía tales señales - porque incluso hablando en contra de la guerra, nada impide al estado ruso encarcelar a una persona durante 15 años. Definitivamente se puede decir que la acción directa para resistir la guerra desde abajo está creciendo, pero nadie puede decir hoy hasta dónde llegará porque nadie sabe cuánto durará esta matanza.
Y también hay que tener en cuenta que la unidad nacional de los ucranianos en torno al poder de Zelensky se basa únicamente en el miedo a una amenaza externa. Como ya hemos dicho, las contradicciones sociales aquí no han desaparecido durante la guerra, sino que, por el contrario, se agravan. Y cuanto antes pierdan las fuerzas invasoras su potencial ofensivo, mejor será para las luchas sociales en Ucrania. Por lo tanto, el sabotaje antibélico en Rusia es indirectamente una amenaza también para la clase dominante ucraniana, y por eso consideramos que su apoyo informativo es un acto internacionalista.

- ¿Hay algo que puedas compartir que te dé esperanza en estos tiempos peligrosos llenos de pérdidas y violencia?

- En primer lugar, el interés en nuestras actividades de personas de todo el mundo. Y el estudio de la brillante y revolucionaria historia de nuestra ciudad y región, la restauración de la memoria sobre la que antes de la guerra, de hecho, sólo lo hacíamos nosotros. Y, por supuesto, la maravillosa naturaleza local - en la medida en que está disponible ahora...

- ¿Cómo pueden nuestros oyentes seguir y apoyar su trabajo en Assembly.org.ua y hay otras iniciativas que le gustaría promover aquí?

- Son bienvenidos nuestros recursos, tanto allí como en la etiqueta homónima en Libcom.org. Para que nuestro trabajo esté más disponible, sea más sistemático y de mayor calidad, puedes apoyarnos económicamente en la página de GlobalGiving Alerta de Ayuda Mutua para Ucrania Oriental. Por favor, visítala. Y nos gustaría mencionar a Bandera Negra

- un grupo de nuestros compañeros de Ucrania Occidental y Central, del que puedes leer en nuestra columna de Libcom, su canal de Telegram también está añadido allí. También estamos increíblemente agradecidos a la Iniciativa de Solidaridad Olga Taratuta en Francia, alasbarricadas.org en España, aitrus.info en Rusia y a todos los demás compañeros que difunden nuestros materiales en cualquier lugar. ¡Muchas gracias a todos si escucháis esta conversación!
Aprovechando esta oportunidad, también nos gustaría saludar a los principales medios anarquistas estadounidenses como It's Going Down o Crimethinc, que siguen ignorándonos junto a otros anarquistas ucranianos, excepto un puñado de algunos subculturistas que nunca se han visto en ningún activismo social. Sí. Algo así... ¡Muchas gracias por su atención!

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more