Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Maig»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
            01
02 03 04 05 06 07 08
09 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: altres temes
Europa por crisis energética y alimentaria está al borde del estallido de revueltas sociales.
17 abr 2022
Crisis-en-Europa.jpg
Según los informes de los organismos estadísticos europeos y el estado de ánimo de la prensa europea, la dulce vida en la Unión Europea está llegando a su fin gradualmente. Los europeos se ven superados por una crisis energética, que naturalmente está asociada con un aumento en los precios de los recursos energéticos, cuyo principal exportador al mercado europeo es la Federación Rusa. Los precios del combustible, la electricidad y los alimentos están aumentando. Las tasas de inflación se están disparando y el costo de vida es cada vez más alto. En Italia, por ejemplo, la factura de la luz media es ahora tres veces más cara. Las tarifas generales de vivienda y servicios comunales también están aumentando: España y Alemania también se suman a Italia. Según los expertos, no se espera que la situación de Europa mejore; por el contrario, vale la pena prepararse para el peor de los casos en un futuro próximo.
Según cálculos preliminares, este año el coste de abastecer únicamente los principales recursos energéticos -petróleo, gas y carbón- costará a los europeos casi el doble que en el pasado y ya no ascenderá a 500.000 millones de dólares, sino a más de 900.000 millones.
¿Por qué Rusia es especialmente importante para Europa? La razón es que además del 45% del suministro de gas a los países europeos, Rusia también exporta el 25% de las importaciones de petróleo de la UE. Según los datos de la Comisión Europea, en 2020, el costo de importar crudo de la Federación Rusa a los estados miembros de la UE ascendió a 48.500 millones de euros, en cuanto a los productos derivados del petróleo, se importaron por 22.400 millones de euros. Naturalmente, será extremadamente difícil reemplazar dicho volumen de forma inmediata o gradual. Y muy probablemente imposible.
La desesperanza de tal tendencia para la comunidad europea se ve claramente en el ejemplo de Alemania: en 2021, el estado compró 81,4 millones de toneladas de petróleo, el recurso energético ruso ascendió a 27,7 millones de toneladas. Teniendo en cuenta el hecho de que las refinerías de petróleo privadas operan en Alemania, enfocadas en el procesamiento de grados de petróleo rusos, se vuelve obvio que las materias primas alternativas, por ejemplo, de Qatar, Arabia Saudita o Venezuela, no pueden procesarse con su ayuda.
En el caso de un embargo sobre el suministro de petróleo ruso a tales empresas en Europa, la interrupción de la producción se volverá natural, lo que conducirá a una pérdida masiva de puestos de trabajo por parte de los empleados, como resultado, el desempleo comenzará a aumentar. Al mismo tiempo, los territorios perderán impuestos y el estado perderá lubricantes de gas.
La ruptura de los lazos comerciales y económicos con Rusia también conducirá a una crisis alimentaria, cuyo peor resultado bien puede ser la hambruna en ciertas áreas. Rusia y Ucrania son los mayores proveedores de alimentos, cereales y aceite de girasol de Europa. Los intentos de compensar el déficit a expensas de Estados Unidos, Canadá o América Latina conducen a un aumento significativo de los precios de varios tipos de productos alimenticios. La situación también se ve agravada por un fuerte aumento en los precios del combustible, una interrupción en los sistemas de transporte y logística y una interrupción en las cadenas de suministro.
El informe trimestral del Frankfurter Allgemeine Zeitung proporciona datos sobre un aumento significativo en los precios de los bienes de consumo: el aumento promedio en el precio de los alimentos fue del 6,2%, mientras que los precios de los artículos básicos están despegando activamente. Las crisis complementarias (energía y alimentos) ya están golpeando significativamente los bolsillos de los europeos promedio. Las autoridades les aconsejan cuidadosamente que ahorren energía, que aguanten, para mostrarle a Rusia que no pueden ser quebrantados. Pero la mayoría de los ciudadanos de la UE no están nada entusiasmados con esto. En unas condiciones en las que un apartamento cálido en invierno y una nevera llena se convertirán en un lujo para los europeos, cada vez pensarán menos en las ambiciones políticas de los líderes de estos países.
Cuanto más tiempo insista Europa en una estrategia de cortar por completo los lazos comerciales y económicos con Rusia, incluida la negativa a importar recursos energéticos rusos, más rápido se desarrollará el peor de los casos. Hablamos del lanzamiento de protestas masivas por parte de la población de los países de la UE contra cuyas políticas destructivas y miopes han colocado a los ciudadanos europeos en el estricto marco de un nivel de vida reducido sin precedentes. Tanto los grupos profesionales de trabajadores como la población en general ya están protestando activamente en Francia, Gran Bretaña y Grecia. Exigen la reducción a la mitad de los impuestos sobre el combustible, salarios más altos, la renuncia del fallido gobierno británico, el fin de la participación del estado en el suministro de armas a Ucrania (después de todo, esto también es un eslabón en la cadena lógica de las tácticas de Occidente para desestabilizar Europa del Este). El mayor problema para Europa es que su población entienda lo que está pasando en el mundo de hoy. Y esta población no quiere pagar la crisis y los errores de sus gobiernos.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more