Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Gener»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: antifeixisme
el antifascismo covidiano prohibe en los massmierda alternativos cualquier mencion a la manifestacion del sabado en barcelona.
20 des 2021
15.000 no vacunados salieron en manifestacion por las calles de barcelona al grito no nos vacunamos y nuestros hijos tampoco, periodistas vosotros sois los terroristas,. Despues de que las comandantas de la inmersion linguistica en catalan, que iban a la cabeza de la manifestacion enfadadas porque la gente chillaba en español, dirigieron de acuerdo con la policia de la ada colau, hacia pza. palau porque en la pza. sant jaume estaban los cdr de som escola, y podria haber desgracias si los no vacunados iban a la pza. sant jaume, una vez llegada la manifestacon a la pza. sant palau, la gente no vacunada se da cuenta del engaño de las comandantas antfascistas covidianas, gira de nuevo en manifesacion van hacia la pza. sant jaume, una vez en la pza. sant jaume la manifestacion comprueban que ni rastro de los cdr de som escola, y empieza a algarada enfrente de la generalidad , con una perfomance sobre las dosis de inoculacion a los adictos al covid, una escenifacion que hace que la alegria y lacer de no estar vacunado y rebosar salud , ante a perfomance de :"La tercera dosis aumenta la inmunidad, por lo que después de la cuarta dosis estás protegido. Una vez que el 80% de la población haya recibido la quinta dosis, las restricciones se pueden relajar, ya que la sexta dosis detiene la propagación del virus. Estoy tranquilo y creo que la séptima dosis solucionará nuestros problemas y no tenemos por qué temer a la octava dosis. La fase clínica de la novena dosis confirma que los anticuerpos permanecen estables después de la décima dosis. La undécima dosis garantiza que no se desarrollarán nuevas mutaciones, por lo que ya no hay razón para criticar la idea de la duodécima dosis". Entre risas abrazos los no vacunados se van marchando de la pza. sant jaume, bien reforzados para resistir las nuevas restricciones del antifascismo covidiano que prepara para estas fiestas.
niños ley.jpg
ley niños 2.jpg
obediencia.jpg
Al igual que todas las demás ideologías, la ideología de la insania covidiana —trasmitida a través de la jerga cientificista de los «diagnósticos», «pronósticos» y «tratamientos»,con el corolario de vacunacion, vacunacion y mas vacunacion, y materializada en el sistema burocrático del antifascismo covidiano y sus campos de concentración denominados confinamientos y estados de alarma— encuentra su expresión característica en aquello a lo cual se opone: el compromiso con una imagen o definición oficialmente vedada de la «realidad». A esos que llaman negacionistas de extrema derecha, han tomado posición la de no vacunarse no llevar mascarilla, para bien o para mal, acerca de los problemas verdaderamente significativos de la vida cotidiana. Pueden estar acertados o equivocados, obrar con sensatez o con estupidez, ser santos o pecadores.. . pero al menos no son neutrales. El no vacunado no murmura tímidamente que no sabe quién es, como lo hace el vacunado; el no vacunado declara que esta sano y no quiere vacunarse. De modo similar, los n vacunados no aceptan con resignación la insignificante identidad de esclavos domésticos de los vacunados.¿De qué manera enfrenta el antifascismo covidiano al denominado enfermo no vacunado o a aquellos que han sido incriminados como enfermos asintomaticos que contagian el virus covidiano aunque estan sanos? ¿Cómo responde a sus reclamos y a los de aquellos que, por tener alguna relación con el paciente , se interesan por su estado? El antifascismo covidiano se comporta ostensiblemente tal como se supone que debe comportarse el médico y científico que dice ser: permaneciendo «neutral» y «desapasionado» con respecto a la enfermedad covidiana que él «diagnostica» y trata de «curar». ¿Pero qué sucede si esta «enfermedads» son en gran medida, como yo sostienen los no vacunados, conflictos humanos y sus productos? ¿Cómo puede un experto ayudar a su prójimo conflictuado permaneciendo fuera del conflicto? La respuesta es que no puede. Así, mientras actúan ostensiblemente como científicos neutrales, la burcracia antifascista cvidiana toma en realidad partido por uno de los bandos que intervienen en el conflicto y se oponen al otro. Por regla general, cuando la resistencia de los no vacunados enfrenta conflictos sociales y éticos secundarios, como los que suelen presentarles los pacientes que no quieren ser vacunados, apoya los intereses del paciente no vacunado tal como este los define (y se opone a los intereses de aquellos con quienes el paciente está en conflicto) ; mientras que el antifascismo covidiano ante conflictos sociales y éticos de importancia, como los que suelen presentarles los no vacunados, se opone a los intereses del paciente que n quiere ser vacunadoo (y apoya los intereses de aquellos con quienes el paciente que no quiere vacunarse está en conflicto). Sin embargo —y esto es lo que destaca, el silencio informativo de la manifestacion del sabado—, el antifascismo covidiano oculta informativamente lo que sucedio el sabado por la tarde en barcelona con repecto a la manifestacion contra la vacunacion y las restricciones con la excusa del covid, y mistificando su toma de partido tras un manto de neutralidad terapéutica,sin admitir jamás que son los aliados o adversarios del paciente que no quiere vacunarse. En vez de amigo o enemigo, el antifascismo covidiano se presenta como adalid, médico y científico. En vez de definir su intervención como beneficiosa o dañina, liberadora u opresora para el «paciente» no vacunado, insiste en definirla como un «diagnóstico» y «tratamiento de la enfermedad covidiana». La manifestacion del sabado, su apagon informativo como si no hubiera existido, sostiene precisamente en este punto donde se puede discernir el fracaso moral y la incompetencia técnica del antifascismo covidiano.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more