Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
            01
02 03 04 05 06 07 08
09 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: globalització neoliberal
CANCUN.Reventó la cumbre de la OMC; cero pactos (descarriló)
15 set 2003
Firme rechazo de países en desarrollo a imposiciones comerciales de potencias.
Reventó la cumbre de la OMC; cero pactos
EU, Europa y Japón fracasaron en saltar el tema agropecuario.
Cancún, 14 de septiembre. Los países del llamado tercer mundo se plantaron frente al bloque industrializado con una posición unida frente al tema agropecuario y, en consecuencia, la cumbre ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC) en Cancún finalizó sin acuerdos. "Cancún ha fracasado. Lo que ocurrió aquí es un grave golpe para el organismo y al mismo tiempo fue una oportunidad que se ha perdido para todos", declaró Pascal Lamy, comisario de Comercio de la Unión Europea.

Durante cinco días los ministros de Comercio e Industria de los 148 países socios de la OMC trataron de sentar nuevas bases para el comercio mundial. En la calle, lejos del Palacio de Convenciones, miles de altermundistas no dejaron de hacer patentes sus reclamos. El dique a las pretensiones de las naciones desarrolladas fue integrado por el llamado Grupo de los 21, que a la postre fue de 23 países: ellos se encargaron de plantar la cara en torno al espinoso asunto de los subsidios agrícolas, política habitual de las potencias que, paradójicamente, quieren eliminar en los países de desarrollo, y que en esta ocasión fracasaron en su intento de saltarlo.

El drama humano de la cumbre sobrevino el miércoles 17 de septiembre cuando el agricultor surcoreano Lee Kyong Hae se inmoló en el curso de una multitudinaria protesta de los altermundistas. Su hija y una hermana llegaron a Cancún para llevar sus restos a Seúl.

__________________________________________________


CUMBRE DE CANCUN

La policía impidió a 22 campesinos coreanos asistir a los funerales de su compañero

En Cancún cayó el señor Lee y murió la OMC, afirman altermundistas

Ministros italianos fueron rechazados cuando quisieron sacarse la foto ante la ofrenda

LUIS HERNANDEZ NAVARRO

Giovanni Alemanno y Adolfo Urso se persignan frente a la ofrenda mortuoria del señor Lee. Esperan que se les autorice colocar una ofrenda floral. Son los ministros italianos de Agricultura y Comercio. Representan a la Unión Europea. Tres coreanos, indignados, los encaran. Agitan sus sombreros de palma como se hace cuando uno quiere deshacerse de las moscas. Los funcionarios, asustados, se marchan rumbo a la camioneta blanca en la que llegaron al kilómetro cero.

Más campesinos coreanos llegan corriendo. Se colocan frente al vehículo y golpean el cofre con la palma de la mano. Gritan ''Out/out/WTO''. En menos de un minuto cercan la camioneta. La tensión sube. No habían objetado su presencia cuando, en una de las carpas que ellos ocupan, los ministros se entrevistaron frente a la prensa con los representantes de Vía Campesina. Pero les pareció inadmisible e irrespetuoso que pretendieran tomarse la foto dando condolencias por el muerto. Que dijeran lamentar el fallecimiento de quien se inmoló contra lo que ellos representan.

Las patrullas se alistan para intervenir. Los coordinadores piden calma. El carro no puede avanzar. Varios manifestantes lo zarandean. Finalmente se tranquilizan un poco las aguas. Quienes obstruyen el paso del vehículo se hacen a un lado. El chofer acelera. Los ministros regresan de su aventura sin un rasguño.

Los mártires coreanos

A la lista de mártires que cuentan con monumento a las faldas del Cerro de la Cruz en Tepepan habrá que añadir el nombre de Lee Kyung Hae. Por lo pronto, en el kilómetro cero de Cancún tiene ya una sepultura simbólica provisional. Muy pronto, según declaró Alberto Gómez, coordinador nacional de UNORCA, tendrá uno definitivo en el lugar donde se clavó un puñal en el corazón.

La ofrenda provisional está hecha en madera. Tiene más de 12 metros de largo y como tres de largo. Se eleva del suelo 75 centímetros. Está pulcramente pintada de blanco. Decenas de macetas con hules, palmas y otras plantas tropicales la rodean. Al centro se encuentra la fotografía del señor Lee, rodeada de crisantemos. Luce un poco más serio que en otras. Una pieza de cerámica blanca en un escalón más abajo sostiene varias barritas de incienso. A la izquierda se coloca una manta con símbolos coreanos pintados en verde; a la derecha, una bandera de Corea del Sur. Sus colores rojo y azul contrastan con el verde y blanco que dominan la escenografía.

Allí se realiza la mañana del 14 de septiembre el memorial en su honor. Un homenaje con muchos oradores, entre los que se encuentra Lee J. Hae, su hija, que viajó desde su tierra para recordar a su padre, dar las gracias y pedir ayuda ''para vivir al máximo por este camino que él nos enseñó''. Allí se dirige la multitud para celebrar jubilosa el fracaso de la reunión de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El maestro de ceremonias pide calma. Una ocasión así no puede celebrarse con el acelere tradicional de los activistas. Dueños del tiempo, los coreanos marcan el ritmo de la reunión. Los discursos son breves. Trazan una semblanza de su compañero y del sentido de su vida y de su muerte. El acto adquiere la disciplina, organización, reciedumbre y consistencia de todas las iniciativas que los coreanos han desplegado durante las protestas.

¿Quién era el señor Lee? Según sus compañeros, un padre que había recibido con gran alegría la próxima boda de su segunda hija para el 29 de septiembre. Un hombre que dejó a su madre y tres hijas. Un individuo condecorado por su gobierno y reconocido por Naciones Unidas. Un personaje admirable al que se le realizan en su país ceremonias fúnebres por todos lados. Cualquier cosa menos un loco.

Lee Hyung Hae nació en 1947. Tenía 56 años cuando murió. Graduado de la facultad de agronomía, dedicó su vida al desarrollo agropecuario y a los campesinos. Debido a ello fue condecorado por el presidente de su país en 1986 y se hizo merecedor al Premio al Agricultor Mundial de la FAO en 1988.

Dirigente de la Federación Coreana de Agricultores Avanzados, fue también elegido en 1995 consejero del gobierno regional, función en la que, de acuerdo con sus compañeros, llevó la voz de los campesinos. Seis años más tarde, en 2001, fundó el primer periódico para los campesinos de su país.

A partir de la década de los noventa Lee hizo de la lucha en contra de la liberalización comercial pactada en la ronda Uruguay una de las grandes causas de su vida. En 1991 intentó inmolarse en protesta contra la ronda. Los acuerdos tomados desmantelaron el sistema de subsidios agrícolas y empobrecieron drásticamente a los campesinos coreanos. ''Yo digo -afirmó Lee- enfáticamente que la ronda Uruguay fue una apuesta fraudulenta de un grupo de políticos que necesitaban trasladar a otros países los problemas que les producían dolores de cabeza, junto con las grandes corporaciones multinacionales y algunos académicos cuadrados. Hay que decir la verdad ahora y regresar al comienzo: hay que excluir a la agricultura de la OMC''.

El 23 de febrero de 2003 el señor Lee colocó una tienda de campaña frente a las oficinas de la OMC en Ginebra, Suiza, para protestar contra el primer borrador de un acuerdo agrícola elaborado por Stuart Harbinson, presidente del comité de agricultura. El 20 de marzo comenzó una huelga de hambre exigiendo que la agricultura saliera de la OMC. Demandó también un encuentro con Supachai Panitchpakdi, director general de la institución. La reunión, por supuesto, nunca se realizó.

En su testamento político, el señor Lee escribió: ''No se preocupen por mi cuerpo. Lo más importante es el sacrificio que hago por mis compañeros''.

El absurdo

Aunque hasta a los presos más peligrosos se les deja salir temporalmente de la cárcel para asistir al entierro de sus seres queridos, el gobierno mexicano decidió en esta ocasión impedir la asistencia de un grupo de 22 campesinos coreanos a los funerales del señor Lee.

A las 9:30 de la mañana el grupo salió de su hotel rumbo al kilómetro cero a bordo de un autobús de línea. En uno de los múltiples retenes colocados en la zona hotelera, fueron detenidos por la policía. Los mexicanos que se encontraban a bordo fueron obligados a bajar. Escoltado por una patrulla, el vehículo fue desviado de su ruta ordinaria y conducido por carretera en un recorrido de una hora y 45 minutos.

-¿Adónde vas? -le preguntaron los coreanos al conductor. No tuvieron respuesta. Entonces amenazaron con arrojarse del camión uno a uno si no se detenía. El chofer paró y los coreanos se sentaron bloqueando la carretera. Exigieron que se llamara a su embajada y se levantaron cuando la policía accedió a cumplir sus demandas. Fueron trasladados hasta el kilómetro cero pero no pudieron asistir a la ceremonia.

El secretario de la embajada, Koo Von Woo, tuvo una reunión con ellos en las carpas. Estaban indignados. ''Nos han estado hostigando. No paran. No nos dejan pasar. Nos interrogan'', dijo su vocero al diplomático. ''¿A cuál de nuestros funcionarios se le habrá ocurrido esta venganza?'', preguntó un dirigente campesino mexicano.

El segundo Seattle

La ceremonia se torna cada vez más emotiva. La comunión que se vive, que se ha formado durante estos intensos días, va más allá de las palabras. La inmolación y la lucha compartida contra la OMC han forjado una nueva comunidad. Los discursos en coreano son traducidos al inglés y luego al español. Con todo, no pierden dramatismo. ''Te llamamos y no respondes. ¿Es realmente realidad o es un sueño? ¿Nos estás mirando ahora? -pregunta una mujer con lágrimas en los ojos-. Eres nuestro nuevo mártir coreano, que ofrendaste tu vida a la lucha contra la OMC. Eres nuestro hermano. Ahora eres también el hermano del mundo entero. Del otro lado del mundo mucha gente conmemora tu muerte''.

Al hablar frente a la congregación, Rafael Alegría cita a José Martí: ''Cuando se hace el bien, la muerte no es verdad'', dice, y recuerda el bien que hizo su compañero coreano. Cuando la hija de Lee pasa a dejar frente a su fotografía un arreglo floral, una mujer comienza a cantar: ''Yo no puedo callar/no puedo pasar indiferente/ante el dolor de tanta gente''. El yerno y la hermana del señor Lee se abrazan y lloran.

Para concluir la ceremonia, los asistentes reciben un crisantemo blanco que levantan en alto. Luego hacen una larga cola y pasan a depositarlo frente a su imagen.

Presente en la ceremonia, visiblemente impactado, Pat Mooney, hizo un balance del encuentro de la OMC. ''Cancún será recordado como el sitio donde el granjero cayó, pero también como el lugar en el que la OMC murió. Su agonía comenzó en Seattle pero está culminando en Cancún. La OMC está herida de muerte, tiene la semilla de la muerte en su interior''.

Cómo se verían las cosas dentro de la reunión que, a nombre de la Unión Europea, dos ministros italianos solicitaron una entrevista con Vía Campesina. Querían hacerla a prudente distancia del campamento campesino. Terminaron aceptando que se realizara donde los coreanos viven, frente a la ofrenda al señor Lee.

Al llegar se les pidió que antes de entrar a las carpas se descalzaran como hacen los coreanos y, en una muestra de humildad, los italianos entraron en calcetines.

Salvo ofrecer diálogo para el futuro, los funcionarios no tenían mucho más que dar. Querían una foto, la imagen pública de su voluntad negociadora, de su piedad. Con mucha amabilidad Rafael Alegría los recibió, los escuchó y les dio a conocer sus puntos de vista. Les dijo que lo que Vía Campesina quería era sacar a la agricultura de la OMC y reivindicar la soberanía alimentaria. Explicó cómo los subsidios a la exportación de la Unión Europea están destrozando las economías de los pequeños productores del tercer mundo, y por qué la OMC es irreformable. Fue entonces cuando los ministros expresaron su deseo de colocar una ofrenda floral a la memoria de Lee. Rafael les dijo que había que consultarlo con los coreanos.

Los funcionarios hicieron unas declaraciones para la prensa y se dirigieron frente a la ofrenda funeraria. Cuando comenzaron a persignarse llegaron los primeros coreanos ofendidos, agitando sus sombreros. Los ministros tuvieron su foto, aunque no fue exactamente como la querían.

Pero, más allá de fotografías y enconos, la noticia del fracaso de la reunión de la OMC levantó entre los altermundistas una ola de júbilo. Esta noche Cancún vivió la fiesta. Y vaya fiesta que vivió.



--------------------------------------------------------------------------------

Activistas festejaban y cantaban ¡Can't you buy my world!

Con un golpe de martillo Derbez clausura la reunión

ROSA ELVIRA VARGAS Y ROBERTO GONZALEZ ENVIADOS

Cancun, 14 de septiembre. En cuanto el canciller Luis Ernesto Derbez golpeó con el martillo de madera para poner fin a los trabajos de la quinta conferencia ministerial de la Organización Mundial del Comercio, la noticia corrió de inmediato por el edificio sede del encuentro: Cancún "se colapsó''. Y no hubo más. Los activistas de las ONG lo propalaban felices y en un santiamén se armaron en coro y, traviesos, ufanos, entonaron la parodia de una canción de los Beatles: ¡Can't you buy my world (love)''!

Los intentos realizados hasta el último momento en el Cuarto Verde habían sido en vano. Ese es el sitio donde verdaderamente se realizan las negociaciones, al que acceden sólo algunos países en representación de regiones o de grupos vinculados por intereses comunes. Desde la mañana participaban en la encerrona, entre otros, la Unión Europea, Estados Unidos, Malasia, México, Brasil, Kenia, India, China, Sudáfrica y Japón.

Derbez había pedido a los ministros que realizaran nuevas consultas para desatorar el tema de compras gubernamentales, motivo de una profunda oposición de la mayoría de los países en desarrollo. Kenia, India y Brasil, al regresar del receso, ratificaron su negativa. Y tampoco fructificó el nuevo intento del canciller mexicano de dejar momentáneamente de lado ese punto y entrar a negociar el tema de la agricultura.

"En vista de que no hay acuerdos -dijo mientras golpeaba con el martillo- se clausura la reunión." Cancún había sido -en cumplimiento de pesimistas presagios- un fracaso, si bien éste se vaticinaba por el lado de las negociaciones agrícolas y no por el que finalmente "reventó''.

Para algunas de las delegaciones asistentes el súbito desenlace fue responsabilidad del mismo Derbez Bautista. Así lo dijeron los ingleses. El funcionario mexicano se defendió diciendo que él ni siquiera habló con los británicos, pues la Unión Europea estaba representada en las negociaciones por el ministro Pascal Lamy. La duda quedó, sin embargo.

Para entonces todo había acabado. La zona de la cafetería de la sala de prensa se convirtió en una romería.

Una vez que George Oduor, ministro de Kenia, comunicó el rompimiento de las negociaciones, los rumores que ya circulaban se volvieron certeza. Enseguida las ONG lo confirmaron: "mejor es un no acuerdo a un mal acuerdo'', repetía sin disimular su gozo Wallden Bello, de Focus sobre el Sur Global y uno de los más serios y documentados críticos de la globalización. "La OMC no sobrevivirá a este colapso; este es un segundo Seattle'', repetía el filipino en varios idiomas.

Metros más adelante, Rafidah Aziz, ministra de Comercio Internacional e Industria de Malasia, proclamaba su victoria. Mujer de larga experiencia en las grandes ligas de las negociaciones comerciales, había llevado la conferencia de prensa en la que un grupo de países -donde se incluyen varios africanos y asiáticos, y por el Caribe, Cuba y Venezuela- exigieron el jueves que en Cancún no se discutieran los llamados temas de Singapur (inversión, transparencia en compras gubernamentales, competencia y facilitación del comercio), con el argumento de que no estaban preparados para una negociación de ese tipo.

Estratégicamente la ministra se sentó con sus delegados en una mesa de la cafetería. "No habrá más marginación; no más desdén de los puntos de vista expresados por aquellos países con verdaderas dificultades. Y no más intentos por exigir a otros por qué caminos irse. Recuerden esto: somos pequeños, nos desdeñan y nos ponen barreras'', declaraba sin cesar a quienes la entrevistaban.

De paso liberaba de responsabilidades a Derbez: "Esto es sólo cuestión de la OMC. México es sólo el anfitrión y Derbez sólo es el presidente de la reunión. No estoy culpando a México o a Derbez..."

En medio de ese desorden, los periodistas lo mismo formaban peloteras en entrevistas de banqueta que corrían -eran alrededor de las 15 horas- a las máquinas de la sala de prensa para enviar despachos inmediatos, sobre todo a Europa y Oriente. En el área de conferencias un agitado, nervioso y mandón Keith Rockwell, vocero de la OMC, decía que en breve llegarían a hablar ante la prensa Zoellick, negociador comercial de Estados Unidos y una vez hecha la clausura formal, Luis Ernesto Derbez y el director de la OMC, Supachai Panitchpakdi, y que por ningún motivo quería ver a miembros de las ONG en ese lugar.

Y así se hizo, con la diferencia de que mientras los ministros mostraban caras largas y gestos de frustración y "profunda decepción'', los activistas, entre ellas una feliz Lory Wallach, se movían al ritmo de "Our world is not for sale my friend/ Just to keep you satisfied/ You say you'll bring us health and wealth/ Well we know that you just lied/ We don't care too much for Zoellick/ Zoellick can't buy my world.

(Nuestro mundo no se vende, mi amigo/ sólo para tenerte satisfecho./ Dices que nos has traído salud y riqueza;/ bueno, todos sabemos que mientes./ No nos importa mucho Zoellick/ Zoellick no puede comprar mi mundo.)

(Y también se puede repetir este primer verso, usando Lamy en lugar de Zoellick, dicen las instrucciones.)



--------------------------------------------------------------------------------

Según la fundación Böll se usa en la elaboración de alimentos y productos agrícolas

Alertan en foro de los riesgos a la salud que conlleva el uso de la nanotecnología

Preocupa a especialistas de ETC falta de información sobre el impacto al medio ambiente

JUAN MANUEL VENEGAS ENVIADO

Cancun, QR, 14 de septiembre. La nanotecnología, término que se usa en la industria y los laboratorios para referirse a la manipulación y separación de átomos, moléculas y partículas subatómicas para crear nuevos productos se utiliza ya para la elaboración de alimentos y productos agrícolas, advirtieron aquí especialistas en el tema durante la última sesión del foro que organizó la fundación alemana Heinrich Böll.

Silvia Ribeiro y Pat Mooney, del Grupo de Acción sobre Erosión, Tecnología y Concentración (ETC de México y Canadá), expusieron los riesgos que la nanotecnología implica no sólo para la producción agropecuaria de los países en desarrollo, sino para las exportaciones de diversas materias primas, de las que en buena medida dependen la mayoría de las naciones latinoamericanas.

De igual forma, los especialistas manifestaron su preocupación por la falta información sobre los estudios que se han realizado sobre el impacto que tendrá el desarrollo de estos programas en el medio ambiente y la salud pública de los países.

Ribeiro informó al respecto que la Secretaría de Agricultura de Estados Unidos autorizó ya el desarrollo del programa de nanotecnología en la elaboración de alimentos, en tanto que la multinacional Kraft financia a 15 laboratorios y ha ofrecido que en 2015, a más tardar, tendrá nanoalimentos en el mercado.

Por su parte, Mooney criticó que el tema de la nanotecnología -que de desarrollarse provocará grandes y graves transformaciones en el mercado- haya quedado fuera de la agenda de la OMC, a fin de salvaguardar los intereses de Estados Unidos, Japón y de algunos países de la Unión Europea, que son los únicos que cuentan con recursos para el desarrollo de la nanotecnología.

"Estamos ante la transformación de la materia para la creación artificial de la materia, y nadie nos ha informado qué va a pasar con los países pobres que siguen dependiendo de las exportaciones de sus materias primas; nadie nos ha informado si ya se hicieron estudios sobre sus impactos en la salud humana... la nanotecnología facilita el control y la manipulación de elementos de la materia orgánica e inorgánica y sus formas de aplicación son tan diversas como son nuestra vida y nuestro entorno: la tecnología atómica converge con la electrónica y la informática, la agricultura, la farmacéutica, la industria armamentista, la textil, la elaboración de cosméticos... en fin, en todos los aspectos de nuestra vida, y lo único que sabemos es que la Fundación Nacional de la Ciencia en Estados Unidos pronostica para 2015 un volumen de negocios de más de mil millones de dólares", subraya por su parte Silke Helfrich, directora de la Oficina para Centroamérica, México y el Caribe de la Fundación Böll.



--------------------------------------------------------------------------------

Se convocó a un brindis por el fracaso de la reunión

Causa júbilo entre activistas que la ministerial de la OMC reventara

JUAN MANUEL VENEGAS ENVIADO

Cancun, QR, 14 de septiembre. "¡Vencimos, vencimos!", corearon en el foro que la fundación alemana Heinrich Böll organizó aquí y reunió a especialistas y activistas de Estados Unidos, India, Inglaterra, Francia, Tailandia, Brasil, Alemania, Filipinas y México, cuando se conoció la noticia de que las negociaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC) habían reventado.

Entre aplausos incluso se convocó a un brindis por el fracaso de la OMC. Quedó evidenciado que la OMC "no es el organismo capaz de garantizar el comercio justo entre las naciones, ni el desarrollo humano", así como la necesidad de que la sociedad civil debe trabajar con los gobiernos de cada país para incidir en las políticas que regulan el libre comercio, señalaron los participantes en este encuentro celebrado en un hotel del centro del municipio de Benito Juárez.

Y de algún modo se cumplían las expectativas que hace tres días -en el inicio del foro- había planteado la diputada inglesa Carloine Lucas, del Partido Verde: "el domingo en la noche tendrán que pasar dos cosas: un encabezado diciendo que las protestas populares y los gobiernos de los países en desarrollo lograron detener las negociaciones de la OMC que no van en el interés de la mayoría de la población mundial.

"La segunda cosa que tendrá que pasar es que ese mismo encabezado diga que estos movimientos de la sociedad que se han reunido en todo Cancún concluyen con propuestas posibles, implementables y realistas... pues es una mentira decir que las personas que no quieren a la OMC buscan la anarquía y un mundo sin ninguna regla. Todas las ONG estamos trabajando en propuestas, en reglas que creemos serán en beneficio de una genuina erradicación de la pobreza y el desarrollo sustentable", apuntó la parlamentaria.

Y de aquí, del Foro Böll salió una gran propuesta en el último día de trabajos y presentación de alternativas frente a la globalización neoliberal: si la OMC no cambia sus reglas y se abre a la democratización interna y legitimación ante la sociedad, quedará en la disyuntiva de la desaparición, pues actualmente están muy lejos de cumplir con la promoción del desarrollo humano y la protección de la Tierra.

Bárbara Unmussig, directora ejecutiva de la Fundación Böll, apuntó que las actuales políticas de la OMC debilitan los derechos humanos, además de que no es ni ha sido un organismo capaz de garantizar el comercio justo entre los países. En tal sentido, demandó que los bienes públicos como la salud, educación, alimentación y servicios de seguridad social salgan de este organismo comercial.

En tanto, el representante del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Karmal Malhotra, sostuvo que es necesario "deshacernos del paradigma de que una política económica sirve para todos los países por igual, ya que cada nación debe ser responsable de elaborar sus propias formas de comercio".


http://www.jornada.unam.mx/2003/sep03/030915/019n2eco.php?origen=index.h

__________________________________________________

México D.F. Lunes 15 de septiembre de 2003
CUMBRE DE CANCUN

El Grupo de los 21 logró oponer sus argumentos ante el bloque de países ricos

Se hundió la reunión de la OMC

Grave golpe para el organismo y oportunidad perdida para todos, opina el comisario de la UE

Estados Unidos calificó de retórica la defensa de intereses de naciones menos desarrolladas

ROBERTO GONZALEZ AMADOR Y ROSA ELVIRA VARGAS ENVIADOS

Cancun, 14 de septiembre. La cumbre que en los últimos cinco días enfrentó a países pobres y ricos sobre las reglas y plazos para una nueva ronda de negociaciones comerciales culminó en un fracaso, que añadió un revés a la credibilidad de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

La reunión ''ha colapsado'', dijo poco después de las 15 horas el keniano Georg Ogwr, jefe de la delegación de su país, quien fue el primer representante oficial en dar cuenta del fin de la cumbre, que acabó luego de que los países menos desarrollados no aceptaron negociar los términos de un acuerdo propuesto por el presidente de la reunión, el canciller mexicano Luis Ernesto Derbez.

''Cancún ha fracasado. Lo que ocurrió aquí es un grave golpe para la OMC y al mismo tiempo fue una oportunidad que se ha perdido para todos'', aseguró esta noche Pascal Lamy, comisario de Comercio de la Unión Europea, quien calificó al organismo de 148 miembros de ''organización medieval''.

Ministros de Comercio e Industria de los 148 países socios de la OMC trataron durante los últimos cinco días de establecer un acuerdo básico para lanzar una nueva ronda de negociación comercial. Los países no desarrollados, que constituyen dos tercios de los integrantes del organismo, hicieron de la reducción de los subsidios agrícolas en las naciones industrializadas el centro de la discusión. Mientras, Estados Unidos, la Unión Europea y Japón pretendieron saltar el tema agropecuario y buscar que fueran aprobadas reglas para reducir controles a la inversión y abrir la competencia en las compras que hacen los gobiernos, de las que pretenden participar empresas trasnacionales.

La agricultura fue, sin embargo, el tema mayor de la cumbre, que al igual que la cita de hace cuatro años en Seattle terminó con el fracaso de la OMC en el intento de impulsar una nueva ronda de apertura comercial. Sin embargo, la reunión se vino abajo cuando los países en desarrollo rechazaron discutir nuevas reglas para reducir lo que los industrializados llaman ''obstáculos al comercio'', expresión relacionada con la liberalización de controles a los productos que producen.

Un sólido conjunto de naciones en desarrollo, conocido como el Grupo de los 21 (G-21), que en realidad terminó esta cumbre con 23 miembros, logró oponer argumentos y fuerza política a la Unión Europea y Estados Unidos, que junto con Japón son los que otorgan los mayores subsidios, lo que saca de competencia en el mercado mundial a los productos de los países en desarrollo. Siete de cada diez pobres del mundo viven en el medio rural.

El G-21, al que pertenece México y que en esta cumbre fue presidido por Brasil, caracterizó el rompimiento de las pláticas ''como un momento de cierta circunspección'', según el canciller brasileño Celso Amorim. ''Pudimos demostrar que con unidad, un grupo sin bandera política y que tiene intereses concretos que defender es capaz de presentar argumentos'', dijo a nombre de las naciones que en los últimos cinco días recibieron presiones de Estados Unidos y Europa, que trataban de minar su resistencia. ''Hemos logrado el respeto a nuestro grupo'', añadió. Amorim comentó que las negociaciones que abortaron en esta cumbre serán trasladadas a Ginebra, pero los plazos para lanzar la ronda, prevista para enero de 2005, son cada vez más impredecibles.

La molestia que causó entre los países industrializados la fuerza con que actuó el G-21, pero también otros bloques como el de 100 países de Africa, Caribe y el Pacífico, conocido como Grupo ACP, no pudo ser ocultada por Estados Unidos, que tildó ''retórica'' de la defensa que hicieron de sus intereses las naciones menos desarrolladas.

Luego de conocerse el fracaso de la cumbre, el representante comercial de la Casa Blanca, Robert B. Zoellick, dio una conferencia de prensa para afirmar que ''la lección más importante de Cancún'' es que el ''consenso útil entre 148 países requiere la disposición seria para enfocarse en el trabajo y no en la retórica para alcanzar el fino equilibrio entre ambición y flexibilidad''.

Zoellick comentó que la agricultura había sido el tema más ''crítico'' de la reunión, pero confirmó que las pláticas se rompieron cuando los países menos desarrollados rechazaron abordar los temas de inversiones y compras de gobierno.

''Es difícil saber cuál es la situación hoy de la OMC. Hay un shock en este sentido por el resultado de la reunión'', señaló Zoellick. ''No fue un resultado bueno para ninguno de nosotros'', consideró, ''pero si la OMC y sus miembros principales siguen en el plano de la retórica en vez de negociar, los resultados no serán positivos''.

Al final del encuentro, Supachai Panitchpakdi, director general de la OMC, admitió estar ''decepcionado por la forma en que terminó esta reunión'', pero confió en que el traslado de las negociaciones a Ginebra, sede de la OMC -donde actúan cuerpos técnicos que no tienen la capacidad de decisión política de los ministros que estuvieron aquí-, logre avanzar en la ronda de liberalización comercial propuesta, en la que el tema de la reducción de subsidios agrícolas es el punto clave.

EU y la UE, ''timadores baratos''

Una vez hecho público el fracaso de la cumbre de Cancún, Lori Wallach, directora general de Public Citizen, declaró que el resultado de este domingo ''constituye la mayor crisis de legitimidad de la OMC'', que pone en evidencia ante la opinión pública que el encuentro se fue a pique cuando Estados Unidos y Europa ''rechazan escuchar las demandas de los países que forman mayoría en la organización para hacer más transparentes y justas las reglas del comercio mundial''.

Para Adriano Campolina, jefe de la campaña internacional Ayuda en Acción, ''el dramático colapso'' de la cumbre es una oportunidad perdida para establecer reglas justas que ordenen el comercio mundial. Esta organización no gubernamental aseguró que Estados Unidos y la Unión Europea dejan Cancún ''expuestos como unos timadores baratos'', que no ocultan que tienen poco interés por el bienestar de los países más pobres.

http://www.jornada.unam.mx/2003/sep03/030915/018n1eco.php?origen=index.h

__________________________________________________

CUMBRE DE CANCUN

Deben superarse divisiones y desconfianzas para alcanzar la lucha común, dice

Plantea Bové movimiento unido para hallar alternativa al hipercapitalismo

Más de 60 mil franceses en la fiesta anual de L'Humanité Los horrores de la economía y el comercio mundiales, más peligrosos para la paz que los arsenales nucleares, afirma Carmen Lira

BLANCHE PETRICH ENVIADA

Bourges, Francia, 14 de septiembre. José Bové, líder de Vía Campesina y figura emblemática del movimiento altermundista europeo, propuso que los activistas sociales de todo el mundo y los partidos políticos de izquierda tradicional superen divisiones y desconfianzas mutuas y busquen formas de luchar unidos por la causa común que hoy mueve a todas las fuerzas progresistas: la búsqueda de caminos distintos al del hipercapitalismo que se impone hoy a nivel planetario por un puñado de corporaciones trasnacionales.

Con este pronunciamiento Bové dio un paso de acercamiento con el Partido Comunista Francés (PCF), esta tarde, durante un mitin frente a más de 60 mil personas reunidas en la fiesta anual de L'Humanité, el casi centenario periódico de los comunistas galos.

Bové, "hombre noticia" a raíz de sus sucesivos pasos por la cárcel (por destruir en 1994 un local de McDonalds en protesta por el proteccionismo desleal de las reglas comerciales trasnacionales), tendió así otro puente en una alianza sobre la cual se especula cada vez más.

La secretaria general del PCF, Marie-George Buffet, por su parte, abrió simbólicamente los brazos de su organización a estas fuerzas sociales que en Francia, como en todo el mundo, suelen expresar fuertes sentimientos antipartidos: "¿Cómo frenar la actual regresión social, el retroceso de la civilización y el progreso? Unidos. Es una locura pensar que podemos lograrlo divididos, si por un lado camina el movimiento social con sus demandas y por el otro los políticos son los únicos facultados a dar respuestas a esas exigencias."

Durante tres días, cerca de 550 mil personas visitaron la fiesta de L'Humanité, que este año estuvo dedicada a los pueblos de Chile y Palestina: a los chilenos que fueron fieles a la memoria de Salvador Allende y al pueblo palestino, indomable ante los sucesivos golpes contra su identidad y su sobrevivencia. "En las noticias de la televisión de esta noche no se van a ver grandes reseñas de este acto -comentó a su vez el director de L'Humanité-, pero ¿qué otra fuerza política puede reunir hoy en día a 60 mil personas, como nosotros hicimos esta tarde?"

La dirigente del PCF propuso durante el acto central a los miles de militantes y simpatizantes que su partido, sin dejar de ser comunista, construya formas políticas más imaginativas, novedosas, que aprendan de las lecciones del pasado. "Es la hora de aplicar la audacia de las verdaderas revoluciones a la política", dijo la dirigente que hace tres años asumió la secretaría general del PCF cuando éste tocó fondo, en las elecciones presidenciales, bajo la amenaza del ultraderechista Jean Marie Le Pen, esta histórica organización cayó hasta 3 por ciento del voto. "Sí, otra forma de hacer política es posible", propuso.

Marie-George Buffet fue una de los tres ministros nombrados por Leonel Jospin durante el breve periodo en el que los socialistas volvieron al poder en Francia. Y tres años después de su peor derrota espera remontar su crisis buscando alianzas en las luchas del cada día más presente movimiento de los altermundistas.

Bové, por su parte, sale constantemente al paso de las conjeturas que una y otra vez plantean que podría presentarse como candidato del PCF. "No", responde siempre. Pero también expresó, en el marco de varios de los debates de la feria en los que participó, que el movimiento social tiene que plantearse influir y tomar decisiones en las esferas de poder municipal, regional, nacional e internacional para poder llevar a la práctica sus objetivos, que sintetizó así: "Incorporar como derechos del hombre el de la alimentación y a la seguridad alimentaria de los pueblos, el derecho a la identidad y a un medio ambiente sano".

Lo cierto es que los sucesos de las semanas recientes en Francia permitieron a los actores de la izquierda política y social descubrir que sus agendas no sólo se entrecruzan y coinciden, sino que pueden ser muy parecidas. Por ejemplo, la dramática forma en que se revelaron los efectos del desmantelamiento del sistema de salud pública por parte del gobierno de Jaques Chirac en la reciente canícula con la muerte de varios miles de personas en todo el país. Las organizaciones sociales y los comunistas fueron los primeros en alertar y movilizarse ante la parálisis de las autoridades.

Otro tema que ha unido a estas fuerzas que llegaron a ser antagónicas fue precisamente el encarcelamiento de Bové. Este agradeció hoy, en el gran mitin de la feria, la lucha sin cuartel que dio desde sus páginas L'Humanité para su excarcelación.

No basta la desesperación

En otro foro de la feria, el que discutió las alternativas del "mundo diferente", Bové recordó hoy aquí las marchas y protestas que hace no mucho compartió con el coreano Lee Kyung Hae -"mi compañero", lo llamó- en Ginebra, Génova y en otros foros; los sueños que el campesino inmolado tuvo en común con muchos otros luchadores, los afanes y esfuerzos en búsqueda de nuevas reglas que rijan una economía mundial menos inhumana.

Durante el debate inaugural del foro Otro mundo es posible, organizado por el periódico L'Humanité en el marco de su feria anual, Bové rindió homenaje al campesino inmolado en Cancún: "Lee no es el único campesino que se ha suicidado. En muchos países son miles los que han dado fin a sus vidas ingiriendo pesticidas al constatar que no pueden seguir viviendo de su trabajo; que no pueden seguir sembrando las semillas que producen, al ver que los precios de sus mercancías no alcanzan para cubrir los costos de producción".

A su vez, la directora de La Jornada, Carmen Lira, ponente en la misma mesa de discusión, sostuvo que para resistir los grandes perjuicios que el modelo neoliberal provocó a las sociedades "no basta la desesperación", ya que los movimientos contra la globalización "han acabado con el mito del pensamiento único" y porque "en la sociedad civil internacional está el poder naciente, capaz de enfrentarse a los intereses creados".

Es urgente, dijo la periodista, lograr acuerdos en la lucha y en la organización, hace falta que la opinión pública adquiera conciencia de que el peligro de la paz y el equilibrio mundiales no nace únicamente de la existencia de grandes arsenales nucleares: "Eso se pensaba hace 30 años. Y esos arsenales siguen existiendo, pero nos hemos dado de cuenta que el peligro no sólo lo representan esas armas, que aún existen, sino los horrores de la economía y el comercio mundiales".

Invitada a la fiesta anual del periódico francés, Carmen Lira se refirió al tema de las movilizaciones de los altermundistas en Cancún que realizarán el próximo foro social en el vecino municipio de Saint Denis. "Los ciudadanos que protestan en estas cumbres expresan un malestar profundo contra ese gobierno supranacional que escapa a cualquier mecanismo de control democrático. No quieren ser víctimas de una globalización que, presentada como inevitable, no hace sino colocar los procesos de concentración de la riqueza en unas cuantas manos", expresó.

Movimientos como el que ahora se manifiesta en Cancún y que en otros momentos hicieron presión en Seattle, Génova o Florencia, concluyó Lira, acabaron con el mito del pensamiento único, el que hace años la dama de hierro inglesa, Margaret Thatcher, llamó la "TINA" (there is no alternative, no hay alternativa).

A su vez, el director de L'Humanité, Patrick Hyarick, hizo referencia a la agenda oculta que el presidente de la Unión Europea, Valery Giscard D'Estaing, mantenía lejos de la vista de la opinión pública en las actuales negociaciones para la constitución de esta instancia continental. Este conjunto de más de 30 normas tendientes a una mayor liberalización de la economía regional y a la privatización total de los servicios públicos fue revelado en días recientes por este diario.

"Es imperativo -instó Hyarick- que las sociedades de Europa obliguen a los gobiernos a dar marcha atrás a estas reformas. No las debemos permitir."

Como alternativa, propuso que el movimiento obrero, campesino y humanitario demanden a la UE un referéndum sobre esta constitución. Planteó asimismo que las organizaciones sociales se propongan acceder a los poderes municipales, nacionales y europeos "para poder construir un mundo de justicia, libertad y paz".

http://www.jornada.unam.mx/2003/sep03/030915/020n1eco.php?origen=index.h
Mira també:
http://www.jornada.unam.mx/2003/sep03/030915/indexfla.php

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more