Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
Isla de Creta ,Grecia : La policía antidisturbios ataca, pero ante la determinación de los manifestantes, se ve obligada a retirarse (Koufod
03 mar 2021
publicado 2 de marzo de 2021 por actforfreedom

Heraklion, Creta: Mientras que las personas en las "democracias" de todo el mundo tienen derechos, como el derecho a la protesta o el derecho a la libertad de reunión, el derecho a la libertad de asociación, o el derecho a la libertad de expresión, en Grecia, donde los orgullosos autoproclamados demócratas se jactan de que es el lugar donde nació la democracia, ya no existen tales derechos, el gobierno de la derecha griega se ha adentrado rápida pero constantemente, en sólo un año y medio, en el neofascismo.
La gran mayoría de las protestas en toda Grecia, en solidaridad con el huelguista de hambre Dimitris Koufodinas, han sido atacadas, sin siquiera una excusa, tan pronto como la gente comenzó a reunirse por decenas de policías antidisturbios tratando de sembrar el miedo y el terror entre aquellos que se atrevieron a levantar sus voces y sus fiestas en el aire para protestar por la inminente muerte del preso.

Esta fue la historia también ayer en Heraklion, Creta, (28 de febrero de 2021), donde la policía antidisturbios griega atacó con gases lacrimógenos y granadas de estruendo a unas 30 personas que se acercaban al punto de reunión justo antes de una protesta en solidaridad con Dimitris Koufodinas (en huelga de hambre desde el 8 de enero de 2021). Si Dimitris Koufodinas muere será el primer preso en huelga de hambre que muere en la Unión Europea, desde la muerte de Bobby Sands y sus compañeros en 1981, en Irlanda del Norte, bajo el régimen de Margaret Thatcher.

A pesar de las tácticas de terror de la policía, decenas de personas consiguieron reunirse y mantenerse firmes en la plaza principal de la ciudad, obligando así a los antidisturbios a retirarse ante su perseverancia y determinación.

Dimitris Koufodinas, que ahora tiene 63 años, está en huelga de hambre desde hace 53 días y ha iniciado también una huelga de sed desde el 23 de febrero. Su muerte se considera inminente.

Su demanda actual es el traslado a la prisión de Korydallos, así como el fin de estas intervenciones arbitrarias contra él.

Incluso después de 53 días sin comer, el gobierno griego le niega su derecho a la igualdad de trato.

- El auge del fascismo de derechas en el gobierno griego.

Incluso para los elásticos estándares de lo que solía conocerse como una democracia parlamentaria en Grecia, el régimen de derecha que gobierna Grecia se ha convertido gradualmente en sólo un año y medio en el poder en un estado neofascista.

Mientras Atenas sigue encerrada desde hace 4 meses, el gobierno derechista de "Nueva Democracia" ha aprovechado este tiempo para actuar como una organización mafiosa, ajustando cuentas con sus supuestos enemigos, el pueblo griego, los derechos humanos y las libertades.

En un violento crescendo legislativo, el gobierno ha logrado establecer un Estado policial similar al de una junta, utilizando el bloqueo pandémico como un período para anular los derechos y las libertades sin resistencia del pueblo, (ya que el derecho a la protesta ha sido revocado indefinidamente), que ningún otro gobierno griego pensó siquiera en destruir desde que el régimen de la junta militar fue derrocado en Grecia en 1974.

Desde el establecimiento de comisarías de policía dentro de las universidades griegas hasta la prohibición de reuniones y protestas por encima de un determinado número de personas y la prohibición de la libertad de los periodistas para moverse libremente e informar de las noticias, y su plan para criminalizar el discurso y las letras de canciones y arte antisistema, el irónicamente autoproclamado partido gobernante "Nueva Democracia" ha decidido que la contratación de miles de nuevos policías es la respuesta a todo, incluso a la pandemia.

Entre los enemigos del gobierno y su ajuste de cuentas se encuentra el preso político Dimitris Koufodinas, que cumple 11 cadenas perpetuas más 25 años, condenado como miembro de la "Organización Revolucionaria 17 de Noviembre" (17N). El 17N estuvo activo en Grecia desde 1975 hasta 2002, cuando fue desmantelado tras un atentado fallido. En 1989, el político Pavlos Bakogiannis, cuñado del actual Primer Ministro y padre del actual alcalde de Atenas, fue víctima del grupo. Durante el juicio del 17N, Dimitris Koufodinas asumió la responsabilidad política de las acciones del grupo guerrillero y su postura general durante el proceso judicial le ha hecho ganarse el respeto de una parte de la opinión pública griega, hecho que el actual primer ministro, el alcalde de Atenas y la embajada estadounidense no pueden aceptar. Así que utilizan constantemente su poder para violar la idea fundacional de que "la justicia es igual para todos" o de que "la democracia no busca la venganza", tratándolo así más como un rehén que como un prisionero, cambiando constantemente las normas legales sólo para vengarse.

Como resultado, Koufodinas se ha puesto por quinta vez en 18 años en huelga de hambre para ser tratado como un preso y no como un preso político, que según la ley griega no existe como clasificación de preso.

Kyriakos Mitsotakis, el presidente del actual partido gobernante, "Nueva Democracia", había prometido públicamente que si llegaba al poder excluiría Koufodinas del derecho a salir de prisión.
Mira també:
https://actforfree.nostate.net/?p=37261#more-37261

This work is in the public domain
Sindicat