Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: sense clasificar
Los dragones de mi anarquismo
14 feb 2021
Recoplicación de textos escritos por Juan Sorroche
El compa Anarquista Juan Sorroche lleva más de 20 años por Italia. Acutalmente está en la cárcel cumpliendo condenas del pasado y también está a la espera de ver como finaliza el juicio donde lo acusan de daños (contra sede de la Lega Nord) y estragos (contra la policia). El juicio ya empezó y veremos como acaba.
Los_Dos_Dragones_de_mi_Anarquismo.pdf
Los Dos Dragones de mi Anarquismo.pdf (5,63 MiB)
A continuacón podréis ller la recopilación de textos que han hecho los compas italianxs escritos por en compa anarquista y punk Juan Sorroche bajo el título LOS DRAGONES DE MI ANARQUISO.

QUE LA LUCHA NO SE DETENGA NUNCA!!!

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Los dragones de mi anarquismo
14 feb 2021
Muchas gracias por estos escritos, entre los que quisiera llamar la atención especialmente sobre uno de ellos que, con coraje, recoge unos pensamientos que puestos en boca de otra, serían abiertamente criticados en esta web por algunos de los autoproclamados "insuanarquistas", que tanto han denostado y negado la lucha del feminismo antiautoritario o del anarcofeminismo, asumiendo los discursos más reaccionarios de la ultraderecha. Gracias Juan por tan bello regalo!

¿A cuándo la emancipación anti-autoritaria del rol masculino?

Escrito durante la clandestinidad para el aperiódico Beznachalie n° 13 – 06/2018 – en italiano. Este escrito lo hice a raíz de reflexiones sobre mis errores de comportamiento como macho en general y en mi contesto anarquista en Italia antes de huir. Pero lo que me hizo reflexionar mas fue una compañera que amo mucho y por eso aprovecho para pedir disculpas por el daño provocado, por mis comportamientos machistas sin saber reaccionar a ellos y controlarlos. Estoy trabajando en eso.

(EN EL TEXTO LA PALABRA MACHO SE USARÁ TANTO EN SENTIDO NEGATIVO QUE COMO HECHO FÍSICO Y MENTAL)

Escribo siendo consciente de estar sujeto a las imposiciones autoritarias del macho. Escribo beneficiado de mis privilegios como hombre blanco heterosexual, características genéricas del canon social, del papel masculino; pero con la voluntad de liberarme de ciertos lastres morales y relacionales...

Escribo porque he llegado a la conclusión de que el “macho” debe emprender caminos de lucha como perteneciente al género masculino, comenzando por sí mismo, a través de un trabajo autónomo de “macho anarquista” que debe ser diferente del feminismo antiautoritario.

Esto para intentar construir medios y métodos teóricos/prácticos de conciencia y conocimiento de si mismos en la cotidianidad y en la lucha en general, en cuanto hombres que intentan liberarse de las jerarquías sociales. ¡ADVERTENCIA! Diferente no significa en contra o despegado de, también porque estas reflexiones y autocríticas que hago derivan de un cierto feminismo. Por diferente quiero decir la necesidad de una propia evolución, distinta porque somos hombres. Una evolución masculina que nos lleve a diferenciarnos y separarnos de la homogeneización acrítica, pero pensada y sentida según el rol y la “clase” que formamos como hombres masculinos y que reproducimos continuamente en esta sociedad autoritaria.

Escribo porque creo que la emancipación del hombre como masculino debe pasar por la destrucción del patriarcado, y esto debería tener lugar en equilibrio con la liberación de toda autoridad. Mi concepción anarquista (individual) no puede prescindir de una visión autocrítica y radical de nuestros privilegios opresivos y de los muchos roles autoritarios que representamos en esta sociedad. Por lo tanto, creo que es necesaria una visión crítica general de la realidad anarquista italiana, europea y occidental porque es parte de un área que es la cuna de grupos privilegiados y bienestantes de esta sociedad.

Escribo porque mi objetivo es la destrucción de la regulación jerárquica, su sistematización y la destrucción de su propia y de mi privilegio/subordinación a las autoridades. Y creo que esto es posible a través de la destrucción del patriarcado, entendido como un método jerárquico básico y fundamental de la sociedad capitalista, así como de cualquier otro papel jerárquico de comando/subordinación: comandante/soldado, padre/amo,jefe ... de rechazar independientemente de la piel que habitamos, que seamos: hombres, mujeres, blancos, negros, amarillos, heterosexuales, bisexuales, maricas, lesbianas, etc.

Escribo porque llevo años pensando que lo que ha llevado al feminismo antiautoritario es una lucha necesaria y básica. Obviamente, hay muchas corrientes y matices del pensamiento feminista, de los cuales no tengo un conocimiento profundo y total; estoy interesado y solidarizo con el antiautoritario, no moralista y políticamente muy incorrecto; es decir, lo que juega y expropia formas y conceptos moralmente correctos o incorrectos de las diferentes teorías y prácticas del tipo DEVENIR PERRA por Lltziar Ziga y King Kong Theorie. Ediciones Grasset et Fasquelle, París, 2006. En italiano King Kong Girl, editor - Einaudi 2007.

Escribo porque son años que mi mirada se ha dirigido sobre lo que las feministas han hecho, tanto a nivel práctico como teórico, como antiautoritarias; fascinado, sin idealización, por algunas teorías y prácticas muy esenciales que han logrado unir e incorporar la profundidad del individuo con la comunidad y la lucha en general; bastaría pensar, por ejemplo, en ciertas acciones de las rote zora.

Escribo porque mi objetivo es la destrucción de cualquier autoritarismo, interno o externo a mí mismo, y por lo tanto no contemplo el respeto por ninguna vida sacrificada para adorar luchas específicas o revoluciones: no soy un sacerdote que acoge a todos en el reino de Dios.

Escribo para aquellos que tienden y sienten que liberarse del autoritarismo/sexismo/machismo de la familia jerárquica del patriarcado no es una cuestión de reforma o derechos, quiero tratar de no anclarme en mis privilegios, pero al mismo tiempo no quiero ser una especie de “protector” de los llamados más “débiles”, ni animar a la sacralización de estos “sujetos” haciéndolos bebés y transformándolos en seres intocables y no criticables. Busco cómplices afines, compañeros/as de lucha…

Escribo porque la lucha contra el autoritarismo/sexismo/machismo, creo, comienza en primer lugar desde el individuo, desde su conciencia y desde las infinitas formas (incluso contradictorias), que tiene por enfrentarlos. Al enfrentarlos, el individuo corre el riesgo de contradecirse, homogeneizarse a todo el mundo en formas, tiempos y medios, perdiendo la posibilidad de una elección consciente y personal y transformándola en una restricción social con la desagradable sensación de un fundamentalismo de facto: el hablar políticamente correcto/incorrecto, hablar en masculino/femenino, el querer de que todos participen en ciertos caminos de lucha pacífica /lucha violenta, etc.

Escribo porque el individuo, el yo, está lleno de contradicciones, siendo opresor y, de la misma manera, oprimido, condicionado por el contexto en el que nació y creció. Nacido en una familia pobre, inmigrante del sur, criado en el pobre gueto de los gitanos, en medio de problemas de alcoholismo y violencia familiar ... Depende de mí como individuo tomar o probar, hasta donde puedo, las riendas de mi vida, gracias a una mirada general y multiforme hacia mi ser y el todo, sin caer en los conceptos moralistas de la autoridad: inocente/culpable.

Somos responsables de esta sociedad autoritaria. Pero me pongo como parte activa (con todas mis limitaciones) en la lucha contra su destrucción. Con mis grandes y pequeñas contradicciones. Desconfío de mí mismo tan pronto como creo que estoy libre de cualquier imposición, percibiéndome y hablando desde lo alto del egocentrismo de quien se siente el más libre y el más puro.

Escribo porque tenemos que ir con cuidado con el doble hilo al que nos ata la AUTOCRÍTICA: medio positivo, pero muy destructivo también, con su mirada severa/moralista/acusadora sobre las situaciones y sobre nosotros mismos, lo que conduce a la autodestrucción y al suicidio de la persona y de los recorridos/situaciones. El aislamiento no es mi objetivo, creo que cada práctica rebelde y anarquista lucha en contra del aislamiento tratando de aumentar la lucha de ataque y la colectividad combativa, y la sensibilidad no dogmática (que falta a menudo).

Escribo porque no tengo la intención de proponer un camino de lucha basado en el separatismo totalitario masculino (aunque no veo con mal ojo que hombres masculinos que tienen más confianza y más afinidad en este camino de lucha profundicen ciertos sentimientos, formas y roles. Creo que todos se organizan como quieren y con quién quieren, incluso individualmente. Estoy siempre del lado de la heterogeneidad y de la experimentación.) Pero siento como bello un proceso basado sobre la necesidad de dirigir nuestra mirada hacia nosotros mismos, hacia nuestra interioridad y nuestros sentimientos, en cuanto reprimidos/oprimidos y privilegiados/opresores. Un conocimiento de nuestro ser como hombres y el rol que representamos. Un conocimiento profundo y necesario porque la educación masculina se caracteriza fuertemente por no mirar los propios sentimientos. ¿Cuántos de nosotros en una relación no entendimos nuestro malestar o el malestar general con la otra persona, sin entender qué coño estaba pasando? ¿Creando así más sufrimiento/reprimido y represor? En general, la sociedad va hacia la anestesia, con la tecnología (estrictamente relacionada en mi opinión con las relaciones autoritarias de patriarcado, no debe subestimarse, pero de lo que sería necesario hablar en otro momento). Anestesia que, de todas formas, representamos. Pero, como hombres, debemos abrirnos hacia un conocimiento de nuestros sentimientos, incluso los sexuales ... pensando en la poca conciencia que tengo, me pregunto si no sea todo esto lo que nos hace insensibles. ¡Creo que sí! ¡Por eso pienso que es la hora de que nos abrimos a un conocimiento profundo de la sensibilidad de nuestras emociones, para liberarnos del macho alfa opresor y de cualquier autoritarismo y luchar codo a codo con nuestras compañeras, sin limitarnos a identidades fijas y monolíticas de hombres y mujeres.

Escribo como hombre que, mirándose un poco por dentro, siente y le gusta ser “hetero”, consciente de que se trata de un rol y una jaula; pero las normas sociales/conceptuales me etiquetarían como bisex, ya que me gusta ser penetrado... ¡Todavía me siento así! ¡Y así soy! No es un hecho, sino cómo uno se siente. Sensibilidad, virilidad, miedo/cobardía, fuerza/coraje, debilidad, sexualidad, ser penetrado u otras prácticas sexuales, no creo que sean cuestiones de ser hombres o mujeres, sino de ser individuo libre, de sus necesidades, placeres o situaciones en las que nos encontramos y decidimos encontrarnos porque son más adecuadas y de adecuadas a los propios sentimientos que escuchamos (pero más a menudo no escuchamos), en nuestra propia autodeterminación y no en función del cuerpo colectivo social del grupo o del otro.

Escribo a los hombres que, como yo, intentan destruir al machista interior, que pero a menudo continúan y continúan y continúan… en el vomitarlo y reproducirlo... a aquellos que saben que las metodologías autoritarias y misóginas están ancladas a nuestro ser masculino, diseminadas y naturalizadas en nuestro ser interior, reproduciéndolas como hombres privilegiados, independientemente de si te sientes heterosexual, marica, bisexual, trans... en el fondo adentro de nosotros tenemos el miedo misógino…

Escribo a aquellos que saben que la polaridad hombre/mujer es un método y un medio de adoctrinamiento de la sociedad autoritaria (otros medios son las nuevas tecnologías). Sé que no podré liberarme del rol binario, pero con mi método individual lo transformo, lo deformo, lo modifico, lo cambio, lo altero, lo conmuto, lo tergiverso, lo malinterpreto, lo derroto, lo probé, lo daño, lo relleno, lo desfiguro y finalmente lo arruino ... a mi gusto jugando con él cínicamente disfruto, vivo/lucho!!!…

¡No le escribo al guerrero súper valiente! Le escribo a aquellos que, como yo, tienen sus miedos y, debido a su educación masculina, los ocultan, teniendo que ser “valientes” para no sentirse inferiores, degradados, para proteger su papel de mierda privilegiada. Le escribo a aquellos que tristemente como yo, para ser mas hombres, nunca lloran, porque cuando era pequeño y lloraba, lo primero que mi madre me decía era: ¡no llores como un bebé! Pero dentro de mí me gustaría llorar y encontrar al bebé y no puedo porque ahora se me secaron las lágrimas, ¡porque el niño y sus sentimientos se han perdido! Escribo a quien reprimiendo todo, se tragan sus emociones no normativas, convirtiéndose en el policía de sí mismo y de los demás, un monstruo insensible incapaz de comunicar su propia sensibilidad ... acumulando frustraciones hasta perderse por completo en su propio silencio y mutismo egocéntrico; sin auto-liberarse de las frustraciones con llanto u otras expresiones o desahogos, solo para mantener la imagen y el papel del hombre. A menudo explotando, convirtiéndose así (tanto que se ha interiorizado su rol) en un machista, alimentando el autoritarismo social en general.

Finalmente escribo porque ECCE UN HOMO MACHO es generalmente consciente (pero a veces no) de sus propias fallas, de sus límites y autoritarismos. Soy machista por educación, muchas veces no soy capaz de enfrentar situaciones en las que se necesitaría una sensibilidad y tacto profundos, y escapo por miedo de decir o no hacer lo que se debería hacer, por miedo que el monstruo dentro de mí explote sin control, ya que podría suceder. Es aquí donde uno debería ser valiente, pero a menudo no lo soy, y me gustaría serlo para no ser juzgado débil, enfrentando las situaciones en contra de mi voluntad... pero esto no es coraje sino sumisión al papel del macho.

“Ecce un homo” también con sus virtudes, que quiere tratar de ser sincero consigo mismo, y que con frecuencia sucede, y que se levanta continuamente; luchando por su liberación total contra el estado y la sociedad relacional autoritaria. Lucho y arriesgo mi libertad, porque sin una lucha permanente me siento muerto, vacío, prisionero de mí mismo…
«No estamos garantizados para declararnos individualistas, nosotros no pertenecemos a nosotros mismos, excepto jugando cada vez lo que lo hace posible (por lo tanto necesario) si nos retiramos atrás (soñando con “dejarlo”) nos desperdiciemos en la exterioridad que nos acoge como prisión, con reglas y horarios, números y reconocimientos». (Alfredo Maria Bonanno)

Son textos como estos que me impulsaron a escribir de esta forma, ya que Virginie Despentes hace una “llamada” al final de su libro, y esto me hizo reflexionar, lejos de querer representar a alguien, no siendo un teórico y lejos de ser libre de mi machismo. Pero creo que me servirá para diseccionar y comenzar a mirarme como hombre. Ya hace tiempo, desde que comencé a seguir trayectos sobre géneros y roles autoritarios dentro de un grupo anarquista, que deseaba escribir un texto, sobre lo que significa para mí, hombre, el patriarcado; palabra muy usada en nuestro trayecto, de forma generalizada y abstracta, que puede significar todo y nada. Siempre pensé en qué modo y cómo mis acciones podrían afectar a las mujeres, pero sin esa mirada profunda y general dirigida a mí mismo, en cuanto hombre. Mientras que ahora he pensado en cómo esto podría expandir mi conocimiento y sensibilidad masculina para tratar de liberarme de mis privilegios, porque entendí que me gusta ser hombre pero no me gusta ser macho.

Juan Sorroche

---------- --------- ------------ ----------- ---------- ---------
PD para pieles finas y sensibles. El acto de agradecer a Juan por compartir sus sentimientos y luchas personales, no significa que coincida con todas y cada una de sus palabras, pero pese a esas diferencias que probablemente se superarían fácilmente compartiendo experiencias, el contenido de sus palabras cobran todavía mucho más importancia, al igual que el coraje necesario para expresarlas y compartirlas.
Re: Los dragones de mi anarquismo
15 feb 2021
¿el coraje necesario para agradecer a Juan?. Pero tu que fumas antes de escribir?. ¿Pero quieres dejar de hacer el ridículo?
Re: Los dragones de mi anarquismo
16 feb 2021
Si tanto odian al hombre blanco heterosexual, deberian probar con el homosexual afro-am proxeneta, el jeque arabe fluido, los orientales estalo-mercantiles, los señores de la guerra talibanes o los aborigenes pacha-mama (que venden esclavizan y someten a sus mujeres por un puñado de dólares... o abalorios de colorines)
¡Verán que bien les va!
Re: Los dragones de mi anarquismo
18 feb 2021
"Anarquista español sostenía las bombas de Treviso".
Hay un largo camino entre la conversación perezosa y la acción.
¿Construyó bombas que podrían haber matado gente?
A veces la policía miente o exagera.
Pero este deseo Macho de Asesinar es de Juan y no mío.
La anarquía nunca ganará a menos que eduque a la gente, y las bombas no educan.
¿Algunas feministas quisieran más Ulrike Meinhoffs?
NO este hombre anarquista blanco.
Re: Los dragones de mi anarquismo
19 feb 2021
pero cuanto policía hay por aquí. Juan nunca ha dicho que es el responsable de la acción a la sede de los nazis de la lega de treviso, pero aquí ya se da por verdadera la versión de la policía....

Compartir experiencias como dice el autoritario quiere decir primero compartir la clandestinidad y luego compartir la cárcel. Me gustaría ver como el autoritario comparte esas "experiencias" como dice el.... es falso y hipocrita hasta el final.

Solo habla de los compañeros para que resulte su nombre en realidad ni tiene intención de "compartir" "experiencias" ni nada de nada. Un día trae los textos de un intelectual burgués y papista y otro día trae textos de un compañero. Lo importante para el es acaparar la pagina y acaparar todos los comentarios. Es igual que diga que se llama ".", "aliss", "matutano", etc etc. Siempre del mismo reformismo se trata.
Re: Los dragones de mi anarquismo
20 feb 2021
"Interesantes" comentarios.

¿Juan es blancoooo? ¡Pinche pendejo!

"Educar a la gente", menuda manera de basurear.

Sr ".....", a diferencia de usted, yo no utilizo otros nicks. Usted ya ha dado muestra en otras ocasiones de su cualidad de "mete patas". Fíjese cómo se contradice. Por un lado afirma que lo que pretendo es que "mi nombre resulte". Por otra parte, que utilizo varios nicks. Si pretendiera que "mi nombre resultara", no cambiaría de nick y no utilizaría nick. Sus tonterías son de licenciatura. A usted no se le nota si "acapara" la página o los comentarios porque cambia de nick constantemente. Yo no tengo premeditación alguna, usted sí. Y le recordaré que usted mantuvo una estúpida disputa por compartir el mismo nick que el sr ".". Ambos son parte de esos habituales comentaristas que se comportan como una manada patriarcal en esta web.

Su vena autoritaria vuelve a aparecer cuando nos dice que compartir experiencias es "primero compartir la clandestinidad y luego compartir la cárcel". ¿No hay más experiencias? ¿Tienen ese preciso orden? ¿Es obligatorio compartir experiencias de clandestinidad y de cárcel?

Supongo que cuando dice "falso y hipocrita", su rostro se reflejaba en la pantalla.

Comparto lo que me da la gana y no tengo por qué explicarle ni a usted, ni a nadie, las experiencias de mi vida que no me apetece explicar.

Lo único inteligente que ha hecho, es poner en evidencia a los opositores a policía de esta web.
Sindicat Terrassa