Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Gener»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
        01 02 03
04 05 06 07 08 09 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: corrupció i poder : criminalització i repressió : ecologia : educació i societat : mitjans i manipulació
Claude Bernard, Bachelard, Feyerabend: tres científicos contra el cientifismo
01 gen 2021
Interesante artículo de la CNT-AT de Toulouse publicado en la web de Actualité de l'Anarchosyndicalisme de la CNT-AIT France y sorprendentemente traducido por "terraindomita".
Una comunidad científica dividida, mentiras de gobierno legitimadas por un consejo científico, mandatos sanitarios contradictorios, previsiones sistemáticamente falsas, un derecho de prescripción de los médicos burlado por el Consejo de la Orden ... Como en las peores horas del desastre de Chernobyl, está claro que cierta ciencia se ha puesto servilmente al servicio del Estado.

Este emparejamiento monstruoso firma la persistencia de un proyecto político tan antiguo como perverso, consistente en la implementación de una política arraigada en dogmas dirigidos a negar la libertad de los individuos en favor de un orden social y económico congelado y por lo tanto, sin perspectivas de cambio. Este proyecto está perfectamente explicado por una figura anti-ilustración, Ernest Renan. En "El futuro de la ciencia", publicado en 1890, pidió "un gobierno científico, en el que hombres competentes y especiales tratarían las cuestiones gubernamentales como cuestiones científicas y buscarían racionalmente su solución".

Recordemos que en ese momento la dictadura de Porfirio Díaz, que iba a ser barrida por la Revolución Mexicana, había tomado este modelo apoyándose en "los Científicos", es decir un conglomerado de personajes sumamente ricos usando tecnocracia y estadística: explotar a una población reducida a la miseria.

Tal ideología científica chocó muy rápidamente con el pensamiento científico moderno, a partir de 1865, Claude Bernard escribió una primera advertencia sobre el surgimiento de los estudios estadísticos en el campo médico y especialmente su tendencia a transformar probabilidades en certezas y estas certezas en fantasías.

"En cuanto a las estadísticas, se le da un papel importante en la medicina y, por lo tanto, constituye una cuestión médica que debe examinarse aquí. La primera condición para utilizar las estadísticas es que los hechos a los que se aplican se observen exactamente de modo que puedan reducirse a unidades comparables entre sí. Sin embargo, esto no se encuentra con mayor frecuencia en la medicina. Cualquiera que esté familiarizado con los hospitales conoce las causas de los errores graves en las determinaciones que sirven de base a las estadísticas. Muy a menudo, los nombres de las enfermedades se han dado al azar, ya sea porque el diagnóstico era oscuro, o porque la causa de la muerte fue ingresada sin darle ninguna importancia científica, por un estudiante que no había visto al paciente, o por una persona de la administración ajena a la medicina. En este sentido, no podría existir una estadística patológica válida excepto la que se realiza con los resultados recogidos por el propio estadístico. Pero incluso en este caso, no hay dos pacientes exactamente iguales; la edad, el sexo, el temperamento y una serie de otras circunstancias siempre marcarán diferencias, por lo que el promedio o la proporción deducida de la comparación de hechos siempre estará abierta a la discusión. Pero, incluso por hipótesis, no podría admitir que los hechos nunca puedan ser absolutamente idénticos y comparables en las estadísticas, necesariamente deben diferir en algún punto, porque sin eso las estadísticas conducirían a un resultado científico absoluto, mientras que sólo puede dar una probabilidad, pero nunca una certeza"(En introducción a la medicina experimental).

Este pasaje, que sigue siendo relevante, quizás esté destinado al olvido ya que es obvio que solo puede disgustar a un sistema basado en la acumulación de datos en beneficio de los fabricantes digitales. En el peor de los casos, les resultará fácil desacreditar a Claude Bernard, fundador de la medicina experimental, alegando que practicaba ampliamente la vivisección. Pero lo cierto es que al afirmar esta verdad fundamental de que "no hay dos pacientes exactamente iguales", ya está cuestionando un medicamento basado en big data y defendiendo para cada paciente como un ser único el derecho a no ser tratado como un número. Es por eso que la medicina considerada como conocimiento de los humanos siempre comienza con una conferencia única y directa entre el médico y el paciente.

Esta crítica del reduccionismo matemático se ampliaría un siglo después. Primero bajo los golpes de Bachelard, quien en "el compromiso racionalista" denuncia la superstición científica de los formalistas y lógicos, lanzando una dialéctica que "tal vez pueda conducir a la moral y la política general."Pero absolutamente no "al ejercicio diario de las libertades mentales", contra este racionalismo estrecho y burgués que "luego adquiere un poco de gusto académico"... elemental y doloroso, alegre como la puerta de una prisión, acogedor como una tradición. Bachelard escribe que "para pensar, ¡primero tendríamos que desaprender tanto!". Ofrece esto que él llama un enfoque superracionalista.

"El riesgo de la razón debe ser total. Es su carácter específico ser total. Todo o nada. Si la experiencia tiene éxito, sé que cambiará de opinión por completo. Estoy haciendo un experimento de física para cambiar de opinión. ¿Qué haría, de hecho, con una experiencia más que confirmara lo que sé y, por tanto, lo que soy? Cualquier descubrimiento real determina un nuevo método, debe destruir un método anterior. En otras palabras, en el ámbito del pensamiento, la imprudencia es un método. Solo la imprudencia puede tener éxito. Debemos ir lo más rápido posible a las regiones de la imprudencia intelectual. El conocimiento acumulado durante mucho tiempo, pacientemente yuxtapuesto, conservado con avaricia, es sospechoso. Llevan la mala señal de la prudencia, del conformismo ".

En 1975, este discurso contra un método fijo que los políticos querrían hegemónico fue ampliado por Feyerabend, quien escribió su ensayo "Contra el método" con el subtítulo Esquema de una teoría anarquista del conocimiento.

Para Feyerabend, se trata sobre todo de señalar lo que él llama chovinismo científico, es decir, un cuerpo de conocimiento basado en un método ad-hoc y cuya proliferación promueve el Estado. Para él, es necesario separar la ciencia del Estado, como se separa el Estado de la religión, para que cada individuo pueda elegir libremente qué pensar. En cualquier caso, vemos más a menudo la renovación del conocimiento que su superación en el sentido etimológico del término. Así Copérnico renueva a Aristarco y la física del siglo XX renueva la intuición de los atomistas griegos. La pretensión de los científicos de devolver el conocimiento pasado al basurero de la historia y despreciar el conocimiento extra-occidental es perjudicial para la imaginación necesaria para la renovación del pensamiento científico y por tanto para su progreso.

Lo que se ha denominado la crisis de la salud puso de relieve esta antigua batalla entre el conocimiento al servicio del sistema dominante y la ciencia libre y abierta. Versión moderna de la cruzada positivista de Auguste Comte para quien la ciencia debería estar al servicio del orden burgués contra el espíritu de los enciclopedistas responsables a sus ojos de los disturbios de la Revolución Francesa. Sin embargo, nunca olvidemos que, contrariamente a lo que escribió Shakespeare, el poder nunca teme a una época en la que "los tontos gobiernan a los ciegos".

CNT-AIT Toulouse

(gracias a los compañeros de Terraindomita.blackblogs.org para la traduccion)
Mira també:
http://cnt-ait.info/2020/12/23/claude-bernard-bachelard-feyerabend-tres-cientificos-contra-el-cientificismo/
http://cnt-ait.info/2020/09/16/scientifiques/

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more