Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: pobles i cultures vs poder i estats
¡¡¡Alto ahí!!! carta a los clasistas -libertarios y marxistas- en el mundo
13 set 2003
algunas consideraciones sobre la situación del movimiento
Por: Edgar Tamanaco

Se puede asegurar sin riesgo a equivocarse que: Cuando un escéptico admite la posibilidad de haberse equivocado, es debido a la sencilla razón de que, inconscientemente ha cometido la desventurada imprudencia de pensar.

âNota Beneâ

¡Hermanos clasistas!

fraternalmente me dirijo a ustedes desde un punto sobre un repliegue montañoso del septentrión de la deriva continental sur de esta ceniza que es un planeta producto del movimiento de los gases en rotación que conformó nuestra estrella enana amarilla en el infinito universo, y como perteneciente a la especie humana que habita en el mismo, y el llamado se hace de forma general, en razón a que la condición de clasista sólo se logra adquirir por la acción directa y cotidiana dentro del movimiento organizado y revolucionario en la sociedad capitalista orientado por los principios de la concepción proletaria del mundo. Queriéndose resaltar que transitamos ese camino a voluntad propia -por honor-, a fe jurada -los principios por encima de todo- y estatutariamente -al igual que la organización natural del proletariado: Las Trade union.

Y porque a prueba vista está que las filas del movimiento clasista de hoy atraviesa por el mayor periodo -por lo largo y la intensidad- de caos, de confusión teórica que ha padecido el movimiento en toda su existencia. La cual se manifiesta como incoherencia, incapacidad, falta de voluntad frente al poder. Así como de un mosaico de organizaciones que impide encontrar la unidad crítica ante la realidad existente, y de su antigua concentración de fuerza social y actividad práctica de organización combativa. Ahora en que nos basamos para afirmar la existencia de tan abominable confusión y con que fin.

Por lo antes expuesto, se ha de realizar un breve esbozo de la justificación histórica de nuestra existencia y de los objetivos concretos que el proletariado como clase históricamente determinada por la organización burguesa del trabajo en la producción y de sus relaciones de cambio anejas tiene que realizar.

Cantando y vistiendo el muerto. Desde la gloriosa jornada de lucha en las calles de París aquel julio de 1848 donde el proletariado libró su primera batalla como clase política independiente, y que a pesar de la derrota y el costo de 40.000 hombres vilmente asesinados brindó la oportunidad para precisar científicamente los objetivos a conquistar âlos objetivos finales, que han de ser y serán siempre los principios, las banderas de lucha mientras la explotación capitalista se mantenga en pie y que consisten en la emancipación del trabajo de su condición de mercancía, la abolición de los privilegios de clase y la extinción del Estadoâ. Así como reza en nuestro estatuto original del ideal de organización que se creó el 28 de septiembre de 1864 para ayudarse y fomentar la guerra continua, ininterrumpida entre el capital y el trabajo asalariado, y que es fundamento básico de admisión para ser clasista tanto de los libertarios como de los marxistas:

Que la emancipación de la clase obrera debe ser obra de la clase obrera misma; que la lucha por la emancipación de la clase obrera no es una lucha por privilegios y monopolios de clase, sino por el establecimiento de derechos y deberes iguales y por la abolición de todo dominio de clase;

que el sometimiento económico del trabajador a los monopolizadores de los medios de trabajo, es decir, de las fuentes de vida, es la base de la servidumbre en todas su formas, de toda miseria social, degradación intelectual y dependencia política;

que la emancipación económica de la clase obrera es, por lo tanto, el gran fin al que todo movimiento político debe ser subordinado como medio;

que la emancipación del trabajo no es un problema nacional o local, sino un problema social que comprende a todos los países en los que existe la sociedad moderna.

Por otro lado, se quiere resaltar que la lucha del movimiento obrero desde su surgimiento, como todo organización democrática posee la libertad de fracción y que nació con dos fracciones que se fundamentaban sobre los mismos principios y por los que nosotros nos hemos de orientar para conducir la lucha.

Por lo que se ha de decir que Pedro José Proudhon -Honor y Gloria-, como Carlos Marx y Federico Engels -Honor y Gloria- como fundadores del socialismo proletario y científico descubrieron independientemente âlos tres por separadosâ y dentro del impulso intelectual de su época, donde la ciencias exigían exponerse en su conexión interna âcf. Adam Smith en economía y Hegel en filosofíaâ brindar el aporte más importante para la humanidad que es la herramienta del materialismo histórico, es decir, las leyes que determinan el nacimiento, desarrollo y transitoridad de las relaciones sociales de producción y cambio, y que Proudhon de forma sencilla nos señala al exponer su premisa teórica y empíricamente demostrable de que: La economía resume todas las fundamentales actividades colectivas, y que es estudiando el desarrollo complejo de la producción como puede comprenderse que en realidad todo el socialismo está contenido en el movimiento autónomo de la clase obrera libremente asociada... ya que... observando las orientaciones orgánicas y positivas del comercio, las finanzas, la técnica y las realizaciones del intercambio universal de productos y servicios, que concretamente vienen desarrollando un nuevo derecho, se puede comprender, mejor que por los inciertos de las inestables consignas políticas, el proceso profundo y las condiciones generales de transformación hacia un régimen de propiedad social en la producción y la distribución. Así como, Marx-Engels señalan que: El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de vida social, política y espiritual en general, de que todas la relaciones sociales y estatales, todos los sistemas religiosos y jurídicos, todas las ideas que brotan en la historia, solo pueden comprenderse cuando se han comprendido las condiciones materiales de vida de la época de que se trata y se ha sabido explicar todo aquello por estas condiciones materiales. Que no es la conciencia del hombre la que determina su ser, sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia. Que al llegar a una determinada fase, las fuerzas productivas materiales de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de producción existentes, o, lo que no es más que la expresión jurídica de esto, con las relaciones de propiedad dentro de las cuales se han desenvuelto hasta allí. Y que de formas de desarrollo de las fuerzas productivas, las mismas relaciones se convierten en trabas suyas, abriéndose así una época de revolución social.

Pero, no sólo lo anterior es fundamental, sino lo que se ha de decir por ser de una importancia capital y lo cual hay que leer sin ese padecimiento de degradación intelectual que sufre la humanidad actual impuesto por la dominación ideológica de la burguesía: El analfabetismo funcional âpoca capacidad en la comprensión lógica de lo leídoâ, Proudhon fue un dialéctico innato, y lo que Marx âcomo buen alemán que molestos consigo mismo por haber llegado tarde a la historia y no haber podido inventar la pólvora, inventaron la ironíaâ, no le perdonó fue el no haber llegado a la dialéctica científica, ya que esto limita la aplicación en el análisis histórico, no obstante de felicitarlo por haber ido a beber a la fuente de Hegel y augurar que a su tiempo sería reconocido como el Rousseau-Voltaire del movimiento obrero francés. Y esto es de vital importancia en razón a que en 1978 uno de los teóricos más connotados de la burguesía Alain de Benoist âtutor político de Umberto Ecoâ en la Revista âNouvelle écoleâ? no sólo critica por degradante el escepticismo moderno como fundamento en el ordenamiento lógico que requiere el cerebro humano para relacionarse con el mundo y exponerlo discursivamente empleado por el aparato escolar, sino que reivindica algo más importante, ya que es el único pensador burgués en toda la existencia del capitalismo que reconoce a la dialéctica como forma superior del pensamiento, afirmando que la burguesía para aplicar la única salida de las tres existentes frente a la crisis de sobreproducción que padece el capitalismo desde el 15 de abril de 1970 âque se manifestó con el crac en el mercado de valores y el mercado de dineroâ, tenía que ser audaz e implementar la dialéctica como esquema lógico de prefiguración en el aparato escolar, para así impulsar la potenciación de las fuerzas productivas, y que, la audacia consistía en eso -en aplicar la dialécticaâ, ya que no había 5 personas en el mundo que supiesen a ciencia cierta sobre lo que versaba el problema. Así como la glasnovt puso en evidencia que el aparato escolar soviético se fundamentaba en el escepticismo -el vale todo- y la dialéctica era una frase sin contenido. De allí, la famosa frase que le lanzaron a Fidel Castro en 1991 desde la Academia de Ciencias Sociales de la U.R.S.S. cuando llamó a defender el marxismo: Ya salió el viejo sabio que sabe el camino. Es escéptico y por ende ecléctico y quiere ser el paladín del marxismo.

Así, pues, que, la pregunta necesaria a realizarles es ¿Se podrá ser la expresión del clasismo desconociendo el materialismo dialéctico y su aplicación práctica el materialismo histórico? O planteado el problema de otra forma: Doblando la cerviz ante el escepticismo como ordenamiento lógico de prefiguración impuesto por el aparato escolar y ante la historiografía burguesa que limita a los hombres a dar una apología de los hechos, o a lo más, a una sucesión de hechos, en vez de comparar hechos con hechos para sacar conclusiones, ¿Se podrá ser la expresión real del proletariado?.

El estado de indigencia teórico es tal que por primera vez se obvia el principio más elemental de la concepción proletaria del mundo de que, en toda crisis cíclica de sobreproducción que padezca el capitalismo, el deber de todo revolucionario es impulsar la revolución, así como el de desconocer la ley de concentración de capital que, no sólo rige para el capitalismo, sino para todas las formaciones económicas que han existido y que reza que en toda formación económica social al llegar al máximo de concentración de propiedad ésta se entraba con las relaciones de cambio existente la cual la hace fenecer y da tránsito a una nueva formación económica social. En la segunda fase de la etapa superior del capitalismo, donde no sólo con el imperialismo se une el capital industrial y el capital bancario, sino que se le aúna la comercialización dándose la conformación de las General Trading Company -Transnacionales- que según los datos de la Revista âFortuneâ? en 1954 existían 464 Transnacionales según dato retomado del libro âLa revolución democraticaburguesaâ? de Domingo A. Rangel se concentraron a 189 Transnacionales en 1989 tomado del âInforme a los países no Alineadosâ? por Fidel Castro a 70 Transnacionales en el 2000 tomado del informe de CNN en español que implica lo anterior ¿melcochas?. Y lo que la dirigencia le solicita al proletariado, con toda la benevolencia del mundo, en esta crisis que lleva ya 33 años es que soportemos 20 años más para ver renacer el decrecimiento de la producción, y a esto es que nos ha llevado la espantosa caricatura que implica orientar la lucha en base al estrategicismo comunista y de todo estrategicismo. Lenin en âSobre dos tácticas de la revoluciónâ? 1915 pone en evidencia que el estrategicismo es la sustitución del materialismo histórico por un idealismo vulgar.

Pero, la desviación de esa caricatura que se instaura en el movimiento obrero internacional a partir de la muerte de Lenin es todavía más profunda y que al nacer Trotski hace el señalamiento, pero que su misma limitación teórica le impide superarla, como el mismo afirma después de varios intentos de chocar contra la pared como los sapos para cambiar el rumbo y que en una de sus últimas obras âSobre el arteâ? afirma que: la desviación de la teoría de los dos campos, la orientación para la lucha que se fundamenta en la contradicción entre el capitalismo y el socialismo se ha de resolver en 50 años. Su problema fue ser estrategicista también.

Pero la cuestión no es decirlo, señalar la contradicción, sino resolver el absurdo, mas cuando, en el momento actual existe una manía de partir de contradicciones, es decir de absurdos y empezar a hablar pistoladas, por ejemplo el Partido Comunista venezolano que parte del absurdo o la contradicción entre el imperialismo y el Estado nacional. La concepción proletaria del mundo no parte de contradicciones, lo que admite es que al estudiar un movimiento esto implica una relación y por tanto un antítesis polar, -la división de un todo único y de sus partes contradictorias-, de allí que, cuando señala una contradicción la resuelve, es decir, logra su unidad v.gr. en la determinación del valor por el trabajo a la mercancía trabajo en el texto âtrabajo asalariado y capital. O aquella contradicción que duró siglos y que Hegel resolvió entre la libertad y la necesidad. Todo filósofo reconoce la ley de la necesidad ¿Cómo se puede ser libre si se está condicionado por una necesidad? habría que estudiar a Hegel o orientarse para su solución por Engels en el âAnti-Dühring.

Ahora, la famosa contradicción entre el capitalismo y socialismo que tanto daño le ha hecho al clasismo, y ha abierto de par en par la puertas al oportunismo, así como la repetición oportunista sobre el Estado popular que reseña Lenin en âEl Estado y la revoluciónâ?, el ocultamiento de la carta de Engels por Bebel

La proposición de lucha entre el capitalismo y el socialismo no tiene otra contenido más que el mismo fenómeno y que no hace más que reproducir un razonar tautológico -la repetición inútil del sujeto en el predicado-, es igual a la antinomias kantiana y su aplicación al oeste y el este; lo blanco y lo negro; el bien y el mal; civilización y barbarie, ya que estos esquemas prestan por igual el mismo servicio, se basan en el fundamento que, precisamente hay que fundamentar.

Y lo más lamentable de esa desviación, es que ha servido para negar los aportes más importantes de la concepción proletaria del mundo la explicación de las relaciones económicas en base a la Ley del valor y la consecuente pregunta ¿en razón a qué los países mal llamados subdesarrollados tienen que ser la condition sine qua non para frenar la Ley de la tendencia decreciente de la cuota de ganancia de capital?; el desconocimiento del análisis de clase para precisar la correlación de fuerzas de clase y el carácter de la revolución; la pretenciosa idea de designar el imperialismo como una política y no como una formación económica social que, fue uno de los errores del renegado Kautski como lo señala Lenin en su opúsculo âEl imperialismo fase superior del capitalismoâ?; que el socialismo pueda ser una economía de mercado, un capitalismo sin capitalista error que refutó Engels al invidente Dühring; que el policlasismo es una corriente de traición a la causa del proletariado, y la locura maoísta de decir que la contradicción principal -la cualidad de un movimiento- se puede convertir en una contradicción secundaria sin que la cosa misma varíe hasta, no se sabe cómo, hizo el malabarismo de convertir una antítesis polar en una antítesis de tres patas, la teoría de los tres mundos.

Así, pues, que, siguiendo con las interrogantes ¿Cómo violando toda la herencia, es decir, basándose en todos los errores que hay que evitar y adhiriéndose a la teoría burguesa, se puede tener la voluntad de hablar en nombre del proletariado?.

Terminado de plantear a grosso modo los elementos de la confusión, el fin de la carta. Con las movilizaciones realizadas en el mundo contra la acción criminal de los Estados Unidos en Afganistán y en Irak, así como las protesta sobres la Cumbres realizadas por las grandes potencias para mantener la miseria y la degradación en el mundo, la pregunta latente siempre ha sido y después qué hacer. De allí que, se levante la bandera de la construcción de la V Internacional Proletaria y así como en la I Internacional libertarios y marxistas debemos unir nuestros esfuerzos para crear la chispa del incendio mundial de la revolución.

La reivindicación de la dialéctica de suyo implica el replanteamiento de los hechos sociales acaecidos en el mundo, pero eso sí, hay tener presente como Proudhon el de tener mucho cuidado con los intelectuales tipo Chomsky, Petras, Martha Harnacker que embadurnado hasta los tuétanos de la bazofia burguesa nos quieren orientar, porque la prensa burguesa les da espacio, ya que saben que no son peligros para el sistema.

Se propone designar un delegado internacionalista por la CNT española, uno por el Partido Comunista Cubano -por ser una reserva moral de lucha-, un delegado argentino, uno chileno, uno uruguayo, uno brasileño, uno boliviano, ecuatoriano y uno venezolano para crear un equipo de coordinación en la convocatoria de una Convención hacia la estructuración del Congreso de la V Internacional que emule a I-II-III Internacionales -el epicentro de la revolución está en América latina-, así como crear un mecanismo para recaudar fondos a nivel mundial, el dólar proletario -sin recursos no hay organización, ni formación posible-. La Internacional ha de ser un centro de recolección de información de las correlaciones de fuerza en los distintos países y de ayuda para la conquista del poder por el proletariado.



¡¡¡Proletarios de todos los países, uníos!!!

¡¡¡Rescatemos la dialéctica!!!

¡¡¡Convoquemos la V Internacional!!!

Comentaris

hostias tio
14 set 2003
no pretenderas ke nos leamos todo este rollo, verdad???


(pesao)
Re: ¡¡¡Alto ahí!!! carta a los clasistas -libertarios y marxistas- en el mundo
15 set 2003
quién eres tú para decir eso?
ESA ES TU OPINIÓN EKIS, NO ES LA MIA, e Indymedia és un espacion de comunicación horizontal, pero si no respetamos opiniones diferentes a las nuestras se acaba la horizontalidad y se convierte en un medio muy parecido a los que nos negamos y boicoteamos.

un beso revolucionario

(o dos...)
Re: ¡¡¡Alto ahí!!! carta a los clasistas -libertarios y marxistas- en el mundo
15 set 2003
Ya volvió la mala leche por indymedia. Aquí nos sobran los sobraos.
Re: ¡¡¡Alto ahí!!! carta a los clasistas -libertarios y marxistas- en el mundo
15 set 2003
Con todos mis respetos, para proponer que uno de la CNT convoque una V Internacional junto a uno del PC cubano, hay que haberse bebido la bodega de un bar enterita. Pero bueno, por lo menos me ha hecho descojonarme.
Colera camping CNT